GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Lecturas y Liturgia del 2 de Octubre de 2014

Lecturas de los Santos Ángeles Custodios

MISA DEL DIA http://www.magnificat.tv/es/taxonomy/term/1
EVANGELIO DEL DIA  http://www.radiopalabra.org/IMG/mp3/Angeles_Custodios.mp3

Jueves, 2 de octubre de 2014
Primera lectura
Lectura del libro del Éxodo (23,20-23a):

Así dice el Señor: «Voy a enviarte un ángel por delante, para que te cuide en el camino y te lleve al lugar que he preparado. Respétalo y obedécelo. No te rebeles, porque lleva mi nombre y no perdonará tus rebeliones. Si lo obedeces fielmente y haces lo que yo digo, tus enemigos serán mis enemigos, y tus adversarios serán mis adversarios. Mi ángel irá por delante.»

Palabra de Dios

Salmo
Sal 90,1-2.3-4.5-6.10-11

R/. A los ángeles ha dado órdenes
para que te guarden en tus caminos

Tú que habitas al amparo del Altísimo,
que vives a la sombra del Omnipotente,
di al Señor: «Refugio mío, alcázar mío,
Dios mío, confío en ti.» R/.

Él te librará de la red del cazador,
de la peste funesta.
Te cubrirá con sus plumas,
bajo sus alas te refugiarás. R/.

Su brazo es escudo y armadura.
No temerás el espanto nocturno,
ni la flecha que vuela de día,
ni la peste que se desliza en las tinieblas,
ni la epidemia que devasta a mediodía. R/.

No se te acercará la desgracia,
ni la plaga llegará hasta tu tienda,
porque a sus ángeles ha dado órdenes
para que te guarden en tus caminos. R/
.
Evangelio
Lectura del santo evangelio según san Mateo (18,1-5.10):

En aquel momento, se acercaron los discípulos a Jesús y le preguntaron: «¿Quién es el más importante en el reino de los cielos?»
Él llamó a un niño, lo puso en medio y dijo: «Os aseguro que, si no volvéis a ser como niños, no entraréis en el reino de los cielos. Por tanto, el que se haga pequeño como este niño, ése es el más grande en el reino de los cielos. El que acoge a un niño como éste en mi nombre me acoge a mí. Cuidado con despreciar a uno de estos pequeños, porque os digo que sus ángeles están viendo siempre en el cielo el rostro de mi Padre celestial.»

Palabra del Señor

Liturgia Viva del Santos Ángeles Custodios

Jueves, 2 de octubre de 2014
LOS ÁNGELES CUSTODIOS

Introducción
Como gente que se esfuerza constantemente para crecer hasta alcanzar la madurez de Cristo, estamos ante Dios como niños, confiando más en su ayuda que en nuestro esfuerzo; porque hemos experimentado que nuestras fuerzas no siempre son dignas de confianza. Sabemos que Dios nos protege, nos envía ángeles para guiarnos, especialmente en la persona de Jesucristo, y en los que están más cerca del Señor. Jesús nos guía con su Espíritu para elaborar y desarrollar nuestro proyecto de vida. A nosotros, por nuestra parte, se nos llama a ser “ángeles”, guías para los otros en el camino hacia a Dios. Ángeles custodios... ¿o prefieren ustedes herraduras, amuletos, horóscopos, mascotas?

Oración Colecta
Oh Dios, Padre de bondad y amor:
Al celebrar hoy a los Ángeles Custodios
profesamos nuestra fe profunda
en tu protección siempre presente.

Que nuestro ángel custodio sea en nosotros
la voz que nos prevenga contra el mal que podamos hacer
y nos impulse a ser la buena persona
que cada uno de nosotros
debiera ser, y así permanecer.

Que este mismo ángel nos recuerde
que tú nos conoces y nos amas personalmente
a cada uno de nosotros
en Jesucristo nuestro Señor,
que vive y reina por los siglos de los siglos.

Oración sobre las Ofrendas
Oh Dios, Padre nuestro:
Con este pan y este vino
queremos expresar con fe
que, por pequeños y débiles que nos sintamos
en este mundo impersonal,
sabemos que para ti realmente contamos
y que tú, creador y Dios todopoderoso,
por mediación de los santos ángeles
te cuidas de cada uno de nosotros
con un amor más fuerte que el de cualquier madre.
Porque tú nos aprecias profundamente
en Cristo Jesús, tu Hijo, nuestro Señor.

Oración después de la Comunión


Oh Dios nuestro, Padre amoroso:
Tu Hijo Jesús dijo de los niños
que sus ángeles ven siempre tu rostro.

Que esta eucaristía también nos fortalezca
en la certeza de que rodeas
y bendices con bondad a los niños
y también a nosotros,
si es que no pensamos
que somos demasiado grandes e importantes para ello,
con tu protección y tierno amor.
Te lo pedimos por Jesucristo nuestro Señor.










Comentario al Evangelio del jueves,2 de octubre de 2014

Fernando Torres Pérez, cmf
La necesidad de ser amado es una de las necesidades básicas de la persona humana. Lo dicen hasta los estudios de psicología infantil sobre el desarrollo de los niños recién nacidos. No son capaces de hablar ni de elaborar ideas. Mucho menos de entenderlas y comprenderlas. Pero ciertamente son capaces de percibir el cariño. Al calor del cuerpo de la madre o del padre se sienten seguros y tranquilos. Cuando crecemos, no cambiamos demasiado por más que nos hagamos ilusiones. Seguimos necesitando el cariño, el amor, el vivir rodeados de afecto.
Pasa que el niño recibe todo eso gratis. No se le pide nada. A lo más una sonrisa o un beso. Y algunos llegan o llegamos a mayores pensando que nos lo tienen que seguir dando sin dar nosotros nada a cambio. Somos como una especie de agujero negro que lo pretende absorber todo. Al final, terminamos conociendo la mayor de las soledades.

Diría que la propuesta de Jesús es que en el reino hay que hacerse como niños. Ellos, los pequeños, los débiles, son los más fuertes en el reino de los cielos. Pero, y aquí viene lo interesante, siendo mayores. Es decir, reconociendo que todos somos niños, que todos somos débiles, que todos somos pequeños. Y que tenemos que caminar juntos. Y que el amor está para compartirse.
Así que... los ángeles somos nosotros mismos. Somos, debemos ser, ángeles y niños a la vez. Protectores y protegidos en torno a la mesa de la fraternidad donde se sientan los hijos e hijas del Padre-Dios. Haciendo camino juntos, sin dejar nunca a nadie marginado o abandonado. Dando la mano para levantar al que cae y recibiendo con agradecimiento la mano que nos tienden cuando los caídos somos nosotros (el que diga que no ha caído nunca, que no es débil, frágil y pequeño, miente como un bellaco).
Si así hacemos, veremos muchos más ángeles a nuestro alrededor. Incluso, hasta cuando nos miremos al espejo, terminaremos viendo uno.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified