GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Lecturas y Liturgia del 11 de Diciembre de 2015

Lecturas del Viernes de la 2ª semana de Adviento

MISA DEL DIA http://www.magnificat.tv/es/taxonomy/term/1
EVANGELIO DEL DIA  http://www.radiopalabra.org/mp3/radiopalabra/adviento2007/2_6_AD.mp3

Viernes, 11 de diciembre de 2015
Primera lectura
Lectura del libro de Isaías (48,17-19):

Así dice el Señor, tu redentor, el Santo de Israel: «Yo, el Señor, tu Dios, te enseño para tu bien, te guío por el camino que sigues. Si hubieras atendido a mis mandatos, sería tu paz como un río, tu justicia como las olas del mar; tu progenie sería como arena, como sus granos, los vástagos de tus entrañas; tu nombre no sería aniquilado ni destruido ante mí.»

Palabra de Dios

Salmo
Sal 1,1-2.3.4.6

R/. El que te sigue, Señor, tendrá la luz de la vida

Dichoso el hombre que no sigue el consejo de los impíos,
ni entra por la senda de los pecadores,
ni se sienta en la reunión de los cínicos;
sino que su gozo es la ley del Señor,
y medita su ley día y noche. R/.

Será como un árbol plantado al borde de la acequia:
da fruto en su sazón y no se marchitan sus hojas;
y cuanto emprende tiene buen fin. R/.

No así los impíos, no así;
serán paja que arrebata el viento.
Porque el Señor protege el camino de los justos,
pero el camino de los impíos acaba mal. R/.

Evangelio
Lectura del santo evangelio según san Mateo (11,16-19):

En aquel tiempo, dijo Jesús a la gente: «¿A quién se parece esta generación? Se parece a los niños sentados en la plaza, que gritan a otros: "Hemos tocado la flauta, y no habéis bailado; hemos cantado lamentaciones, y no habéis llorado." Porque vino Juan, que ni comía ni bebía, y dicen: "Tiene un demonio." Vino el Hijo del hombre, que come y bebe, y dicen: "Ahí tenéis a un comilón y borracho, amigo de publicanos y pecadores." Pero los hechos dan razón a la sabiduría de Dios.»

Palabra del Señor

Liturgia Viva del Viernes de la 2ª semana de Adviento

Viernes, 11 de diciembre de 2015
¡NO SEAS NIÑO!
(Is 48:17-19; Mt 11,16-19)

Introducción
“¡Ojalá hubieran prestado atención a lo que les dije”, se queja el Señor por medio del profeta, porque Dios quiere nuestro propio bien. --- Jesús también se queja de que hay gente que se comporta de modo infantil, cuando Juan Bautista predica arrepentimiento y conversión en preparación para la venida del Mesías: Son como niñas que se niegan a bailar cuando la flauta toca melodías alegres, o como muchachos que rechazan llorar cuando la gente está llorando. El Señor está en medio de nosotros y pide que nos comprometamos seriamente para poder guiar a nuestro mundo hacia la vida, la justicia y la felicidad. ¿Para qué vale nuestra fe, si no la practicamos?

Oración Colecta
Señor Dios nuestro:
Con demasiada frecuencia nos hacemos sordos a tu voz
y a la presencia de tu Hijo en medio de nosotros, su pueblo.
Inspíranos por tus profetas y tu Espíritu
para comprender que justamente ahora es el momento
de cambiar y de comprometernos
al estilo de vida y a la justicia exigidas por el reino.
Ayúdanos a hacer ver y comprender a la gente
que tu Hijo vive en medio de nosotros
y que él es nuestro Dios y Señor
por los siglos de los siglos.

Intenciones
Señor, haznos atentos a la voz de tu Santo Espíritu, para que no dejemos pasar el momento preciso, cuando él nos inspira a trabajar por la justicia y el amor; por eso te rogamos.
Danos la gracia de saber escuchar a la gente que rechaza nuestra pasividad, laxitud y materialismo; por eso te rogamos.
Guía a nuestros líderes políticos para que sigan la voz de su conciencia para el bien común de nuestro pueblo, antes de que busquen, con descarado egoísmo, su ganancia personal, su ventaja y poder político; por eso te rogamos.

Oración sobre las Ofrendas
Señor Dios nuestro:
Te presentamos ahora estos dones de pan y vino
y nos unimos a tu Hijo Jesucristo
sentados a la mesa que él nos prepara.
Danos determinación y fuerza
para llevar su mensaje y su vida
a la gente que nos rodea.
Ayúdanos a comprometernos a nosotros mismos,
como él, con ilusión, con audacia, y sin vacilar,
porque él es nuestro Señor y Salvador
por los siglos de los siglos.

Oración después de la Comunión
Oh Dios y Padre nuestro:
Ahora que acabamos de alimentarnos
con el pan de vida de tu Hijo, en la eucaristía,
ayúdanos a hacer pronto cuanto antes
el bien que hemos aplazado por tanto tiempo.
Danos el don de ser justos e imparciales con todos;
que sepamos respetar a los pobres y a los pequeños,
visitar a los enfermos
y alimentar a los hambrientos.
Señor estamos esperándote;
pero no permitas que tú tengas que esperarnos a nosotros,
pues queremos seguir fielmente a tu Hijo,
Jesucristo nuestro Señor.

Bendición
Hermanos: Niños volubles que no prestan atención a lo que es bueno para ellos: eso es lo que nosotros no deberíamos ser nunca. Que el Señor nos disponga a obrar siempre lo que es recto y bueno, aun cuando nos resulte molesto.
Que la bendición de Dios todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo descienda sobre ustedes y permanezca para siempre.


Comentario al Evangelio del 

Fernando Torres Pérez, cmf

Conocí a un compañero que había copiado el texto del Evangelio de hoy en la primera página de su Biblia. Venía a decir algo así como que en ese libro, en la Biblia, se dice cosas muy importantes pero que hay muchos que da lo mismo lo que les digan siempre encuentran una excusa para seguir haciendo lo mismo que hacían antes. Lo suyo es mirar para otro lado, dejar que la vida pase a su lado sin dejar que a ellos les afecte.

De una manera o de otra, todos tenemos todos una cierta tendencia a hacer eso. Quizá por la sencilla razón de que ya tenemos todos suficientes problemas como para meternos en más. Quizá porque nuestra propia vida nos exige ya mucho esfuerzo y trabajo como para añadir más preocupaciones y dolores. El Evangelio, la Palabra de Dios, nos puede llamar a comprometernos con la justicia, con la solidaridad, con el sufrimiento del inocente... Pero todo eso significa añadir más peso al que ya soportamos. Y terminamos prefiriendo mirar a otro lado. Como los niños de la plaza que gritaba a los otros “Hemos tocado la flauta, y no habéis bailado; hemos cantado lamentaciones, y no habéis llorado.”

Quizá sea porque no hemos descubierto que la libertad del otro comienza allí donde empieza la mía y que mientras el otro, el hermano, esté oprimido o sea esclavo, yo también soy un poco esclavo. Quizá sea porque no nos hemos dado cuenta de que la injusticia que sufre mi hermano me hace daño a mí también. Y que debería resultarnos muy difícil disfrutar de nuestra vida y de nuestros bienes en paz cuando a mis hermanos les falta lo necesario. ¿Cómo es posible que no nos dejemos afectar por todo lo bueno o malo que les pasa a mis hermanos y, sin embargo, nos quedemos maravillados ante la belleza de una puesta de sol? Algo hay ahí que no funciona en nuestro corazón cuando nos sentimos tan apartados de los que son carne de nuestra carne, hermanos y hermanas, cuando nos dejamos llevar por la indiferencia.

Así que lo primero a que nos invita Jesús en este Evangelio es a escuchar, a dejarnos afectar por lo que los que están a nuestro alrededor padecen, viven, experimentan, dicen, expresan. Que todo eso nos llegue al corazón y que luego actuemos en consecuencia.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified