GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Lecturas y Liturgia del 22 de Febrero de 2015

Lecturas de hoy Domingo 1º de Cuaresma - Ciclo B

MISA DEL DIA   http://www.magnificat.tv/es/taxonomy/term/1
EVANGELIO DEL DIA     http://www.radiopalabra.org/IMG/mp3/01_CUA_1_B.mp3

Hoy, domingo, 22 de febrero de 2015
Primera lectura
Lectura del libro del Génesis (9,8-15):


Dios dijo a Noé y a sus hijos: «Yo hago un pacto con vosotros y con vuestros descendientes, con todos los animales que os acompañaron: aves, ganado y fieras; con todos los que salieron del arca y ahora viven en la tierra. Hago un pacto con vosotros: el diluvio no volverá a destruir la vida, ni habrá otro diluvio que devaste la tierra.»
Y Dios añadió: «Ésta es la señal del pacto que hago con vosotros y con todo lo que vive con vosotros, para todas las edades: pondré mi arco en el cielo, como señal de mi pacto con la tierra. Cuando traiga nubes sobre la tierra, aparecerá en las nubes el arco, y recordaré mi pacto con vosotros y con todos los animales, y el diluvio no volverá a destruir los vivientes.»

Palabra de Dios

Salmo
Sal 24,4bc-5ab.6-7bc.8-9


R/. Tus sendas, Señor, son misericordia y lealtad
para los que guardan tu alianza

Señor, enséñame tus caminos,
instrúyeme en tus sendas:
haz que camine con lealtad;
enséñame, porque tú eres mi Dios y Salvador. R/.

Recuerda, Señor, que tu ternura
y tu misericordia son eternas.
Acuérdate de mí con misericordia,
por tu bondad, Señor. R/.

El Señor es bueno y es recto,
y enseña el camino a los pecadores;
hace caminar a los humildes con rectitud,
enseña su camino a los humildes. R/.

Segunda lectura
Lectura de la primera carta del apóstol san Pedro (3,18-22)
:

Cristo murió por los pecados una vez para siempre: el inocente por los culpables, para conduciros a Dios. Como era hombre, lo mataron; pero, como poseía el Espíritu, fue devuelto a la vida. Con este Espíritu, fue a proclamar su mensaje a los espíritus encarcelados que en un tiempo habían sido rebeldes, cuando la paciencia de Dios aguardaba en tiempos de Noé, mientras se construía el arca, en la que unos pocos, ocho personas, se salvaron cruzando las aguas. Aquello fue un símbolo del bautismo que actualmente os salva: que no consiste en limpiar una suciedad corporal, sino en impetrar de Dios una conciencia pura, por la resurrección de Jesucristo, que llegó al cielo, se le sometieron ángeles, autoridades y poderes, y está a la derecha de Dios.

Palabra de Dios

Evangelio de hoy
Evangelio según san Marcos (1,12-15), del domingo, 22 de febrero de 2015

Evangelio según san Marcos (1,12-15), del domingo, 22 de febrero de 20150
Lectura del santo evangelio según san Marcos (1,12-15):

En aquel tiempo, el Espíritu empujó a Jesús al desierto. Se quedó en el desierto cuarenta días, dejándose tentar por Satanás; vivía entre alimañas, y los ángeles le servían. Cuando arrestaron a Juan, Jesús se marchó a Galilea a proclamar el Evangelio de Dios.
Decía: «Se ha cumplido el plazo, está cerca el reino de Dios: convertíos y creed en el Evangelio.»

Palabra del Señor

Liturgia Viva de hoy Domingo 1º de Cuaresma - Ciclo B

Tentado en el Desierto
Arrepiéntanse y Crean en la Buena Noticia de Salvación

Saludo (Ver el Evangelio)
Jesús, el Señor, está con nosotros hoy y nos proclama su palabra:
"Se ha cumplido el tiempo y está cerca el reino de Dios:
Arrepiéntanse y crean en la Buena Noticia de Salvación".
Que escuchemos todos su palabra y que él esté siempre con ustedes.

Introducción por el Celebrante (Dos Opciones)
Tentado en el Desierto
¿Nos sorprende acaso el que a veces seamos tentados a hacer el mal que no queremos hacer, o a descuidar o abandonar el bien que deberíamos hacer? Estamos en buena compañía; nada menos que con Pablo y con Jesús. San Pablo se queja de sus dificultades en resistir a la atracción del mal. Y nada menos que Jesús fue tentado. De su ejemplo y de su gracia podemos sacar la fuerza para vencer cualquier tentación que se nos cruce en el camino, ya que él las ha vencido ya por nosotros.
Arrepiéntanse y Crean en la Buena Noticia de Salvación

Al comenzar la Cuaresma, el mensaje urgente que se nos dirige hoy es: "¡Arrepiéntanse! ¡Cambien el corazón, conviértanse!" Pero, ¿a quién le gusta cambiar sus hábitos y costumbres, su mentalidad, su estilo de vida? Preferiríamos quedarnos solos e ir a nuestro aire por los viejos caminos. Hasta Jesús mismo fue impulsado por el Espíritu -sí, por el Espíritu- al desierto, para allí ser tentado, para percibir con ojos claros su propia identidad, cuál era su tarea y cómo la gente y los acontecimientos tratarían de desviarlo de su misión. Pero Jesús fue más fuerte que la tentación y que el pecado. -- Que su Espíritu nos convierta a nosotros, para que logremos ser aquello para lo que hemos sido llamados , y para que hagamos lo que tenemos que hacer como cristianos. Que él nos ayude a superar nuestras tentaciones y nos haga más fuertes que el pecado.









Acto Penitencial
Pidamos al Señor, nuestro Dios,
que no nos deje caer en la tentación.
(Pausa)
Señor Jesús, tu fuiste tentado en el desierto.
Ayúdanos con tu fuerza a vencer las tentaciones y a permanecer siempre fieles a ti:
R/. Señor, ten piedad de nosotros.
Cristo Jesús, tú te entregaste a la muerte por nuestros pecados.
Guarda nuestra fe y nuestro amor siempre vivos, para que contigo sirvamos a Dios y a nuestros hermanos.
R/. Cristo, ten piedad de nosotros.
Señor Jesús, vuestra vida consistió en hacer la voluntad de tu Padre.
Haz que sintonicemos con el plan que Dios tiene sobre nosotros y sobre el mundo.
R/. Señor, ten piedad de nosotros.
Oh Dios Padre, danos la gracia de arrepentirnos sinceramente, y sé misericordioso con nosotros.
Conviértenos a ti y a nuestros hermanos y llévanos a la vida eterna.

Oración Colecta (Dos Opciones también)
1. Tentado en el Desierto
Oremos para que durante esta Cuaresma
nos volvamos plenamente a Dios y a nuestros hermanos.
(Pausa)
Oh Dios de la Alianza de amor:
tú nos invitas a seguir a tu Hijo.
Mientras recordamos
cómo fue conducido por el Espíritu al desierto,
que él abra nuestros ojos para ver
las tierras yermas del mal
que hemos creado en nuestro mundo.
Ayúdanos a orar en soledad,
a sentir nuestra hambre por todo lo bueno
y a vencer nuestras tentaciones.
Que aprendamos de Jesús
a creer en la Buena Noticia de Salvación
y a dar forma y a desarrollar
tu reino de verdad, justicia
y desinteresado y generoso amor.
Te lo pedimos en nombre de Jesús, el Señor.

2. Arrepiéntanse y Crean en la Buena Nueva de Salvación
Oremos para que estos cuarenta días de Cuaresma
sean para nosotros un tiempo de gracia.
(Pausa)
Dios de misericordia:
Tú nos otorgas los cuarenta días de Cuaresma
para que lleguemos a ser conscientes
del desierto de nuestro corazón.
Gracias por permitirnos acercarnos a ti
con una vida marcada por las cicatrices
de nuestras derrotas y fracasos
y las causadas por otros.
Sánanos, Señor, y perdónanos,
haznos de nuevo íntegros y sanos.
Danos la fuerza de Jesús,
para que seamos fieles a ti
y vivamos los unos para los otros.
Te lo pedimos por medio de Jesucristo, nuestro Señor.

Primera Lectura (Gn 9,8-15): Alianza de Dios con Noé
Tenemos la promesa de Dios de que nunca destruirá la obra de sus manos. Su Alianza es firme, como nos recuerda el arco iris.

Segunda Lectura (1 Pedro 3,18-22): Uno con Cristo en el Bautismo
Para cristianos desalentados, Pedro escribe: Cristo también ha experimentado sufrimiento y muerte, pero resucitó. Ustedes son uno con él por el bautismo, y les salvará.

Evangelio (Mc 1,12-15): Arrepiéntanse y Crean
Jesús resume su misión en estas palabras: "Se ha cumplido el tiempo y está cerca el reino de Dios. Arrepiéntanse y crean en la Buena Nueva de Salvación". Él nos repite estas palabras a nosotros hoy.

Oración de los Fieles
Respondamos al llamado de Cristo nuestro Señor, que nos invita a arrepentirnos y a creer en la Buena Noticia de Salvación. Y digamos:
R/. Señor, escucha el grito de tu pueblo.
Por la comunidad de la Iglesia, para que permita que el Espíritu Santo la renueve siempre, rechace las tentaciones de poder y de codicia y lleve a todos la Buena Noticia del perdón de Dios, roguemos al Señor.
Por los que han dejado de practicar su fe, para que puedan encontrar el camino de regreso a la Iglesia, y vuelvan al Señor y a su evangelio, roguemos al Señor.
Por los que están confrontando decisiones importantes en su vida, para que escojan los caminos de la justicia y del amor, y para que en todo busquen la voluntad de Dios, roguemos al Señor.
Por los jóvenes y adultos que se están preparando para el bautismo, y por los que les ayudan en esa preparación, para que el Señor les dé paz y alegría, roguemos al Señor.
Por los que están atravesando desiertos de sufrimiento, decepciones y fracasos, para que el Espíritu Santo les dé fortaleza para superar sus problemas, roguemos al Señor.
Señor, Dios nuestro, toca el corazón de todos y cada uno de nosotros para hacernos volver totalmente a ti y para vivir la Buena Noticia de Jesucristo, nuestro Señor.

Oración de Ofertorio
Oh Dios y Padre nuestro:
Este pan y este vino que te presentamos
proceden de tus manos generosas
y , en esta eucaristía,
nos los entregarás una vez más
como pan y bebida de vida eterna.
Tómanos también a nosotros;
acéptanos tal como somos;
pero no nos dejes acabar este banquete
sin habernos transformado más todavía
según la imagen y semejanza de Jesús,
Hijo tuyo y hermano nuestro.
Te lo pedimos en nombre de Jesús, el Señor.

Introducción a la Plegaria Eucarística
Durante la Cuaresma podemos usar siempre las Plegarias Eucarísticas de Reconciliación. Con Jesús entre nosotros ¿qué tenemos que temer? Alabemos y demos gracias a nuestro Padre por darnos a su Hijo Jesús, el Señor.

Introducción al Padrenuestro
Movidos por el Espíritu de Jesús,
pidamos al Padre de todos
que nos dé la fortaleza necesaria
para resistir a todas las tentaciones
de codicia, poder y auto-engreimiento.
R/. Padre nuestro…

Líbranos, Señor
Líbranos, Señor, de la tentación
de seguir con nuestras viejas actitudes egoístas,
ya que ellas nos llevan sólo al mal del pecado.
Haznos fuertes en las pruebas de la vida
y confírmanos en la alegría
de saber que tú nos amas y aceptas
y que confías en nosotros
para preparar con esperanza
la gloriosa venida de nuestro Salvador, Jesucristo.
R/. Tuyo es el reino…

Invitación a la Comunión
Éste es Jesucristo, el Señor,
que experimentó nuestras pruebas y tentaciones
para hacernos libres para Dios
y los unos para los otros.
Dichosos nosotros de recibirle
como nuestro ánimo y alegría.
R/. Señor, no soy digno…

Oración después de la Comunión
Oh Dios nuestro, siempre amable y paciente:
Te damos gracias por Jesús, tu Hijo.
Él nos ha dirigido palabras de paz, ánimo y perdón.
Él se ha entregado a nosotros como nuestro alimento.
Qué él sea nuestro compañero al caminar,
para que no tropecemos ni caigamos,
sino que nos conduzca a través de pruebas y deslices
por caminos de conversión hacia ti y hacia los hermanos.
Y que ojalá nosotros nos apoyemos mutuamente
con el poder de Jesucristo nuestro Señor.

Bendición:
Hermanos: En esta eucaristía hemos celebrado
la Alianza de Dios con nosotros
en la que entramos por medio del bautismo.
Pero no olvidemos nunca
que su vínculo nos compromete también
a entregarnos a nuestros hermanos y hermanas.
Somos responsables unos de otros.
Que no haya una necesidad que quede desapercibida,
que no haya un grito que caiga en oídos sordos,
que no haya una mano de nuestros hermanos
que se nos tienda en vano.
Quizás la conversión que más necesitamos es
descubrir a nuestro prójimo y volvernos a él.
Que el Señor nos ayude.
Y para ello, que la bendición de Dios todopoderoso,
Padre, Hijo y Espíritu Santo
descienda sobre nosotros y nos acompañe siempre.

Comentario al Evangelio de hoy domingo, 22 de febrero de 2015

Julio César Rioja, cmf
Queridos hermanos:
El Miércoles de Ceniza comenzó la Cuaresma, los cuarenta días de preparación a la celebración central del cristianismo: la Pascua. La Cuaresma es tiempo de renovar alianzas: “Yo hago un pacto con vosotros”, nos recuerda la primera lectura varias veces. Dios después del diluvio hace una alianza universal con Noé y con toda la creación. Noé es el segundo Adán resucitado de las aguas y se convierte en el socio de Dios, se dice que era “el hombre que caminaba con Dios”. Dios se compromete a no destruir jamás ni la raza humana ni las especies animales: “El diluvio no volverá a destruir la vida ni habrá otro diluvio que devaste la tierra”.
Hay algo muy bonito en esta primera lectura quizás no captado aún del todo por nuestra sensibilidad cristiana, el sentido cósmico de la fe, del que nos hablaba Teilhard de Chardin, (tranquilos es un señor que estudie de joven). “Con todos los animales que os acompañaron, aves, ganado y fieras, con todos los que salieron del arca y ahora viven en la tierra”, toda la creación es manifestación de la vida divina (ecología, ¿parece que el Papa quiere escribir una Encíclica sobre este tema?). Por eso el signo de la alianza es el Arco Iris: “Pondré mi arco en el cielo” como signo de paz. La naturaleza, el universo, el cosmos, no sólo son el altar de Dios y sus mejores catedrales; es también un elemento constitutivo de nuestra fe cristiana.

Cuarenta días duro el diluvio, cuarenta años tardo el pueblo de Israel en llegar a la tierra prometida, cuarenta días paso Jesús en el desierto y cuarenta días dura la Cuaresma. Se trata de un tiempo simbólico que nos invita a la conversión y ajustarnos al Evangelio. En la segunda lectura Pedro nos dice: “La paciencia de Dios aguardaba en tiempos de Noé, mientras se construía el arca, en la que unos pocos se salvaron cruzando las aguas. Aquello fue un símbolo del bautismo que actualmente os salva”. La salvación que se anunciaba en el Arco Iris es la que se anuncia en el bautismo y en el bautismo nos comprometimos a renunciar a las seducciones del demonio y hacer del Evangelio la norma de nuestra vida. Cada Pascua renovamos esa alianza, la Cuaresma nos invita a hacer un catecumenado, a revisar la vida. Siempre he pensado que para ser cristiano hay que tener imaginación: el agua, el Arco Iris, el bautismo, la luz, la cruz, la noche de Pascua, los cuarenta días…, son imágenes que nos invitan a la transcendencia, a buscar y a volver a empezar, en eso consiste la Cuaresma.

El Evangelio de Marcos es muy escueto y no nos cuenta las tentaciones. Se nos muestra a Jesús (nuevo Noé) pasando cuarenta días, no en las aguas, sino en el desierto, “dejándose tentar por Satanás; vivía entre alimañas y los ángeles le servían”. Después de ser bautizado en el Jordán se retiró al desierto impulsado por el Espíritu para prepararse a su misión. En esos días fue tomando conciencia de su vocación y trato de ajustarse a la voluntad del Padre, pero teniendo que hacer frente a la tentación de desvirtuar su mesianismo. Una vez vencida la tentación, empezó la misión: “Cuando arrestaron a Juan, Jesús se marchó a Galilea a proclamar el Evangelio de Dios; decía: Se ha cumplido el plazo, está cerca el Reino de Dios. Convertíos y creed la Buena Noticia”. Este será el principal elemento de la nueva alianza, la conversión del corazón y la aceptación de esta Buena Noticia: el Reino de Dios se ha establecido entre los hombres.

Por eso la urgencia: “Se ha cumplido el plazo”. Como nos dice el Papa Francisco en su mensaje para la Cuaresma de este año: “Fortalezcan sus corazones. Queridos hermanos y hermanas, cuánto deseo que los lugares en los que se manifiesta la Iglesia, en particular en nuestras parroquias y nuestras comunidades, lleguen a ser islas de misericordia en medio del mar de la indiferencia. Quien desea ser misericordioso necesita un corazón fuerte, firme, cerrado al tentador, pero abierto a Dios”. No podemos conformarnos con ir tirando, repetir rutinariamente lo de otros años; tenemos que mirar las señales en la naturaleza, el mundo, las personas y comunidades, que nos anuncian el Reino, la salvación, la Pascua.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified