GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Lecturas y Liturgia del 22 de Octubre de 2015

Lecturas del Jueves de la 29ª semana del Tiempo Ordinario


MISA DEL DIA ; http://www.magnificat.tv/es/taxonomy/term/1
EVANGELIO DEL DIA  http://www.radiopalabra.org/IMG/mp3/29_5_TO.mp3

Jueves, 22 de octubre de 2015
Primera lectura
Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Romanos (6,19-23):


Uso un lenguaje corriente, adaptándome a vuestra debilidad, propia de hombres; quiero decir esto: si antes cedisteis vuestros miembros como esclavos a la inmoralidad y al desorden, para el desorden total, ponedlos ahora al servicio de la justicia para vuestra santificación. Cuando erais esclavos del pecado, la justicia no os gobernaba. ¿Qué frutos dabais entonces? Frutos de los que ahora os avergonzáis, porque acaban en la muerte. Ahora, en cambio, emancipados del pecado y hechos esclavos de Dios, producís frutos que llevan a la santidad y acaban en vida eterna. Porque el pecado paga con muerte, mientras que Dios regala vida eterna por medio de Cristo Jesús, Señor nuestro.

Palabra de Dios

Salmo
Sal 1,1-2.3.4.6

R/. Dichoso el hombre que ha puesto su confianza en el Señor

Dichoso el hombre que no sigue el consejo de los impíos,
ni entra por la senda de los pecadores,
ni se sienta en la reunión de los cínicos;
sino que su gozo es la ley del Señor,
y medita su ley día y noche. R/.

Será como un árbol plantado al borde de la acequia:
da fruto en su sazón y no se marchitan sus hojas;
y cuanto emprende tiene buen fin. R/.

No así los impíos, no así;
serán paja que arrebata el viento.
Porque el Señor protege el camino de los justos,
pero el camino de los impíos acaba mal. R/.

Evangelio
Lectura del santo evangelio según san Lucas (12,49-53):


En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «He venido a prender fuego en el mundo, ¡y ojalá estuviera ya ardiendo! Tengo que pasar por un bautismo, ¡y qué angustia hasta que se cumpla.¿Pensáis que he venido a traer al mundo paz? No, sino división. En adelante, una familia de cinco estará dividida: tres contra dos y dos contra tres; estarán divididos el padre contra el hijo y el hijo contra el padre, la madre contra la hija y la hija contra la madre, la suegra contra la nuera y la nuera contra la suegra.»

Palabra del Señor

Liturgia Viva del Jueves de la 29ª semana del Tiempo Ordinario

Jueves, 22 de octubre de 2015
HE VENIDO A PRENDER FUEGO
(Año I. Rom 6,19-23; Lc 12,49-53)

Introducción
Año I. Cristo nos ha liberado para el reino, la vida y el amor de Dios. Es una libertad que no es licencia o libertinaje. Es una libertad que nos remodela en Cristo y nos abre al servicio de Dios y de los hermanos. Es todo un regalo de Dios.
Evangelio. Hoy el Señor nos confronta con esta pregunta: ¿Cómo son de ardientes la fe y el amor de ustedes? ¿Puede nuestra fe aguantar contradicción y ridículo, sin que nos dejemos reducir al silencio vergonzoso? Quizás nos resignamos al mal que percibimos en nosotros y en el mundo, y dejamos de alzarnos con valentía en apoyo y defensa de lo bueno y justo. Si nuestro amor al Señor y a la gente fuera suficientemente fuerte, no toleraríamos en nosotros mismos una paz facilona que adormezca nuestra conciencia. Que el fuego del Espíritu arda en nosotros.

Oración Colecta
Señor Dios nuestro:
Tú nos has hecho libres en Cristo,
libres de nuestro egoísmo,
libres de la vergüenza y del miedo,
libres para la vida y el servicio.

Oh Dios nuestro,
acepta nuestra acción de gracias
por este formidable don gratuito.
Danos fuerza, día a día,
para crecer en esta libertad
y para ayudar a nuestro pequeño o ancho mundo
a alcanzar la misma libertad
contra el pecado y sus consecuencias:

como son la injusticia, el sufrimiento y la opresión.
Y que un día podamos ser plenamente libres
en tu mansión eterna,
por Jesucristo tu hijo nuestro Señor.

Intenciones.
Señor Jesús, enciende a tu Iglesia con la llama de un profundo interés por llevar tu Buena Noticia de salvación a todos. Que el evangelio dialogue con el mundo y con sus aspiraciones y necesidades. Por eso te rogamos:
R/ Señor, escucha nuestra oración.
Señor Jesús, da el calor de tu fortaleza a todos los que tienen que pasar a través del fuego del sufrimiento, del fracaso y de la discriminación, y líbralos del desaliento; por eso te rogamos:
R/ Señor, escucha nuestra oración.
Señor Jesús, enciende de nuevo tu fuego en los corazones de aquellos cuya fe se ha vuelto tibia y enfriado, o de los que se han perdido por malos caminos, o han perdido el camino de vuelta hacia ti; por eso te rogamos:
R/ Señor, escucha nuestra oración.

Oración sobre las Ofrendas
Oh Dios, Padre nuestro:
Estos dones de pan y vino son humildes ofrendas,
pero representan todo el amor de que somos capaces.
Dales vida, para que se conviertan
en el signo viviente de tu amor hacia los hombres,
personificado en Jesucristo.
Por medio de él llena nuestras palabras triviales
con un espíritu de servicio cariñoso
que brote del corazón.
Y llena también nuestros torpes gestos
de amor de los unos hacia los otros
con la integridad y plenitud
del amor de Jesucristo, tu Hijo, nuestro Señor.

Oración después de la Comunión
Oh Dios, Padre nuestro:
Tu Hijo vino a traer fuego a la tierra;
él mismo experimentó el fuego
de la condición de la vida humana.
Haznos comprender, Señor, y aceptar
que no queremos paz a cualquier costo.
Danos el fuego de tu Espíritu
para que no busquemos seguridad
en la auto-satisfacción del status quo,
sino que nos comprometamos
a llevar a cabo animosamente nuestra misión,
como Jesús, Hijo tuyo y Señor nuestro
que vive y reina por los siglos de los siglos.

Bendición
Hermanos: Con demasiada frecuencia el fuego de la fe y del amor fácilmente se extingue en nosotros. No somos héroes, o quizás, si acaso, muy raramente. Nos es más fácil vivir tranquilamente en paz, sin complicarnos la vida. Que el Señor nos preserve de una paz mediocre y culpable, y guarde el fuego de la fe y del amor vivo en nosotros, con su bendición.
Y así, que la bendición de Dios todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo descienda sobre nosotros y permanezca para siempre.

Comentario al Evangelio del 

Óscar Romano, cmf
A la paz de Dios:

¿Has venido a traer paz o a traer guerra? Guerra de paz fue tu pasión.

PAZ EN LA GUERRA

¡Ya estás en paz, la de la muerte, amigo!
Tú que a traernos guerra descendiste
a nuestro mundo, guerra creadora,
manantial de deseos desmedidos,
huracán de las almas que levantan
como olas sus ahíncos con la tema
de anegar las estrellas en su seno;
guerra con Dios, como Jacob, cuando iba
en busca de su hermano, pues padece
fuerza la gloria; gloria que es la base
del que ansía la paz; guerra que es gloria.
Sólo en tu guerra espiritual nos cabe
tomar la paz, tu beso de saludo;
sólo luchando por el cielo, Cristo,
vivir la paz podremos los mortales.
Pero tu paz, Hermano, y no el embuste
que como tal da el mundo, hasta aquel día
en que el león con paja de apaciente,
y anide el gavilán con la paloma;
porque guerra de paz fue tu pasión.
EL CRISTO DE VELÁZQUEZ.

Miguel de Unamuno

Jesús es consciente que su tarea no es fácil: prender un fuego de amor que ojalá arda en todos los corazones; pasar un bautismo de fuego: que todos pasen de la muerte a la vida; invitar a que todo el mundo tome partido, o con él o contra él. Aunque eso suponga enfrentamiento y división.

Vuestro hermano y amigo
Óscar Romano, cmf.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified