GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Lecturas y Liturgia del 6 de Octubre de 2014

Lecturas del Lunes de la 27ª semana del Tiempo Ordinario

MISA DEL DIA http://www.magnificat.tv/es/taxonomy/term/1
EVANGELIO DEL DIA   http://www.radiopalabra.org/IMG/mp3/27_2_TO.mp3

Lunes, 6 de octubre de 2014
Primera lectura
Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Gálatas (1,6-12):


Me sorprende que tan pronto hayáis abandonado al que os llamó a la gracia de Cristo, y os hayáis pasado a otro evangelio. No es que haya otro evangelio, lo que pasa es que algunos os turban para volver del revés el Evangelio de Cristo. Pues bien, si alguien os predica un evangelio distinto del que os hemos predicado –seamos nosotros mismos o un ángel del cielo–, ¡sea maldito! Lo he dicho y lo repito: Si alguien os anuncia un evangelio diferente del que recibisteis, ¡sea maldito! Cuando digo esto, ¿busco la aprobación de los hombres o la de Dios? ¿Trato de agradar a los hombres? Si siguiera todavía agradando a los hombres, no sería siervo de Cristo. Os notifico, hermanos, que el Evangelio anunciado por mí no es de origen humano; yo no lo he recibido ni aprendido de ningún hombre, sino por revelación de Jesucristo.

Palabra de Dios

Salmo
Sal 110,1-2.7-8.9.10c


R/. El Señor recuerda siempre su alianza

Grandes son las obras del Señor,
dignas de estudio para los que las aman. R/.

Justicia y verdad son las obras de sus manos,
todos sus preceptos merecen confianza:
son estables para siempre jamás,
se han de cumplir con verdad y rectitud. R/.

Envió la redención a su pueblo,
ratificó para siempre su alianza,
su nombre es sagrado y temible.
La alabanza del Señor dura por siempre. R/.

Evangelio
Lectura del santo evangelio según san Lucas (10,25-37):


En aquel tiempo, se presentó un maestro de la Ley y le preguntó a Jesús para ponerlo a prueba: «Maestro, ¿qué tengo que hacer para heredar la vida eterna?»
Él le dijo: «¿Qué está escrito en la Ley? ¿Qué lees en ella?»
Él contestó: «Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón y con toda tu alma y con todas tus fuerzas y con todo tu ser. Y al prójimo como a ti mismo.»
Él le dijo: «Bien dicho. Haz esto y tendrás la vida.»
Pero el maestro de la Ley, queriendo justificarse, preguntó a Jesús: «¿Y quién es mi prójimo?»

Jesús dijo: «Un hombre bajaba de Jerusalén a Jericó, cayó en manos de unos bandidos, que lo desnudaron, lo molieron a palos y se marcharon, dejándolo medio muerto. Por casualidad, un sacerdote bajaba por aquel camino y, al verlo, dio un rodeo y pasó de largo. Y lo mismo hizo un levita que llegó a aquel sitio: al verlo dio un rodeo y pasó de largo. Pero un samaritano que iba de viaje, llegó a donde estaba él y, al verlo, le dio lástima, se le acercó, le vendó las heridas, echándoles aceite y vino, y, montándolo en su propia cabalgadura, lo llevó a una posada y lo cuidó. Al día siguiente, sacó dos denarios y, dándoselos al posadero, le dijo: "Cuida de él, y lo que gastes de más yo te lo pagaré a la vuelta." ¿Cuál de estos tres te parece que se portó como prójimo del que cayó en manos de los bandidos?»
Él contestó: «El que practicó la misericordia con él.»
Díjole Jesús: «Anda, haz tú lo mismo.»

Palabra del Señor

Liturgia Viva del Lunes de la 27ª semana del Tiempo Ordinario

Lunes, 6 de octubre de 2014
¿QUIÉN ES MI PRÓJIMO?
Introducción 
Primera Lectura: La carta de San Pablo a los Gálatas es una fuerte reacción que intenta salvaguardar la integridad del evangelio y de la joven iglesia de Galacia. Los judaizantes, es decir, un grupo de judíos convertidos al cristianismo, alegaban que los nuevos cristianos tenían que aceptar la ley y las prácticas tradicionales judías para ser buenos cristianos. Y ¿en qué queda, entonces, Cristo y el misterio de su cruz?
Introducción Evangelio. Según una vieja historia judía, un padre le dice a su hijo pequeño: “Creo que Dios creó al hombre y a la mujer porque le gusta contar historias, y quería a alguien que las pudiera contar también.” --- Tenemos a Jesús con nosotros hoy para contarnos la historia inmortal del Buen Samaritano. ¿Quién es mi prójimo? Cualquiera que me necesite. Sea quien sea. Y “anda y haz tú lo mismo.”

Oración Colecta
Oh Dios y Padre nuestro:
Por medio de signos y de historias
Jesús nos dejó claro
que el amor hacia ti y hacia nuestro prójimo
es el corazón de la vida cristiana.

Déjanoslo claro y obvio de verdad a nosotros también:
que entendamos de una vez para siempre
que cualquier persona en necesidad es nuestro prójimo
y que, sirviendo a los que nos rodean,
te amamos y te servimos a ti,

Dios nuestro que vives y reinas
por los siglos de los siglos. Amén.

Intenciones
Por todos los ministros consagrados de la Iglesia, para que proclamen fielmente la palabra y la ley de Dios, y al mismo tiempo caminen por los caminos de Dios, que son: compasión y amor sin medida, roguemos al Señor.

Por todos los que se encuentran trágicamente tumbados y heridos en el camino de la vida, para que encuentren buenos samaritanos que les asistan para restaurar su fe en la vida y su confianza en la gente, roguemos al Señor.
Por todos los que han sido buenos prójimos para con nosotros, para que el Dios de bondad se lo premie generosamente, roguemos al Señor

Oración sobre las Ofrendas
Señor Dios nuestro:
En estos signos de pan y vino
tu Hijo Jesucristo nos cuenta la historia
de cómo ha entregado su vida por nosotros,
de cómo ha sido para nosotros el mejor samaritano.

En el momento de la consagración
entréganos a tu Hijo
para que comparta con nosotros su fuerza,
de tal modo que sepamos hacer lo que él hizo:
entregar nuestra vida por todos
y así vivamos con él en tu amor
por los siglos de los siglos.

Oración después de la Comunión
Oh Dios y Padre nuestro:
Te damos gracias por Jesús, tu Hijo entre nosotros.
Que, como él, podamos contar
con nuestra conducta cristiana
la vieja historia, siempre nueva,
de cómo quieres preocuparte a través de nosotros
de cada persona en necesidad.

Oh Dios, vive en nosotros,
por medio de Jesucristo nuestro Señor.

Bendición
Hermanos: Hemos oído cómo Jesús quiere hacernos a todos buenos samaritanos, gente que tiene tiempo y atención, compasión y amor, para todos los que viven en necesidad. Nuestro prójimo es cualquier persona que nos necesite.
Que el Dios amoroso y todopoderoso les bendiga a todos ustedes, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo



Comentario al Evangelio del lunes, 6 de octubre de 2014

Fernando Torres Pérez, cmf

Hay quien critica mucho a la Iglesia. Desde fuera y desde dentro. A veces con razón y a veces sin ella. No tenemos un pasado muy glorioso. Estudiar historia ilumina muchas situaciones y nos hace ver con claridad los errores cometidos. Nuestros obispos no han sido siempre lo que deberían ser como sucesores de los apóstoles. Hubo siglos en los que se parecieron más a señores feudales. También tenemos la historia de la inquisición. Y muchas otras.

Pero hay algo que nadie puede negar a la Iglesia. Y es que siempre, a lo ancho y largo de su historia ha habido cristianos que se han entusiasmado con el Evangelio y han hecho vida la parábola de Buen Samaritano. Cuando digo cristianos me refiero a laicos y laicas, religiosos y religiosas, sacerdotes y obispos. De todo. Es como si a lo largo de los siglos de nuestra historia hubiesen conseguido mantener viva una llama de fidelidad a lo mejor del Evangelio. Porque en el amor fraterno, en la atención al más necesitado, en els servicio callado y humilde al otro, está el centro del mensaje de Jesús.
Podría llenar estas líneas de nombres pero sería inútil. Siempre me haría falta más espacio. Y eso para poner sólo a los conocidos. Porque ha habido muchos, muchísimos, que lo han hecho de forma anónima y, por eso, no han pasado a la historia. Ni sus nombres ni sus hechos. Es más. Hoy día, ahora, está sucediendo. Hay muchos que están dando generosamente todo por la vida y el bienestar de los demás, especialmente de los que sufren.

De alguna manera podríamos decir que toda esa gente, tan llena de buena voluntad y generosidad, son los que nos salvan a los demás. Sin ellos, nuestra Iglesia se hundiría en el barro de la historia, de sus propios errores, infidelidades, pecados, mistificaciones. Ellos son los que mantienen a flote esta barquilla, tan humana y, por eso, tan frágil. Ellos y ellas son presencia viva del espíritu de Jesús en nuestra historia, en nuestro hoy.
Vamos a dar gracias por ellos. Vamos a celebrar la Eucaristía con gozo, sintiendo su presencia en medio de nosotros. Cuando ellos comparten el pan y la vida con los necesitados, hacen más real y más viva nuestra Eucaristía. Ellos nos animan a seguir caminando y nos llenan de gozo. Aunque los más no merezcan titulares en los medios de comunicación, son lo mejor de nuestra Iglesia, los mejores testigos y nuestros ejemplos a seguir.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified