GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Lecturas y Liturgia del 10 de Diciembre de 2015

Lecturas del Jueves de la 2ª semana de Adviento

MISA DEL DIA http://www.magnificat.tv/es/taxonomy/term/1
EVANGELIO DEL DIA  http://www.radiopalabra.org/mp3/radiopalabra/adviento2007/2_5_AD.mp3

Jueves, 10 de diciembre de 2015
Primera lectura
Lectura del libro de Isaías (41,13-20):


Yo, el Señor, tu Dios, te agarro de la diestra y te digo: «No temas, yo mismo te auxilio.» No temas, gusanito de Jacob, oruga de Israel, yo mismo te auxilio –oráculo del Señor–. Tu redentor es el Santo de Israel. Mira, te convierto en trillo aguzado, nuevo, dentado: trillarás los montes y los triturarás; harás paja de las colinas; los aventarás, y el viento los arrebatará, el vendaval los dispersará; y tú te alegrarás con el Señor, te gloriarás del Santo de Israel. Los pobres y los indigentes buscan agua, y no la hay; su lengua está reseca de sed. Yo, el Señor, les responderé; yo, el Dios de Israel, no los abandonaré. Alumbraré ríos en cumbres peladas; en medio de las vaguadas, manantiales; transformaré el desierto en estanque y el yermo en fuentes de agua; pondré en el desierto cedros, y acacias, y mirtos, y olivos; plantaré en la estepa cipreses, y olmos y alerces, juntos. Para que vean y conozcan, reflexionen y aprendan de una vez, que la mano del Señor lo ha hecho, que el Santo de Israel lo ha creado.

Palabra de Dios

Salmo
Sal 144,1.9.10-11.12-13ab


R/. El Señor es clemente y misericordioso,
lento a la cólera y rico en piedad

Te ensalzaré, Dios mío, mi rey;
bendeciré tu nombre por siempre jamás.
El Señor es bueno con todos,
es cariñoso con todas sus criaturas. R/.

Que todas tus criaturas te den gracias, Señor,
que té bendigan tus fieles;
que proclamen la gloria de tu reinado,
que hablen de tus hazañas; R/.

explicando tus hazañas a los hombres,
la gloria y majestad de tu reinado.
Tu reinado es un reinado perpetuo,
tu gobierno va de edad en edad. R/.

Evangelio
Lectura del santo evangelio según san Mateo (11,11-15):


En aquel tiempo, dijo Jesús a la gente: «Os aseguro que no ha nacido de mujer uno más grande que Juan, el Bautista; aunque el más pequeño en el reino de los cielos es más grande que él. Desde los días de Juan, el Bautista, hasta ahora se hace violencia contra el reino de Dios, y gente violenta quiere arrebatárselo. Los profetas y la Ley han profetizado hasta que vino Juan; él es Elías, el que tenía que venir, con tal que queráis admitirlo. El que tenga oídos que escuche.»

Palabra del Señor

Liturgia Viva del Jueves de la 2ª semana de Adviento

Jueves, 10 de diciembre de 2015
DIOS SALVA A LOS POBRES
(Is 41,13-20; Mt 11,11-15)

Introducción
Es alentador oír, en estos días de Adviento, un fuerte y repetido mensaje de ánimo y aliento. En esto es precisamente en lo que creemos, si confiamos en la cercanía de Dios en la persona de su Hijo Jesucristo. Cuando la gente es pobre y vive afligida, Dios está cerca como su Salvador, es decir, Dios es alguien que está vinculado a ellos con lazos íntimos de afecto, y que con toda seguridad vendrá a asistirles. Los pobres son los que confían en él. Él les promete un nuevo paraíso. Aun los más pequeños en su reino son más grandes que el mayor y último de los profetas, Juan el Bautista.

Oración Colecta
Señor Dios nuestro:
Tú no abandonas a los que confían en ti.
Tómanos de la mano cuando tengamos miedo,
ayúdanos cuando te llamemos a voz en grito,
porque tenemos experiencia de que somos impotentes
para establecer en este mundo tu reino de justicia y amor.
Envíanos hoy de nuevo a tu Hijo
para que sea nuestro Señor y Salvador
ahora y por los siglos de los siglos.

Intenciones
Por los timoratos que piensan que son demasiado pequeños y despreciables como para que Dios se preocupe de ellos, para que se percaten de que el Dios cristiano, como un buen padre y una buena madre, siente inmenso cariño por ellos, roguemos al Señor.
Por los ricos y poderosos, para que sean sensibles a los derechos y a las necesidades de sus hermanos más pobres y desposeídos, roguemos al Señor.
Por los profetas que viven aquí entre nosotros, para que en nombre de Dios nos recuerden que tenemos que hablar claro y alzarnos a favor de los sin-voz y de los oprimidos, roguemos al Señor.

Oración sobre las Ofrendas
Señor Dios nuestro:
Te presentamos con gozo
estos humildes dones de pan y vino.
Que en estos signos del compartir
tu Hijo se haga presente entre nosotros
y nos dé el valor y ánimo
para tomar tu reino por asalto,
para que nosotros, que somos impotentes y fácilmente desalentados,
nos comprometamos con él
a llevar esperanza a los pobres y humildes.
Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor.

Oración después de la Comunión
Señor, Dios y Padre nuestro;
Somos el nuevo pueblo de tus promesas.
Te pedimos nos concedas ser lo bastante humildes
para no buscar nuestros caminos tercos y egoístas,
sino más bien estar abiertos a ti y confiar en ti.
Recuerda, Señor, que somos tuyos
y que, en cierto modo, tenemos derecho a tu ayuda,
ya que nos amas en Jesucristo, tu Hijo,
que es Señor nuestro
ahora y por los siglos de los siglos.

Bendición
Hermanos: A nosotros también nos dice Dios hoy: “Yo, el Señor tu Dios, agarro con cariño tu mano derecha y te digo, ‘No temas, que te voy a ayudar’.” --- Que ojalá seamos conscientes del cuidado cariñoso de Dios por todos sus hijos
Y que la bendición del mismo Dios todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo descienda sobre nosotros y nos acompañe siempre.


Comentario al Evangelio del 

Fernando Torres Pérez, cmf


De buenas a primeras nos puede sorprender el texto evangélico de hoy. Habla de violencia. De la violencia que se hace contra el reino de Dios. Y de la gente violenta que se quiere apoderar del reino. Al leerlo, me ha venido a la mente una escena de una película de hace ya unos cuantos años que narraba la vida de Gandhi, el pacifista luchador por la independencia de la India frente al dominio británico. Creo que la película se llamaba igual: “Gandhi”. En esa escena se ve como Gandhi y los que le siguen resisten la violencia de las fuerzas armadas británicas. Y la resisten mediante la no-violencia. Ellos se manifiestan por una causa justa. Los soldados se oponen a esa marcha. Y frente a la no-violencia los soldados oponen la violencia de sus fusiles. Caen muchos del lado de Gandhi. Están inermes. No tienen fusiles para defenderse. Pero siguen avanzando. Al final, los soldados se tienen que retirar. No pueden matar a toda una multitud desarmada.

La película me hace pensar que hay que ser muy fuerte para resistir a la violencia. Es más. Me hace pensar que la violencia es, precisamente, la reacción de los débiles. El reino de Dios exige un compromiso serio. Ser cristiano, anunciar la buena nueva del reino, no es en absoluto tarea para personas débiles ni flojas ni mustias ni endebles. Hay que ser fuertes. Hay que comprometerse con la justicia y con el amor. Hay que poner la fraternidad por encima de cualquier otra razón. Hay que perdonar y amar sin límites. Todo eso no es fácil. Exige, en muchas ocasiones, violentarse a uno mismo. Porque lo que le pide a uno el instinto es no perdonar sino vengarse, es responder a la violencia con más violencia.

El reino nos pone en un compromiso Nos saca de nuestras casillas, de nuestra zona de comodidad. Y nos invita a recorrer caminos nuevos. Pero sabemos que son los únicos caminos por donde podremos llegar de verdad a la paz, a la fraternidad, a la justicia. El reino exige tenacidad, constancia, fidelidad.

Ya ha venido el que tenía que venir. Jesús nos habla con claridad de por dónde deberíamos caminar si queremos alcanzar ese reino y que sea de verdad para todos. “El que tenga oídos, que escuche.”
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified