GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Lecturas y Liturgia del 9 de Junio de 2015

Lecturas del Martes de la 10ª semana del Tiempo Ordinario


MISA DEL DIA   http://www.magnificat.tv/es/taxonomy/term/1
EVANGELIO MP3   http://evangeli.net/_mp3/daily/es/IV_92.mp3

Martes, 9 de junio de 2015
Primera lectura
Lectura de la segunda carta del apóstol san Pablo a los Corintios (1,18-22):

¡Dios me es testigo! La palabra que os dirigimos no fue primero «sí» y luego «no». Cristo Jesús, el Hijo de Dios, el que Silvano, Timoteo y yo os hemos anunciado, no fue primero «sí» y luego «no»; en él todo se ha convertido en un «sí»; en él todas las promesas han recibido un «sí». Y por él podemos responder: «Amén» a Dios, para gloria suya. Dios es quien nos confirma en Cristo a nosotros junto con vosotros. Él nos ha ungido, él nos ha sellado, y ha puesto en nuestros corazones, como prenda suya, el Espíritu.

Palabra de Dios

Salmo
Sal 118,129.130.131.132.133.135

R/. Haz brillar, Señor, tu rostro sobre tu siervo

Tus preceptos son admirables,
por eso los guarda mi alma. R/.

La explicación de tus palabras ilumina,
da inteligencia a los ignorantes. R/.

Abro la boca y respiro,
ansiando tus mandamientos. R/.

Vuélvete a mí y ten misericordia,
como es tu norma con los que aman tu nombre. R/.

Asegura mis pasos con tu promesa,
que ninguna maldad me domine. R/.

Haz brillar tu rostro sobre tu siervo,
enséñame tus leyes. R/.

Evangelio
Lectura del santo evangelio según san Mateo (5,13-18):

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Vosotros sois la sal de la tierra. Pero si la sal se vuelve sosa, ¿con qué la salarán? No sirve más que para tirarla fuera y que la pise la gente. Vosotros sois la luz del mundo. No se puede ocultar una ciudad puesta en lo alto de un monte. Tampoco se enciende una lámpara para meterla debajo del celemín, sino para ponerla en el candelero y que alumbre a todos los de casa. Alumbre así vuestra luz a los hombres, para que vean vuestras buenas obras y den gloria a vuestro Padre que está en el cielo.»

Palabra del Señor

Liturgia Viva del Martes de la 10ª semana del Tiempo Ordinario

Martes, 9 de junio de 2015
CRISTO FUE SIEMPRE
(Año I. 2 Cor 1:18-22; Mt 5:13-16)

Introducción
Año I. Hoy San Pablo defiende su sinceridad. Quiere ser firme y sincero porque es un mensajero del Dios que guarda siempre su palabra, y un seguidor de Jesucristo, que fue siempre firme y constante, que “siempre y únicamente fue sí”, como dice el mismo Pablo.


Colecta
Señor, Dios nuestro,
tú guardas siempre fielmente tu palabra.
Cuando llegó el tiempo oportuno
cumpliste todas tus promesas
en tu Palabra viviente Jesucristo.
Él nos expresó la palabra fidedigna
de su mensaje y de su vida.
Haz nuestras palabras fidedignas también,
para que, con tu Hijo,
digamos siempre nuestro “sí” y nuestro “Amén”
a nuestros hermanos y a ti, .
Dios y Padre nuestro, ahora y por siempre. R/ Amén.

Intenciones
Señor, a todos los que han profesado un compromiso serio a ti y a los hermanos (es decir: los casados, los sacerdotes y consagrados), concédeles la fuerza para permanecer fieles a su palabra: te rogamos.
Señor, haz que los amigos sean responsables, firmes y dignos de confianza, sobre todo cuando su lealtad sea puesta a prueba, te rogamos.
Señor, danos el valor para decirte siempre “sí” a ti; también cuando nuestra fe exige sacrificios, te rogamos.

Oración sobre las ofrendas
Oh Dios y Padre nuestro,
con este pan y esta vino
recordamos que tu Hijo Jesucristo
fue franco y sincero
incluso a costa de su vida.
Con el Espíritu de tu Hijo en nuestros corazones
traemos ante ti nuestro honesto compromiso
de responder “sí” con toda nuestra vida
al mensaje de tu Hijo..
Y que sea éste el sacrificio que te agrada a ti,
Dios nuestro, por los siglos de los siglos. R/ Amén.

Oración después de la Comunión
Dios y Padre nuestro,
en esta eucaristía hemos compartido
la respuesta de Jesús, tu Hijo,
siempre fiel a ti.
Que, por la fuerza de su palabra y de su cuerpo,
seamos la sal que condimenta
las vidas de nuestros hermanos y hermanas
y la luz en la cima de la colina
que alumbra con luz brillante
con obras de justicia, honestidad y verdad.
Por Jesucristo nuestro Señor. R/ Amén.

Bendición
Jesús fue siempre “sí”.
Siempre guardó y cumplió su palabra.
Siempre dijo “sí” a su Padre,
en cuyo nombre vino a salvarnos,
incluso con el precio de la cruz.
¿Decimos nosotros “sí” a nuestra fe,
a nuestras convicciones, a nuestra misión en la vida?
Que Dios nos dé la fortaleza para actuar así
y nos bendiga bondadosamente, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo

Comentario del Martes de la 10ª semana del Tiempo Ordinario

Comentario: Rev. D. Francesc PERARNAU i Cañellas (Girona, España)
Vosotros sois la sal de la tierra. (...) Vosotros sois la luz del mundo

Hoy, san Mateo nos recuerda aquellas palabras en las que Jesús habla de la misión de los cristianos: ser sal y luz del mundo. La sal, por un lado, es este condimento necesario que da gusto a los alimentos: sin sal, ¡qué poco valen los platos! Por otro lado, a lo largo de los siglos la sal ha sido un elemento fundamental para la conservación de los alimentos por su poder de evitar la corrupción. Jesús nos dice: —Debéis ser sal en vuestro mundo, y como la sal, dar gusto y evitar la corrupción.

En nuestro tiempo, muchos han perdido el sentido de su vida y dicen que no vale la pena; que está llena de disgustos, dificultades y sufrimientos; que pasa muy deprisa y que tiene como perspectiva final —y bien triste— la muerte.

«Vosotros sois la sal de la tierra» (Mt 5,13). El cristiano ha de dar el gusto: mostrar con la alegría y el optimismo sereno de quien se sabe hijo de Dios, que todo en esta vida es camino de santidad; que dificultades, sufrimientos y dolores nos ayudan a purificarnos; y que al final nos espera la vida de la Gloria, la felicidad eterna.

Y, también como la sal, el discípulo de Cristo ha de preservar de la corrupción: donde se encuentran cristianos de fe viva, no puede haber injusticia, violencia, abusos hacia los débiles... Todo lo contrario, ha de resplandecer la virtud de la caridad con toda la fuerza: la preocupación por los otros, la solidaridad, la generosidad...

Y, así, el cristiano es luz del mundo (cf. Mt 5,14). El cristiano es esta antorcha que, con el ejemplo de su vida, lleva la luz de la verdad a todos los rincones del mundo, mostrando el camino de la salvación... Allá donde antes sólo había tinieblas, incertidumbres y dudas, nace la claridad, la certeza y la seguridad.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified