GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Lecturas y Liturgia del 30 de Mayo de 2015

Lecturas del Sábado de la 8ª semana del Tiempo Ordinario


MISA DEL DIA   http://www.magnificat.tv/es/taxonomy/term/1
EVANGELIO MP3   http://evangeli.net/_mp3/daily/es/IV_78.mp3

Sábado, 30 de mayo de 2015
Primera lectura
Lectura del libro del Eclesiástico (51,12-20):


Doy gracias y alabo y bendigo el nombre del Señor, Siendo aún joven, antes de torcerme, deseé la sabiduría con toda el alma, la busqué desde mi juventud y hasta la muerte la perseguiré; crecía como racimo que madura, y mi corazón gozaba con ella, mis pasos caminaban fielmente siguiendo sus huellas desde joven, presté oído un poco para recibirla, y alcancé doctrina copiosa; su yugo me resultó glorioso, daré gracias al que me enseñó; decidí seguirla fielmente, cuando la alcance no me avergonzaré; mi alma se apegó a ella, y no apartaré de ella el rostro; mi alma saboreó sus frutos, y jamás me apartaré de ella; mi mano abrió sus puertas, la mimaré y la contemplaré; mi alma la siguió desde el principio y la poseyó con pureza.

Palabra de Dios

Salmo
Sal 18,8.9.10.11



R/. Los mandatos del Señor son rectos y alegran el corazón

La ley del Señor es perfecta
y es descanso del alma;
el precepto del Señor es fiel
e instruye al ignorante. R/.

Los mandatos del Señor son rectos
y alegran el corazón;
la norma del Señor es límpida
y da luz a los ojos. R/.

La voluntad del Señor es pura
y eternamente estable;
los mandamientos del Señor
son verdaderos y enteramente justos. R/.

Más preciosos que el oro,
más que el oro fino;
más dulces que la miel
de un panal que destila. R/.

Evangelio
Lectura del santo evangelio según san Marcos (11,27-33):


En aquel tiempo, Jesús y los discípulos volvieron a Jerusalén y, mientras paseaba por el templo, se le acercaron los sumos sacerdotes, los escribas y los ancianos y le preguntaron: «¿Con qué autoridad haces esto? ¿Quién te ha dado semejante autoridad?»
Jesús les respondió: «Os voy a hacer una pregunta y, si me contestáis, os diré con qué autoridad hago esto: El bautismo de Juan ¿era cosa de Dios o de los hombres? Contestadme.»
Se pusieron a deliberar: «Si decimos que es de Dios, dirá: "¿Y por qué no le habéis creído?" Pero como digamos que es de los hombres...» (Temían a la gente, porque todo el mundo estaba convencido de que Juan era un profeta.)
Y respondieron a Jesús: «No sabemos.»
Jesús les replicó: «Pues tampoco yo os digo con qué autoridad hago esto.»

Palabra del Señor

Liturgia Viva del Sábado de la 8ª semana del Tiempo Ordinario

Sábado, 30 de mayo de 2015
AUTORIDAD Y PERSONA DE JESÚS
(Año I. Eclo 51,12-20; Mc 11,27-33)

Introducción
Año I. En la primera lectura el escritor del Antiguo Testamento da gracias a Dios, de quien ha aprendido sabiduría. La sabiduría de Dios le ha traído profunda visión interior y felicidad.
Evangelio. El evangelio nos muestra a los líderes judíos desafiando la autoridad de Jesús por lo que enseña y hace, porque ellos mismos se sienten amenazados en su propia autoridad. Jesús no les responde, ya que no están dispuestos a aceptarle, de todos modos, y sólo tratan de justificarse a sí mismos. --- Ni ellos ni nosotros podemos entender a Jesús a no ser que le encontremos, le acojamos y le amemos como a una persona.

 Oración Colecta
Señor Dios nuestro:
Tú eres la fuente de toda sabiduría.
Proclámanos tu palabra hoy
y abre nuestros corazones a la misma,
para que aprendamos a mirar con tus ojos
al mundo y a la gente,
y para que tu sabiduría nos guíe
en todo lo que hacemos.
Te lo pedimos por medio de aquel
que tú nos enviaste en medio de nosotros
y en quien creemos firmemente,
Jesucristo nuestro Señor.

Intenciones
Para que la Iglesia imite a Jesús y fundamente su autoridad en el servicio y en la sanación, roguemos al Señor.
Para que los que tienen legítima autoridad sean humildes y sencillos, roguemos al Señor.
Para que nosotros sepamos reconocer la auténtica autoridad más en la bondad y compasión de los que mandan que en su poder, roguemos al Señor.

Oración sobre las Ofrendas
Señor Dios nuestro:
Tú nos has dado a tu Hijo Jesús
para que esté con nosotros
y para mostrarnos el camino hacia ti.
Que él llegue a ser para nosotros una persona viva,
presente ahora aquí en medio de nosotros
en estos signos de pan y vino;
presente también en la gente que nos rodea,
presente en nuestras vidas
como nuestro compañero en el camino hacia ti,
porque él es nuestro Señor y Salvador
por los siglos de los siglos.

Oración después de la Comunión
Señor Dios nuestro, Padre amoroso:
Tu Hijo Jesús ha estado con nosotros
en esta celebración eucarística.
Danos sabiduría y humildad
para aceptar siempre a tu Hijo
en sus propios términos y condiciones
y con su propia autoridad.
Que así logremos conocerle,
amarle cada día más
y vivir la clase y el estilo de vida
que él vivió en medio de los hombres
como la verdad, la vida y el camino hacia ti,
Dios nuestro, lleno de vida y amor,
por los siglos de los siglos.

Bendición
Hermanos: Demos gracias a Dios porque creemos en Jesús. Que sepamos aceptar también a los que hablan en su nombre. Le pedimos al Señor que aumente nuestra fe.
Y que la bendición de Dios todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo descienda sobre nosotros y nos acompañe siempre.



Comentario al Evangelio del 

José Luis Latorre, cmf
Queridos amigos:

En el Evangelio de hoy le preguntan a Jesús “con qué autoridad” hacía las cosas y “quién le había dado tal autoridad”. Cuando la autoridad nace del cargo que uno ocupa, del poder que tiene, del dinero que posee y de la fama, normalmente esta autoridad se impone y busca el dominio del otro; intenta subyugarlo, controlarlo y tenerlo amarrado. El poder, el dinero y la fama buscan privilegios, e incluso intentan controlar a Dios.

Hay también otra autoridad que busca la dignificación y la promoción de las personas; su objetivo es el crecimiento y desarrollo de las personas; y se ejerce en servicio a los demás sin buscar su propio beneficio personal y social. Es la autoridad de quien ha comprendido que “mandar es servir” y la ejerce con amor sin usar la fuerza y buscando convencer más que imponer.

Existe además la autoridad moral: el propio testimonio de vida. Jesús decía “si no me creen a Mí, crean a mis obras, pues ellas hablan de Mi”. Es la autoridad de quien ha hecho de su vida un servicio desinteresado a los pobres y excluidos, e incluso ha dado su propia vida por su liberación total. Es la autoridad del testimonio verdadero y nítido de la persona de bien que se conoce por sus obras, porque “un árbol bueno no da frutos malos, y un árbol malo no da frutos buenos”.

En este mundo de las comunicaciones globales qué importantes son los gestos de bondad, misericordia y amor; producen espontáneamente reacciones y sentimientos positivos. Ya se dice que “un gesto vale por mil palabras”. Es la evangelización más convincente porque como decía el Beato Pablo VI “el mundo de hoy escucha con más gusto a los testigos”. San Pablo decía a los cristianos de Tesalónica: “ustedes, hermanos, no se cansen de hacer el bien”.

Amiga y amigo lector: nuestra fuerza –autoridad- está en el amor y en hacer el bien. Ojalá también hoy puedan decir de nosotros, cristianos del siglo XXI, lo mismo que decían de los cristianos del siglo primero “Mirad cómo se aman. Hermanos qué tenemos que hacer para ser como ustedes”. El libro del Eclesiástico decía de los hombres de bien: “Hagamos el elogio de los hombres de bien…Hay quienes no dejaron recuerdo y acabaron al acabar su vida, fueron como si no hubieran sido… No así los hombres de bien: su esperanza no se acaba, sus bienes perduran en su descendencia, su heredad pasa de hijos a nietos… Su recuerdo dura por siempre, su caridad no se olvidará” (44, 1.9-13).
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified