GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Lecturas y Liturgia del 21 de Noviembre de 2014

Lecturas del Viernes de la 33ª semana del Tiempo Ordinario

MISA DEL DIA  http://www.magnificat.tv/es/taxonomy/term/1
EVANGELIO DEL DIA http://evangeli.net/_mp3/daily/es/IV_302.mp3

Viernes, 21 de noviembre de 2014
Primera lectura
Lectura del libro del Apocalipsis (10,8-11):

Yo, Juan, oí cómo la voz del cielo que había escuchado antes se puso a hablarme de nuevo, diciendo: «Ve a coger el librito abierto de la mano del ángel que está de pie sobre el mar y la tierra.»
Me acerqué al ángel y le dije: «Dame el librito.»
Él me contestó: «Cógelo y cómetelo; al paladar será dulce como la miel, pero en el estómago sentirás ardor.»
Cogí el librito de mano del ángel y me lo comí; en la boca sabía dulce como la miel, pero, cuando me lo tragué, sentí ardor en el estómago.
Entonces me dijeron: «Tienes que profetizar todavía contra muchos pueblos, naciones, lenguas y reyes.»

Palabra de Dios

Salmo
Sal 118,14.24.72.103.111.131

R/. ¡Qué dulce al paladar tu promesa!

Mi alegría es el camino de tus preceptos,
más que todas las riquezas. R/.

Tus preceptos son mi delicia,
tus decretos son mis consejeros. R/.

Más estimo yo los preceptos de tu boca
que miles de monedas de oro y plata. R/.

¡Qué dulce al paladar tu promesa:
más que miel en la boca! R/.

Tus preceptos son mi herencia perpetua,
la alegría de mi corazón. R/.

Abro la boca y respiro,
ansiando tus mandamientos. R/.

Evangelio
Lectura del santo evangelio según san Lucas (19,45-48):

En aquel tiempo, entró Jesús en el templo y se puso a echar a los vendedores, diciéndoles: «Escrito está: "Mi casa es casa de oración"; pero vosotros la habéis convertido en una "cueva de bandidos."»
Todos los días enseñaba en el templo. Los sumos sacerdotes, los escribas y los notables del pueblo intentaban quitarlo de en medio; pero se dieron cuenta de que no podían hacer nada, porque el pueblo entero estaba pendiente de sus labios.

Palabra del Señor

Liturgia Viva del Viernes de la 33ª semana del Tiempo Ordinario

Viernes, 21 de noviembre de 2014
LIMPIANDO EL TEMPLO
(Año II. Ap 10,8-11; Lc 19,45-48)

Introducción
Año II. Hoy el autor del Apocalipsis reflexiona, como Jeremías y Ezequiel antes que él, sobre su rol como profeta. La palabra de Dios le sabe dulce a él, pero contiene un mensaje amargo de reprensión para el pueblo, que él tiene que proclamar.
Evangelio. Jesús arrojó del Tempo a los comerciantes. --- Es para nosotros un buen momento para preguntarnos: ¿Qué es lo que el Señor tiene que arrojar fuera de nosotros para llegar a ser mejores cristianos? ¿Qué obstáculos encontramos en el camino que nos llevaría más cerca de Dios en la vida de cada día? Lo que realmente nos importa a los cristianos es que estemos adheridos espiritualmente al Señor y cercanos a la gente que nos ha confiado. Entonces podemos darle culto con toda nuestra vida.

Oración Colecta
Oh Dios y Padre nuestro:
Con frecuencia convertimos nuestros corazones
en casas de orgullo y avaricia
más que en hogares de amor y de bondad,
donde tú puedes sentirte a gusto, como en tu casa.
Destruye el templo del pecado en nosotros,
arroja toda clase de mal de nuestros corazones,
y haznos piedras vivas de una comunidad
en la que pueda vivir y reinar
tu Hijo Jesucristo, Señor nuestro
que vive y reina por los siglos de los siglos.

Intenciones

Para que en nuestras iglesias la comunidad cristiana experimente hondamente la presencia de Dios en la oración y en el culto gozoso, roguemos al Señor.
Para que hagamos nuestras casas de oración lugares de encuentro cordial con Dios y con su pueblo, roguemos al Señor.
Para que, como piedras vivas de la Iglesia, construyamos nuestras comunidades como gente que sabe amar y servir, roguemos al Señor.

Oración sobre las Ofrendas
Oh Dios, Padre nuestro:
Con el pan de vida
y con el vino de salvación y alegría,
tu Hijo va a renovar su Alianza con nosotros.
Que Jesús nos dé la fuerza de voluntad y el amor
para ser fieles a sus exigencias,
de la misma manera como él fue fiel a la Alianza,
incluso cuando ello implicó la muerte en cruz.
Que sepamos darte verdadero culto
por Jesucristo nuestro Señor.

Oración después de la Comunión
Oh Dios, Padre nuestro siempre fiel:
Nos has dado en esta eucaristía
a tu Hijo Jesucristo
para enseñarnos en él
qué significa la obediencia leal.
Que tu Hijo viva en nosotros
de modo que nuestra comunidad cristiana
sea el templo donde él viva
y donde nos reúna a todos juntos
como sus hermanos y hermanas.
Guárdanos de todo formalismo,
para que te rindamos culto auténtico con nuestras vidas,
por el poder y sabiduría de Jesucristo nuestro Señor.

Bendición
Hermanos: Por su palabra y acciones Jesús nos ha hablado hoy que tenemos que servir a Dios como él mismo hizo: en espíritu y en verdad, es decir: nuestro vivir de cada día debe corresponder a lo que nosotros creemos, en servicio leal a Dios y al pueblo.
Que Dios les bendiga y les guíe, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.


Comentario del Viernes de la 33ª semana del Tiempo Ordinario

Juan Lozano, cmf
¡Tener hambre de la Palabra de Dios! Ojalá padeciéramos de obesidad a consecuencia de la Palabra y nunca hiciéramos ayuno de ella. Comer la Palabra. Es lo que hace Juan en el pasaje que hoy nos presenta el Apocalipsis, comer el libro de la mano del Ángel. El gesto de comer quiere representar el proceso de interiorización, asimilación e incorporación de la Palabra. Resultan curiosos sus efectos: “al paladar será dulce como la miel, pero en el estómago sentirás ardor”. Por un lado dulce, porque conlleva el gozo de anunciar el mensaje de Dios, y por otro amarga, porque también conlleva el rechazo y la persecución del que la vive y la anuncia.

La Palabra tiene que ser nuestro alimento diario. No podemos seguir a Jesús sin meditar su Palabra, sin comer de ella. Si así ocurre, nos puede suceder lo que a las personas que estando en el templo, estaban muy lejos de Dios y contra los que Jesús arremete violentamente en el Evangelio de hoy. Hacen del templo un lugar de negocio e interés personal, no un lugar de encuentro con Dios ni con los hermanos. Si vamos al templo, pero no tenemos una vida orada y regida por la Palabra, de muy poco nos sirve.

Hoy la liturgia hace memoria de la presentación de la Virgen María precisamente en el templo. Templo en el que fue presentada al Señor desde muy pequeña. Templo que sería ella después al llevar en su interior al Hijo de Dios. María aceptó la Palabra de Dios a través del Ángel, se alimentó de la Palabra de su Hijo, conoció el agridulce sabor de esta Palabra. Ella puso toda su fe y esperanza en la Palabra: “Hágase en mí…”. En nuestra Madre tenemos el modelo para aprender cómo un creyente debe alimentarse de esta Palabra. En esta memoria de la Presentación de la Virgen María, nuestra oración se dirige a ella para que interceda por nosotros de modo que seamos, como ella, buenos oyentes y practicantes de la Palabra. Madre enséñanos a decir amén, a decir así sea, a alimentarnos, como Tú, de la Palabra.
Vuestro hermano en la fe:
Juan Lozano, cmf.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified