GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Lecturas y Liturgia del 19 de Noviembre de 2015

Lecturas del Jueves de la 33ª semana del Tiempo Ordinario

MISA DEL DIA ; http://www.magnificat.tv/es/taxonomy/term/1
EVANGELIO DEL DIA   http://evangeli.net/_mp3/daily/es/IV_301.mp3

Jueves, 19 de noviembre de 2015
Primera lectura
Lectura del segundo libro de los Macabeos (2,15-29):


En aquellos días, los funcionarios reales encargados de hacer apostatar por la fuerza llegaron a Modín, para que la gente ofreciese sacrificios, y muchos israelitas acudieron a ellos. Matatías se reunió con sus hijos, y los funcionarios del rey le dijeron: «Eres un personaje ilustre, un hombre importante en este pueblo, y estás respaldado por tus hijos y parientes. Adelántate el primero, haz lo que manda el rey, como lo han hecho todas las naciones, y los mismos judíos, y los que han quedado en Jerusalén. Tú y tus hijos recibiréis el título de grandes del reino, os premiarán con oro y plata y muchos regalos.»
Pero Matatias respondió en voz alta: «Aunque todos los súbditos en los dominios del rey le obedezcan, apostatando de la religión de sus padres, y aunque prefieran cumplir sus órdenes, yo, mis hijos y mis parientes viviremos según la alianza de nuestros padres. El cielo nos libre de abandonar la ley y nuestras costumbres. No obedeceremos las órdenes del rey, desviándonos de nuestra religión a derecha ni a izquierda.»
Nada más decirlo, se adelantó un judío, a la vista de todos, dispuesto a sacrificar sobre el ara de Modin, como lo mandaba el rey. Al verlo, Matatias se indignó, tembló de cólera y en un arrebato de ira santa corrió a degollar a aquel hombre sobre el ara. Y entonces mismo mató al funcionario real, que obligaba a sacrificar, y derribó el ara. Lleno de celo por la ley, hizo lo que Fineés a Zinirí, hijo de Salu.
Luego empezó a gritar a voz en cuello por la ciudad: «El que sienta celo por la ley y quiera mantener la alianza, ¡que me siga!»
Después se echó al monte con sus hijos, dejando en el pueblo cuanto tenía. Por entonces, muchos bajaron al desierto para instalarse allí, porque deseaban vivir según derecho y justicia.

Palabra de Dios

Salmo
Sal 49,1-2.5-6.14-15


R/. Al que sigue buen camino
le haré ver la salvación de Dios

El Dios de los dioses, el Señor, habla:
convoca la tierra de oriente a occidente.
Desde Sión, la hermosa, Dios resplandece. R/.

«Congregadme a mis fieles,
que sellaron mi pacto con un sacrificio.»
Proclame el cielo su justicia;
Dios en persona va a juzgar. R/.

«Ofrece a Dios un sacrificio de alabanza,
cumple tus votos al Altísimo
e invócame el día del peligro:
yo te libraré, y tú me darás gloria.» R/.

Evangelio
Lectura del santo evangelio según san Lucas (19,41-44):


En aquel tiempo, al acercarse Jesús a Jerusalén y ver la ciudad, le dijo llorando: «¡Si al menos tú comprendieras en este día lo que conduce a la paz! Pero no: está escondido a tus ojos. Llegará un día en que tus enemigos te rodearán de trincheras, te sitiarán, apretarán el cerco, te arrasarán con tus hijos dentro, y no dejarán piedra sobre piedra. Porque no reconociste el momento de mi venida.»

Palabra del Señor

Liturgia Viva del Miércoles de la 33ª semana del Tiempo Ordinario

Jueves, 19 de noviembre de 2015
LLORA CONMIGO, PUEBLO MÍO

Introducción
Lectura.- El sacerdote y líder Matatías rechaza los honores y el poder que le prometen si renuncia a su fe y ofrece sacrificio en honor del Rey Antíoco IV Epífanes de Siria. Él comienza la rebelión abierta del pueblo judío, rebelión que es a la vez religiosa y política.
Evangelio.- Lucas escribió este evangelio cuando el Templo de Jerusalén había sido ya destruido. --- ¿Cómo es posible que el pueblo Judío, como pueblo propio de Dios, que había sido tan celoso luchando por la lealtad al Dios de la Alianza, no reconociera a Cristo, el esperado? No nos corresponde a nosotros condenar, como erróneamente los cristianos han hecho con frecuencia en el pasado. Con Jesús lloramos sobre la ciudad y sobre su gente, y rogamos y nos esforzamos para que el pueblo judío también encuentre a su Mesías. Y mientras tanto, conozcamos también los caminos de paz del pueblo de Dios, y reconozcamos el tiempo en el que nos visita el Señor.

Oración Colecta
Señor Dios nuestro:
Buscamos el camino de la paz de Jesucristo, tu Hijo.
Que ojalá seamos tu pueblo escogido,
reconociendo día a día el tiempo de tu visitación.
Deseamos que hoy mismo sea el momento
en que estemos abiertos a tu venida,
acogiendo las palabras que nos hablas,
acogiendo a la gente que encontramos
y a los que claman por compasión
y por un poco de calor humano.
Te lo pedimos en el nombre de Jesús, el Señor.

Intenciones
Señor Jesús, lamentamos y pedimos perdón porque a veces hemos sido negligentes y fríos a tu amor; perdónanos, te rogamos.
Señor Jesús, para que los que han oído tu llamado a seguirte, pero rehusaron responder, estén listos de nuevo para caminar contigo, te rogamos.
Señor Jesús, para que nuestras comunidades oigan de nuevo tu llamado a estar profundamente unidas de mente y corazón, te rogamos.

Oración sobre las Ofrendas
Oh Dios, Padre nuestro:
Como prenda de nuestra fidelidad
a los vínculos de la Alianza
traemos ante ti este pan y este vino.
Acéptalos, y acéptanos a nosotros con tu Hijo,
y guárdanos siempre unidos en él
como pueblo que tú amas.
Te lo pedimos en el nombre de Jesús, el Señor.



Oración después de la Comunión
Oh Dios, Padre nuestro:
Tu Hijo lloró sobre su propio pueblo
del que había nacido
y al que amaba con todo su corazón.
Que no llore Jesús sobre nosotros
porque somos infieles a la Alianza,
sino que, por la fuerza de esta eucaristía,
sepamos buscar lo que nos proporciona tu paz:
es decir, tú y tu reino de integridad y bondad.
Concédenos esto por medio del fiel servidor,
tu Hijo, Jesucristo nuestro Señor.

Bendición
Hermanos: Se nos pide que reconozcamos la venida del Señor no en un pasado lejano, sino ahora, hoy, en nuestras vidas y en nuestras comunidades.
Que Dios todopoderoso les dé su gracia y les bendiga, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.



Comentario al Evangelio del 

Juan Carlos Martos, cmf
Queridas amigas y amigos:

El evangelio de hoy nos estremece al contemplar a Jesús llorando. En su llanto por Jerusalén reconoce el fracaso –al menos parcial- de su misión. El Maestro llamaba a las puertas, pero no las derribaba. De nada sirvieron sus esfuerzos ante quienes se le cerraban a cal y canto. La Ciudad Santa es paradigma de cualquier comunidad o iglesia.

Una comunidad necesita un principio de unión. En una ciudad hay calles, plazas, paseos, edificios. Es un espacio plural. Toda congregación humana también es plural. Está formada por personas distintas y con diversos intereses. Solo consiguen componerse si dejan a Dios un espacio en medio. Sin el sentido de Dios es imposible la unidad. Contemplar un grupo humano dividido es, a veces, más triste que avistar las ruinas de una ciudad. También hace llorar a Cristo.

Una comunidad necesita la paz. El bienestar de un grupo exige además la paz. Una persona enojada no puede conciliar el sueño, pierde el apetito, se aísla. El malhumor nos hace incluso mirar mal a quienes nos hacen el bien. Es imprescindible recuperar y mantener la paz para seguir juntos. Ello explica la existencia de medios para alcanzarla (la negociación, el olvido, el tabú, la expulsión, la ley...). Muchos de estos medios no pasan de ser anestesia para evitar dolor, pero es dudoso que sirvan para sanar a fondo las heridas. Sólo en la misericordia está la paz verdadera. Y sólo Dios la fabrica.

Una comunidad necesita la verdad. Los psicólogos registran la existencia de un trastorno mental que lleva a confundir las propias ilusiones con la realidad. Por ciertos mecanismos proyectivos hay personas que lo padecen. Y el no distinguir trae confusión y división. Si varios no se entienden, terminan enfrentándose. ¿Cómo evitar la confusión? ¿Cómo acceder a la verdadera realidad? ¿Cómo escapar de esa confusa ofuscación? Las cosas son como Dios las ve. Pero, su visión está escondida para muchos, no porque Él quiera ocultarla sino porque se niegan a admitirla. Dios nos hace coincidir en la verdad y con ella crece el resplandor de la concordia.

El infierno es ese lugar en el que no hay unión, ni paz ni comunión en la verdad. Allí no tiene cabida el amor y las personas se vuelven como bestias. Ante ese espectáculo infernal, Jesús de Nazaret sigue llorando... y esperando.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified