GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Lecturas y Liturgia del 11 de Agosto de 2014

Lecturas del Lunes de la 19ª semana del Tiempo Ordinario

MISA DEL DIA   http://www.magnificat.tv/es/taxonomy/term/1
EVANGELIO DEL DIA  http://www.radiopalabra.org/mp3/radiopalabra/tiempo_ordinario/19_2_TO.mp3

Lunes, 11 de agosto de 2014
Primera lectura
Lectura de la profecia de Ezequíel (1,2-5.24–2,1a):

El año quinto de la deportación del rey Joaquín, el día cinco del mes cuarto, vino la palabra del Señor a Ezequíel, hijo de Buzi, sacerdote, en tierra de los caldeos, a orillas del río Quebar.
Entonces se apoyó sobre mí la mano del Señor, y vi que venia del norte un viento huracanado, una gran nube y un zigzagueo de relámpagos. Nube nimbada de resplandor, y, entre el relampagueo, como el brillo del electro. En medio de éstos aparecia la figura de cuatro seres vivientes; tenían forma humana. Y oí el rumor de sus alas, como estruendo de aguas caudalosas, como la voz del Todopoderoso, cuando caminaban; griterío de multitudes, como estruendo de tropas; cuando se detenían, abatían las alas. También se oyó un estruendo sobre la plataforma que estaba encima de sus cabezas; cuando se detenían, abatían las alas. Y por encima de la plataforma, que estaba sobre sus cabezas, había una especie de zafiro en forma de trono; sobre esta especie de trono sobresalía una figura que parecia un hombre. Y vi un brillo como de electro (algo así como fuego lo enmarcaba) de lo que parecía su cintura para arriba, y de lo que parecía su cintura para abajo vi algo así como fuego. Estaba nimbado de resplandor. El resplandor que lo nimbaba era como el arco que aparece en las nubes cuando llueve. Era la apariencia visible de la gloria del Señor. Al contemplarla, caí rostro en tierra.

Palabra de Dios

Salmo
Sal 148,1-2.11-12.13.14

R/. Llenos están el cielo y la tierra de tu gloria

Alabad al Señor en el cielo,
alabad al Señor en lo alto.
Alabadlo, todos sus ángeles;
alabadlo, todos sus ejércitos. R/.

Reyes y pueblos del orbe,
príncipes y jefes del mundo,
los jóvenes y también las doncellas,
los viejos junto con los niños. R/.

Alaben el nombre del Señor,
el único nombre sublime.
Su majestad sobre el cielo y la tierra. R/.

Él acrece el vigor de su pueblo.
Alabanza de todos sus fieles,
de Israel, su pueblo escogido. R/.

Evangelio
Lectura del santo evangelio según san Mateo (17,22-27):

En aquel tiempo, mientras Jesús y los discípulos recorrían juntos Galilea, les dijo Jesús: «Al Hijo del hombre lo van a entregar en manos de los hombres, lo matarán, pero resucitará al tercer día.» Ellos se pusieron muy tristes.
Cuando llegaron a Cafarnaún, los que cobraban el impuesto de las dos dracmas se acercaron a Pedro y le preguntaron: «¿Vuestro Maestro no paga las dos dracmas?»
Contestó: «Sí.»
Cuando llegó a casa, Jesús se adelantó a preguntarle: «¿Qué te parece, Simón? Los reyes del mundo, ¿a quién le cobran impuestos y tasas, a sus hijos o a los extraños?»
Contestó: «A los extraños.»
Jesús le dijo: «Entonces, los hijos están exentos. Sin embargo, para no escandalizarlos, ve al lago, echa el anzuelo, coge el primer pez que pique, ábrele la boca y encontrarás una moneda de plata. Cógela y págales por mí y por ti.»

Palabra del Señor

Liturgia Viva del Lunes de la 19ª semana del Tiempo Ordinario

Lunes, 11 de agosto de 2014
NO BUSQUES PRIVILEGIOS
(Ez 1:2-5, 24-28; Mt 17:22-27)
Introducción

Año II. Ezequiel nos presenta a Dios en su impresionante gloria y majestad. Sin embargo, al mismo tiempo, él es el Dios que se mueve, el Dios a quien se puede encontrar donde el pueblo está, como implica la imaginería de las alas, que representan a las criaturas angélicas actuando como el carro de guerra de Dios.
Evangelio. El evangelio nos da la imagen de Jesús como el Hijo de Dios, pero un Dios-vestido-de-diario, un hombre que paga sus impuestos aun cuando no está obligado. --- Eso pudiera ser una pista o sugerencia para nosotros, para no pedir privilegios porque seamos cristianos, y, por el contrario, para actuar y vivir como personas libres, que a veces --ojalá con frecuencia-- escogemos hacer aquello a lo que no estamos obligados, especialmente para ayudar a los demás.

Oración Colecta
Señor Dios nuestro:
Tú estás presente entre nosotros en secreto, de incógnito,
con la apariencia de todos los días
de una persona ordinaria cualquiera.

Oh Dios, danos ojos de fe
para que sepamos percibir que tú estás entre nosotros:
en la persona de Jesús, tu Hijo, ahora en esta eucaristía;
y que también estás en las alegrías y tristezas de la vida,
en la gente que encontramos en la calle.
Haznos atentos a tus muchas presencias
en Jesucristo nuestro Señor.

Intenciones
Por la Iglesia, para que no se avergüence de predicar a Cristo crucificado y de ser siempre humilde, como él, roguemos al Señor.
Por todos nosotros, para que nunca impongamos forzosamente la ley a la gente, sino que sepamos primeramente practicar el gran mandamiento del amor, amándonos unos a otros, roguemos al Señor..
Por nuestras comunidades cristianas, para que sepamos acoger a extraños y a extranjeros y nos hagamos sus amigos, en nombre de Dios, que ha trabado maravillosa amistad con nosotros, roguemos al Señor..

Oración sobre las Ofrendas
Oh Dios, Padre nuestro:
Tú eres nuestro Dios de gloria y majestad;
y, sin embargo, enviaste a tu Hijo Jesucristo entre nosotros
en estos signos sencillos de pan y vino.

Permanece entre nosotros
y haz que sepamos reflejar tu presencia
con toda sencillez en nuestra vida
haciéndote a ti disponible para la gente
a través de nuestra bondad y compasión,
por el poder del mismo Jesucristo nuestro Señor.

Oración después de la Comunión
Señor Dios nuestro:
Tú sabes lo complicados y sofisticados
que podemos ser en nuestra vida;
y sin embargo, tu gloria está entre nosotros
en todo lo que es sencillo y ordinario;
en los sacramentos:
en agua y aceite, en pan y vino,
en un gesto de perdón y reconciliación.

Oh Dios, te damos gracias por tu bondad.
Y ojalá nuestros corazones y nuestros gestos
sean tan sencillos como tu presencia;
que en una lágrima o en una sonrisa
sepamos revelar, en medio de nosotros,
a tu Hijo, Jesucristo nuestro Señor.

Bendición
Hermanos: Somos hijos e hijas de Dios libres, y apreciamos mucho esta libertad. Sin embargo, no queremos ser un clan separado de los demás, o gente que busca trato de favor o privilegios. Queremos estar unidos a todos y servirles cordial y desinteresadamente.
Para ell, que la bendición de Dios todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo descienda sobre ustedes y permanezca para siempre.

El material que aquí te ofrecemos está tomado de la obra del P. Camilo Marivoet, cicm y publicada en Filipinas por Claretian Publications (en inglés) con el título de LITURGY ALIVE. La traducción y adaptación es del P. Carmelo Astiz, misionero claretiano.

Comentario al Evangelio del lunes, 11 de agosto de 2014

Carlos Latorre, cmf
Queridos amigos:

El libro de las profecías de Ezequiel comienza con escenas sorprendentes de vocación y misión. Ezequiel, desterrado con su pueblo fuera de las tierras de Israel, contempla la Gloria del Señor e intenta describir esa experiencia tan extraordinaria con unas imágenes deslumbrantes.

Sabemos que «Dios está en todas partes». Sin embargo, en la época del profeta Ezequiel cada localidad, reino o nación era el espacio de una divinidad. Así Babilonia era el espacio exclusivo del gran Marduk, ¿cómo era posible entonces que el Señor después de haber sido derrotado en su propia ciudad, Jerusalén, se hiciera presente en el territorio del dios vencedor? La aparición de la Gloria del Señor fuera de los límites de Israel y en tierra pagana era algo inadmisible. Ezequiel nos enseña que su presencia no está limitada a un espacio, por más sagrado que éste sea; que allí donde hay alguien necesitado de su presencia, allí está Él; Jesús lo dirá sin tener que recurrir a ninguna imagen extraordinaria: «donde hay dos o tres reunidos en mi nombre, yo estoy allí, en medio de ellos».

El texto del evangelio de Mateo nos presenta un nuevo anuncio de la pasión. Jesús no quería que nadie supiera de su presencia porque deseaba estar a solas con sus discípulos para anunciarles, por segunda vez, su pasión, muerte y resurrección. Los discípulos con su visión triunfalista no entienden que el Mesías deba pasar por la cruz.

El relato sobre el impuesto que hay que pagar al Templo muestra claramente que Jesús no estaba obligado a pagarlo. Esta obligación correspondía a los súbditos, no a los hijos del rey. El Señor del Templo era Dios. Jesús es su Hijo. Los que creen en Jesús participan de esta filiación. Su libertad –la de Jesús y la de sus discípulos– nace de su condición de hijos. Pero, junto a esta libertad, Jesús quiere expresar también una actitud de respeto frente a la posible obligación legal y frente al Templo, en cuanto que es la casa de Dios. Por eso Jesús paga los impuestos para no escandalizar ni entrar en conflicto con las autoridades judías.
La liturgia de este día recuerda a Santa Clara, una gran mujer y una gran santa con unos rasgos tan propios que sus hijas, las Monjas Clarisas, siguen encontrando inspiración y guía en ella: https://www.ewtn.com/padrepio/sp/franciscan/Sta_clara.htm

El arte se ha hecho también eco de Sata Clara y en el cine hay varias películas dedicadas a la santa de Asís: https://www.youtube.com/watch?feature=player_detailpage&v=64gzS18ernI
Carlos Latorre
Misionero Claretiano
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified