GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Lecturas y Liturgia del 11 de Septiembre de 2014

Lecturas del Jueves de la 23ª semana del Tiempo Ordinario


MISA DEL DIA   http://www.magnificat.tv/es/taxonomy/term/1
EVANGELIO DEL DIA   http://www.radiopalabra.org/IMG/mp3/23_5_TO.mp3

Jueves, 11 de septiembre de 2014
Primera lectura
Lectura de la primera carta del apóstol san Pablo a los Corintios (8,1b-7.11-13):

El conocimiento engríe, lo constructivo es el amor. Quien se figura haber terminado de conocer algo, aún no ha empezado a conocer como es debido. En cambio, al que ama a Dios, Dios lo reconoce. Vengamos a eso de comer de lo sacrificado. Sabemos que en el mundo real un ídolo no es nada, y que Dios no hay más que uno; pues, aunque hay los llamados dioses en el cielo y en la tierra –y son numerosos los dioses y numerosos los señores–, para nosotros no hay más que un Dios, el Padre, de quien procede el universo y a quien estamos destinados nosotros, y un solo Señor, Jesucristo, por quien existe el universo y por quien existimos nosotros. Sin embargo, no todos tienen ese conocimiento: algunos, acostumbrados a la idolatría hasta hace poco, comen pensando que la carne está consagrada al ídolo y, como su conciencia está insegura, se mancha. Así, tu conocimiento llevará al desastre al inseguro, a un hermano por quien Cristo murió. Al pecar de esa manera contra los hermanos, turbando su conciencia insegura, pecáis contra Cristo. Por eso, si por cuestión de alimento peligra un hermano mío, nunca volveré a comer carne, para no ponerlo en peligro.

Palabra de Dios

Salmo
Sal 138,1-3.13-14ab.23-24
R/. Guíame, Señor, por el camino eterno

Señor, tú me sondeas y me conoces;
me conoces cuando me siento o me levanto,
de lejos penetras mis pensamientos;
distingues mi camino y mi descanso,
todas mis sendas te son familiares. R/.

Tú has creado mis entrañas,
me has tejido en el seno materno.
Te doy gracias, porque me has escogido portentosamente,
porque son admirables tus obras. R/.

Señor, sondéame y conoce mi corazón,
ponme a prueba y conoce mis sentimientos,
mira si mi camino se desvía,
guíame por el camino eterno. R/.

Evangelio
Lectura del santo evangelio según san Lucas (6,27-38):

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «A los que me escucháis os digo: Amad a vuestros enemigos, haced el bien a los que os odian, bendecid a los que os maldicen, orad por los que os injurian. Al que te pegue en una mejilla, preséntale la otra; al que te quite la capa, déjale también la túnica. A quien te pide, dale; al que se lleve lo tuyo, no se lo reclames. Tratad a los demás como queréis que ellos os traten. Pues, si amáis sólo a los que os aman, ¿qué mérito tenéis? También los pecadores aman a los que los aman. Y si hacéis bien sólo a los que os hacen bien, ¿qué mérito tenéis? También los pecadores lo hacen. Y si prestáis sólo cuando esperáis cobrar, ¿qué mérito tenéis? También los pecadores prestan a otros pecadores, con intención de cobrárselo. ¡No! Amad a vuestros enemigos, haced el bien y prestad sin esperar nada; tendréis un gran premio y seréis hijos del Altísimo, que es bueno con los malvados y desagradecidos. Sed compasivos como vuestro Padre es compasivo; no juzguéis, y no seréis juzgados; no condenéis, y no seréis condenados; perdonad, y seréis perdonados; dad, y se os dará: os verterán una medida generosa, colmada, remecida, rebosante. La medida que uséis, la usarán con vosotros.»

Palabra del Señor

Liturgia Viva del Jueves de la 23ª semana del Tiempo Ordinario

Jueves, 11 de septiembre de 2014
AMOR SIN CONDICIONES NI FRONTERAS

Introducción
En tiempos antiguos, en el mundo griego, mucha carne de los animales sacrificados se vendía para alimento del pueblo. Al comer esta carne ¿participaban los cristianos en la idolatría? Pablo les dice que ellos no honran a falsos dioses, ya que éstos no existen. Pero, como algunos cristianos son escrupulosos, es mejor no ofenderles y, por lo tanto, será mejor abstenerse de carne procedente de los sacrificios a falsos dioses; abstenerse de algo que pudieran hacer legítimamente. Eso es amor, y es el amor el que ha de gobernar la comunidad.

  Evangelio. El amor no se basa en simpatías, solamente. Un amor de evangelio, un amor de fe, no pone condiciones ni marca fronteras. Quien ama da más de lo que le piden, y ama también a los “no-dignos-de-amor”, incluso a los enemigos. El verdadero amor no juzga ni condena, sino que está siempre listo para mostrar compasión y perdón. Cuando tenemos en cuenta todas estas implicaciones, seguramente debemos confesar con vergüenza que estamos muy lejos de este ideal que nos propone nuestro Señor. ¿En qué medida somos nosotros en este mundo, con nuestra vida y conducta, el signo viviente del amor mismo de Dios?

Oración Colecta
Oh Dios, Padre nuestro,
de quien procede todo lo bueno
y hacia quien orientamos nuestra vida:
cólmanos con tu propio amor gratuito,
el mismo que nos has mostrado en Cristo Jesús.

Enséñanos a amar y a bendecir
incluso a los que nos maltratan o maldicen.
Y, de verdad, profundiza y ensancha nuestro limitado amor;
Modela nuestro corazón sin medida, como el tuyo,
para que nos llamemos hijos e hijas tuyos,
tú, que eres Dios Altísimo y Padre nuestro,
por medio de Jesucristo nuestro Señor.

Intenciones
Por todos los cristianos, para que nuestra disponibilidad para perdonar y nuestra búsqueda constante de tolerancia y paz hagan referencia explícita a Cristo y al Evangelio, roguemos al Señor.
Por los que difícilmente creen en el perdón, por los que no dan oportunidades a los demás, por los que guardan sentimientos de rencor, por los cegados por el odio, para que el Señor les enriquezca a todos con su gran don de la misericordia, roguemos al Señor.
Por nuestras comunidades cristianas, para que sepamos oír el llamado de Jesús para deshacernos de divisiones y egoísmos, y para que él nos ayude a vencer al mal por medio de la bondad y del bien, roguemos al Señor.

Oración sobre las Ofrendas
Oh Dios, Padre nuestro:
Tú tratas del mismo modo,
con el pan y el vino de alegría de tu Hijo,
tanto a los pecadores y como a los que te aman.
Todos están invitados; a todos los quieres.

Ayúdanos a preparar la mesa de nosotros mismos
---nuestras propias personas---
para acoger igualmente a amigos y enemigos,
a los que amamos y a los que tememos.
Que éste sea para ti nuestro ofertorio vivo,
que tú aceptas con bondad por medio de tu Hijo,
Jesucristo nuestro Señor.

Oración después de la Comunión
Oh Padre bueno y compasivo:
Por medio de tu Hijo nos has pedido hoy,
en esta celebración eucarística,
no juzgar ni condenar,
e incluso perdonar generosamente
a quienes sentimos que nos han ofendido.

Que tu Hijo Jesucristo nos haga capaces
de dar y darnos sin buscar reembolso o recompensa,
de no reclamar mérito o crédito alguno por nuestras obras,
sino simplemente de amar sin fronteras ni condiciones,
como tú nos has amado
en Jesucristo nuestro Señor.

Bendición
Hermanos: Esto nos ha dicho hoy el Señor: “Si ustedes aman sólo a los que les aman, ¿qué mérito tienen? Amen a sus enemigos.” Esto es algo muy difícil de realizar, pero está en el corazón mismo del cristianismo. Pidamos al Señor que nos dé fuerza, y que nos conceda un amor cristiano lo bastante generoso y profundo que nos disponga a amar así.
Que la bendición de Dios todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo descienda sobre ustedes y les acompañe siempre.

Comentario al Evangelio del jueves, 11 de septiembre de 2014

Carlos Latorre, cmf
Queridos amigos:

La Santa Biblia es un libro lleno de enseñanzas, pero a veces nos encontramos con textos difíciles de entender. Así nos sucede hoy al leer la carta de Pablo a los Corintios. Aquella comunidad vivía en ambiente pagano, que tenía por costumbre honrar a sus dioses sacrificando animales. ¿Un cristiano podía comer la carne de esos animales? Lo que no se comía en el templo se vendía en el mercado. Naturalmente, el cristiano o la cristiana no participaban en el culto a los ídolos. Pero, ¿podía comprar la carne en el mercado y comerla? He aquí la cuestión.

En la comunidad había cristianas y cristianos escrupulosos que consideraban dicha carne como contaminada ya de idolatría y, por tanto, no la comían y se escandalizaban de que otros lo hicieran. El cristiano formado sabe que las carnes sacrificadas a los ídolos son como otra carne cualquiera y nada hay de malo en comerla. Pero si amo a mi hermano de comunidad no puedo escandalizar al hermano o a la hermana que tiene la conciencia menos formada o escrupulosa. Y provocar la caída del hermano es hacer grave ofensa a Cristo. No pretende el Apóstol que dejemos al de conciencia débil en su ignorancia. Todo lo contrario. Sin embargo, es el respeto al débil y al ignorante lo que da a nuestra libertad su calidad de libertad cristiana, es decir, una libertad presidida por la caridad. En definitiva, ésta es la verdadera libertad que nos ha traído Jesús: La primera ley es el amor, el bien de mi hermano.

Hoy el evangelio de Lucas nos presenta el amor desinteresado. La propuesta de Jesús, o más que propuesta, el mandato es que tenemos que construir una sociedad en la que todos seamos iguales. Para conseguir esta sociedad nueva Jesús nos señala el camino del amor, la bendición y la oración sin excluir a nadie. Y nos invita a poner en práctica:
el perdón activo, entendido como pasar por alto una ofensa a condición de que el agresor tome conciencia del mal que causa, y cambie;
el compartir generoso como reacción contra la codicia;
el rechazo decidido a la avaricia y a la usura como causas fundantes del enriquecimiento de unos y empobrecimiento de otros;
en una palabra, comportarse con los demás como quisiéramos que los demás se comportaran con nosotros.
Carlos Latorre
Misionero Claretiano
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified