GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Lecturas y Liturgia del 9 de Septiembre de 2015

Lecturas del Miércoles de la 23ª semana del Tiempo Ordinario


MISA DEL DIA   http://www.magnificat.tv/es/taxonomy/term/1
EVANGELIO DEL DIA  http://www.radiopalabra.org/IMG/mp3/23_4_TO.mp3

Miércoles, 9 de septiembre de 2015
Primera lectura
Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Colosenses (3,1-11):

Ya que habéis resucitado con Cristo, buscad los bienes de allá arriba, donde está Cristo, sentado a la derecha de Dios; aspirad a los bienes de arriba, no a los de la tierra. Porque habéis muerto, y vuestra vida está con Cristo escondida en Dios. Cuando aparezca Cristo, vida nuestra, entonces también vosotros apareceréis, juntamente con él, en gloria. En consecuencia, dad muerte a todo lo terreno que hay en vosotros: la fornicación, la impureza, la pasión, la codicia y la avaricia, que es una idolatría. Eso es lo que atrae el castigo de Dios sobre los desobedientes. Entre ellos andabais también vosotros, cuando vivíais de esa manera; ahora, en cambio, deshaceos de todo eso: ira, coraje, maldad, calumnias y groserías, ¡fuera de vuestra boca! No sigáis engañándoos unos a otros. Despojaos del hombre viejo, con sus obras, y revestíos del nuevo, que se va renovando como imagen de su Creador, hasta llegar a conocerlo. En este orden nuevo no hay distinción entre judíos y gentiles, circuncisos e incircuncisos, bárbaros y escitas, esclavos y libres, porque Cristo es la síntesis de todo y está en todos.

Palabra de Dios

Salmo
Sal 144,2-3.10-11.12-13ab

R/. El Señor es bueno con todos

Día tras día, te bendeciré
y alabaré tu nombre por siempre jamás.
Grande es el Señor, merece toda alabanza,
es incalculable su grandeza. R/.

Que todas tus criaturas te den gracias, Señor,
que te bendigan tus fieles;
que proclamen la gloria de tu reinado,
que hablen de tus hazañas. R/.

Explicando tus hazañas a los hombres,
la gloria y majestad de tu reinado.
Tu reinado es un reinado perpetuo,
tu gobierno va de edad en edad. R/.

Evangelio
Lectura del santo evangelio según san Lucas (6,20-26):

En aquel tiempo, Jesús, levantando los ojos hacia sus discípulos, les dijo: «Dichosos los pobres, porque vuestro es el reino de Dios. Dichosos los que ahora tenéis hambre, porque quedaréis saciados. Dichosos los que ahora lloráis, porque reiréis. Dichosos vosotros, cuando os odien los hombres, y os excluyan, y os insulten, y proscriban vuestro nombre como infame, por causa del Hijo del hombre. Alegraos ese día y saltad de gozo, porque vuestra recompensa será grande en el cielo. Eso es lo que hacían vuestros padres con los profetas. Pero, ¡ay de vosotros, los ricos!, porque ya tenéis vuestro consuelo. ¡Ay de vosotros, los que ahora estáis saciados!, porque tendréis hambre. ¡Ay de los que ahora reís!, porque haréis duelo y lloraréis. ¡Ay si todo el mundo habla bien de vosotros! Eso es lo que hacían vuestros padres con los falsos profetas.»

Palabra del Señor

Liturgia Viva del Miércoles de la 23ª semana del Tiempo Ordinario

Miércoles, 9 de septiembre de 2015
¡DICHOSOS VOSOTROS… O AY DE VOSOTROS!

Introducción

Año I. El cristiano bautizado ha recibido una nueva vida procedente de Dios, y es una persona nueva, re-creada en Cristo. Lo que somos ahora lo hemos recibido como don. De ahora en adelante tenemos que vivir no en nuestro mundo de pensamiento y acción meramente humano, sino en el nuevo mundo de Cristo. Hacer esto no es fácil. Esta nueva vida en Cristo hay que reconstruírla constantemente. Es una tarea que nunca acaba.

Evangelio. Lucas es el único evangelista que procede del paganismo – un mundo de esclavitud, miedo y opresión, y de libertad moral licenciosa. Él está tan impresionado por el hecho de que Jesús hizo en su vida un lugar especial para los pobres y marginados, a quienes nadie cuidaba en su entorno, que esta preocupación de Cristo viene a ser uno de los mayores énfasis en su evangelio, particularmente en sus aspectos sociales. Por ejemplo, dice él, a diferencia de Mateo, “Bienaventurados ustedes, los pobres. ¡Ay de ustedes, lo ricos!”






Oración Colecta
Señor, Dios de ricos y pobres:
Te pedimos que el mensaje de Jesús, tu Hijo,
nos impresione y nos sacuda
de nuestras certezas y seguridades.
Que sepamos usar realmente nuestras riquezas:
bienes materiales, fe, cualidades de mente y corazón,
en servicio de los pobres.

Que el poder que podamos poseer
sea para beneficio de los demás;
que nuestra abundancia sirva para compartirla con los otros
y para liberarnos de nuestra auto-satisfacción;
que nuestra felicidad proporcione consuelo a los hermanos
y les lleve tu alegría, no la nuestra simplemente humana.
Señor, haznos pobres de soberbia, hambrientos de justicia,
llorosos por el mal que hemos causado a otros.
Y aceptamos que la gente se meta con nosotros y nos insulte
cuando no vivamos de acuerdo con el evangelio.
Todo esto te lo pedimos
en nombre de Jesucristo nuestro Señor.

Intenciones
Por los pobres y destituídos , para que Dios colme sus expectaciones; y también por los satisfechos de sí mismos, para que Dios cambie sus corazones y les haga capaces de compartir con generosidad, roguemos al Señor.
Por los que padecen hambre, para que el Señor mismo les dé el pan de vida y nos inspire a nosotros a ayudarles eficazmente a ganarse su propio pan de cada día, roguemos al Señor.
Por los que ahora lloran, para que el Señor les consuele con su amor; y también por los que ahora ríen inmersos en riquezas y placer, para que el Señor les recuerde la seriedad de la vida y les haga capaces de reflexión y de conversión de su egoísmo, y les lleve a compartir generosamente sus bienes con los hermanos más necesitados, roguemos al Señor.

Oración sobre las Ofrendas
Oh Dios, Padre de bondad:
Con este pan y este vino
celebramos el sufrimiento y muerte
de tu Hijo Jesucristo.
Enséñanos aquí, con su ejemplo, a comprender
que el sufrimiento y el dolor tienen sentido,
y que incluso la muerte es una semilla de vida.
Con humildad y con vergüenza
aceptamos, Señor, este pensamiento luminoso,
y te pedimos que él nos inspire en la vida;
que sepamos aceptarlo también
como una realidad difícil pero salvadora,
a la luz de la cual intentamos vivir,
en Jesucristo nuestro Señor.

Oración después de la Comunión
Señor Dios nuestro:
La palabra de tu Hijo nos ha impresionado,
pero esta eucaristía nos da la fuerza
para aceptar esa palabra con mente y corazón abiertos.
Que nuestras riquezas, en cualquier forma que se presenten,
no nos hagan felices solo a nosotros, sino también a los demás,
para que haya espacio para la esperanza.
Que experimentemos el peso de nuestras limitaciones,
para que sigamos sintiendo hambre
de amor, de justicia y libertad.
Danos lágrimas para llorar
porque no nos hemos a trevido a ser
signo tuyo de contradicción en este mundo.
Bendícenos, Señor, para que te alabemos y bendigamos
a ti y a tu Hijo Jesucristo
ahora y por los siglos de los siglos.

Bendición
Hermanos: Hoy hemos oído: “Bienaventurados y felices son ustedes…” Lo que Dios quiere es que seamos verdaderamente felices. Él nos deja libres: Somos nosotros quienes tenemos que elegir qué vamos a hacer de nuestras vidas. Que el Señor nos dé el pensamiento recto y la actitud sabia para conseguirlo.
Y que la bendición de Dios todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo descienda sobre todos nosotros y permanezca para siempre

Comentario al Evangelio del 

Conrado Bueno, cmf
Bienaventuranzas, Malaventuranzas

Marcos da cuenta del detalle: “Jesús levanta los ojos hacia sus discípulos”. Dicen que es una manera de resaltar la importancia de lo que va a decir. Son los gritos subversivos de las Bienaventuranzas. Lo que muchos estiman como maldición es fuente de felicidad; frente al poder, las riquezas, el dominio, el prestigio, el placer, la violencia y cosas del mismo estilo, Jesús pone en primera fila la paz, la mansedumbre, la pobreza por el Reino. Es tan original y hondo el mensaje que corre un riesgo por dos flancos; el riesgo de la rutina: tantas veces lo hemos oído que nos resbala, nos resulta sin color ni sabor. Y el riesgo del ideal: es demasiado bonito este ideal como para que sea posible.

Pero Jesús lo dice claro. Dos maneras de vivir, radicalmente distintas, nos presenta Jesús: vivir según el proyecto del Reino de Dios o vivir según los deseos del “mundo”. De tres partes está constuida cada bienaventuranza: Una oferta de felicidad: “Dichosos”. Unos beneficiarios: Los pobres, los que tienen hambre, los que lloran, los excluidos por causa del Hijo del hombre. Y finalmente, la recompensa: es suyo el Reino de Dios, quedarán saciados, reirán, su recompensa será grande en el cielo. Lucas, frente a Mateo, tiene la singularidad de colocar, a continuación, lasmalaventuranzas-“ay de vosotros”- para los ricos, los que ahora están saciados, los que ríen, aquellos de los que habla bien el mundo. Es la gran novedad del cambio que propone Jesús: los oprimidos tendrán libertad y los que lloran romperán a reír. En tiempos de Jesús estos eran, por ejemplo, las gentes empobrecidas, los niños y viudas con hambre, los campesinos esquilmados por los recaudadores.
Si somos seguidores de Jesús, nuestra vida, nuestros valores han de distinguirse de lo que el mundo ensalza. Lo bueno es que este mundo nuestro, luego, alaba y agradece este modo de vivir; es que, en el fondo, se convence de que es el modo más humano y humanizador de la vida.

Y, ¿cómo escuchar y meter en nuestra vida este mensaje de las Bienaventuranzas? Es cierto que la cultura ambiental nos marca, también al cristiano, con las ideas y juicios mundanos. Hasta socializamos estos criterios en nuestro corazón y, con el tiempo, creemos que son el dictado de nuestra conciencia. Así, nos creemos libres y buenos. Pero los valores, abriendo el evangelio, son otros: misericordia, perdón, servir, lavar los pies. Solo por estos valores seremos dichosos, felices. Todos ansían ser felices, pero siempre falta algo para ser feliz. Vivimos en el círculo de trabajar, tener, comprar y ser, así, alguien importante; pero esto nos deja en el vacío. Si nos creamos necesidades falsas, la felicidad nunca llega. Ojalá esto nos suscite las ganas de volver a las Bienaventuranzas.

Que los pobres sepan que Dios está con ellos ya es darles esperanza y dignidad. Y nosotros, sabiéndolo, nos ponemos de parte de la justicia.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified