GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Lecturas y Liturgia del 5 de Enero de 2015

Lecturas del 5 de Enero. Feria de Navidad

MISA DEL DIA     http://www.magnificat.tv/es/taxonomy/term/1
EVANGELIO DEL DIA  http://evangeli.net/_mp3/daily/es/I_53.mp3

Lunes, 5 de enero de 2015
Primera lectura
Lectura de la primera carta del apóstol san Juan (3,11-21):



Éste es el mensaje que habéis oído desde el principio: que nos amemos unos a otros. No seamos como Caín, que procedía del Maligno y asesinó a su hermano. ¿Y por qué lo asesinó? Porque sus obras eran malas, mientras que las de su hermano eran buenas. No os sorprenda, hermanos, que el mundo os odie; nosotros hemos pasado de la muerte a la vida: lo sabemos porque amamos a los hermanos. El que no ama permanece en la muerte. El que odia a su hermano es un homicida. Y sabéis que ningún homicida lleva en sí vida eterna. En esto hemos conocido el amor: en que él dio su vida por nosotros. También nosotros debemos dar nuestra vida por los hermanos. Pero si uno tiene de qué vivir y, viendo a su hermano en necesidad, le cierra sus entrañas, ¿cómo va a estar en él el amor de Dios? Hijos míos, no amemos de palabra y de boca, sino de verdad y con obras. En esto conoceremos que somos de la verdad y tranquilizaremos nuestra conciencia ante él, en caso de que nos condene nuestra conciencia, pues Dios es mayor que nuestra conciencia y conoce todo. Queridos, si la conciencia no nos condena, tenemos plena confianza ante Dios.

Palabra de Dios

Salmo
Sal 99


R/. Aclama al Señor, tierra entera

Aclama al Señor, tierra entera,
servid al Señor con alegría,
entrad en su presencia con vítores. R/.

Sabed que el Señor es Dios:
que él nos hizo y somos suyos,
su pueblo y ovejas de su rebaño. R/.

Entrad por sus puertas con acción de gracias,
por sus atrios con himnos,
dándole gracias y bendiciendo su nombre. R/.

«El Señor es bueno,
su misericordia es eterna,
su fidelidad por todas las edades.» R/.

Evangelio
Lectura del santo evangelio según san Juan (1,43-51)
:

En aquel tiempo, determinó Jesús salir para Galilea; encuentra a Felipe y le dice: «Sígueme.»
Felipe era de Betsaida, ciudad de Andrés y de Pedro. Felipe encuentra a Natanael y le dice: «Aquel de quien escribieron Moisés en la Ley y los profetas, lo hemos encontrado: Jesús, hijo de José, de Nazaret.»
Natanael le replicó: «¿De Nazaret puede salir algo bueno?»
Felipe le contestó: «Ven y verás.»
Vio Jesús que se acercaba Natanael y dijo de él: «Ahí tenéis a un israelita de verdad, en quien no hay engaño.»
Natanael le contesta: «¿De qué me conoces?»
Jesús le responde: «Antes de que Felipe te llamara, cuando estabas debajo de la higuera, te vi.»
Natanael respondió: «Rabí, tú eres el Hijo de Dios, tú eres el Rey de Israel.»
Jesús le contestó: «¿Por haberte dicho que te vi debajo de la higuera, crees? Has de ver cosas mayores.»
Y le añadió: «Yo os aseguro: veréis el cielo abierto y a los ángeles de Dios subir y bajar sobre el Hijo del hombre.»

Palabra del Señor

Liturgia Viva del 5 de Enero. Feria de Navidad

Lunes, 5 de enero de 2015
LLAMADOS A AMAR (1 Jn 3,13-21; Jn 1,43-51)

Introducción
Hoy oiremos en el evangelio cómo Jesús llama a varios apóstoles: “¡Ven, sígueme!”, dice él, y ellos le siguen. Le reconocen como a su Salvador, el Hijo de Dios. De ahora en adelante no solamente tendrán que aceptar su palabra, sino también vivir como él vive.

Por eso, la Primera Lectura, tomada de la primera carta de San Juan, encaja perfectamente con el evangelio: la vida del cristiano debe estar marcada por el amor, ya que Jesús entregó su vida por nosotros por amor. El amor no es una teoría o mero sentimiento, sino una experiencia de serio compromiso y entrega.

Oración Colecta
Señor Dios nuestro:
Cuando no sabemos qué hacer o cómo vivir,
tú nos remites al ejemplo vivo de Jesús, tu Hijo.
Ayúdanos a aprender de él qué significa amar,
no solo en teoría, sino sobre todo en la práctica,
Danos el valor de seguirle
abriendo, con él y como él, nuestros corazones
a nuestros hermanos y hermanas
y entregándonos a ellos en la vida y en la muerte,
por la fuerza del mismo Jesucristo,
tu Hijo y Señor nuestro, que vive y reina
por los siglos de los siglos.

Intenciones

- Señor, tú nos has visto en nuestras luchas, en nuestros intentos tenaces por seguirte. Guárdanos en tu amor, te rogamos.

- Señor, tú has visto cómo con frecuencia somos ciegos a las necesidades de los pobres y los oprimidos. Abre nuestros ojos y nuestros corazones, te rogamos.

- Señor, tú sabes cómo con frecuencia tenemos en nuestros labios palabras de amor. Ayúdanos a hacerlas de verdad una realidad por medio de nuestras obras, te rogamos.

Oración sobre las Ofrendas
Señor Dios, Padre amoroso:
Tú compartes con nosotros estos dones de pan y vino
y en ellos nos vas a dar, en la eucaristía,
a tu mismo Hijo Jesucristo.
Que aprendamos de ti y de tu Hijo
a compartir con nuestros hermanos necesitados
todo lo que somos y lo que tenemos,
con la donación de nosotros mismos.
Que nuestro amor no sea sólo palabras vacías,
sino algo real, activo y eficaz,
por Jesucristo nuestro Señor.

Oración después de la Comunión
Señor Dios nuestro, Padre amoroso:
En esta celebración eucarística
hemos encontrado a tu Hijo
como nuestro Señor y Salvador.
Él nos ha mirado -como a los apóstoles del evangelio-
y con todo cariño nos ama.
Danos la gracia de vivir en conformidad con nuestra fe,
que no nos sintamos decepcionados,
sino que sigamos a tu Hijo
por el camino de un amor que se da a sí mismo,
porque él es nuestro Señor y nuestro modelo
por los siglos de los siglos.

Bendición
Hermanos: El señor nos ve dónde estamos y cómo estamos. La mayoría de nosotros somos personas llenas de buena voluntad, pero llenas también de serias limitaciones. Él nos ve, no para vigilarnos como un policía -y menos para castigarnos-, sino para amarnos y animarnos como un Padre.
Que la bendición de Dios todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo descienda sobre nosotros y nos acompañe siempre.

Comentario al Evangelio del 5 de enero de 2015

Comentario: Rev. D. Rafel FELIPE i Freije (Girona, España)
Ven y lo verás

Hoy, Felipe nos da una lección cabal al acompañar a Natanael hasta el Maestro. Actúa como el amigo que desea compartir con otro el tesoro recién descubierto: «Ése del que escribió Moisés en la Ley, y también los profetas, lo hemos encontrado: Jesús el hijo de José, el de Nazaret» (Jn 1,45). Rápidamente, con ilusión, quiere compartirlo con los demás, para que todos puedan recibir sus beneficios. El tesoro es Jesucristo. Nadie como Él puede llenar el corazón del hombre de paz y felicidad. Si Jesús vive en tu corazón, el deseo de compartirlo se convertirá en una necesidad. De aquí nace el sentido del apostolado cristiano. Cuando Jesús, más tarde, nos invite a tirar las redes nos dirá a cada uno de nosotros que debemos ser pescadores de hombres, que son muchos los que necesitan a Dios, que el hambre de trascendencia, de verdad, de felicidad... hay Alguien que puede colmarla por completo: Jesucristo. «Solamente Jesucristo es para nosotros todas las cosas (…). ¡Dichoso el hombre que espera en Él!» (San Ambrosio).

Nadie puede dar lo que no tiene o no ha recibido. Antes de hablar del Maestro, es necesario haber hablado con Él. Sólo si lo conocemos bien y nos hemos dejado conocer por Él, estaremos en condiciones de presentarlo a los demás, tal como hace Felipe en el Evangelio de hoy. Tal como han hecho tantos santos y santas a lo largo de la historia.

Tratar a Jesús, hablar con Él como un amigo habla con su amigo, confesarlo con una fe convencida: «Rabbí, tú eres el Hijo de Dios, tú eres el Rey de Israel» (Jn 1,49), recibirlo a menudo en la Eucaristía y visitarlo con frecuencia, escuchar atentamente sus palabras de perdón... todo ello nos ayudará a presentarlo mejor a los demás y a descubrir la alegría interior que produce el hecho de que muchas otras personas le conozcan y le amen.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified