GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Lecturas y Liturgia del 30 de Octubre de 2015

Lecturas del Viernes de la 30ª semana del Tiempo Ordinario

MISA DEL DIA ; http://www.magnificat.tv/es/taxonomy/term/1
EVANGELIO DEL DIA   http://evangeli.net/_mp3/daily/es/IV_275.mp3

Primera lectura
Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Romanos (9,1-5):


Digo la verdad en Cristo; mi conciencia, iluminada por el Espíritu Santo, me asegura que no miento. Siento una gran pena y un dolor incesante en mi corazón, pues por el bien de mis hermanos, los de mi raza según la carne, quisiera incluso ser un proscrito lejos de Cristo. Ellos descienden de Israel, fueron adoptados como hijos, tienen la presencia de Dios, la alianza, la ley, el culto y las promesas. Suyos son los patriarcas, de quienes, según la carne, nació el Mesías, el que está por encima de todo: Dios bendito por los siglos. Amén.

Palabra de Dios

Salmo
Sal 147,12-13.14-15.19-20

R/. Glorifica al Señor, Jerusalén

Glorifica al Señor, Jerusalén;
alaba a tu Dios, Sión:
que ha reforzado los cerrojos de tus puertas,
y ha bendecido a tus hijos dentro de ti. R/.

Ha puesto paz en tus fronteras,
te sacia con flor de harina.
Él envía su mensaje a la tierra,
y su palabra corre veloz. R/.

Anuncia su palabra a Jacob,
sus decretos y mandatos a Israel;
con ninguna nación obró así,
ni les dio a conocer sus mandatos. R/.

Evangelio
Lectura del santo evangelio según san Lucas (14,1-6):

Un sábado, entró Jesús en casa de uno de los principales fariseos para comer, y ellos le estaban espiando.
Se encontró delante un hombre enfermo de hidropesía y, dirigiéndose a los maestros de la Ley y fariseos, preguntó: «¿Es lícito curar los sábados, o no?»
Ellos se quedaron callados. Jesús, tocando al enfermo, lo curó y lo despidió.
Y a ellos les dijo: «Si a uno de vosotros se le cae al pozo el hijo o el buey, ¿no lo saca en seguida, aunque sea sábado?»
Y se quedaron sin respuesta.

Palabra del Señor

Liturgia Viva del Viernes de la 30ª semana del Tiempo Ordinario

PUEBLO DE LA PROMESA
(Año I. Rom 9,1-5; Lc 14,1-6)

Introducción
Somos el nuevo Israel, el pueblo de la promesa de Dios, el nuevo Pueblo elegido. Dios nos ha concedido muchos privilegios. La angustia que Pablo expresa con respecto a Israel, ¿acaso no ha de ser sentida también por la Iglesia con respecto a muchos cristianos y, a su vez, por muchos cristianos con respecto a la Iglesia, lenta en buscar auténtica renovación? ¿Estamos disponibles, como Pablo, a dedicarnos, al costo que sea, a la salvación de nuestros hermanos y hermanas, incluidos los de fuera de la Iglesia?
Evangelio. Algo de lo que significa la bondad de Jesús se muestra en la práctica. Mientras comía en la casa de un hombre prominente en Sábado, Jesús cura allí a alguien que sufre, a pesar de ser sábado. -- El amor es la razón y la inspiración de la ley cristiana. ¿Ocurre así en nuestras vidas, en nuestra comunidad cristiana?

Oración Colecta
Señor Dios nuestro:
Israel, tu primer pueblo escogido,
no estaba preparado y dispuesto para recibir a Jesús.
Esto es un aviso para nosotros hoy.
Oh Dios Padre,
ayúdanos a ser auténticos cristianos,
que no confiemos ni en privilegios
ni en observancias de la letra de la Ley,
sino que llevemos a cabo su proyecto
unidos a todo el pueblo
con amor, con espíritu y con verdad,
por la gracia gratuita de Jesucristo,
Hijo tuyo y Señor nuestro
por los siglos de los siglos.

Intenciones
Por la Iglesia, nuevo pueblo de Dios, para que nos despojemos de toda arrogancia y alarde de poder, y revelemos al mundo de hoy el rostro de Cristo, humilde y servicial, roguemos al Señor.
Por todos los cristianos, para que no busquemos una paz vacía y superficial basada en el conformismo y en la falta de compromiso, sino que nos comprometamos seriamente a renovar el mundo según los valores y el estilo de vida de Jesucristo, roguemos al Señor.
Por los enfermos y agonizantes, para que la visión del Señor transfigurado confirme en ellos su esperanza en la resurrección y en la felicidad eterna, roguemos al Señor.

Oración sobre las Ofrendas
Señor y Dios nuestro:
Tú quisiste que Jesús, tu Hijo,
naciera como ser humano de una madre judía.
Él amó a su tierra y a sus gentes.
Que el pueblo judío, pueblo de la primera Alianza,
que es signo viviente de tu presencia y de tu amor,
llegue un día a reconocer a Cristo
y herede una tierra prometida
que nadie se la pueda arrebatar.
Te lo pedimos por medio de Jesucristo nuestro Señor.

Oración después de la Comunión
Señor Dios nuestro:
Nos has hecho tu nuevo pueblo de la promesa.
Con confianza te pedimos hoy:
Danos fuerza para permanecer como pueblo tuyo,
en marcha hacia una reforma y renovación constantes,
pueblo unido a ti en una alianza de amor y fidelidad,
por medio de Jesucristo nuestro Señor.

Bendición
Hermanos: El pueblo judío debería significar mucho para nosotros. Somos parientes suyos. Hay tantas cosas que heredamos de ellos. Incluso cualquier judío creyente podría profesar mucho de nuestra fe. Y nos dieron a Jesús y a María.
Que la bendición de Dios todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo descienda sobre ustedes.

Comentario del Viernes de la 30ª semana del Tiempo Ordinario

Queridas amigas y amigos:

Es discernimiento es como una lupa que permite ver con más detalle. El evangelio de hoy nos permite discernir tres rasgos farisaicos que a menudo se esconden tras una máscara de honestidad. Los encontramos en los comensales presentes en aquella casa de uno de los principales fariseos que invitó a Jesús a comer. Sus actitudes aparentemente eran correctas, pero escondían veneno. Con dos preguntas, Jesús las desmontó. No les dio ocasión de réplica, al evidenciarlas. Contemplemos esas actitudes ocultas bajo una misma conducta.

Jesús distingue entre cautela y prejuicio. Es de sabios y prudentes no confiar inmediatamente en un desconocido, sobre todo si se tratan cosas de capital importancia. Se requiere una verificación previa antes de dar crédito a un mensaje novedoso. Conducirse por este criterio no debe ser reprobado, en principio, como algo perverso.
Pero no es éste el caso de aquellos fariseos: Sus pérfidas intenciones desacreditaron las reservas. Partían de una actitud presuntuosa de saberse dueños de la verdad y buscaban atrapar a Jesús en cualquier desliz para descalificarlo y hundirlo. Su maldad estaba en haber emitido un juicio demoledor antes de haber conocido el mensaje. Jesús supo diferenciar tal prejuicio malvado de la prudente cautela.

Jesús tampoco confunde la observancia con el legalismo. Es legítimo y obligado el hacer respetar y cumplir la Ley. La Ley es buena con tal que proteja valores auténticos, libere de subjetivismos arbitrarios y ayude a las personas en su humana debilidad. Por ello, el mismo Jesús aclaró fehacientemente que no había venido a derogar la ley ni a abolirla, sino a darle un cumplimiento completo.
Pero la Ley puede ser utilizada como arma de ataque para eliminar al adversario. El bien se puede utilizar así para el mal. Ocurre cuando el odio se agazapa detrás de la defensa ardiente de las causas más nobles. Sin amor al prójimo y sin limpieza de corazón se contaminan los más bellos ideales. Como hicieron los comensales del relato de hoy.

Jesús diferencia el silencio de la mudez. Es de sabios permanecer en silencio cuando no se sabe resolver una cuestión o responder a un problema. Decía sarcásticamente Mark Twain: “Es mejor tener la boca cerrada y parecer estúpido que abrirla y disipar la duda”. El silencio es noble si muestra modestia discipular, abierta a la verdad.
Pero la mudez de aquellos fariseos era de otro tipo. Ante la evidencia de los hechos –hacer el bien coincide con lo que la Ley promovía- optan por callar, justo para no darle la razón a Jesús. Ya le habían calificado de infame y no estaban dispuestos a renunciar a su prejuicio. ¡Cuántas veces ocurre! Se calla lo bueno de los otros -adversarios o no- si no sirve a los propios intereses. Esta mudez es otra forma de falsificar la verdad. Por ello, Jesús no la pudo pasar por alto ni excusar.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified