GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Lecturas y Liturgia del 10 de Mayo de 2014

Lecturas del Sábado de la 3ª semana de Pascua

MISA DEL DIA  http://www.magnificat.tv/es/taxonomy/term/1
EVANGELIO DEL DIA   http://www.radiopalabra.org/IMG/mp3/pascua08_sabado3.mp3

Sábado, 10 de mayo de 2014
Primera lectura
Lectura del libro de los Hechos de los apóstoles (9,31-42):

En aquellos días, la Iglesia gozaba de paz en toda Judea, Galilea y Samaria. Se iba construyendo y progresaba en la fidelidad al Señor, y se multiplicaba, animada por el Espíritu Santo. Pedro recorría el país y bajó a ver a los santos que residían en Lida. Encontró allí a un cierto Eneas, un paralítico que desde hacia ocho años no se levantaba de la camilla.
Pedro le dijo: «Eneas, Jesucristo te da la salud; levántate y haz la cama.»
Se levantó inmediatamente. Lo vieron todos los vecinos de Lida y de Sarán, y se convirtieron al Señor.
Había en Jafa una discípula llamada Tabita, que significa Gacela. Tabita hacia infinidad de obras buenas y de limosnas. Por entonces cayó enferma y murió. La lavaron y la pusieron en la sala de arriba.

Lida está cerca de Jafa. Al enterarse los discípulos de que Pedro estaba allí, enviaron dos hombres a rogarle que fuera a Jafa sin tardar. Pedro se fue con ellos. Al llegar a Jafa, lo llevaron a la sala de arriba, y se le presentaron las viudas, mostrándole con lágrimas los vestidos y mantos que hacía Gacela cuando vivía. Pedro mandó salir fuera a todos.
Se arrodilló, se puso a rezar y, dirigiéndose a la muerta, dijo: «Tabita, levántate.»
Ella abrió los ojos y, al ver a Pedro, se incorporó. Él la cogió de la mano, la levantó y, llamando a los santos y a las viudas, se la presentó viva. Esto se supo por todo Jafa, y muchos creyeron en el Señor.

Palabra del Señor


Salmo
Sal 115,12-13.14-15.16-17

R/. ¿Cómo pagaré al Señor todo el bien que me ha hecho?

¿Cómo pagaré al Señor
todo el bien que me ha hecho?
Alzaré la copa de la salvación,
invocando su nombre. R/.

Cumpliré al Señor mis votos
en presencia de todo el pueblo.
Mucho le cuesta al Señor
la muerte de sus fieles. R/.

Señor, yo soy tu siervo, siervo tuyo,
hijo de tu esclava:
rompiste mis cadenas.
Te ofreceré un sacrificio de alabanza,
invocando tu nombre, Señor. R/.


Evangelio
Lectura del santo evangelio segun san Juan (6,60-69):


En aquel tiempo, muchos discípulos de Jesús, al oirlo, dijeron: «Este modo de hablar es duro, ¿quién puede hacerle caso?»
Adivinando Jesús que sus discípulos lo criticaban, les dijo: «¿Esto os hace vacilar?, ¿y si vierais al Hijo del hombre subir a donde estaba antes? El Espíritu es quien da vida; la carne no sirve de nada. Las palabras que os he dicho son espíritu y vida. Y con todo, algunos de vosotros no creen.»
Pues Jesús sabía desde el principio quiénes no creían y quién lo iba a entregar.
Y dijo: «Por eso os he dicho que nadie puede venir a mí, si el Padre no se lo concede.»
Desde entonces, muchos discípulos suyos se echaron atrás y no volvieron a ir con él.
Entonces Jesús les dijo a los Doce: «¿También vosotros queréis marcharos?»
Simón Pedro le contestó: «Señor, ¿a quién vamos a acudir? Tú tienes palabras de vida eterna; nosotros creemos y sabemos que tú eres el Santo consagrado por Dios.»

Palabra del Señor

Liturgia Viva del Sábado de la 3ª semana de Pascua

Sábado, 10 de mayo de 2014
SEÑOR, ¿A QUIÉN IREMOS?
(Hch 9,31-42; Jn 6,60-69)


Introducción
Tan pronto como hubo paz, la Iglesia del Señor Resucitado siguió creciendo en la Tierra Santa. Bajo la guía del Espíritu Santo, Pedro continúa la misión de Jesús: habla, cura, devuelve la vida.
En la lectura del evangelio, muchos discípulos están decepcionados con Jesús. Habían esperado otro tipo de Mesías, uno que dirigiera a sus discípulos, no uno que les sirviera y que les diera su carne para comer. ¿Cómo podría hacerlo, de todos modos? Mucha gente, incluido un buen número de discípulos, volvieron la espalda a Jesús y le abandonaron. Los que permanecían quizás no estaban demasiado seguros sobre qué pensar y qué hacer. Así pues, Jesús confronta a los apóstoles y les pregunta: “¿Y ustedes, qué?”. Pedro responde: “Señor, ¿a quién iremos?” --- Sí, ¿a quién iremos, nosotros también?

Oración Colecta
Oh Dios de la Alianza, siempre fiel:
En las múltiples opciones que tenemos que tomar cada día
danos el valor de optar siempre
por tu Hijo y su forma de vida
y de permanecer siempre cercanos e íntimos a él.
Bendice el camino difícil que a veces tenemos que tomar
sin ver claro a dónde nos conducirá.
Líbranos de tomar decisiones poco entusiastas
cuando nuestra fe sea más bien débil
y haznos aceptar todas las consecuencias de nuestra opción.
Consérvanos siempre fieles,
por Jesucristo nuestro Señor.

Intenciones
Para que el evangelio del Señor siga impactando a los ministros de la Iglesia como un mensaje siempre nuevo, y que atinen a proclamarlo con ardor y convicción, roguemos al Señor.
Para que aquellos a quienes el Señor ha llamado para servirle en el sacerdocio y en la vida consagrada continúen entregándose a sí mismos con alegría y con fidelidad, a Dios y a su pueblo, roguemos al Señor.
Para que los que no encuentran ni meta ni sentido en la vida descubran un Dios a quien amar y adorar, sobre todo a través de la vida de fe y de amor que encuentren en nuestras comunidades cristianas, roguemos al Señor.

Oración sobe las Ofrendas
Señor Dios nuestro:
La muerte de Jesús, tu Hijo, fue el precio
que tuvo que pagar él por nuestra libertad.

En esos signos de pan y vino
él se nos da de nuevo
como nuestra comida y bebida de vida.

Impulsados con su fuerza,
queremos caminar por su senda
hacia ti y hacia los hermanos
como carne y sangre entregadas para otros,
con fe y esperanza en tu reino;
reino que permanecerá firme
por los siglos de los siglos.

Oración después de la Comunión
Señor Dios nuestro:
En respuesta a tu invitación de amor
te hemos elegido,
por medio de nuestros padres y padrinos,
como el Dios de nuestras vidas.

Con la fuerza de la eucaristía,
en la que acabamos de participar,
ayúdanos a renovar cada día
esta nuestra entrega a ti y a tu reino.

Que tu Hijo edifique con nosotros
una comunidad de justicia, de paz y de servicio,
y, si tarda en cuajar,
danos la seguridad de que, cuando llegue la hora,
la semilla crecerá y dará fruto ubérrimo,
que durará por los siglos de los siglos.


Bendición
Hermanos: Hemos optado por Dios cuando recibimos el bautismo. Que nuestra conducta y nuestra vida no contradigan nunca esta opción, sino que la refuercen. Para ello, que la bendición de Dios todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo, descienda sobre ustedes y les acompañe siempre.

Comentario al Evangelio del sábado, 10 de mayo de 2014

C.R.
Queridos amigos:
C.R.
Queridos amigos y amigas:
La semana se cierra con la memoria de San Juan de Ávila. En este día podemos preguntarnos cómo tiene que ser el sacerdote hoy, dado que San Juan de Ávila es el patrón de los sacerdotes españoles. Podemos acercarnos a esta cuestión desde un punto de vista experiencial o también desde un punto de vista magisterial. Lo importante es descubrir de qué modo este ministerio contribuye a que se realice hoy lo que, según el fragmento de los Hechos que leemos este sábado, se realizaba en la Iglesia apostólica: que se iba construyendo y progresaba en la fidelidad al Señor, y se multiplicaba animada por el Espíritu Santo.
El evangelio cierra el capítulo 6 de Juan. Veo en este epílogo un movimiento en cuatro tiempos:
Primer tiempo: reacción increyente de los discípulos. La reacción de muchos discípulos ante las palabras de Jesús se parece mucho a nuestra reacción: Este modo de hablar es duro. ¿No es esta la impresión que a veces tenemos y tienen otras personas con respecto al Evangelio y, sobre todo, con respecto a algunas enseñanzas de la Iglesia?

Segundo tiempo: respuesta de Jesús. Las palabras, por sí mismas, no significan nada. El Espíritu es quien da vida...Las palabras que os he dicho son espíritu y vida.
Tercer tiempo: pregunta de Jesús. Cuando experimentamos el desconcierto, el cansancio, la dificultad de un compromiso sostenido, cuando se nos hace dura la fidelidad, podemos sentir dirigidas a nosotros las palabras de Jesús: ¿También vosotros queréis marcharos?
Cuarto tiempo: reacción creyente de los discípulos. La experiencia del día a día se impone a las zozobras de los momentos de crisis. Pedro personaliza al creyente que somos cada uno cuando nos dejamos vivificar por el Espíritu: Señor, ¿a quién vamos a acudir? Tú tienes Palabras de vida eterna.

La dureza de la fe puede llevarnos al cansancio y al abandono. Son muchos los bautizados que han optado por marcharse, por buscar caminos más sencillos, por no “romperse el coco”. ¿Qué creyente no ha vivido alguna vez esta tentación? Aquí vale, aunque parezca un poco irreverente, el mensaje publicitario del que abusan los fabricantes de detergentes: Busque, compare, y si encuentra algo mejor ... Un creyente de hoy es el que, por más que lo intenta, no encuentra nada mejor que Jesús. Y se le nota. A veces, hasta es conveniente que corra alguna aventura de alejamiento, para que comprenda mejor el tesoro insondable que es Él.

Buen fin de semana. No olvidemos que mañana es el domingo del Buen Pastor. Oremos por nuestros pastores y pidamos al Señor que conceda pastores a su Iglesia “según su corazón”
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified