GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Lecturas y Liturgia del 20 de Enero de 2016

Lecturas del Miércoles de la 2ª semana del Tiempo Ordinario

MISA http://magnificat.tv/es/taxonomy/term/1
EVANGELIO  http://evangeli.net/_mp3/daily/es/IV_21.mp3

Miércoles, 20 de enero de 2016
Primera lectura
Lectura del primer libro de Samuel (17,32-33.37.40-51):


En aquellos días, Saúl mandó llamar a David, y éste le dijo: «Majestad, no os desaniméis. Este servidor tuyo irá a luchar con ese filisteo.»
Pero Saúl le contestó: «No podrás acercarte a ese filisteo para luchar con él, porque eres un muchacho, y él es un guerrero desde mozo.»
David le replicó: «El Señor, que me ha librado de las garras del león y de las garras del oso, me librará de las manos de ese filisteo.»
Entonces Saúl le dijo: «Anda con Dios.»
Agarró el cayado, escogió cinco cantos del arroyo, se los echó al zurrón, empuñó la honda y se acercó al filisteo. Éste, precedido de su escudero, iba avanzando, acercándose a David; lo miró de arriba abajo y lo despreció, porque era un muchacho de buen color y guapo, y le gritó: «¿Soy yo un perro, para que vengas a mi con un palo?»
Luego maldijo a David, invocando a sus dioses, y le dijo: «Ven acá, y echaré tu carne a las aves del cielo y a las fieras del campo.»
Pero David le contestó: «Tú vienes hacia mí armado de espada, lanza y jabalina; yo voy hacia ti en nombre del Señor de los ejércitos, Dios de las huestes de Israel, a las que has desafiado. Hoy te entregará el Señor en mis manos, te venceré, te arrancaré la cabeza de los hombros y echaré tu cadáver y los del campamento filisteo a las aves del cielo y a las fieras de la tierra; y todo el mundo reconocerá que hay un Dios en Israel; y todos los aquí reunidos reconocerán que el Señor da la victoria sin necesidad de espadas ni lanzas, porque ésta es una guerra del Señor, y él os entregará en nuestro poder.»
Cuando el filisteo se puso en marcha y se acercaba en dirección de David, éste salió de la formación y corrió velozmente en dirección del filisteo; echó mano al zurrón, sacó una piedra, disparó la honda y le pegó al filisteo en la frente: la piedra se le clavó en la frente, y cayó de bruces en tierra. Así venció David al filisteo, con la honda y una piedra; lo mató de un golpe, sin empuñar espada. David corrió y se paró junto al filisteo, le agarró la espada, la desenvainó y lo remató, cortándole la cabeza. Los filisteos, al ver que había muerto su campeón, huyeron.

Palabra de Dios

Salmo 143,1.2.9-10

R/. Bendito el Señor, mi Roca

Bendito el Señor, mi Roca,
que adiestra mis manos para el combate,
mis dedos para la pelea. R/.

Mi bienhechor, mi alcázar,
baluarte donde me pongo a salvo,
mi escudo y mi refugio,
que me somete los pueblos. R/.

Dios mio, te cantaré un cántico nuevo,
tocaré para ti el arpa de diez cuerdas:
para ti que das la victoria a los reyes,
y salvas a David, tu siervo. R/.

Evangelio
Lectura del santo evangelio según san Marcos (3,1-6):

En aquel tiempo, entró Jesús otra vez en la sinagoga, y había allí un hombre con parálisis en un brazo. Estaban al acecho, para ver si curaba en sábado y acusarlo.
Jesús le dijo al que tenía la parálisis: «Levántate y ponte ahí en medio.»
Y a ellos les preguntó: «¿Qué está permitido en sábado?, ¿hacer lo bueno o lo malo?, ¿salvarle la vida a un hombre o dejarlo morir?»
Se quedaron callados. Echando en torno una mirada de ira, y dolido de su obstinación, le dijo al hombre: «Extiende el brazo.»
Lo extendió y quedó restablecido.
En cuanto salieron de la sinagoga, los fariseos se pusieron a planear con los herodianos el modo de acabar con él.

Palabra del Señor
Y que la bendición de Dios todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo descienda sobre nosotros y nos acompañe siempre.

Liturgia Viva del Miércoles de la 2ª semana del Tiempo Ordinario

Miércoles, 20 de enero de 2016
HACIENDO EL BIEN EN EL DÍA DEL SEÑOR
(1 Sm 17,32-33.37.40-51; Mc 3,1-6)

Introducción
¡David y Goliat! Un muchacho inexperto contrapuesto a un líder militar profesional. Con frecuencia en la Biblia los débiles aparecen más poderosos que los fuertes. Lo débil y pequeño atrae la fuerza de Dios. Lo importante no es precisamente que el muchacho, desvalido y desamparado, golpee con la onda y elimine al Goliat violento y fanfarrón, sino lo que cuenta es que Dios mismo da a conocer su grandeza, a pesar de la debilidad del hombre, porque él es el Dios y el Salvador de su pueblo.
Evangelio. Algunas veces reducimos nuestra religión a un asunto de leyes casuísticas: ¿Se permite trabajar en domingo? ¿Cuándo llega a ser pecado mortal, si llego tarde a la Misa? ¿Cometo pecado si no alzo mis manos al rezar el Padre Nuestro? A veces nos comportamos como niños inmaduros. Dios quiere que crezcamos en nuestra fe. ¿Dónde queda la Buena Noticia de Jesús? ¿En qué consiste nuestro amor al Señor y a los hermanos?

Oración Colecta
Oh Dios, santo y amable:
Nos has elegido para construir
y ser parte de tu reino de paz y de amor ya maduro.
Pero tenemos que reconocer con vergüenza
que todavía nos queda mucho espacio para crecer.
Padre: Haz nuestro amor más rico, cálido y sensible:
completa el trabajo que has comenzado en nosotros
para que tengamos un lugar permanente en tu corazón
y reflejemos la bondad madura y curativa
de Jesucristo nuestro Señor.

Intenciones
Para que se otorgue a las personas el tiempo necesario para descansar y para recuperarse de la presión y tensión de su trabajo, y también para que se les dé oportunidad para rendir culto a Dios y ayudar al prójimo, roguemos al Señor.
Para que los fieles que van a Misa los domingos vivan también durante los días de la semana conforme al evangelio, roguemos al Señor.
Para que la celebración de la eucaristía, los domingos, sea para todas las comunidades cristianas una fuente de gran alegría, al encontrarnos profundamente con el Señor y al recibir la fuerza para seguirle por sus caminos, los caminos del evangelio, roguemos al Señor.

Oración sobre las Ofrendas
Oh Dios, que nos sanas de nuestras miserias:
Tú pones la mesa de tu Hijo
no solamente para un grupito selecto de seguidores,
sino para todos: para los enfermos y para los que sufren,
para los débiles y los que viven en forzosa soledad.
Que en todas nuestras comunidades
asimilemos y hagamos nuestros
los sentimientos de Jesús:
su amor sin límites, su bondadosa aceptación de la gente,
su espíritu abierto para compartir y para curar.
Enséñanos a preparar la mesa de nosotros mismos
para que otros la compartan,
como hizo Jesús, Hijo tuyo y hermano nuestro,
que vive contigo, y permanece con nosotros,
ahora y por los siglos de los siglos.

Oración después de la Comunión
Oh Dios y Padre nuestro,
que nos ofreces curación y salvación:
Te damos gracias por convocarnos
alrededor de la mesa de tu Hijo
en esta celebración eucarística.
Que la comunidad cristiana
sea para todos, cristianos o no cristianos,
lo que tú eres para todos nosotros:
amor que salva, y paz que sana;
alegría compartida
y don sorprendentemente generoso,
don dado libremente y nunca lamentado.
Te lo pedimos por Jesucristo nuestro Señor.

Bendición:
Hermanos: “¿Cuándo me visitaron ustedes?” –nos preguntará el Señor. ¡Quizás el mejor día para visitar a nuestro hermano Jesús en los enfermos sea el domingo, el Día del Señor! Llevemos con frecuencia la presencia sanadora del Señor a los hermanos.




Comentario del Miércoles de la 2ª semana del Tiempo Ordinario

Conrado Bueno, cmf
Queridos hermanos:

Jesús no podía más. Dios no quería esta dureza de corazón ante el que sufre. El bien del hombre y el culto a Dios han de ir siempre unidos. Una vez más, resuenan, como un trallazo, estas preguntas, ante los asistentes a la sinagoga: “¿Qué está permitido hacer en sábado, el bien o el mal?”, “¿Salvarle la vida a un hombre, o dejarlo morir?”.

Jesús es un buen cumplidor de la ley. De hecho, es sábado, y lo encontramos en la sinagoga, siguiendo la tradición de la ley judía. Pero, ya van muchas peleas con los fariseos, y muestra a las claras su enfado. La descripción es rigurosa: Jesús toma la iniciativa, mira al paralítico y le insta: “Levántate, y ponte en medio de la asamblea”. A los enemigos les interpela con preguntas radicales, escuetas, elementales. Les echa una mirada de ira, dolido por tanta obstinación. La reacción de estos ya nos la sabemos: se pusieron a planear cómo acabar con él. Y es que, cuando el corazón no está limpio, no podemos ver el bien que los otros hacen.

¿Cuántas veces tendremos que repetir lo mismo? Solo Dios y el hombre; solo las relaciones personales de entre Dios y el hombre y de los hombres entre sí han de contar. Luego, como en todas las cosas humanas, vendrá la norma, la ley que permita el buen desarrollo de esas relaciones. Observancia, sí; fundamentalismo, no. Sería una burla a Dios maltratar a sus hijos y, encima, decir que lo hacemos para honrarle.

Jesús es el que cumple bien la tradición del sábado. Si el sábado era día de liberación, de alegría, ¿qué mejor manera de celebrarlo que saliendo al paso del hombre que sufre , y sanarlo? En definitiva, Jesús liberó al paralítico del fardo, pesado e inútil, volviendo al proyecto inicial de Dios: la humanización del hombre, la vida justa y feliz que Dios quiere para sus hijos. Jesús, con sus enseñanzas y relación con los demás, quiebra cualquier estructura que le impide hacer el bien a los otros. Dicen que esta actitud es una de las más claras características de un cristianismo auténtico.

Sigamos a Jesús, alegrémonos de tanta gente que hace el bien, miremos con tristeza cuando vemos un corazón duro y seamos lo primeros en compadecernos de tanta gente que sufre.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified