GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Lecturas y Liturgia del 17 de Diciembre de 2014

Lecturas del 17 de Diciembre. Adviento


MISA DEL DIA    http://www.magnificat.tv/es/taxonomy/term/1
EVANGELIO DEL DIA


Miércoles, 17 de diciembre de 2014
Primera lectura
Lectura del libro del Génesis (49,1-2.8-10):

En aquellos días, Jacob llamó a sus hijos y les dijo: «Reuníos, que os voy a contar lo que os va a suceder en el futuro; agrupaos y escuchadme, hijos de Jacob, oíd a vuestro padre Israel: A ti, Judá, te alabarán tus hermanos, pondrás la mano sobre la cerviz de tus enemigos, se postrarán ante ti los hijos de tu padre. Judá es un león agazapado, has vuelto de hacer presa, hijo mío; se agacha y se tumba como león o como leona, ¿quién se atreve a desafiarlo? No se apartará de Judá el cetro, ni el bastón de mando de entre sus rodillas, hasta que venga aquel a quien está reservado, y le rindan homenaje los pueblos.»

Palabra de Dios

Salmo
Sal 71,1-2.3-4ab.7-8.17

R/. Que en sus días florezca la justicia,
y la paz abunde eternamente

Dios mío, confía tu juicio al rey,
tu justicia al hijo de reyes,
para que rija a tu pueblo con justicia,
a tus humildes con rectitud. R/.

Que los montes traigan paz,
y los collados justicia;
que él defienda a los humildes del pueblo,
socorra a los hijos del pobre. R/.

Que en sus días florezca la justicia
y la paz hasta que falte la luna;
que domine de mar a mar,
el Gran Río al confín de la tierra. R/.

Que su nombre sea eterno,
y su fama dure como el sol;
que él sea la bendición de todos los pueblos,
y lo proclamen dichoso todas las razas de la tierra. R/.

Evangelio
Lectura del santo evangelio según san Mateo (1,1-17):

Genealogía de Jesucristo, hijo de David, hijo de Abrahán. Abrahán engendró a Isaac, Isaac a Jacob, Jacob a Judá y a sus hermanos. Judá engendró, de Tamar, a Farés y a Zará, Farés a Esrón, Esrón a Aram, Aram a Aminadab, Aminadab a Naasón, Naasón a Salmón, Salmón engendró, de Rahab, a Booz; Booz engendró, de Rut, a Obed; Obed a Jesé, Jesé engendró a David, el rey. David, de la mujer de Urías, engendró a Salomón, Salomón a Roboam, Roboam a Abías, Abías a Asaf, Asaf a Josafat, Josafat a Joram, Joram a Ozías, Ozías a Joatán, Joatán a Acaz, Acaz al Ezequías, Ezequías engendró a Manasés, Manasés a Amás, Amos a Josías; Josías engendró a Jeconías y a sus hermanos, cuando el destierro de Babilonia. Después del destierro de Babilonia, Jeconías engendró a Salatiel, Salatiel a Zorobabel, Zorobabel a Abiud, Abiud a Eliaguín, Eliaquín a Azor, Azor a Sadoc, Sadoc a Aquim, Aquim a Eflud, Eliud a Eleazar, Eleazar a Matán, Matán a Jacob; y Jacob engendró a José, el esposo de María, de la cual nació Jesús, llamado Cristo. Así, las generaciones desde Abrahán a David fueron en total catorce; desde David hasta la deportación a Babilonia, catorce; y desde la deportación a Babilonia hasta el Mesías, catorce.

Palabra del Señor

Liturgia Viva del 17 de Diciembre. Adviento

Miércoles, 17 de diciembre de 2014

Introducción
Las lecturas litúrgicas de hoy llaman nuestra atención sobre Cristo en su realidad humana: humano como nosotros en todo -excepto en el pecado, como San Pablo aclara-, descendiente de pecadores, quienes, tal como recalcan los Padres de la Iglesia, incluso aparecen seleccionados, según Mateo, en el árbol de familia de Cristo; hombre nacido de mujer, bebé en un pesebre, niño en proceso de crecimiento hacia la adultez, hombre recorriendo los caminos de Palestina, que lloró y pasó hambre, que se rodeó de amigos, que tuvo sentido del humor, que asistió a bodas… Ciertamente, Jesús fue plenamente humano, Dios en forma humana.

Oración Colecta 
Padre de nuestro Señor Jesucristo:
Tu Hijo vino al mundo y se hizo hombre como uno de nosotros;
 ser humano en medio de otros seres humanos; sencillo, accesible, aunque fue también tu rostro humano
y la medida de lo que debe ser una persona humana.

Señor, danos la gracia de reconocernos en su espejo: nosotros, que hemos nacido para ser libres, para ser generosos y altruistas, disponibles, comprometidos.

 Líbranos de nuestro egoísmo, de nuestra cobardía y de nuestras actitudes de conformismo, para que lleguemos a ser un poco tal como tú quieres que seamos, semejantes a tu Hijo Jesucristo nuestro Señor.

Para la Oración de los Fieles
Por el pueblo judío, que nos dio a Jesús nuestro Salvador, para que Dios lo bendiga y le dé la paz, roguemos al Señor.
Por los que han errado el camino, para que no se desalienten ni se den por vencidos, sino que sigan buscando la reconciliación con Dios y con su prójimo, roguemos al Señor.
Por todos nosotros, para que continuemos creciendo en humanidad a imagen y semejanza de Cristo, roguemos al Señor.

Oración de Ofertorio
Oh Dios y Padre nuestro:
Tu Hijo Jesucristo, nuestro Salvador,
se entrega a nosotros en la simplicidad de un pedazo de pan y de una copa de vino.

Queremos aprender de él a entregarnos a los demás con toda sencillez. No permitas que nos conformemos con el mal y las desgracias del mundo, sino rétanos a ser responsables, junto con Jesús, de nuestros hermanos y hermanas, y a ser, con él, "hombres y mujeres-para-los-otros", hoy y todos los días de nuestra vida, y por los siglos de los siglos.

 Oración después de la Comunión
 Oh Padre amoroso:
Porque, hace ya mucho tiempo,
 Jesús, nuestro Señor y Salvador, se hizo hombre
, podemos creer todavía hoy que él es uno de nosotros,
 que comparte nuestro destino,
camina con nosotros sin condiciones, hasta el fin

. Acéptanos, pues, en tu Hijo tal como somos:
aun tropezando, andando a tientas
 y caminando a paso lento, aunque llenos de buena voluntad
 y esperando en un futuro de justicia y reconciliación,
por Jesucristo nuestro Señor.

Bendición 
Hermanos: Un tema querido por los Padres de la Iglesia es que Cristo se hizo uno de nosotros como persona humana para hacernos hijos de Dios y para mostrarnos en sí mismo lo que significa ser hijo o hija de Dios. Que ojalá vivamos como tales.

Para ello, que la bendición de Dios todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo descienda sobre todos nosotros y nos acompañe siempre.

Comentario del 17 de Diciembre. Adviento

Reflexión Bíblica
Genealogía de Jesucristo, hijo de David, Mt. 1, 1-17
Autor: Pedro Sergio Antonio Donoso Brant

En un comienzo San Mateo con su Evangelio busca una finalidad de demostrar el origen humano de Jesucristo y luego a través todo el Evangelio, probará con las profecías y milagros realizados por Jesús, su naturaleza divina, pero era preciso previo demostrar también su parentesco con los hombres a los que vino salvar. Así también, el interés de San Mateo, al presentarnos a Jesús como hijo de Maria, es el Cristo, el Mesías, profetizado en el Antiguo Testamento, venido al mundo para librar a los hombres de los pecados, es así como el dice “Jesucristo, hijo de David”, que es una expresión para denominar al Mesías

Cuando al final del versículo dice “padre de Jacob. Jacob fue padre de José, el esposo de María, de la cual nació Jesús, que es llamado Cristo”, nos demuestra la generación virginal de Jesús y el papel de padre adoptivo que le compete a José, ya que de el se desprende que es el esposo de María y que no tiene parte alguna en la concepción de Jesús, si que tiene una responsabilidad legal y jurídica sobre el hijo de su esposa.

Éste fue el origen de Jesucristo: María, su madre, estaba comprometida con José y, cuando todavía no habían vivido juntos, concibió un hijo por obra del Espíritu Santo. José, su esposo, que era un hombre justo y no quería denunciarla públicamente, resolvió abandonarla en secreto. Mientras pensaba en esto, el Ángel del Señor se le apareció en sueños y le dijo: "José, hijo de David, no temas recibir a María, tu esposa, porque lo que ha sido engendrado en ella proviene del Espíritu Santo. Ella dará a luz un hijo, a quien pondrás el nombre de Jesús, porque Él salvará a su Pueblo de todos sus pecados". Todo esto sucedió para que se cumpliera lo que el Señor había anunciado por el Profeta: "La Virgen concebirá y dará a luz un hijo a quien pondrán el nombre de Emanuel", que traducido significa: "Dios con nosotros".

Se debe destacar, a fin de entender de mejor forma este fragmento del evangelio, que la celebración del matrimonio entre los Judíos se hace en dos etapas, o dos actos esponsales o desposorios, estos suponen de antemano un compromiso real, de tal forma que al prometido desde ese momento ya lo llamaban esposo y no era factible quedar libre de este compromiso si no era por repudio.

Es así, como decimos que San José es un hombre Justo, él esta convencido de la virtud de María, aunque al principio se turbo porque no concia el misterio de la Encarnación, entonces entre el convencimiento de la santidad de María, se encuentra frente a un misterio que no le es fácil de comprender, y entre eso en un momento decide dejar a María.

No siempre, los Planes de Dios son fáciles de entender y nos pone duras pruebas y grande tribulaciones, esto es, dificultad o situación adversa o desfavorable causando en nosotros preocupación, disgusto, pena o sufrimiento moral, pero venidos de Dios, es un medio para nuestra santificación y nos acercan más a El, ya que nunca Dios no enviaría una situación difícil o de dolor sin resultar finalmente o terminar siendo beneficioso para nosotros sus hijos.

San José no conocía el misterio obrado en María, pero Ella si lo conocía, y dejo que Dios mismo saliera en defensa de su virtud y de esta forma luego sucedió.

San José fue un hombre justo con la justicia de Dios, y esta es la santidad, el confió en Dios, el canto el Salmo 34, 9, “Dichoso el hombre que se refugia en el Señor”, canto el Salmo 84, 13, “Señor de universos, feliz el hombre que confía en Ti”

Con todo, san José era el esposo legítimo de Maria, y ella esperaba un hijo que no era como consecuencia de la relación conyugal con su esposa. El matrimonio de José con María, tenía una misión importante, ser padre del hijo de María, José es un "justo" elegido por Dios para esta misión

El origen de Jesús como Cristo fue así: estando desposada María, su madre, con José, antes de que conviviesen, se halló encinta por obra del Espíritu Santo. José, su esposo, siendo justo y no queriendo denunciarla (o revelarlo), resolvió separarse secretamente (Mt 1,18-19).

María no le dice a José lo ocurrido en ella, no interfiere en los planes de Dios para con José y así espera que Dios envíe un ángel para revelarle su designio sobre ella, y sobre él.

Sin embargo José, en silencio sufre las dudas, pero aguarda la intervención de Dios, sabiendo que el embarazo de María se debe a la acción del Espíritu Santo, José decide "apartarse ante el misterio". José, comprendiendo que Dios está actuando, decide no interferir en el designio de Dios con María. Por ello decide apartarse de María en secreto.

José, es justo, pero no ante la ley de su pueblo, es ante Dios, aceptando totalmente su voluntad, es así como le lleva alejarse de María en secreto, el no revela el misterio de la concepción virginal del Hijo de Dios en María.

El secreto de José, lo guarda en su corazón, es algo maravilloso, es algo precioso, no se pregunta en ningún caso si María es culpable de algo, ¿pero porque tiene dudas? Porque José necesita saber como actuar frente a este misión, su esposa esta en cinta por obra del Espíritu Santo.

En el secreto ve la salida José, esto es separarse de ella secretamente, el se da cuenta que Dios puso la mano en su esposa, y tiene respeto por la santidad de María.

Tal vez José, se consideraba indigno estar junto a María, cuya maravillosa y superior dignidad admiraba, y temió ante la profundidad del misterio, y quiso dejarla secretamente.

Sin embargo, José, con gran respeto hacia María, en quien el Espíritu Santo ha obrado grandes cosas, deja todo en las manos de Dios. Así fue que en el momento decisivo, se le apareció en sueños un ángel del Señor y le dijo: No temas recibir en tu casa a María, tu esposa" (Mt 1,20). José, es un hombre sencillo, y siente temor ante la presencia y acción de Dios en María, es por eso que el ángel le dice: "No temas recibir en tu casa a María, tu esposa; pues, ciertamente, lo concebido en ella es obra del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo, y tú le pondrás por nombre Jesús, porque Él salvará a su pueblo de sus pecados" (v20-21).

José no es el padre carnal del hijo de María, él recibe la misión de hacer de padre a Jesús. José, acogiendo la voluntad de Dios, actúa como esposo de María y como padre legal de Jesús.

En José, encontramos un hombre sencillo, de gran respeto, humilde, que supo acoger en secreto este misterio de la acción de Dios en María y así fue que el hizo lo que el ángel del Señor le había mandado, recibir a su esposa, respetarla, cuidarla, acompañarla siempre, participar del nacimiento del Hijo, a quien “puso por nombre Jesús" (Mt 1,24-25).

EL SEÑOR JESUS, SIEMPRE NOS MARAVILLA
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified