GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Lecturas y Liturgia del 23 de Abril de 2015

Lecturas del Jueves de la 3ª semana de Pascua

MISA DEL DIA   http://www.magnificat.tv/es/taxonomy/term/1
EVANGELIO DEL DIA   http://www.radiopalabra.org/IMG/mp3/pascua08_jueves3.mp3

Jueves, 23 de abril de 2015
Primera lectura
Lectura del libro de los Hechos de los apóstoles (8,26-40):

En aquellos días, el ángel del Señor le dijo a Felipe: «Ponte en camino hacia el Sur, por la carretera de Jerusalén a Gaza, que cruza el desierto.»
Se puso en camino y, de pronto, vio venir a un etíope; era un eunuco, ministro de Candaces, reina de Etiopía e intendente del tesoro, que había ido en peregrinación a Jerusalén. Iba de vuelta, sentado en su carroza, leyendo el profeta Isaías.
El Espíritu dijo a Felipe: «Acércate y pégate a la carroza.»
Felipe se acercó corriendo, le oyó leer el profeta Isaías, y le preguntó: «¿Entiendes lo que estás leyendo?»
Contestó: «¿Y cómo voy a entenderlo, si nadie me guía?»
Invitó a Felipe a subir y a sentarse con él. El pasaje de la Escritura que estaba leyendo era éste: «Como cordero llevado al matadero, como oveja ante el esquilador, enmudecía y no abría la boca. Sin defensa, sin justicia se lo llevaron, ¿quién meditó en su destino? Lo arrancaron de los vivos.»
El eunuco le preguntó a Felipe: «Por favor, ¿de quién dice esto el profeta?; ¿de él mismo o de otro?»
Felipe se puso a hablarle y, tomando pie de este pasaje, le anunció el Evangelio de Jesús.
En el viaje llegaron a un sitio donde había agua, y dijo el eunuco: «Mira, agua. ¿Qué dificultad hay en que me bautice?»
Mandó parar la carroza, bajaron los dos al agua, y Felipe lo bautizó. Cuando salieron del agua, el Espíritu del Señor arrebató a Felipe. El eunuco no volvió a verlo, y siguió su viaje lleno de alegría. Felipe fue a parar a Azoto y fue evangelizando los poblados hasta que llegó a Cesarea.

Palabra de Dios

Salmo
Sal 65,8-9.16-17.20

R/. Aclamad al Señor, tierra entera

Bendecid, pueblos, a nuestro Dios,
haced resonar sus alabanzas,
porque él nos ha devuelto la vida
y no dejó que tropezaran nuestros pies. R/.

Fieles de Dios, venid a escuchar,
os contaré lo que ha hecho conmigo:
a él gritó mi boca
y lo ensalzó mi lengua. R/.

Bendito sea Dios,
que no rechazó mi súplica
ni me retiró su favor. R/.

Evangelio
Lectura del santo evangelio según san Juan (6,44-51):
En aquel tiempo, dijo Jesús a la gente: «Nadie puede venir a mí, si no lo atrae el Padre que me ha enviado. Y yo lo resucitaré el último día. Está escrito en los profetas: "Serán todos discípulos de Dios." Todo el que escucha lo que dice el Padre y aprende viene a mí. No es que nadie haya visto al Padre, a no ser el que procede de Dios: ése ha visto al Padre. Os lo aseguro: el que cree tiene vida eterna. Yo soy el pan de la vida. Vuestros padres comieron en el desierto el maná y murieron: éste es el pan que baja del cielo, para que el hombre coma de él y no muera. Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo; el que coma de este pan vivirá para siempre. Y el pan que yo daré es mi carne para la vida del mundo.»

Palabra del Señor

Liturgia Viva del Jueves de la 3ª semana de Pascua

Jueves, 23 de abril de 2015
ENCUENTRO CON CRISTO EN LA PALABRA Y EN EL SACRAMENTO
(Hch 8,26-40; Jn 6,44-51)

Introducción

Lucas presenta en el Libro de Los Hechos la conversión del tesorero de la reina de Etiopía muy en paralelo con la de los discípulos de Emaús. Éstos habían escuchado la explicación de las Escrituras por parte de Cristo acerca de sí mismo, y entonces reconocieron y encontraron realmente al Señor, vivo y resucitado, al partir el pan, en la eucaristía. El etíope había recibido explicación de las Escrituras sobre el cordero sacrificado y sobre la buena nueva de la resurrección de Jesús.
En el evangelio, Cristo habla de nuevo de sí mismo como pan de vida que hay que aceptar con fe, y promete dar el pan de su propia carne en la eucaristía para la vida del mundo, para la vida eterna.


Oración Colecta

Oh Padre de bondad:
Tú atraes hacia ti a todos los hombres
que creen en tu Hijo Jesucristo.
Fe, Señor, fe es lo que necesitamos.
Dánosla, te rogamos;
una fe viva para que podamos encontrar hoy
a Jesucristo, tu Hijo,
en tu palabra que nos diriges,
en el pan de vida que nos ofreces,
y en el alimento que podemos compartir
mutuamente con los hermanos.
Todo ello en el mismo Jesucristo,
Hijo tuyo y Señor nuestro,
que vive contigo y con el Espíritu Santo
ahora y por los siglos de los siglos.

Intenciones

Señor Jesús, haz que tu palabra y tu persona estén tan vivas en nosotros que sintamos la necesidad y urgencia de compartirlas con todos los que viven junto a nosotros; y así te decimos:
Señor Jesús, que la eucaristía revitalice nuestras comunidades con un espíritu de servicio y de justicia, y así te decimos:
Señor Jesús, queremos volvernos entusiastas en el amor y en el compartir, como los primeros cristianos; y así te decimos:

Oración sobre las Ofrendas

Señor Dios,
Queremos vivir,
vivir al máximo y sin límites ni fronteras.
Te rogamos nos des el pan de vida, ,
para que conozcamos, amemos y vivamos intensamente;
para que nos demos a nosotros mismos
con Jesús, que se dio a sí mismo
como carne para la vida del mundo.
Que así podamos resucitar con él en el último día
para vivir felizmente contigo
por los siglos de los siglos.

Oración después de la Comunión

Oh Dios de los vivientes:
Tú nos has dado el pan de vida
para que, comiéndolo,
no muramos y tengamos vida.
Te damos gracias por ello, Padre,
pero fortalece y haz más profunda nuestra fe,
para que reconozcamos que tu Hijo está con nosotros,
y que con él el mundo puede vivir
una vida digna de vivirse,
una vida de esperanza y de justicia,
de dignidad y de amor,
una vida que perdure
por los siglos de los siglos.



Bendición
Hermanos: Vivir, ser vivaz, vibrar animosos con la vida, así es cómo nosotros y nuestras comunidades habríamos de mostrarnos, si es que el Señor está vivo realmente entre nosotros. Algunas comunidades cristianas primitivas se llamaban a sí mismas “Hoy zontes”, “los que viven”. ¿Acaso no habríamos de ser todos así?
Para ello, que la bendición de Dios todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo, descienda sobre todos nosotros y permanezca para siempre.

Comentario al Evangelio del 

ciudadredonda
Queridos amigos:

Estamos ante una dura escena evangélica. Jesús es acusado por sus opositores de realizar su obra en alianza con el Maligno. Una vez más, el relato testifica la más tremenda de las equivocaciones: confundir el mal con el bien . En esta ocasión Jesús, decidido y con rabia, refuta la falta de fundamento de tal opinión que raya el ridículo. Y se deja notar en las palabras del Maestro una triste amargura, profunda y desalentada al defenderse de esas duras acusaciones. El enviado a liberar y a salvar, a curar y a sanar, es descalificado sin contemplaciones con el látigo de la duda acerca de su bondad.

Lamentablemente constatamos, también nosotros, que la obstinación del corazón humano puede llegar al extremo y hacerse incurable. Podemos encontrarnos con personas, tan contrarias a la fe y tan obstinadas en sus prejuicios, a veces grotescos y calumniosos, que terminen encendiendo nuestra ira y malhumor. Así es el corazón humano, misterio de su libertad, que en vez de usar la inteligencia para buscar la verdad prefiere imponer lo que confirme el propio prejuicio. Se repite aquella ley del mínimo esfuerzo, acuñada por La Rochefoucald en esta convincente versión: “Los espíritus mediocres suelen condenar todo aquello que está fuera de su alcance”.

La libertad de expresión que gozamos en nuestra sociedad y los instrumentos de su difusión han logrado que las ideas se transmitan con enorme rapidez, de manera muy fácil y accesible… sin tener en cuenta la credibilidad de quien las afirma, difunde o defiende. Una supina carencia de rigor y de seriedad encubre con frecuencia interpretaciones sesgadas y maliciosas, al amparo de afirmaciones generales y de slogan tan envenenados como persuasivos. El buen sentido de la cautela, la conciencia del propio límite en el conocimiento, la escucha y acogida de la verdad del otro, el distanciarse de intereses poco nobles y la autocrítica… son ciertamente “ rara avis ” en el bosque informativo en el que andamos perdidos, donde terminan imponiendo sus fueros las voces más estridentes y poderosas.

De esta manera sigue ganando adeptos una amplia corriente de opinión que, con una mirada reprobatoria a los discípulos del Maestro, les acusa de mil y una maldades: ¿Que la Iglesia se dedica a la promoción de la humanidad?... ¡Habrá que ver qué ganancias busca con ello…! ¿Que la Iglesia se alinea a favor de la paz? ¡Los intereses que le reportará…! Tras las cacareadas riquezas del Vaticano o la reiteración agotadora de sus errores históricos, encontramos siempre a acusadores incapaces de buscar la verdad con objetividad. Prefieren la cómoda seguridad de lo que dice todo el mundo o, si acaso, una hipócrita abstención para evitarse complicaciones.

Lo mismo le sucedió al Señor. El evangelio de hoy, sin ponernos una venda en los ojos, nos invita a vivir con él la simplicidad evangélica, con alegría y junto al Maestro, para que nada ni nadie tumben la certeza de nuestra fe. Recordemos y valoremos a aquellos que con tenacidad se han mantenido fieles a Jesús en las duras y en las maduras. Pidamos la fe. No la que busca tan solo evitar conflictos y dificultades, sino la que, entre persecuciones, combates y pruebas, se mantiene junto a Jesús, Camino, Verdad y Vida. ¡Esto solo se aprende en el horno del fuego! Jesús es un incendio. No aspiremos a conseguir un corazón ignífugo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified