GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Lecturas y Liturgia del 13 de Noviembre de 2015

Lecturas del Viernes de la 32ª semana del Tiempo Ordinario

MISA DEL DIA ; http://www.magnificat.tv/es/taxonomy/term/1
EVANGELIO DEL DIA    http://www.radiopalabra.org/IMG/mp3/32_6_TO.mp3

Viernes, 13 de noviembre de 2015
Primera lectura
Lectura del libro de la Sabiduría (13,1-9):

Eran naturalmente vanos todos los hombres que ignoraban a Dios y fueron incapaces de conocer al que es, partiendo de las cosas buenas que están a la vista, y no reconocieron al Artífice, fijándose en sus obras, sino que tuvieron por dioses al fuego, al viento, al aire leve, a las órbitas astrales, al agua impetuosa, a las lumbreras celestes, regidoras del mundo. Si, fascinados por su hermosura, los creyeron dioses, sepan cuánto los aventaja su Dueño, pues los creó el autor de la belleza; y si los asombró su poder y actividad, calculen cuánto más poderoso es quien los hizo; pues, por la magnitud y belleza de las criaturas, se descubre por analogía el que les dio el ser. Con todo, a éstos poco se les puede echar en cara, pues tal vez andan extraviados, buscando a Dios y queriéndolo encontrar; en efecto, dan vueltas a sus obras, las exploran, y su apariencia los subyuga, porque es bello lo que ven. Pero ni siquiera éstos son perdonables, porque, si lograron saber tanto que fueron capaces de averiguar el principio del cosmos, ¿cómo no encontraron antes a su Dueño?

Palabra de Dios

Salmo
Sal 18,2-3.4-5

R/. El cielo proclama la gloria de Dios

El cielo proclama la gloria de Dios,
el firmamento pregona la obra de sus manos
el día al día le pasa el mensaje,
la noche a la noche se lo susurra. R/.

Sin que hablen, sin que pronuncien,
sin que resuene su voz,
a toda la tierra alcanza su pregón
y hasta los limites del orbe su lenguaje. R/.

Evangelio
Lectura del santo evangelio según san Lucas (17,26-37)
:

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Como sucedió en los días de Noé, así será también en los días del Hijo del hombre: comían, bebían y se casaban, hasta el día que Noé entró en el arca; entonces llegó el diluvio y acabó con todos. Lo mismo sucedió en tiempos de Lot: comían, bebían, compraban, vendían, sembraban, construían; pero el día que Lot salió de Sodoma, llovió fuego y azufre del cielo y acabó con todos. Así sucederá el día que se manifieste el Hijo del hombre. Aquel día, si uno está en la azotea y tiene sus cosas en casa, que no baje por ellas; si uno está en el campo, que no vuelva. Acordaos de la mujer de Lot. El que pretenda guardarse su vida la perderá; y el que la pierda la recobrará. Os digo esto: aquella noche estarán dos en una cama: a uno se lo llevarán y al otro lo dejarán; estarán dos moliendo juntas: a una se la llevarán y a la otra la dejarán.»
Ellos le preguntaron: «¿Dónde, Señor?»
Él contestó: «Donde se reúnen los buitres, allí está el cuerpo.»

Palabra del Señor

Liturgia Viva del Viernes de la 32ª semana del Tiempo Ordinario

Viernes, 13 de noviembre de 2015
LISTOS PARA EL SEÑOR
(Sab 13,1-9; Lc 17, 26-37)

Introducción

El autor del Libro de la Sabiduría acusa a los no- judíos de ser ciegos. Ven las bellezas de la creación, pero dejan de reconocer al creador oculto detrás de ellas, hasta tal punto que comienzan a adorar cosas creadas.
Evangelio. Jesús reprende a los que dejan de ver los signos de su venida como en un juicio. Su venida no es un acontecimientos excepcional, ya que Jesús culpa a la gente por su falta negligente de vigilancia en la vida diaria. Él sigue viniendo, y por eso la gente tiene que estar siempre dispuesta y preparada.





Oración Colecta
Oh Dios, salvador nuestro:
Somos tu pueblo en marcha
que se esfuerza por llevar a cabo la tarea
de dar forma a tu reino de amor y paz en este mundo.
Cuando n os sentimos desalentados, temerosos o negligentes,
haz que sigamos caminando hacia adelante con esperanza;
haznos vigilantes en la oración,
para que percibamos los signos de la venida de tu Hijo.
Que Jesús camine con nosotros ahora ya
por el camino que nos ha mostrado,
para que nos conduzca hacia ti,
nuestro Dios vivo, por los siglos de los siglos.

Intenciones
Por todos los miembros de la Iglesia, nuevo Pueblo de Dios, para que no seamos autosuficientes, orgullosos y triunfantes, sino conscientes de nuestra pobreza, nuestra desgracia, y nuestra necesidad constante de conversión al evangelio de Cristo, roguemos al Señor.
Por el mundo en que priva la violencia, la supresión de derechos humanos y la discriminación, las divisiones y rencores, para que todos los hombres construyamos, los unos hacia los otros, puentes de comunicación y amistad, de respeto y libertad, roguemos al Señor.
Por todos nosotros en esta comunidad, para que podamos acelerar la venida del nuevo cielo y la nueva tierra soñados por Dios, enderezando nuestros errados y tortuosos caminos de egoísmo y de soberbia, roguemos al Señor.

Oración sobre las Ofrendas
Oh Dios de nuestra esperanza:
Como prenda de tus promesas
tú nos das a tu Hijo Jesucristo
en estos signos de pan y vino
que ahora ofrecemos sobre el altar.
No te pedimos una vida sin riesgos ni problemas,
sino hacer nuestra la visión nueva de tu Hijo
de un mundo donde tú estés presente.
Que logremos asimilar el valor y la fuerza de tu Hijo
para responder con nuestras mismas vidas a tu llamado,
que nos convoca a construir un mundo nuevo y mejor
en Cristo Jesús, nuestro Señor.

Oración después de la Comunión
Señor Dios, nuestra esperanza y nuestro futuro:
Tú bendices el que tu Hijo nos hable tu palabra de esperanza
y renueve nuestra fuerza con su pan de vida.
Libra nuestra fe de superficialidad y rutina
y envíanos, junto con tu Hijo,
a restaurar en el mundo la integridad y el amor,
y la confianza de que con él
podremos modelar un futuro mejor
que sobrepase las expectativas humanas,
porque el futuro te pertenece a ti,
Padre, Hijo y Espíritu Santo,
ahora y por los siglos de los siglos.

Bendición
Hermanos: Sigamos esperando, porque hay un futuro mejor. Cristo está con nosotros, y junto con él podemos erradicar la violencia y las guerras, podemos derrotar al rencor y al odio con la amistad. Mantengamos nuestras cabezas bien altas, porque el Señor Jesús está con nosotros y con él hay esperanza y un futuro mejor. Marchemos con él, con la bendición de Dios todopoderoso, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.

Comentario al Evangelio del 

Fernando Torres Pérez, cmf

La vida es una pura sorpresa. Nadie, absolutamente nadie, puede predecir el futuro. Ni siquiera lo que pasará mañana. Para bien o para mal. Todo puede pegar un bandazo inusitado que nos deje temblando y sin saber por donde nos viene el aire. Puede ser una enfermedad o el encuentro gozoso con esa persona con la que se percibe y entiende que se puede construir un proyecto de vida juntos, para siempre y para todo. O un accidente o una guerra. O la lotería. La vida es muy irracional a la hora de repartir sus cartas. Ni siquiera es verdad eso de que el que la hace la paga. Ni mucho menos. A veces los que merecerían un castigo, pasan sin pena ni gloria o con más pena que gloria. La verdad, la mera verdad, es que nadie controla el futuro, el mañana.

Es que lo único que tenemos es este presente continuo en el que vivimos, en el que nos relacionamos. Este tiempo que se nos escapa de entre las manos sin sentirlo, que cuando somos jóvenes nos parece eterno y que, según nos vamos haciendo mayores, se nos pasa más y más rápido, casi sin sentirlo. Este tiempo, este ahora, es el gran regalo de Dios. Es nuestro tiempo, es lo que somos y lo que vivimos. No sabemos lo que nos pasará mañana pero sabemos lo que nos está pasando ahora mismo. Vivir, disfrutar de este don, es la primera forma de agradecer al Creador y Dador de la Vida.

Jesús en el texto evangélico de hoy no trata de amenazarnos con catástrofes futuras. ¿Para qué? Lo que nos dice es que más que dolernos por lo que nos pueda pasar en el futuro, lo que vale verdaderamente la pena es vivir el presente. Y vivirlo de la única forma que vale la pena: vivirlo compartiendo lo que tenemos, creando fraternidad, regalando vida. El que pretende guardarse en un cofre los minutos de su vida presente, no vive sino que está muerto. Sólo vive el que comparte lo que tiene y lo que es. El que regala la vida es el que la recobra multiplicada cien veces en gozo y alegría y esperanza. Ese es el que vive el presente a tope, el que disfruta y goza. Ese es la alegría del Dios de la Vida, que no la creó sino para que viviésemos en fraternidad y alegría.

El Reino es compartir. El Reino es vida. El Reino es regalar lo que se tiene. El Reino es vivir como Dios quiere, como hijos e hijas suyos.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified