GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Lecturas y Liturgia del 3 de Mayo de 2014

Lecturas del San Felipe y Santiago, apóstoles

Sábado, 3 de mayo de 2014
Primera lectura
Lectura de la primera carta del apóstol san Pablo a los Corintios (15,1-8):

Os recuerdo, hermanos, el Evangelio que os proclamé y que vosotros aceptasteis, y en el que estáis fundados, y que os está salvando, si es que conserváis el Evangelio que os proclamé; de lo contrario, se ha malogrado vuestra adhesión a la fe. Porque lo primero que yo os transmití, tal como lo había recibido, fue esto: que Cristo murió por nuestros pecados, según las Escrituras; que fue sepultado y que resucitó al tercer día, según las Escrituras; que se le apareció a Cefas y más tarde a los Doce; después se apareció a más de quinientos hermanos juntos, la mayoría de los cuales viven todavía, otros han muerto; después se le apareció a Santiago, después a todos los apóstoles; por último, se me apareció también a mí.

Palabra de Dios


Salmo
Sal 18,2-3.4-5

R/. A toda la tierra alcanza su pregón

El cielo proclama la gloria de Dios,
el firmamento pregona la obra de sus manos:
el día al día le pasa el mensaje,
la noche a la noche se lo susurra. R/.

Sin que hablen, sin que pronuncien,
sin que resuene su voz,
a toda la tierra alcanza su pregón,
y hasta los límites del orbe su lenguaje. R/.

Evangelio
Lectura del santo evangelio según san Juan (14,6-14):

En aquel tiempo, dijo Jesús a Tomás: «Yo soy el camino, y la verdad, y la vida. Nadie va al Padre, sino por mí. Si me conocéis a mí, conoceréis también a mi Padre. Ahora ya lo conocéis y lo habéis visto.»
Felipe le dice: «Señor, muéstranos al Padre y nos basta.»
Jesús le replica: «Hace tanto que estoy con vosotros, ¿y no me conoces, Felipe? Quien me ha visto a mí ha visto al Padre. ¿Cómo dices tú: "Muéstranos al Padre"? ¿No crees que yo estoy en el Padre, y el Padre en mí? Lo que yo os digo no lo hablo por cuenta propia. El Padre, que permanece en mí, hace sus obras, Creedme: yo estoy en el Padre, y el Padre en mí. Si no, creed a las obras. Os lo aseguro: el que cree en mí, también él hará las obras que yo hago, y aún mayores. Porque yo me voy al Padre; y lo que pidáis en mi nombre, yo lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo. Si me pedís algo en mi nombre, yo lo haré.»

Palabra del Señor

Liturgia Viva del San Felipe y Santiago, apóstoles

Sábado, 3 de mayo de 2014
SANTOS FELIPE Y SANTIAGO EL MENOR, Apóstoles, Fiesta
(1 Cor, 15,1-8; Jn 14,6-14)

Introducción
Honramos hoy a dos apóstoles: Felipe y Santiago el Menor. Felipe fue uno de los primeros discípulos llamados por Jesús. Santiago el Menor, hermano del apóstol Judas, sucedió a Pedro como cabeza de la Iglesia en Jerusalén y escribió una de las cartas del Nuevo Testamento. Los apóstoles son hombres que tienen que dar testimonio a otros de que el Señor realmente resucitó. Tienen que anunciarlo a todo el mundo.Para ellos Jesús es también el camino hacia Dios, el camino hacia el Padre. Si han visto a Jesús, han visto también al Padre, y lo conocen. --- Nosotros también tenemos la misión de ser testigos del Señor Resucitado, al menos con nuestra vida y conducta cristianas.






Oración Colecta
Señor Dios nuestro:
Te alabamos y te damos gracias
en la fiesta de tus apóstoles Felipe y Santiago.

Por medio de ellos
muchos llegaron a conocer
que Jesús resucitó y vive para siempre.

Hoy te pedimos que también nosotros
seamos buenos testigos de Jesús Resucitado
por la forma cómo vivimos su nueva vida,
aun cuando seamos imperfectos y débiles,
para que la gente encuentre,
por medio de nosotros,
el camino hacia el Padre.
Te lo pedimos por el mismo Jesucristo, nuestro Señor.

Intenciones
Pidamos a nuestro Padre del cielo que Cristo, que es nuestro camino, verdad y vida, permanezca hoy todavía con nosotros, y que lleguemos a ser para otros el camino hacia él. Y así decimos: R/ Señor, escucha nuestra oración.
Por el Papa, los obispos y sacerdotes, y por todos los que tienen un ministerio de servicio en la Iglesia, para que la verdad llegue a ser visible en ellos por el modo como sirven, roguemos al Señor.

Por los que tienen responsabilidad y cargos públicos para que preparen, para el pueblo a ellos encomendado, el camino hacia la justicia, la paz y la unidad, roguemos al Señor.
Por los que padecen hambre y por los que se sienten solos, por los pobres y los pequeños, para que se esfuercen por recuperar su dignidad personal y su esperanza en la vida, ayudados eficazmente por la solidaridad de sus hermanos, roguemos al Señor.

Oración sobre las Ofrendas
Oh Padre de nuestro Señor Jesucristo:
Tú ves con agrado el que tu Hijo Jesús
nos dé el pan de vida
que nos hace más semejantes a él.

Que ojalá, de esta forma,
la gente que nos rodea
reconozca que Jesús vive realmente en nosotros
y que le siga en el camino hacia ti, Dios nuestro,
que vives y reinas por los siglos de los siglos.


Bendición
Hermanos. Hoy nos ha dicho el Señor: “Los que crean en mí harán las mismas cosas que yo hago”. Mostrarán que el Señor está presente en ellos y en lo que hacen, y que efectivamente están haciendo el trabajo del Señor. Para que todos lo podamos realizar así, que la bendición de Dios todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo descienda sobre nosotros y nos acompañe siempre.


Comentario al Evangelio del sábado, 3 de mayo de 2014

C.R.
Queridos amigos:
Hoy recordamos a dos apóstoles del grupo de los doce. La liturgia nos ofrece dos perfiles sucintos, pero atractivos. En la carta a los Corintios, Santiago aparece como testigo de la resurrección de Jesús, pero no en solitario, sino como eslabón de una larga cadena de testigos. En el evangelio de Juan, Felipe aparece como un buscador de Dios: "Señor, muéstranos al Padre y nos basta".

Cada vez que la liturgia nos acerca a los discípulos de la primera hora experimento un poco de desconcierto. De ellos sabemos muy pocas cosas. Y, sin embargo, cada pequeña perla "escondida" en el evangelio basta para estimular una vida de seguimiento de Jesús. Si pienso en Santiago y en su encuentro con el Resucitado, no tengo más remedio que preguntarme: ¿Cómo "se me ha aparecido" a mí el Viviente? ¿Pertenezco al grupo de los testigos o me limito a engrosar el número de los admiradores? ¿A través de qué signos experimento que Jesús es el resucitado capaz de darme razones para vivir, trabajar, aguantar y esperar?

Cuando pienso en Felipe, pienso en mis deseos de conocer al Padre, de no andarme por los suburbios del misterio de Dios. Pongo nombre a todas mis búsquedas religiosas y también a todas mis incertidumbres. Y caigo en la cuenta -¡otra vez más!- que toda búsqueda naufraga si no soy capaz de reconocer que quien ve a Jesús ve al Padre. Recuerdo las palabras luminosas del hermano Roger de Tazé: "Tú que buscas a Dios, ¿lo sabes? Lo esencial es la acogida de su Cristo?".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified