GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Lecturas y Liturgia del 26 de Agosto de 2014

Lecturas del Martes de la 26 Semana del Tiempo Ordinario

MISA DEL DIA    http://www.magnificat.tv/es/taxonomy/term/1
EVANGELIO DEL DIA  http://fraynelson.com/homilias_mp3/o212002a.mp3

Martes, 26 de agosto de 2014
Primera lectura
Lectura de la segunda carta del apóstol san Pablo a los Tesalonicenses (2,1-3a.14-17):


Os rogamos, hermanos, a propósito de la venida de nuestro Señor Jesucristo y de nuestra reunión con él, que no perdáis fácilmente la cabeza ni os alarméis por supuestas revelaciones, dichos o cartas nuestras, como si afirmásemos que el día del Señor está encima. Que nadie en modo alguno os desoriente. Dios os llamó por medio del Evangelio que predicamos, para que sea vuestra la gloria de nuestro Señor Jesucristo. Así, pues, hermanos, manteneos firmes y conservad las tradiciones que habéis aprendido de nosotros, de viva voz o por carta. Que Jesucristo, nuestro Señor, y Dios, nuestro Padre que nos ha amado tanto y nos ha regalado un consuelo permanente y una gran esperanza, os consuele internamente y os dé fuerzas para toda clase de palabras y de obras buenas.

Palabra de Dios

Salmo
Sal 95,10.11-12a.12b-13


R/. Llega el Señor a regir la tierra

Decid a los pueblos: «El Señor es rey,
él afianzó el orbe, y no se moverá;
él gobierna a los pueblos rectamente.» R/.

Alégrese el cielo, goce la tierra,
retumbe el mar y cuanto lo llena;
vitoreen los campos y cuanto hay en ellos. R/.

Aclamen los árboles del bosque,
delante del Señor, que ya llega,
ya llega a regir la tierra:
regirá el orbe con justicia y los pueblos con fidelidad. R/.

Evangelio
Lectura del santo evangelio según san Mateo (23,23-26):


En aquel tiempo, habló Jesús diciendo: «¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas, que pagáis el décimo de la menta, del anís y del comino, y descuidáis lo más grave de la ley: el derecho, la compasión y la sinceridad! Esto es lo que habría que practicar, aunque sin descuidar aquello. ¡Guías ciegos, que filtráis el mosquito y os tragáis el camello! ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas, que limpiáis por fuera la copa y el plato, mientras por dentro estáis rebosando de robo y desenfreno! ¡Fariseo ciego!, limpia primero la copa por dentro, y así quedará limpia también por fuera.»

Palabra del Señor

Liturgia Viva del Martes de la 26 Semana del Tiempo Ordinario

Martes, 26 de agosto de 2014
GENUINAS Y AUTÉNTICAS PERSONAS
2 Tes 21-3ª, 14-17; Mt 23:23-26
Introducción

Pablo es consciente de que sus discípulos de Tesalónica están en peligro de convertirse en una “secta fin-del-mundo”, algo que nosotros entendemos fácilmente a la luz de muchas sectas similares que hoy día surgen entre nosotros. Pablo les invita a mirar serenamente a las tradiciones de la Iglesia Primitiva acerca del fin del mundo, que Pablo mismo les había llevado. Jesús viene no a acabar el mundo sino a traernos un mundo nuevo de justicia y misericordia.

Evangelio. Existe siempre el peligro de que las religiones se conviertan en una especie de ritualismo, que imponen prácticas externas de poco sentido, como si fueran los factores importantes y salvadores. El ritualismo y el rubricismo está todavía alzando su fea cabeza, incluso después del Concilio Vaticano II. ¡Qué ridículo, casi supersticioso! Ridículo también porque el ritualismo está vacío, es una religión que profesa tener fe, pero minimiza o rehuye las verdaderas prácticas religiosas. Estén ustedes seguros de que con esta actitud incontrolada en nuestro tiempo, la verdadera fe va desapareciendo.


Oración Colecta
Oh Dios, siempre veraz, genuino y auténtico:
Tú eres la verdad en toda su plenitud.
Inmérgenos en tu divina verdad,
para que emerjamos como personas veraces
que no se preocupan por apariencias externas,
sino que viven a semejanza de tu Hijo Jesucristo.

Así haz posible que vivamos en comunión,
unos con otros, en mutua confianza y armonía,
siendo unos en su Espíritu,
hoy y cada día, y por los siglos de los siglos.

Intenciones
- Por los misioneros y por todos los que proclaman la fe, para que su propio estilo de vida sea para otros un fuerte argumento para seguir a Jesucristo, roguemos al Señor.
- Por todos los apóstoles y profetas en la Iglesia, para que su encuentro personal con el Señor les dé la fuerza y el poder para hablar claro en defensa y promoción de todo lo que es verdadero, justo y bello, roguemos al Señor.
- Por todos nosotros, para que aprendamos a preocuparnos menos por la mera exhibición externa, y mucho más por las cosas que realmente importan: como honestidad, justicia, solidaridad, amor, roguemos al Señor.

Oración sobre las Ofrendas
Oh Dios Señor nuestro:
No podrías tú darnos un signo más veraz
que este pan y este vino;
aquí nos muestras repetidamente
cuánto nos amas en tu Hijo Jesucristo.

Que esta señal de tu veracidad
imprima en nosotros un sello indeleble,
para que todos puedan ver
que su Espíritu vive entre nosotros,
hoy, cada día
y por los siglos de los siglos.


Oración después de la Comunión
Señor Dios nuestro:
Tú nos muestras en tu Hijo Jesús
el camino, la verdad y la vida.
Te pedimos que él nos acompañe en el camino
y nos enseñe tu veracidad,
para que vivamos como personas auténticas
en una genuina comunidad de hermanos y hermanas
donde sea bueno y hermoso
vivir en la unidad del Espíritu Santo,
hoy y cada día y por los siglos de los siglos.


Bendición
Hermanos: Tal como Cristo nos recomienda, prestemos atención en primer lugar a los puntos importantes de la ley,
que son justicia y misericordia, fe y amor. Lo demás seguirá con facilidad.
Que la bendición de Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo descienda sobre ustedes y les acompañe siempre.
El material que aquí te ofrecemos está tomado de la obra del P. Camilo Marivoet, cicm y publicada en Filipinas por Claretian Publications (en inglés) con el título de LITURGY ALIVE. La traducción y adaptación es del P. Carmelo Astiz, misionero claretiano.

Comentario al Evangelio del martes, 26 de agosto de 2014

Rosa Ruiz, misionera claretiana

Si ayer nos dejábamos “tocar” por la indignación de Jesús y la ceguera de los hipócritas, hoy parece que el evangelio quiere subrayar otra dimensión de los hipócritas: la desproporción, la falta de mesura o equilibrio entre el modo de mirar a los otros y de mirarse a uno mismo, las obsesiones y manías que cada uno almacenamos en nuestras tripas y en nuestro corazón: ¡cuánto daño podemos hacer filtrando “mosquitos” en un mundo de camellos!, ¡cuánto dolor causamos cuando ponemos la medida de una persona en pequeñeces y minucias pero desestimamos lo oculto, la intención, el deseo, ¡la vida!
Vivimos un mundo lleno de copas y platos relucientes pero atiborrados de robo, desenfreno, injusticia, mentiras, abusos, violencia… Cierto. Posiblemente, ni más ni menos que había en época de Jesús. No caigamos en diatribas que “ajustician” nuestro mundo, a los políticos, a los dirigentes religiosos, a nuestros líderes o jefes… mientras nos mantenemos ciegos con nuestro propio interior. ¿Acaso no es otro modo de hipocresía? ¡Cuánto profeta para los otros incapaz de verse a sí mismo quebrantando el derecho, la compasión y la sinceridad!

Hagamos nuestra hoy la sencilla oración que nos ofrece la primera lectura: “Que nadie en modo alguno os desoriente”, desea Pablo. Preciosa oración para pedir por quienes queremos (y por quienes tendríamos que querer más, quizá…): que nadie te desoriente, que ningún guía ciego te aparta de tu más profundo centro, de tu vida más transparente, de tu mejor “tú”. Porque ahí habita Dios contigo. Ahí te espera y te acompaña.
Oración que puede ser también una súplica personal e insistente para nuestro corazón: “Señor, que nadie me desoriente, que nadie me aparte de ti, que no me ciegue, que no me engañe… que vea”.
Vuestra hermana en la fe, Rosa Ruiz, misionera claretiana
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified