GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Lecturas y Liturgia del 4 de Octubre de 2014

Lecturas del Sábado de la 26ª semana del Tiempo Ordinario

MISA DEL DIA http://www.magnificat.tv/es/taxonomy/term/1
EVANGELIO DEL DIA   http://www.radiopalabra.org/IMG/mp3/26_7_TO.mp3

Sábado, 4 de octubre de 2014
Primera lectura
Lectura del libro de Job (42,1-3.5-6.12-16):


Job respondió al Señor: «Reconozco que lo puedes todo, y ningún plan es irrealizable para ti, yo, el que te empaño tus designios con palabras sin sentido; hablé de grandezas que no entendía, de maravillas que superan mi comprensión. Te conocía sólo de oídas, ahora te han visto mis ojos; por eso, me retracto y me arrepiento, echándome polvo y ceniza.»
El Señor bendijo a Job al final de su vida más aún que al principio; sus posesiones fueron catorce mil ovejas, seis mil camellos, mil yuntas de bueyes y mil borricas. Tuvo siete hijos y tres hijas: la primera se llamaba Paloma, la segunda Acacia, la tercera Azabache. No había en todo el país mujeres más bellas que las hijas de Job. Su padre les repartió heredades como a sus hermanos. Después Job vivió cuarenta años, y conoció a sus hijos y a sus nietos y a sus biznietos. Y Job murió anciano y satisfecho.

Palabra de Dios

Salmo
Sal 118


R/. Haz brillar, Señor, tu rostro sobre tu siervo

Enséñame a gustar y a comprender,
porque me fío de tus mandatos. R/.

Me estuvo bien el sufrir,
así aprendí tus mandamientos. R/.

Reconozco, Señor, que tus mandamientos son justos,
que con razón me hiciste sufrir. R/.

Por tu mandamiento subsisten hasta hoy,
porque todo está a tu servicio. R/.

Yo soy tu siervo: dame inteligencia,
y conoceré tus preceptos. R/.

La explicación de tus palabras ilumina,
da inteligencia a los ignorantes. R/.

Evangelio
Lectura del santo evangelio según san Lucas (10,17-24):

En aquel tiempo, los setenta y dos volvieron muy contentos y dijeron a Jesús: «Señor, hasta los demonios se nos someten en tu nombre.»
Él les contestó: «Veía a Satanás caer del cielo como un rayo. Mirad: os he dado potestad para pisotear serpientes y escorpiones y todo el ejército del enemigo. Y no os hará daño alguno. Sin embargo, no estéis alegres porque se os someten los espíritus; estad alegres porque vuestros nombres están inscritos en el cielo.»

En aquel momento, lleno de la alegría del Espíritu Santo, exclamó: «Te doy gracias, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has escondido estas cosas a los sabios y a los entendidos, y las has revelado a la gente sencilla. Sí, Padre, porque así te ha parecido bien. Todo me lo ha entregado mi Padre, y nadie conoce quién es el Hijo, sino el Padre; ni quién es el Padre, sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo se lo quiere revelar.»
Y volviéndose a sus discípulos, les dijo aparte: «¡Dichosos los ojos que ven lo que vosotros veis! Porque os digo que muchos profetas y reyes desearon ver lo que veis vosotros, y no lo vieron; y oír lo que oís, y no lo oyeron.»

Palabra del Señor

Liturgia Viva del Sábado de la 26ª semana del Tiempo Ordinario

Sábado, 4 de octubre de 2014
Introducción
Hoy hablamos mucho de pobreza o de retornar a los verdaderos valores del evangelio. Lo que San Francisco de Asís emprendió en el siglo XIII nos podría inspirar muy bien a nosotros, hombres de nuestro tiempo. La sociedad de hoy amenaza con destruírse a sí misma en muchas partes del mundo por su misma ideología y prosperidad; incluso en países en desarrollo se imponen necesidades artificiales sobre el pueblo, con pérdida de los más profundos valores de Dios y del mismo pueblo. Lo que necesitamos es no solamente hablar sobre pobreza y sobre vida evangélica, sino vivir responsablemente nuestra vida cristiana conforme a los valores del evangelio.





Oración Colecta
Señor Dios nuestro:
Es un gozo para nosotros celebrar hoy
la fiesta de tu amable y adorable santo,
Francisco de Asís.

Que podamos caminar en nuestra vida, como él,
siendo uno contigo, uno con la naturaleza,
uno con todo lo que es bueno y bondadoso.
Haznos humildes y pacíficos como Francisco.
Así te lo pedimos por Cristo nuestro Señor.


Oración sobre las Ofrendas
Oh Dios todopoderoso:
Tú eres parcial en favor de los pobres.
De todos los dones que nos das
traemos ahora ante ti pan y vino.

Haznos auténticos y sencillos
como estas ofrendas,
siguiendo el ejemplo de San Francisco,
para que entendamos fácilmente
la sencilla y maravillosa historia
de tu perdón y tu amor,
que tú nos cuentas por medio de tu Hijo,
Jesucristo nuestro Señor.

Oración después de la Comunión
Oh Dios, Señor de cielo y tierra:
Te agradecemos, desde la pobreza de nuestro corazón,
que nos hayas permitido comer de la mesa de Jesús
a pesar de nuestra fe imperfecta
y de nuestro tibio amor.

Sigue aceptándonos con nuestras debilidades,
tal como somos;
ayúdanos a ser y a obrar mejor
y prestar un servicio generoso y sincero
a nuestros hermanos marginados y necesitados.
Te lo pedimos por Jesucristo nuestro Señor.
El material que aquí te ofrecemos está tomado de la obra del P. Camilo Marivoet, cicm y publicada en Filipinas por Claretian Publications (en inglés) con el título de LITURGY ALIVE. La traducción y adaptación es del P. Carmelo Astiz, misionero claretiano.






Comentario al Evangelio del sábado, 4 de octubre de 2014

Fernando Torres Pérez, cmf

Francisco de Asís es un gigante dentro de la historia de los que han seguido a Jesús a lo largo de estos veinte siglos. Ha marcado un antes y un después. No hay más que ver no el número de sus devotos sino el número inmenso de los que se han sentido llamados a seguir a Jesús siguiendo las huellas de Francisco. Me atrevería a decir que son cientos las congregaciones masculinas y femeninas que se inspiran en él a la hora de definir su estilo de vida evangélico. Además son incontables los laicos, unidos en asociaciones o por libre, que tienen en las Florecillas una inspiración permanente.

Cuando miran a Jesús, lo hacen a través del filtro de Francisco. Y no es un mal filtro.
Francisco nos habla a todos de sencillez, de cercanía, de fraternidad. Cuando hizo que sus frailes se vistiesen con un sayal entre pardo y marrón, no estaba eligiendo un hábito sino haciendo que se vistiesen como la gente más pobre de aquel tiempo. Nada más y nada menos. Eso ya es una forma de decir cómo se quiere caminar por la vida. Cuando el Papa le dice que tiene que escribir unas constituciones para su orden religiosa, responde que no lo entiende, que con el Evangelio ya es más que suficiente. Da para pensar. Francisco quiso sacar a sus frailes de los monasterios al uso en su época. Los llevó a las ciudades, allí donde vivía la gente. Lo suyo no era situarse y esperar a que se acercaran a él sino moverse él y situarse cerca de la gente. Para llevar la Palabra de Jesús a todos. Otro puntazo a favor de Francisco. Y podríamos seguir con más detalles pero no es necesario.

Francisco abrió su corazón a la Palabra y se dejó llevar. Curiosamente eso no le sacó de este mundo sino que le acercó mucho más a sus hermanos. Me vienen a la mente las palabras de nuestro Papa actual, que curiosamente escogió llamarse Francisco y algo nos quiere decir con ello, cuando dice que quiere pastores que huelan a oveja. Pasa que lo hemos entendido como referido a los obispos. Pero no es sólo para ellos, que también. Es para todos nosotros. Todos estamos llamados a evangelizar, a anunciar a Jesús. Y eso no se puede hacer si no nos situamos cerca de los destinatarios, si no hablamos su lenguaje, si no entramos en sintonía con sus gozos y alegrías, con sus dolores y esperanzas. Todo eso nos lo recuerda Francisco en este día.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified