GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Lecturas y Liturgia del 15 de Abril de 2015

Lecturas del Miércoles de la 2ª semana de Pascua


MISA DEL DIA   http://www.magnificat.tv/es/taxonomy/term/1
EVANGELIO DEL DIA  http://www.radiopalabra.org/IMG/mp3/pascua08_miercoles2.mp3

Miércoles, 15 de abril de 2015
Primera lectura
Lectura del libro de los Hechos de los apóstoles (5,17-26):

En aquellos días, el sumo sacerdote y los de su partido –la secta de los saduceos–, llenos de envidia, mandaron prender a los apóstoles y meterlos en la cárcel común.
Pero, por la noche, el ángel del Señor les abrió las puertas de la celda y los sacó fuera, diciéndoles: «ld al templo y explicadle allí al pueblo íntegramente este modo de vida.»
Entonces ellos entraron en el templo al amanecer y se pusieron a enseñar. Llegó entre tanto el sumo sacerdote con los de su partido, convocaron el Sanedrín y el pleno de los ancianos israelitas, y mandaron por los presos a la cárcel.
Fueron los guardias, pero no los encontraron en la celda, y volvieron a informar: «Hemos encontrado la cárcel cerrada, con las barras echadas, y a los centinelas guardando las puertas; pero, al abrir, no encontramos a nadie dentro.»
El comisario del templo y los sumos sacerdotes no atinaban a explicarse qué había pasado con los presos.
Uno se presentó, avisando: «Los hombres que metisteis en la cárcel están ahí en el templo y siguen enseñando al pueblo.»
El comisario salió con los guardias y se los trajo, sin emplear la fuerza, por miedo a que el pueblo los apedrease.

Palabra de Dios

Salmo
Sal 33,2-3.4-5.6-7.8-9

R/. Si el afligido invoca al Señor, él lo escucha

Bendigo al Señor en todo momento,
su alabanza está siempre en mi boca;
mi alma se gloría en el Señor:
que los humildes lo escuchen y se alegren. R/.

Proclamad conmigo la grandeza del Señor,
ensalcemos juntos su nombre.
Yo consulté al Señor, y me respondió,
me libró de todas mis ansias. R/.

Contempladlo, y quedaréis radiantes,
vuestro rostro no se avergonzará.
Si el afligido invoca al Señor,
él lo escucha y lo salva de sus angustias. R/.

El ángel del Señor acampa en torno a sus fieles
y los protege.
Gustad y ved qué bueno es el Señor,
dichoso el que se acoge a él. R/.

Evangelio
Lectura del santo evangelio según san Juan (3,16-21):

Tanto amó Dios al mundo que entregó a su Hijo único para que no perezca ninguno de los que creen en él, sino que tengan vida eterna. Porque Dios no mandó su Hijo al mundo para juzgar al mundo, sino para que el mundo se salve por él. El que cree en él no será juzgado; el que no cree ya está juzgado, porque no ha creído en el nombre del Hijo único de Dios. El juicio consiste en esto: que la luz vino al mundo, y los hombres prefirieron la tiniebla a la luz, porque sus obras eran malas. Pues todo el que obra perversamente detesta la luz y no se acerca a la luz, para no verse acusado por sus obras. En cambio, el que realiza la verdad se acerca a la luz, para que se vea que sus obras están hechas según Dios.

Palabra del Señor

Liturgia Viva del Miércoles de la 2ª semana de Pascua

Miércoles, 15 de abril de 2015
No condenar, sino salvar
(Hch 5,17-26; Jn 3,16-21)

Introducción
Dios envió a su único Hijo al mundo para salvarnos. Salvación. ¿Tenemos necesidad de salvación? Nos hemos vuelto tan autosuficientes y orgullosos de nuestras realizaciones y logros humanos, que con frecuencia pensamos que la salvación pertenece a otro mundo – no al nuestro. Pero cuando, en nuestros momentos de sensatez, nos sentamos a reflexionar, tenemos que afrontar realidades más profundas: ¿De qué logros se trata? ¿Para qué sirven? ¿Nos han hecho más felices? ¿Hemos transformado el mundo en un lugar mejor para vivir? Y entonces nos damos cuenta de que no podemos hacerlo solos. Necesitamos salvarnos – de nosotros mismos, de nuestros logros, de nuestro así llamado progreso… Y por eso nos volvemos agradecidos a Jesús, que es no sólo un “hombre-para-los-demás”, sino además es Hijo de Dios, que está con nosotros, y que todavía puede sacarnos del desastre y confusión que hemos producido y en los que estamos metidos.

Oración Colecta
Señor Dios nuestro:
Tú amaste tanto al mundo -es decir a nosotros-
que nos diste a tu único Hijo
para liberarnos de nosotros mismos
y para darnos vida eterna.

No nos condenes, Señor;
no nos abandones a nuestra suerte
y a nuestros pequeños y ridículos esquemas humanos,
sino danos a tu Hijo para que permanezca con nosotros
y para que haga que el amor, la justicia y la paz
lleguen a ser realidades siempre nuevas entre nosotros,
tu pueblo renacido por el bautismo en tu Hijo,
Jesucristo, nuestro Señor.

Intenciones
Para que la Iglesia, igual que Dios Padre, ame tanto al mundo que dé a conocer a Jesús a todos, y lo entregue, como don salvador, a todos los pueblos, cercanos y lejanos, roguemos al Señor.
Para que aquellos que no pueden creer en Dios porque la vida les es muy difícil, perciban el amor de Dios reflejado en gente buena, humilde, acogedora y cercana, roguemos al Señor.
Para que no condenemos a nadie, sino que aceptemos a las personas de la misma forma como Dios las acepta, roguemos al Señor.

Oración sobre las Ofrendas
Señor Dios nuestro:
Igual como tu Hijo Jesús está aquí presente
y se da a sí mismo a nosotros
en este banquete de la eucaristía,
que también esté él presente en nuestras vidas
y dé sentido a todo lo que hacemos.

Que aprendamos de él
a hacer lo que seríamos incapaces de hacer
sólo por nosotros mismos, dejados a nuestra suerte:
como olvidar ofensas y perdonar a nuestros enemigos.
ser pacientes con los que no nos comprenden,
llevar libertad a los que no la aprecian.
Que Jesús trabaje todo esto en nosotros
porque él es nuestro Señor y Salvador
por los siglos de los siglos.

Oración después de la Comunión
Señor:
Tú oyes los gritos y el llanto de los pobres;
tú enviaste a tu Hijo al mundo
no para condenarlo, sino para salvarlo.

Danos fuerza, no para condenar,
sino para edificar;
no para juzgar, sino para sanar y ayudar,
no para maldecir, sino para bendecir.

Y cuando nuestros torpes esfuerzos nos fallen,
recuérdanos que tu Hijo permanece aquí con nosotros
y que él puede hacer las cosas
-aun por medio de nosotros-
mejor de lo que nunca nos atreveríamos a esperar.
Te lo pedimos por Jesucristo nuestro Señor.

Bendición
Hermanos: Dios no envió a Jesús al mundo para condenarlo, sino para salvarlo. Con Jesús, y por medio de él, somos parte de ese hermoso plan. Que la bendición de Dios todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo descienda sobre ustedes y permanezca para siempre.





Comentario al Evangelio del miércoles, 15 de abril de 2015


José Vico Peinado, cmf
Queridos amigos:
Me contaba, el otro día, una persona muy amiga, algo que le pasó a ella y que, al leer el texto de Juan, se me ha venido a la cabeza. Uno de los días de Semana Santa, recibió en su casa a una familia muy querida. Uno de los hijos tiene una enfermedad bastante seria, de la que está perfectamente informado. Cuando llegó un momento que consideró oportuno, mi amiga le entregó un regalo. Le dijo cuánto le quería ella y Dios y, al final, preguntó al muchacho: "¿te lo crees?" "A lo cual el chico, con sus doce años, respondió: AQue tú me quieres, lo veo y lo siento; que Dios me quiere, no lo sé".

Este chico está atravesando tiempos recios. Necesita ver y sentir el calor de un cariño piel a piel. El amor humano lo percibe con facilidad. Ha crecido en él. Hasta este momento, también había crecido en un ambiente religioso en el que se daba por supuesto el amor que Dios nos tiene. Ahora ya no lo da por supuesto, sino que, desde la enfermedad, se pregunta: "¿cómo puedo creer que Dios me ama, si me hace atravesar por cañadas oscuras?". Tendrá que ir descubriendo que Dios no manda el sufrimiento, ni protege de todo sufrimiento, pero que sí protege en todo sufrimiento. Que Él es Padre amoroso y que, por amor, sufre con todos los sufrientes de la historia. Que, para que tengan vida, entregó a su único Hijo: ése que es el camino, la verdad y la vida. Ése a través del cual podemos percibir el amor de Dios hecho humano. Ése que nos mandó querernos unos a otros con amor entrañable para que el mundo creyera.

La tarea de este chico es la de descubrir que el amor que le aportan todos los que se lo manifiestan no es ajeno a Dios. Es la presencia del amor grande de Dios en lo pequeño del amor humano. Ojalá no tarde en descubrirlo él. Ni tampoco nosotros.
Vuestro amigo y hermano
José Vico Peinado, cmf
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified