GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Lecturas y Liturgia del 7 de Octubre de 2015

Lecturas del Miércoles de la 27ª semana del Tiempo Ordinario

MISA DEL DIA ; http://www.magnificat.tv/es/taxonomy/term/1
EVANGELIO DEL DIA  http://evangeli.net/_mp3/daily/es/IV_246.mp3

Miércoles, 7 de octubre de 2015
Primera lectura
Lectura de la profecía de Jonás (4,1-11):.

Jonás sintió un disgusto enorme y estaba irritado. Oró al Señor en estos términos: «Señor, ¿no es esto lo que me temía yo en mi tierra? Por eso me adelanté a huir a Tarsis, porque sé que eres compasivo y misericordioso, lento a la cólera y rico en piedad, que te arrepientes de las amenazas. Ahora, Señor, quítame la vida; más vale morir que vivir.»
Respondióle el Señor: «¿Y tienes tú derecho a irritarte?»
Jonás había salido de la ciudad, y estaba sentado al oriente. Allí se había hecho una choza y se sentaba a la sombra, esperando el destino de la ciudad. Entonces hizo crecer el Señor un ricino, alzándose por encima de Jonás para darle sombra y resguardarle del ardor del sol. Jonás se alegró mucho de aquel ricino. Pero el Señor envió un gusano, cuando el sol salía al día siguiente, el cual dañó al ricino, que se secó. Y, cuando el sol apretaba, envió el Señor un viento solano bochornoso; el sol hería la cabeza de Jonás, haciéndole desfallecer.
Deseó Jonás morir, y dijo: «Más me vale morir que vivir.»
Respondió el Señor a Jonás: «¿Crees que tienes derecho a irritarte por el ricino?»
Contestó él: «Con razón siento un disgusto mortal.»
Respondióle el Señor: «Tú te lamentas por el ricino, que no cultivaste con tu trabajo, y que brota una noche y perece la otra. Y yo, ¿no voy a sentir la suerte de Nínive, la gran ciudad, que habitan más de ciento veinte mil hombres, que no distinguen la derecha de la izquierda, y gran cantidad de ganado?»

Palabra de Dios

Salmo
Sal 85,3-4.5-6.9-10

R/. Tú, Señor, eres lento a la cólera, rico en piedad

Tú eres mi Dios, piedad de mí, Señor,
que a ti te estoy llamando todo el día;
alegra el alma de tu siervo,
pues levanto mi alma hacia ti. R/.

Porque tú, Señor, eres bueno y clemente,
rico en misericordia con los que te invocan.
Señor, escucha mi oración,
atiende a la voz de mi súplica. R/.

Todos los pueblos vendrán a postrarse en tu presencia, Señor;
bendecirán tu nombre:
«Grande eres tú, y haces maravillas;
tú eres el único Dios.» R/.

Evangelio
Lectura del santo evangelio según san Lucas (11,1-4):

Una vez que estaba Jesús orando en cierto lugar, cuando terminó, uno de sus discípulos le dijo: «Señor, enséñanos a orar, como Juan enseñó a sus discípulos.»
Él les dijo: «Cuando oréis decid: "Padre, santificado sea tu nombre, venga tu reino, danos cada día nuestro pan del mañana, perdónanos nuestros pecados, porque también nosotros perdonamos a todo el que nos debe algo, y no nos dejes caer en la tentación."»

Palabra del Señor

Liturgia Viva del Miércoles de la 27ª semana del Tiempo Ordinario

Miércoles, 7 de octubre de 2015
Dios quiere que todos se salven
(Año I. Jonas 4,1-11; Lc 11,1-4)

Introducción
Año I. Dios es un Dios que salva. Llama a todos los seres humanos a la salvación en Jesucristo, y no discrimina ni hace segregación. Su reino está abierto a todos los hombres, a todas las razas, a todas las culturas, a todas las lenguas, y a gentes de toda condición. Y tiene clara preferencia por los más necesitados. Porque él es el Padre de todos y se preocupa de quienes la gente no se preocupa. --- ¿Hacemos nosotros lo suficiente para llevarlos a todos a su Hijo Jesucristo? ¿Abrimos la comunidad cristiana a todos, sin discriminación alguna? ¿O hay un poco de Jonás vivo en nosotros?
Evangelio. Los discípulos debieron admirar a Jesús cuando oraba, porque, cuando acabó, le pidieron que les enseñara a orar. Esto es, en verdad, lo que nosotros también deberíamos pedirle en esta eucaristía: que nuestra oración sea amplia y profunda como la suya, dando honor y gloria al Padre y llevándole el torrente de las necesidades y de los afanes de todos. Y como Jesús también, en nuestras oraciones no intentamos doblegar la voluntad de Dios a la nuestra, sino más bien lo contrario: doblegamos la nuestra a la voluntad y al designio de Dios sobre nosotros.

Oración Colecta
Oh Dios:
Tú eres tierno y compasivo,
tardo para la ira, rico en bondad y benevolencia,
y poco dispuesto al castigo.
Tú quieres que todos los hombres participen de tu amor.
Oh Dios, haz nuestro amor tan universal como el tuyo.
Haznos agradecidos por todo lo que tú nos has dado
por medio de tu Hijo Jesucristo,
para que el celo de una Iglesia misionera
ojalá pueda reunir a todos en tu Reino,
y todos te llamen Padre,
por los siglos de los siglos.

Intenciones
Para que la Iglesia misma sea la primera en practicar el ejemplo de Dios de perdonar a sus hijos difíciles y extraviados, roguemos al Señor.
Para que los misioneros descubran primero lo bueno de la gente a la que son enviados, y también de su cultura, antes que criticar negativamente y condenar, roguemos al Señor.
Para que roguemos constantemente por los miles de millones de gente que no conocen todavía a Dios y a su enviado, Jesucristo, roguemos al Señor.

Oración sobre las Ofrendas
Oh Dios y Padre nuestro:
Dígnate aceptar este pan y este vino,
para que tu Hijo renueve entre nosotros
y para todos su muerte y resurrección salvadoras.
Y te rogamos, con utópico anhelo, que llegue el tiempo
en el que él parta su pan de Vida
y escancie su vino de alegría
para todas las personas de la tierra,
para que tu nombre sea alabado
en todas partes, por los siglos de los siglos.

Oración después de la Comunión
Oh Dios y Padre nuestro:
No permitas que estemos descansando autosatisfechos
en un pedacito de sombra bajo un pequeño árbol
como para buscar alivio por nuestras frustraciones.
Danos coraje y valor para salir de nosotros mismos
e ir a los caminos del mundo
donde hay gente que te busca, aun sin saberlo.
y ser para ellos, aun con nuestras limitaciones,
signos de tu amor que unifica
y de la libertad y felicidad
que tú has preparado para todos
en Jesucristo nuestro Señor.

Bendición
Hermanos: Nos llamamos “católicos”, ¿no es verdad? Es decir, gente “universal”, por definición. ¿Cuánto y cómo nos preocupamos de los otros y de su eterna felicidad? La gente, cercana o lejana, habría de ser siempre nuestra preocupación. Guardemos a todos en nuestra mente y en nuestro corazón, con la bendición del Dios todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo.


Comentario al Evangelio del 

José Luis Latorre, misionero claretiano
Queridos amigos:

Nuestra Señora del Rosario, Patrona de la Parroquia de Yhu, Paraguay, y de muchas otras parroquias.

El 7 de octubre de 1571 Occidente fue liberado de la amenaza turca por la victoria de Lepanto, que se atribuyó a la recitación del Rosario. Hoy no estamos invitados a conmemorar un acontecimiento lejano, sino a descubrir el lugar de María en el Misterio de la Salvación y a saludar a la Santa Madre de Dios como lo hizo el ángel Gabriel: ¡Ave María! El Papa San Pío V instituyó esta fiesta.

El evangelista Lucas nos presenta a María al principio de la Redención como la mujer llena de Dios que escucha y acepta el Plan de Dios con total disponibilidad y generosidad (“Hágase en mi según tu palabra”) y antes de Pentecostés, inicio de la expansión de la Redención a todos los pueblos de la tierra (“subieron a la sala donde solían reunirse…Todos ellos, íntimamente unidos se dedicaban a la oración en compañía de algunas mujeres, de María, la madre de Jesús, y se sus hermanos”). María siempre al lado de Jesús en su vida terrena y después al lado de sus discípulos como la madre que acompaña e intercede, que escucha y cree, que conforta y alienta. María es parte de esta “nueva familia” de Jesús que es la Iglesia.

¿Y el Rosario? Es ir recordando con María los Misterios de la Vida de Jesús desde su infancia hasta la venida del Espíritu Santo y la coronación de la misma Virgen María como Reina del cielo. El Rosario ha sido durante siglos la oración de la gente sencilla y de las familias: la oración que ha mantenido la unidad en los hogares cristianos y ha contribuido a la paz entre los pueblos. En Paraguay, y en casi todos los países de Latinoamérica, el Rosario está presente en los autos, en las oficinas, en las casas… las personas lo llevan colgado al cuello o la muñeca de la mano… es un signo claro del cariño y la confianza en la Santísima Virgen.

Quizá hoy no se rece tanto el Rosario como antes, pero sería una lástima que se perdiera la esencia de esta oración: la confianza, el amor y la importancia de la Santísima Virgen en la vida personal, en la familia y en la comunidad eclesial.

Una de las primeras oraciones de los cristianos a María dice: “Bajo tu protección nos acogemos, Santa Madre de Dios, no desatiendas las súplicas que te dirigimos en nuestras necesidades; antes bien, líbranos siempre de todo peligro, oh Virgen gloriosa y bendita”. Lo que rezamos es expresión de lo que creemos. Y por eso la oración a María es expresión de nuestra confianza en Ella, como Madre de Jesús y nuestra.

Octubre, mes misionero. Recemos el Rosario Misionero por los cinco continentes del mundo, y colaboremos económicamente con las obras evangelizadoras de los/as Misioneros/as.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified