GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Lecturas y Liturgia del 8 de Julio de 2014

Lecturas del Martes de la 14ª semana del Tiempo Ordinario


MISA DEL DIA  http://www.magnificat.tv/es/taxonomy/term/1
EVANGELIO   http://www.radiopalabra.org/mp3/radiopalabra/tiempo_ordinario/14_3_TO.mp3

Martes, 8 de julio de 2014
Primera lectura
Lectura de la profecía de Oseas (8,4-7.11.13):

Así dice el Señor: «Se nombraron reyes en Israel sin contar conmigo, se nombraron príncipes sin mi aprobación. Con su plata y su oro se hicieron ídolos para su perdición. Hiede tu novillo, Samaria, ardo de ira contra él. ¿Cuándo lograréis la inocencia? Un escultor lo hizo, no es dios, se hace añicos el novillo de Samaria. Siembran viento y cosechan tempestades; las mieses no echan espiga ni dan grano, y, si lo dieran, extraños lo devorarían. Porque Efraín multiplicó sus altares para pecar, para pecar le sirvieron sus altares. Aunque les dé multitud de leyes, las consideran como de un extraño. Aunque inmolen víctimas en mi honor y coman la carne, al Señor no le agradan. Tiene presente sus culpas y castigará sus pecados: tendrán que volver a Egipto.»

Palabra de Dios

Salmo
Sal 113B,3-4.5-6.7ab-8.9-10


R/. Israel confía en el Señor

Nuestro Dios está en el cielo,
lo que quiere lo hace.
Sus ídolos, en cambio, son plata y oro,
hechura de manos humanas. R/.

Tienen boca, y no hablan;
tienen ojos, y no ven;
tienen orejas, y no oyen;
tienen nariz, y no huelen. R/.

Tienen manos, y no tocan;
tienen pies, y no andan.
Que sean igual los que los hacen,
cuantos confían en ellos. R/.

Israel confía en el Señor:
él es su auxilio y su escudo.
La casa de Aarón confía en el Señor:
él es su auxilio y su escudo. R/.

Evangelio
Lectura del santo evangelio según san Mateo (9,32-38):



En aquel tiempo, presentaron a Jesús un endemoniado mudo. Echó al demonio, y el mudo habló. La gente decía admirada: «Nunca se ha visto en Israel cosa igual.»
En cambio, los fariseos decían: «Éste echa los demonios con el poder del jefe de los demonios.»
Jesús recorría todas las ciudades y aldeas, enseñando en sus sinagogas, anunciando el Evangelio del reino y curando todas las enfermedades y todas las dolencias. Al ver a las gentes, se compadecía de ellas, porque estaban extenuadas y abandonadas, como ovejas que no tienen pastor.
Entonces dijo a sus discípulos: «La mies es abundante, pero los trabajadores son pocos; rogad, pues, al Señor de la mies que mande trabajadores a su mies.»

Palabra del Señor

Liturgia Viva del Martes de la 14ª semana del Tiempo Ordinario


Martes, 8 de julio de 2014
OVEJAS SIN PASTORES

Introducción:


Primera Lectura.
 El pueblo de Dios en el Antiguo Testamento desertó de Dios para irse con los ídolos (ídolos falsos), dioses fantoches fabricados a medida. Intentaron modelar un Dios a su imagen y semejanza. / ¿Estamos nosotros, los cristianos, libres de idolatría? Fabricamos nuestros ídolos y nos arrodillamos ante ellos. Algunos de nosotros los adoramos de forma descarada: Dios está reservado solamente para los domingos (y tantas veces ni eso); y el poder, el dinero, las drogas, el placer, el horóscopo... son para los días de entre semana.

Otros, de forma más suave, aunque quizás igualmente destructiva de Dios y de su pueblo, adoramos, si es caso: la eficiencia, el ahorro de tiempo, la velocidad, el estrés, la mecanización de la vida, las relaciones de negocios, el confort; o también la apatía, el desaliento, la dejadez, la resignación pasiva ante la vida, y otros. Incluso las personas piadosas pueden tener sus idolillos caseros supuestamente religiosos: por ejemplo, sus devociones, sus instituciones y asociaciones religiosas, su intolerancia moral y su arrogancia, su tendencia a absolutizar la autoridad y las leyes. ---¿Ante estas diferentes situaciones cabría preguntarnos cuál es actualmente nuestro dios?

Evangelio.
Jesús expandió su mensaje de la Buena Nueva, de palabra y de obra. Hoy pide que muchos de sus seguidores escuchen su invitación a seguirle en la vocación sacerdotal y religiosa para que continúen su tarea y lleven su compasión liberadora a la gente de nuestros días. Todos nosotros habríamos al menos de rezar, para que el Señor suscite tales mensajeros, pues la necesidad es muy urgente.



Colecta
Señor Dios nuestro: Tú eres un Dios de buen corazón: En tu Hijo Jesús nos has mostrado tu compasión por todo lo débil. Danos buenos pastores que cuiden de tu pueblo y lo nutran con fe y confianza en ti, con un amor desinteresado y altruista que sabe cómo servir sin esperar aplauso y gratitud. Que su amor sea el tipo de amor gratuito que tú nos has mostrado en Jesucristo nuestro Señor.

Intenciones

Por la Iglesia, Pueblo de Dios, para que el Señor suscite santos pastores, que reconcilien y animen a sus hermanos con justicia, equidad y amor. Roguemos al Señor.

Por todos los miembros de nuestras comunidades cristianas, para que sepamos confiar en nuestros pastores, apoyarles eficazmente, dialogar sinceramente con ellos y compartir su pesada carga y su misión. Roguemos al Señor.

Por todos nosotros, para que el cuidado y cariño de Cristo por nosotros nos inspire a fortalecernos unos a otros con palabras de aliento y esperanza, y con obras de apoyo y ayuda mutua. Roguemos al Señor.

Oración sobre las Ofrendas

Oh Dios, Padre tierno y compasivo: Tú nos das comida y bebida espirituales para sustentarnos en el camino de la vida. Mira cuánta gente hoy día está necesitada, y camina sin timón. Dales buenos pastores según tu corazón, que les ayuden y les guíen en la vida; y que en el sacramento de la eucaristía les alimenten con tu palabra viva y con el pan de vida eterna, que es Jesucristo, tu Hijo, nuestro Señor.



Oración después de la Comunión

Señor Dios nuestro: Tu Hijo Jesús camina hoy todavía por nuestros pueblos y ciudades, de cerca y de lejos. Que su palabra sea para todos nosotros Buena Noticia de liberación de las enfermedades de nuestro cuerpo y de nuestro espíritu. Y que sepamos pasar este mensaje liberador, al menos con nuestras obras, a los hermanos que nos rodean. Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor.



Bendición 
Hermanos: Vivamos y proclamemos la Buena Noticia del Reino de Dios aquí en la tierra con nuestra bondad, compasión y solidaridad. Que Dios todopoderoso les bendiga por esa formidable tarea, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.

El material que aquí te ofrecemos está tomado de la obra del P. Camilo Marivoet, cicm y publicada en Filipinas por Claretian Publications (en inglés) con el título de LITURGY ALIVE. La traducción y adaptación es del P. Carmelo Astiz, misionero claretiano.

Comentario al Evangelio del martes, 8 de julio de 2014

Luis Manuel Suarez, cmf
Queridos amigos:

Si no recuerdo mal, hay una película titulada “El secreto de la pirámide”. Y una marca de pizzas nos decía hace un tiempo que el “secreto” estaba en la masa. También, si no me equivoco, hay una cadena de tiendas de ropa llamada “El secreto de las mujeres” (en inglés). Es como si, más allá de lo que se ve, hubiera algo más o menos oculto que explicara el valor de las cosas y de las personas que, al conocerlo, éstas se nos hacen comprensibles.
Pues bien, me parece que Mateo, en su evangelio de hoy, nos revela uno de los “secretos” de Jesús: la compasión. “Al ver a las gentes, se compadecía de ellas”. Seguro que tiene más, porque la figura de Jesús es inmensa. Pero cada vez tengo más claro que la compasión es uno de sus secretos.
Ello explica, entre otras cosas, que aquella mujer excluida entrase en la casa de Simón el fariseo a besar y ungir los pies de Jesús. Porque sabía que no iba a ser rechazada. Intuición femenina o lo que fuera, pero captó lo que el fariseo ni olía: la compasión de Jesús.

Una compasión que no mira desde arriba diciendo “pobrecitos”, sino que es capaz de padecer-con, sentir-con, para, desde ahí, actuar. Una compasión que tiene que ver con dejar acercarse, prestar atención, sentarse a la misma mesa, llamar por el nombre, percibir la necesidad, arrimar el hombro, estar ahí... Una compasión tan humana... tan divina.
Si, en una nueva versión de una especie de “El Señor de los Anillos”, la puerta del nuevo mundo que anhelamos estuviera guardada por siete candados, uno de ellos (o dos, o cuatro...) los abriría la llave de la compasión. Porque, como en tiempos de Jesús, sobran juicios duros, “buenas razones”, egoísmos... (¡también entre los que nos decimos creyentes!) y falta compasión. Sólo quien se sabe “barro” y se aprecia como tal (Génesis 2,7) puede respetar, querer y ayudar a moldear, sin violencias, el “barro” de los demás.
El “secreto” de Jesús puede ser también el secreto de sus amigos/as. Te invito a mirarle a fondo, a descubrir la compasión rezumando en sus palabras y gestos... y a practicar, haciendo tú lo mismo. Para que apunte ese otro mundo que es posible. Mucho ánimo.
Vuestro hermano en la fe:
Luis Manuel Suárez, cmf
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified