GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Lecturas y Liturgia del 14 de Abril de 2015

Lecturas del Martes de la 2ª semana de Pascua


MISA DEL DIA   http://www.magnificat.tv/es/taxonomy/term/1
EVANGELIO DEL DIA  http://www.radiopalabra.org/IMG/mp3/pascua08_martes2.mp3

Martes, 14 de abril de 2015
Primera lectura
Lectura del libro de los Hechos de los apóstoles (4,32-37):

En el grupo de los creyentes todos pensaban y sentían lo mismo: lo poseían todo en común y nadie llamaba suyo propio nada de lo que tenía. Los apóstoles daban testimonio de la resurrección del Señor Jesús con mucho valor. Y Dios los miraba a todos con mucho agrado. Ninguno pasaba necesidad, pues los que poseían tierras o casas las vendían, traían el dinero y lo ponían a disposición de los apóstoles; luego se distribuía según lo que necesitaba cada uno. José, a quien los apóstoles apellidaron Bernabé, que significa Consolado, que era levita y natural de Chipre, tenía un campo y lo vendió; llevó el dinero y lo puso a disposición de los apóstoles.

Palabra de Dios

Salmo
Sal 92,1ab.1c-2.5

R/. El Señor reina, vestido de majestad

El Señor reina, vestido de majestad,
el Señor, vestido y ceñido de poder. R/.

Así está firme el orbe y no vacila.
Tu trono está firme desde siempre,
y tú eres eterno. R/.

Tus mandatos son fieles y seguros;
la santidad es el adorno de tu casa,
Señor, por días sin término. R/.

Evangelio
Lectura del santo evangelio según san Juan (3,5a.7b-15):

En aquel tiempo, dijo Jesús a Nicodemo: «Tenéis que nacer de nuevo; el viento sopla donde quiere y oyes su ruido, pero no sabes de dónde viene ni a dónde va. Así es todo el que ha nacido del Espíritu.»
Nicodemo le preguntó: «¿Cómo puede suceder eso?»
Le contestó Jesús: «Y tú, el maestro de Israel, ¿no lo entiendes? Te lo aseguro, de lo que sabemos hablamos; de lo que hemos visto damos testimonio, y no aceptáis nuestro testimonio. Si no creéis cuando os hablo de la tierra, ¿cómo creeréis cuando os hable del cielo? Porque nadie ha subido al cielo, sino el que bajó del cielo, el Hijo del hombre. Lo mismo que Moisés elevó la serpiente en el desierto, así tiene que ser elevado el Hijo del hombre, para que todo el que cree en él tenga vida eterna.»

Palabra del Señor

Liturgia Viva del Martes de la 2ª semana de Pascua

Martes, 14 de abril de 2015
Una sola mente un solo corazón
(Hch 4,32-37; Jn 3,7-15)

Introducción
Basados en nuestras experiencias decepcionantes, sabemos lo difícil que es formar una verdadera comunidad. Somos diferentes, con diferentes personalidades, diferentes ideas, talentos, actitudes… El mayor obstáculo somos nosotros mismos: queremos que la gente siga nuestro camino, imponemos a los demás nuestros criterios y puntos de vista, etc. --- En nuestras comunidades cristianas hay uno que nos puede unir en sí mismo. Es Jesús, nuestro modelo y nuestro Señor. Creemos que venimos aquí juntos a la eucaristía por él y en su nombre. Él está vivo y presente entre nosotros. Él nos une a todos juntos en una misma fe y en un mismo amor. Ésta es, por otra parte, una tarea para toda la vida. ¿Igual que la primera comunidad cristiana de Jerusalén, acaso no podemos ser, en Jesús, una sola mente y un solo corazón?


Oración Colecta
Padre de nuestro Señor Jesucristo:
¡A ti toda alabanza y acción de gracias!
Tú nos has dado a tu Hijo, Jesús Resucitado,
para que viva en nuestras comunidades.
Haz que sepamos verlo con ojos de fe,
para que él nos una en una sola mente y un solo corazón.
Que su presencia dinámica entre nosotros
nos mueva a convertirnos con él
en pan de vida, los unos para los otros,
para que nadie entre nosotros tenga hambre
de alimento material o de ayuda espiritual
cuando se sienta necesitado.
Te lo pedimos por Cristo, nuestro Señor.

Intenciones
Señor Resucitado, sé más grandioso y más fuerte que nuestros egoísmos y divisiones. Haznos uno a todos los que creemos en ti, y así te decimos:
Señor Resucitado, tú has dado a los hombres corazones nuevos. En nuestras comunidades cristianas, haz que todos seamos una sola mente y un solo corazón, y así te decimos:
Señor Resucitado, que el mejor testimonio que demos de ti sea el aceptarnos fraternalmente unos a otros, el preocuparnos y servirnos generosamente unos a otros, y así te decimos:


Oración sobre las Ofrendas
Oh Dios y Padre nuestro:
Nosotros te pedimos que nos des alimento y bebida…
y tú nos das a tu Hijo.
Que ningún hermano en nuestras comunidades pase hambre
o se sienta abandonado cuando se encuentre afligido y angustiado.
Que, por el contrario, aprendamos de tu Hijo Jesús
a ser fieles compañeros de todos los que necesiten de nosotros.
Que, junto con el consuelo y ayuda ofrecidos,
nos demos también a nosotros mismos,
como hizo y sigue haciéndolo Jesús por nosotros,
él que es Señor y Dios nuestro
por los siglos de los siglos.

Oración después de la Comunión
Oh Dios y Padre nuestro:
Por la fe, hemos encontrado
en esta celebración eucarística
a tu Hijo Jesús.
Con él a nuestro lado,
queremos ser una comunidad profundamente creyente
en la que el amor y el compartir
no sean palabras huecas;
queremos formar una comunidad que siga soñando
en que podemos encontrarnos fraternalmente unos con otros
para crear todos juntos un nuevo futuro
por medio de aquel por quien hemos renacido en el bautismo,
Jesucristo, nuestro Señor glorioso y resucitado,
por los siglos de los siglos.

Bendición
Hermanos: “Llegar a ser una mente y un corazón”. ¿Cómo nos atrevemos a hablar así? Estamos todavía tan lejos de esta exigencia de nuestra fe… Pero seguimos esperando. Sigamos también trabajando y creciendo hacia esa meta, con la bendición del Señor. Y así, que la bendición de Dios todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo descienda sobre nosotros y nos acompañe siempre.


Comentario al Evangelio del martes, 14 de abril de 2015

José Vico Peinado, cmf
Queridos amigos:
Ayer os decía que me había sorprendido que, con la libertad recién recuperada, Pedro y Juan se fueran de inmediato a su comunidad. Hoy, mientras me disponía a escribir este comentario, me preguntaba cómo era esa comunidad o, al menos, cómo la soñaban quienes pertenecían a ella. Yo imaginaba que no podría ser una cárcel, ni un manicomio. De una cárcel habían salido y no me los imagino, queriendo sustituir una por otra. Lo del manicomio me lo invento yo, porque, con todos mis respetos, me parece que no es ningún lugar deseable para nadie. Ellos habían experimentado, en parte al menos, cómo era la comunidad que formaban el grupo de los creyentes y seguidores. Cómo era su "hogar solidario". Y ¿cómo era?

De lo que ha visto y oído, habla y da testimonio el autor del libro de los Hechos. Pero su descripción va más allá de la realidad y narra el sueño que alberga él para forjar una comunidad "como Dios manda". Tal es una comunidad en la que sus dirigentes y últimos responsables (los apóstoles) se creen el evangelio, lo proclaman y dan testimonio "con mucho valor" de la resurrección de Jesús. Se juegan el tipo por esto. Pero el resto está en la misma honda, puesto que todos "pensaban y sentían lo mismo". Todos tenían las manos en el mismo arado y nadie quería volver la vista atrás. De todas formas, no querían ser espiritualistas. Su ideal lo concretaban en tener una comunicación de bienes materiales, de tal suerte que nadie considerara como propio lo suyo, ni nadie de la comunidad pasara necesidad, viendose con el agua al cuello, sin esperanza de poder salir adelante.

Éste era el ideal. Nada más. Y nada menos. La realidad, después, iba más lenta que los sueños. Prueba de ello es que se alaba el gesto de Bernabé y no tendría sentido hacerlo, si acciones como la que hace fueran el pan nuestro de cada día.
Quizá en nuestra actual comunidad nos convenga un poquito más atrevernos a soñar, aunque nos llamen idealistas y no seamos bien vistos por la gente sensata de dentro y de fuera.
Vuestro amigo y hermano
José Vico Peinado cmf
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified