GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Lecturas y Liturgia del 16 de Diciembre de 2014

Lecturas del Martes de la 3ª semana de Adviento


MISA DEL DIA    http://www.magnificat.tv/es/taxonomy/term/1
EVANGELIO DEL DIA     http://evangeli.net/_mp3/daily/es/I_23.mp3


Martes, 16 de diciembre de 2014
Primera lectura
Lectura de la profecía de Sofonías (3,1-2.9-13):

Así dice el Señor: «¡Ay de la ciudad rebelde, manchada y opresora! No obedeció ni escarmentó, no aceptaba la instrucción, no confiaba en el Señor, no se acercaba a su Dios. Entonces daré a los pueblos labios puros, para que invoquen todos el nombre del Señor, para que le sirvan unánimes. Desde más allá de los ríos de Etiopía, mis fieles dispersos me traerán ofrendas. Aquel día no te avergonzarás de las obras con que me ofendiste, porque arrancaré de tu interior tus soberbias bravatas, y no volverás a gloriarte sobre mi monte santo. Dejaré en medio de ti un pueblo pobre y humilde, que confiará en el nombre del Señor. El resto de Israel no cometerá maldades, ni dirá mentiras, ni se hallará en su boca una lengua embustera; pastarán y se tenderán sin sobresaltos.»

Palabra de Dios

Salmo
Sal 33,2-3.6-7.17-18.19.23

R/. Si el afligido invoca al Señor, él lo escucha

Bendigo al Señor en todo momento,
su alabanza está siempre en mi boca;
mi alma se gloría en el Señor:
que los humildes lo escuchen y se alegren. R/.

Contempladlo, y quedaréis radiantes,
vuestro rostro no se avergonzará.
Si el afligido invoca al Señor,
él lo escucha y lo salva de sus angustias. R/.

Pero el Señor se enfrenta con los malhechores,
para borrar de la tierra su memoria.
Cuando uno grita, el Señor lo escucha
y lo libra de sus angustias. R/.

El Señor está cerca de los atribulados,
salva a los abatidos.
El Señor redime a sus siervos,
no será castigado quien se acoge a él. R/.

Evangelio
Lectura del santo evangelio según san Mateo (21,28-32):

En aquel tiempo, dijo Jesús a los sumos sacerdotes y a los ancianos del pueblo: «¿Qué os parece? Un hombre tenía dos hijos. Se acercó al primero y le dijo: "Hijo, ve hoy a trabajar en la viña." Él le contestó: "No quiero." Pero después recapacitó y fue. Se acercó al segundo y le dijo lo mismo. Él le contestó: "Voy, señor." Pero no fue. ¿Quién de los dos hizo lo que quería el padre?»
Contestaron: «El primero.»
Jesús les dijo: «Os aseguro que los publicanos y las prostitutas os llevan la delantera en el camino del reino de Dios. Porque vino Juan a vosotros enseñándoos el camino de la justicia, y no le creísteis; en cambio, los publicanos y prostitutas le creyeron. Y, aun después de ver esto, vosotros no recapacitasteis ni le creísteis.»

Palabra del Señor

Liturgia Viva del Martes de la 3ª semana de Adviento

Martes, 16 de diciembre de 2014
PECADORES ABIERTOS A LA PALABRA
(Sof 3,1-2. 9-13; Mt 21:28-32)

Introducción
Dios habló continuamente a su pueblo de palabra y de obra; sin embargo, su pueblo no escuchó. Pero, de entre los miembros del pueblo, un "Resto" de gente pobre volverá a Dios. Con ellos, todas las naciones paganas y pecadoras vendrán a servir a Dios. Los pecadores que reconocen su pobreza quizás están más abiertos a Dios que los que se jactan de ser rectos y santos. Estos miembros del "Resto de Israel", por su fidelidad y su celo, sirven de inspiración a todos, incluso a extraños y marginados, y les motivan a ser mejores.

Oración Colecta
Señor Dios nuestro:
Tú estás cercano
a los pobres y a los pecadores arrepentidos.
No permitas que seamos soberbios
y por tanto que no confiemos en nosotros mismos,
sino enséñanos más bien a ser humildes y sencillos,
de forma que reconozcamos nuestras limitaciones
y nos abramos a ti y a tu venida a nosotros
por medio de Jesucristo nuestro Señor.

Para la Oración de los Fieles
Por la Iglesia, para que reconozca más fácilmente que necesita renovarse constantemente para que sus miembros puedan llegar a ser más semejantes a Jesús, roguemos al Señor.
Por los pobres entre nosotros, para que sepamos compartir más con ellos lo que tenemos y tratarlos mejor como personas humanas, roguemos al Señor.
Para que, conscientes de la pobreza de nuestros corazones, nos volvamos menos pretenciosos y más abiertos a Cristo, roguemos al Señor.

Oración de Ofertorio
Padre de nuestro Señor Jesucristo,
te rogamos hoy que compartas con nosotros
el pan de tu Hijo, el pan de los pobres.
Que venga él a nosotros,
que permanezca con nosotros.
Y acepta en estos sencillos signos de pan y vino
nuestro sincero deseo de hacer con él tu voluntad junto con Jesús.
Y cuando fallemos en cumplir nuestra promesa,
vuelve a nosotros y perdónanos.
pues tú eres nuestra fortaleza
por medio de Jesucristo nuestro Señor.

Oración después de la Comunión
Oh Padre amoroso:
Antes de volver a nuestro trabajo cotidiano,
te pedimos de nuevo que seamos conscientes
de que necesitamos a tu Hijo Jesús.
Mantennos abiertos a su venida,
para que le reconozcamos cuando nos visite
en los acontecimientos de la vida,
en nuestro prójimo que reclama ayuda
o que espera una palabra de aliento,
pues Jesús es nuestra esperanza
por los siglos de los siglos.

Bendición
Hermanos: Jesús vivirá en medio de nosotros si somos sencillos y humildes, buscando con Jesús la voluntad del Padre.
Quizás entonces algunos que piensan que no pertenecen a nuestro grupo, a la Iglesia, se unan a nosotros. Para ello, que la bendición de Dios todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo descienda sobre nosotros y nos acompañe siempre.


Comentario del Martes de la 3ª semana de Adviento

Comentario: Rev. D. Llucià POU i Sabater (Granada, España)
‘No quiero’, pero después se arrepintió y fue

Hoy contemplamos al padre que tiene dos hijos y dice al primero: «Hijo, vete hoy a trabajar en la viña» (Mt 21,28). Éste respondió: «‘No quiero’, pero después se arrepintió y fue» (Mt 21,29). Al segundo le dijo lo mismo. Él le respondió: «Voy, señor»; pero no fue... (cf. Mt 21,30). Lo importante no es decir “sí”, sino “obrar”. Hay un adagio que afirma que «obras son amores y no buenas razones».

En otro momento, Jesús dará la doctrina que enseña esta parábola: «No todo el que me diga: ‘Señor, Señor’, entrará en el Reino de los Cielos, sino el que haga la voluntad de mi Padre celestial» (Mt 7,21). Como escribió san Agustín, «existen dos voluntades. Tu voluntad debe ser corregida para identificarse con la voluntad de Dios; y no la de Dios torcida para acomodarse a la tuya». En lengua catalana decimos que un niño “creu” (“cree”), cuando obedece: ¡cree!, es decir, identificamos la obediencia con la fe, con la confianza en lo que nos dicen.

Obediencia viene de “ob-audire”: escuchar con gran atención. Se manifiesta en la oración, en no hacernos “sordos” a la voz del Amor. «Los hombres tendemos a “defendernos”, a apegarnos a nuestro egoísmo. Dios exige que, al obedecer, pongamos en ejercicio la fe. A veces el Señor sugiere su querer como en voz baja, allá en el fondo de la conciencia: y es necesario estar atentos, para distinguir esa voz y serle fieles» (San Josemaría Escrivá). Cumplir la voluntad de Dios es ser santo; obedecer no es ser simplemente una marioneta en manos de otro, sino interiorizar lo que hay que cumplir: y, así, hacerlo porque “me da la gana”.

Nuestra Madre la Virgen, maestra en la “obediencia de la fe”, nos enseñará el modo de aprender a obedecer la voluntad del Padre.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified