GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Lecturas y Liturgia del 26 de Septiembre de 2015

Lecturas del Sábado de la 25ª semana del Tiempo Ordinario


MISA DEL DIA ; http://www.magnificat.tv/es/taxonomy/term/1
EVANGELIO DEL DIA   http://evangeli.net/_mp3/daily/es/IV_231.mp3

Sábado, 26 de septiembre de 2015
Primera lectura
Lectura de la profecía de Zacarías (2,5-9.14-15a):

Alcé la vista y vi a un hombre con un cordel de medir. Pregunté: «¿Adónde vas?»
Me contestó: «A medir Jerusalén, para comprobar su anchura y longitud.»
Entonces se adelantó el ángel que hablaba conmigo, y otro ángel le salió al encuentro, diciéndole: «Corre a decirle a aquel muchacho: "Por la multitud de hombres y ganado que habrá, Jerusalén será ciudad abierta; yo la rodearé como muralla de fuego y mi gloria estará en medio de ella –oráculo del Señor–."»
«Alégrate y goza, hija de Sión, que yo vengo a habitar dentro de ti –oráculo del Señor–. Aquel día se unirán al Señor muchos pueblos, y serán pueblo mío, y habitaré en medio de ti.»

Palabra de Dios

Salmo
Jr 31,10.11-12ab.13

R/. El Señor nos guardará como un pastor a su rebaño

Escuchad, pueblos, la palabra del Señor,
anunciadla en las islas remotas:
«El que dispersó a Israel lo reunirá,
lo guardará como un pastor a su rebaño.» R/.

«Porque el Señor redimió a Jacob,
lo rescató de una mano más fuerte.»
Vendrán con aclamaciones a la altura de Sión,
afluirán hacia los bienes del Señor. R/.

Entonces se alegrará la doncella en la danza,
gozarán los jóvenes y los viejos;
convertiré su tristeza en gozo,
los alegraré y aliviaré sus penas. R/.

Evangelio
Lectura del santo evangelio según san Lucas (9,43b-45):

En aquel tiempo, entre la admiración general por lo que hacía, Jesús dijo a sus discípulos: «Meteos bien esto en la cabeza: al Hijo del hombre lo van a entregar en manos de los hombres.»
Pero ellos no entendían este lenguaje; les resultaba tan oscuro que no cogían el sentido. Y les daba miedo preguntarle sobre el asunto.

Palabra del Señor

Liturgia Viva del Sábado de la 25ª semana del Tiempo Ordinario

Sábado, 26 de septiembre de 2015
VIVIRÉ EN MEDIO DE USTEDES (Año I. Zac 2,5-9.14-15; Lc 9,43-45)

Introducción
Año I. El profeta Zacarías nos da hoy una visión de alegría, esperanza y universalidad. La reconstrucción del Templo y de la ciudad de Jerusalén después del exilio asegura que Dios vive en medio de su pueblo y que muchas naciones encontrarán allí a Dios, entre su pueblo. Deben ser un pueblo abierto, sin murallas, ya que Dios mismo los protegerá.
Evangelio. “Ellos no le entendieron en absoluto,” dice el evangelio sobre los discípulos, cuando Jesús les predice su próxima pasión. Jesús habla de sí mismo como del “Hijo de Dios”, la persona misteriosa de origen celeste anunciada por Daniel. “Debe ser entregado”, porque él es también el Siervo Sufriente de los cánticos del Segundo Isaías. Verdaderamente, todo esto, sobre uno que viene de Dios, es un siervo y tiene que sufrir y morir, es difícil de reconciliar y aceptar, al menos desde el punto de vista humano. Y también nos resulta difícil aceptar que nos digan que tenemos que seguir su ejemplo.

Oración Colecta
Señor Dios nuestro:
Tú escogiste para tu nuevo pueblo, la Iglesia,
al pueblo liberado por la sangre de tu Hijo.
¿Cómo podemos ser signo tuyo entre las naciones
a no ser que tú estés presente en medio de nosotros,
en nuestra acogida de todos,
en nuestra paz, nuestro espíritu de servicio,
nuestro amor sin fronteras?
Que seamos capaces de todo eso, Señor
por el poder salvador de tu Hijo
Jesucristo nuestro Señor.

Intenciones

Para que seamos una Iglesia sin discriminación, donde todo el mundo es bienvenido y acogido, roguemos al Señor.
Para que, como Dios mismo, que permite al sol brillar sobre buenos y malos, nosotros aprendamos a ver lo bueno que hay en la gente y a rehusar a condenar a nadie, roguemos al Señor.
Para que nuestras comunidades cristianas sean amables y hospitalarias hacia todos los que el Señor pone en nuestro camino, roguemos al Señor.

Oración sobre las Ofrendas
Oh Dios Padre nuestro:
Tú nos invitas a sentarnos a la mesa
de tu Hijo Jesucristo.
Haz esa mesa larga y ancha, Señor,
que se extienda por toda la tierra,
y a la que pueden sentarse y ocupar lugar
todos los hombres y mujeres que quieran acercarse
y que deseen alimentarse
con la palabra y con el cuerpo
de Jesucristo tu Hijo, nuestro Señor.

Oración después de la Comunión
Oh Dios, Padre nuestro:
Por medio de este banquete de la eucaristía
nos has unido más fuertemente
a Jesús tu Hijo y también los unos a los otros.
Que esto sea claro y obvio,
para que todos vean
que Cristo está vivo entre nosotros,
no porque seamos mejores que nadie,
sino porque él es nuestra fuerza y esperanza.
Con su poder intentamos,
torpemente y no siempre con éxito,
amarnos unos a otros como él nos amó,
porque él, Jesucristo, es nuestro Señor
ahora y por los siglos de los siglos.

Bendición
Hermanos: Gente “abierta” es gente donde Dios es bienvenido y que puede acoger a todos sus hijos e hijas de todo el ancho mundo. Allí hay espacio para que el reino de Dios se sienta como en su casa y crezca. Que ojalá nosotros formemos esa clase de pueblo, con la bendición de Dios todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo.



Comentario al Evangelio del 

Rosa Ruiz, rmi
Hoy son las palabras del profeta Zacarías las que nos consuelan y animan:

“Alcé los ojos y vi un hombre con un cordel de medir. Pregunté: ¿A dónde vas? El me contestó: A medir a Jerusalén, para comprobar su anchura y longitud”.

A veces podemos tener la sensación de que Dios nos mide, como si quisiera comprobar nuestras fuerzas, hasta dónde podemos llegar. Sin embargo, siendo esto un misterio, recordemos siempre que esta acción va acompañada de una promesa: “Yo seré para ti una muralla de fuego en torno, y gloria dentro de ella. ¡Alégrate y goza, hija de Sión!, que yo vengo a habitar dentro de ti —oráculo del Señor—“.

Si alguna vez Dios hiciera algo parecido a “medirnos”, será para habitar dentro de nosotros y rodearnos como muralla fuerte. Como un pastor cuida su rebaño, dice el salmo. ¿No es un motivo de alegría como para vivir en completa confianza?

Somos como los primeros discípulos: no entendemos nada. El lenguaje de Dios a veces nos resulta oscuro, no entendemos el sentido de tantas cosas que ocurren. Y a veces, hasta nos da miedo orar, preguntarle… Pero de fondo, la palabra cálida de Jesús:

“Meteos bien esto en la cabeza: al Hijo del Hombre lo van a entregar en manos de los hombres”. Así fue con Él. Así ha sido con tantos hombres y mujeres, tantos mártires como Cosme y Damián que hoy recordamos y tantos y tantos anónimos…

Y, misteriosamente, nada podrá quitarnos la alegría. Confía, confía, fíate de Mí… Y escúchalo aquí, si te ayuda.

Vuestra hermana en la fe, Rosa Ruiz, misionera claretiana


Fuente: http://www.ciudadredonda.org/
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified