GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Lecturas y Liturgia del 8 de Marzo de 2015

Lecturas del Domingo de la 3ª semana de Cuaresma

MISA DEL DIA   http://www.magnificat.tv/es/taxonomy/term/1
EVANGELIO DEL DIA http://evangeli.net/_mp3/daily/es/II_24.mp3

Domingo, 8 de marzo de 2015
Primera lectura
Lectura del libro del Éxodo (20,1-17):

En aquellos días, el Señor pronunció las siguientes palabras: «Yo soy el Señor, tu Dios, que te saqué de Egipto, de la esclavitud. No tendrás otros dioses frente a mí. No te harás ídolos, figura alguna de lo que hay arriba en el cielo, abajo en la tierra o en el agua debajo de la tierra. No te postrarás ante ellos, ni les darás culto; porque yo, el Señor, tu Dios, soy un dios celoso: castigo el pecado de los padres en los hijos, nietos y bisnietos, cuando me aborrecen. Pero actúo con piedad por mil generaciones cuando me aman y guardan mis preceptos. No pronunciarás el nombre del Señor, tu Dios, en falso. Porque no dejará el Señor impune a quien pronuncie su nombre en falso. Fíjate en el sábado para santificarlo. Durante seis días trabaja y haz tus tareas, pero el día séptimo es un día de descanso, dedicado al Señor, tu Dios: no harás trabajo alguno, ni tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu esclavo, ni tu esclava, ni tu ganado, ni el forastero que viva en tus ciudades. Porque en seis días hizo el Señor el cielo, la tierra y el mar y lo que hay en ellos. Y el séptimo día descansó: por eso bendijo el Señor el sábado y lo santificó. Honra a tu padre y a tu madre: así prolongarás tus días en la tierra que el Señor, tu Dios, te va a dar. No matarás. No cometerás adulterio. No robarás. No darás testimonio falso contra tu prójimo. No codiciarás los bienes de tu prójimo; no codiciarás la mujer de tu prójimo, ni su esclavo, ni su esclava, ni su buey, ni su asno, ni nada que sea de él.»

Palabra de Dios

Salmo
Sal 18,8.9.10.11

R/. Señor, tú tienes palabras de vida eterna

La ley del Señor es perfecta
y es descanso del alma;
el precepto del Señor
es fiel e instruye al ignorante. R/.

Los mandatos del Señor son rectos
y alegran el corazón;
la norma del Señor es límpida
y da luz a los ojos. R/.

La voluntad del Señor
es pura y eternamente estable;
los mandamientos del Señor son verdaderos
y enteramente justos.R/.

Más preciosos que el oro,
más que el oro fino;
más dulces que la miel
de un panal que destila.R/.

Segunda lectura
Lectura de la primera carta del apóstol san Pablo a los Corintios (1,22-25):

Los judíos exigen signos, los griegos buscan sabiduría; pero nosotros predicamos a Cristo crucificado: escándalo para lo judíos, necedad para los gentiles; pero, para los llamados –judíos o griegos–, un Mesías que es fuerza de Dios y sabiduría de Dios. Pues lo necio de Dios es más sabio que los hombres; y lo débil de Dios es más fuerte que los hombres.

Palabra de Dios

Evangelio
Evangelio según san Juan (2,13-25), del domingo, 8 de marzo de 2015
0
Lectura del santo evangelio según san Juan (2,13-25):

Se acercaba la Pascua de los judíos, y Jesús subió a Jerusalén. Y encontró en el templo a los vendedores de bueyes, ovejas y palomas, y a los cambistas sentados; y, haciendo un azote de cordeles, los echó a todos del templo, ovejas y bueyes; y a los cambistas les esparció las monedas y les volcó las mesas; y a los que vendían palomas les dijo: «Quitad esto de aquí; no convirtáis en un mercado la casa de mi Padre.»
Sus discípulos se acordaron de lo que está escrito: «El celo de tu casa me devora.»
Entonces intervinieron los judíos y le preguntaron: «¿Qué signos nos muestras para obrar así?»
Jesús contestó: «Destruid este templo, y en tres días lo levantaré.»
Los judíos replicaron: «Cuarenta y seis años ha costado construir este templo, ¿y tú lo vas a levantar en tres días?»

Pero él hablaba del templo de su cuerpo. Y, cuando resucitó de entre los muertos, los discípulos se acordaron de que lo había dicho, y dieron fe a la Escritura y a la palabra que había dicho Jesús.
Mientras estaba en Jerusalén por las fiestas de Pascua, muchos creyeron en su nombre, viendo los signos que hacía; pero Jesús no se confiaba con ellos, porque los conocía a todos y no necesitaba el testimonio de nadie sobre un hombre, porque él sabía lo que hay dentro de cada hombre.

Palabra del Señor

Liturgia Viva del Domingo 3º de Cuaresma - Ciclo B

Domingo, 8 de marzo de 2015
Tercer domingo de Cuaresma (B)
La Casa de Mi Padre
Verdadera Adoración
Saludo (Ver Segunda Lectura)
"Cristo crucificado
Es el poder y la sabiduría de Dios".
Que él nunca sea ni obstáculo ni escándalo para nosotros.
Que el Señor Jesús esté siempre con ustedes.

Introducción por el Celebrante (Dos Opciones)
La Casa de Mi Padre
Si un cristiano viene a misa los domingos, pero el resto de la semana no se preocupa para nada de Cristo, engaña en sus negocios, miente, no muestra amor, entonces la religión de este cristiano no es genuina. Nuestro Señor nos dice hoy que la religión auténtica, el adorar en espíritu y en verdad, unifica nuestras vidas de tal manera que no debe haber una parte reservada para Dios y otra parte sólo para nosotros: Dios debe estar presente en todo lo que hacemos, Cristo es nuestro compañero en toda nuestra vida. Pidámosle a Cristo, presente con nosotros en esta eucaristía, que inspire todo lo que hacemos y que camine siempre con nosotros a través de nuestra vida.
Verdadera Adoración
Hoy seguimos caminando por el camino de Cuaresma hacia la Pascua, Se nos recuerda cómo Jesús arrojó a los mercaderes fuera del templo. –sería bueno preguntarnos a nosotros mismos: ¿Qué desearía el Señor que alejáramos de nosotros, de forma que lleguemos a ser mejores cristianos? ¿Qué obstaculiza nuestro camino para ser más íntimos y cercanos a Jesús en nuestra vida diaria? Lo realmente importante para nosotros, cristianos, es que nos adhiramos al Señor y nos acerquemos con amor a los hermanos que él nos ha confiado. Entonces podemos adorarle con toda nuestra vida.


Acto Penitencial
Muchas veces hemos reservado parte de nuestra vida sólo para nosotros mismos. Pidamos perdón al Señor.
(Pausa)
Señor Jesús, tú nos invitas a encontrarnos contigo en cualquier momento, en cualquier lugar, en cualquier hermano:
R/. Señor, ten piedad de nosotros.
Cristo Jesús, con demasiada frecuencia venimos a la iglesia con corazones demasiado atiborrados con nuestras preocupaciones o demasiado vacíos para orar y adorarte.
R/. Cristo, ten piedad de nosotros.
Señor Jesús, tú quieres que adoremos a Dios en espíritu y en verdad:
R/. Señor, ten piedad de nosotros.
Ten misericordia de nosotros, Señor, sal a nuestro encuentro con tu amor que perdona y llévanos a la vida eterna.

Oración Colecta
Oremos para que seamos templo santo de Dios.
(Pausa)
Señor, Dios nuestro:
Con frecuencia hacemos de nuestros corazones
casas de soberbia y avaricia
en vez de hogares de amor y bondad
donde tú te sientas a gusto, como en casa.
Destruye el templo del pecado en nosotros,
Aleja todo pecado de nuestros corazones,
y haznos piedras vivas de una comunidad
en la que tu Hijo Jesucristo, nuestro Señor,
pueda vivir y reinar por los siglos de los siglos.

Primera Lectura (Ex 20,1-17): Los Mandamientos: Carta de la Fidelidad a la Alianza
Dios dio sus "diez palabras" (mandamientos) a su Pueblo, no tanto como leyes a obedecer, sino como carta de su libertad. Siguiendo los mandamientos, expresarían su lealtad y fidelidad al Dios siempre fiel, al Dios de la Alianza.

Segunda Lectura (1Cor 1,22-25): ¿Es Cristo una Piedra de Escándalo?
Para los que observan desde fuera, la muerte de Jesús en la cruz es o una locura o un fracaso. Pero para los que creen, es fuente de vida.

Evangelio (Jn 2,13-25): Hacia un Nuevo Templo
Cristo purifica el Templo judío, para que no sea un lugar que retiene y confina a Dios. Los romanos lo destruirán. Nosotros podemos encontrar a Cristo Resucitado en cualquier parte y él será el fundamento del Nuevo Pueblo de Dios, la Iglesia.

Oración de los Fieles (Basada en un modelo del P. René Mouret)
Oremos a Jesús, el Señor, que sabe lo que hay en el corazón de los hombres, y supliquémosle en espíritu y en verdad: R/. Señor, escucha nuestra oración.
Para que, cuando la gente busque un Dios a quien orar y en quien confiar, no encuentre otro Dios que el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, para adorarle, amarle y servirle, roguemos al Señor.
Para que, cuando la gente busque una fe con la que creer, encuentre a Jesús, el Señor, escuchen lo que él les dice y le sigan en lo que él hace, roguemos al Señor.
Para que, cuando la gente busque una esperanza en la que confiar, descubra la palabra de Jesús que le inspire y le guíe, roguemos al Señor.
Para que cuando la gente busque amor fiel, descubra a Jesús, el Señor, que vive en la gente tanto en sus palabras como en sus obras, roguemos al Señor.
Para que cuando la gente busque una comunidad, descubra a la Iglesia, como el hogar del Padre donde encuentre a Jesús y a los hermanos.
Señor Jesús, danos la gracia de ser íntimos tuyos y que te amemos no solamente aquí en la eucaristía, sino en todo lo que hagamos y digamos, pues tú eres nuestro Señor y Salvador por los siglos de los siglos.

Oración de Ofertorio
Señor Dios, Padre nuestro:
Con el pan de vida y el vino de alegría de sí mismo,
tu Hijo renovará tu Alianza con nosotros en esta eucaristía.
Que Jesús nos dé la voluntad y el amor
para ser fieles a las exigencias de esa Alianza
como él mismo fue fiel a ella,
incluso cuando implicó la cruz,
ya que queremos darte verdadera adoración
por medio del mismo Jesucristo nuestro Señor.

Introducción a la Plegaria Eucarística
Demos gracias al Padre y con Jesús ofrezcámosle el culto de nuestra vida.

Introducción al Padrenuestro
Con las palabras de Jesús, pidamos al Padre para que todos busquemos y hagamos su voluntad:
R/. Padre nuestro…

Líbranos, Señor
Líbranos, Señor, del mal del pecado
y de nuestra obstinada voluntad egoísta
que tantas veces rehúsa escucharte a ti
y a los que nos has dado como nuestros guías.
Ayúdanos a liberar a nuestros hermanos
del hambre de poder y de riqueza
y de las estructuras opresoras
que les impiden vivir con dignidad como hijos tuyos.
Ayúdanos para prepararnos con esperanza y libertad
para la venida final en gloria
de nuestro Señor y Salvador, Jesucristo.
R/. Tuyo es el reino…

Invitación a la Comunión
Éste es Jesucristo, Señor y Salvador nuestro,
poder y sabiduría de Dios.
Fue crucificado porque cumplió tu voluntad hasta el fin.
Dichosos nosotros de acogerle
y de recibir con plenitud su poder y su amor.
R/. Señor, no soy digno…





Oración después de la Comunión
Oh Dios, nuestro Padre fiel:
Tú nos has dado en esta eucaristía a tu Hijo Jesucristo
para mostrarnos en él lo que significa obediencia fiel.
Que tu Hijo viva en nosotros,
de forma que nuestra comunidad cristiana
sea el templo en el que él viva y que nos reúna juntos como hermanas y hermanos suyos.
Líbranos de todo formalismo hipócrita,
para que te adoremos con nuestras vidas
por el poder y sabiduría de Jesucristo nuestro Señor.




Bendición
Hermanos: Con sus palabras y acciones, Jesús nos ha dicho hoy que debemos servir a Dios como él mismo lo hizo:
En espíritu y en verdad.
Nuestra vida diaria tiene que corresponderse con lo que creemos, en servicio fiel a Dios y a los hermanos.
Con respeto y amor, tenemos que ser libres para él y para los hermanos, Que el Señor nos bendiga y nos guíe.
Y así, que la bendición de Dios todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo Descienda sobre nosotros y permanezca para siempre.

Comentario del Domingo 3º de Cuaresma - Ciclo B

Comentario: Rev. D. Lluís RAVENTÓS i Artés (Tarragona, España)
No hagáis de la Casa de mi Padre una casa de mercado

Hoy, cercana ya la Pascua, ha sucedido un hecho insólito en el templo. Jesús ha echado del templo el ganado de los mercaderes, ha volcado las mesas de los cambistas y ha dicho a los vendedores de palomas: «Quitad esto de aquí. No hagáis de la Casa de mi Padre una casa de mercado» (Jn 2,16). Y mientras los becerros y los carneros corrían por la explanada, los discípulos han descubierto una nueva faceta del alma de Jesús: el celo por la casa de su Padre, el celo por el templo de Dios.

¡El templo de Dios convertido en un mercado!, ¡qué barbaridad! Debió comenzar por poca cosa. Algún rabadán que subía a vender un cordero, una ancianita que quería ganar algunos durillos vendiendo pichones..., y la bola fue creciendo. Tanto que el autor del Cantar de los cantares clamaba: «Cazadnos las raposas, las pequeñas raposas que devastan las viñas» (Cant 2,15). Pero, ¿quién hacía caso de ello? La explanada del templo era como un mercado en día de feria.

-También yo soy templo de Dios. Si no vigilo las pequeñas raposas, el orgullo, la pereza, la gula, la envidia, la tacañería, tantos disfraces del egoísmo, se escurren por dentro y lo estropean todo. Por esto, el Señor nos pone en alerta: «Lo que os digo a vosotros, lo digo a todos: ¡Velad!» (Mc 13,37).

¡Velemos!, para que la desidia no invada la conciencia: «La incapacidad de reconocer la culpa es la forma más peligrosa imaginable de embotamiento espiritual, porque hace a las personas incapaces de mejorar» (Benedicto XVI).

¿Velar? -Intento hacerlo cada noche- ¿He ofendido a alguien?, ¿son rectas mis intenciones?, ¿estoy dispuesto a cumplir siempre y en todo la voluntad de Dios?, ¿he admitido algún tipo de hábito que desagrade al Señor? Pero, a estas horas, estoy cansado y me vence el sueño.

-Jesús, tú que me conoces a fondo, tú que sabes muy bien qué hay en el interior de cada hombre, hazme conocer las faltas, dame fortaleza y un poco de este celo tuyo para que eche fuera del templo todo aquello que me aparte de ti.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified