GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Lecturas y Liturgia del 19 de Julio de 2014

Lecturas del Sábado de la 15ª semana del Tiempo Ordinario

MISA DEL DIA   http://www.magnificat.tv/es/taxonomy/term/1
EVANGELIO DEL DIA    


Sábado, 19 de julio de 2014
Primera lectura
Lectura de la profecía de Miqueas (2,1-5):

¡Ay de los que meditan maldades, traman iniquidades en sus camas; al amanecer las cumplen, porque tienen el poder! Codician los campos y los roban, las casas, y se apoderan de ellas; oprimen al hombre y a su casa, al varón y a sus posesiones.
Por eso, dice el Señor: «Mirad, yo medito una desgracia contra esa familia. No lograréis apartar el cuello de ella, no podréis caminar erguidos, porque será un tiempo calamitoso. Aquel día entonarán contra vosotros una sátira, cantarán una elegía: "Han acabado con nosotros, venden la heredad de mi pueblo; nadie lo impedía, reparten a extraños nuestra tierra." Nadie os sortea los lotes en la asamblea del Señor.»

Palabra de Dios

Salmo
Sal 9,22-23.24-25.28-29.35

R/. No te olvides de los humildes, Señor

¿Por qué te quedas lejos, Señor,
y te escondes en el momento del aprieto?
La soberbia del impío oprime al infeliz
y lo enreda en las intrigas que ha tramado. R/.

El malvado se gloría de su ambición,
el codicioso blasfema y desprecia al Señor.
El malvado dice con insolencia:
«No hay Dios que me pida cuentas.» R/.

Su boca está llena de maldiciones,
de engaños y de fraudes;
su lengua encubre maldad y opresión;
en el zaguán se sienta al acecho
para matar a escondidas al inocente. R/.

Pero tú ves las penas y los trabajos,
tú miras y los tomas en tus manos.
A ti se encomienda el pobre,
tú socorres al huérfano. R/.

Evangelio
Lectura del santo evangelio según san Mateo (12,14-21):

En aquel tiempo, los fariseos planearon el modo de acabar con Jesús. Pero Jesús se enteró, se marchó de allí, y muchos le siguieron. Él los curó a todos, mandándoles que no lo descubrieran. Así se cumplió lo que dijo el profeta Isaías: «Mirad a mi siervo, mi elegido, mi amado, mi predilecto. Sobre él he puesto mi espíritu para que anuncie el derecho a las naciones. No porfiará, no gritará, no voceará por las calles. La caña cascada no la quebrará, el pábilo vacilante no lo apagará, hasta implantar el derecho; en su nombre esperarán las naciones.»

Palabra del Señor

Liturgia Viva del Sábado de la 15ª semana del Tiempo Ordinario

Sábado, 19 de julio de 2014
¡EL SIERVO DISCRETO... A LA TIERRA PROMETIDA!

(Año I. Ex 12:37-42; Año II. Miq 2:1-5; Mt 12:14-21)

Introducción

PRIMERA LECTURA: . El profeta Miqueas, contemporáneo de Isaías, increpa a los que han explotado a los pobres. Dios les castigará: tendrán sus posesiones divididas entre los invasores paganos.

Evangelio. Jesús se nos presenta hoy como el siervo de Dios que trae curación al pueblo, sin llamar la atención sobre sí mismo: El hace visible el tierno cuidado que Dios tiene de su pueblo. Él respeta y sana al frágil y pequeño.


Colecta

Señor Dios nuestro:
tú nos diste a Jesús, tu Hijo,
como el sabio y perfecto siervo tuyo
y también como infatigable servidor del pueblo.
Infunde tu Santo Espíritu en nosotros,
para que, como Jesús,
llevemos a los débiles y desposeídos,
su poder sanador y su justicia
con sencillez y humildad,
sin atraer atención sobre nosotros.
Que la gente se percate de que lo que le ofrecemos
es tu cariñoso afecto y atención, tal como nos enseñó
el mismo Jesucristo, tu Hijo, nuestro Señor.

Intenciones

Para que aprendamos de Jesús a ser discretos y humildes en nuestro amor y servicio a los pobres. Roguemos al Señor.

Para que aprendamos de Jesús a ser muy respetuosos los unos de los otros y que nos preocupemos sobre todo de los que sufren, heridos por la vida. Roguemos al Señor.

Que el Señor nos comunique su Santo Espíritu para poder trabajar audazmente en nuestro mundo por la justicia, la honestidad y el derecho y dignidad del hombre. Roguemos al Señor.

Oración sobre las Ofrendas
Señor Dios nuestro:
Este pan y vino que ahora te presentamos
se van a convertir para nosotros
en el cuerpo y sangre de tu Hijo querido, Jesucristo.
Que el Espíritu Santo permanezca en nosotros
y nos renueve como pueblo que vive fielmente,
sin mediocridad ni términos medios,
el mensaje de justicia y amor, y la vida misma,
de tu Hijo, Jesucristo nuestro Señor.



Oración después de la Comunión
Señor Dios nuestro:
Tú nos has llamado a ser
hermanos y hermanas de Jesús, tu Hijo,
y a tomar parte en su sublime tarea
de servir y curar a los hermanos.
Cólmanos de su actitud de compasión
y de su discreto y afectuoso amor
que levanta a los heridos por el pecado
y a los que se sienten rotos en la vida
Ayúdanos a restaurar a la gente destrozada en su dignidad humana
y a hacerles conscientes de que son hijos e hijas tuyos,
a quienes tú amas tiernamente
en Jesucristo nuestro Señor.

Bendición

Hermanos: Hemos oído a Dios afirmar que Jesús es el siervo que le agrada. Jesús nos hace a nosotros también siervos de Dios, con él. Que ojalá nosotros también le agrademos y que él, como Dios todopoderoso, nos bendiga, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Amén.

Comentario al Evangelio del sábado, 19 de julio de 2014

Para implantar el derecho

La enemiga mortal de los fariseos y otras autoridades judías contra Jesús procede de su pretensión de estar por encima de la ley y ser su verdadero intérprete. Y la prueba de que los enemigos de Jesús han absolutizado indebidamente la ley se ve en su voluntad de acabar con Él. Ante esas amenazas, Jesús evita la confrontación (todavía no ha llegado su hora), y continúa anunciando e implantando esa ley nueva (el derecho y la esperanza de las naciones) que porta en su corazón, continúa curando, perdonando, anunciando, restableciendo… Frente a la voluntad de muerte de sus enemigos, Jesús afirma su voluntad de vida. Ante las realidades enfermas y moribundas, Jesús ni quiebra la caña cascada, ni apaga el pábilo vacilante, sino que endereza y reaviva.

Vivimos en gran medida en una cultura de muerte. Esta se expresa de muy diversas maneras: desde la extensión y el ensalzamiento del aborto y la eutanasia, hasta los grandes negocios de armas y drogas, además de otras muchas otras formas más o menos encubiertas de violencia e injusticia. Además, cada vez con más frecuencia se dan manifestaciones de fuerte agresividad contra la fe y la Iglesia. No son pocos los lugares en los que los cristianos sufren persecución cruenta. Al igual que Jesús, los cristianos tenemos que evitar la confrontación abierta, que es en su mayor parte estéril, y dedicarnos con libertad a hacer el bien: anunciar el evangelio, curar, sanar, liberar

Esta es nuestra forma de dar un testimonio positivo de nuestra fe, que implica necesariamente la disposición al martirio. Esto puede hacerse sólo si miramos al mundo con ojos de misericordia: sin dejar de señalar los males de nuestro tiempo y nuestra sociedad, tenemos que evitar condenas masivas que no dan resquicio a la esperanza. Eso es lo mismo que quebrar la caña cascada y apagar el pábilo vacilante. Sólo así es posible implantar el derecho, que no es sino la nueva ley del evangelio, la ley del amor, y sólo así es posible que las naciones encuentren esperanza en el nombre de Jesús, el único nombre que se nos ha dado bajo el cielo por el cual podemos alcanzar la salvación (cf. Hch 4, 12).
José M. Vegas cmf
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified