GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Lecturas y Liturgia del 17 de Mayo de 2016

Lecturas del Martes de la 7ª semana del Tiempo Ordinario

Fuente: Ciudad Redonda
MISA http://magnificat.tv/es/taxonomy/term/1
EVANGELIO http://www.radiopalabra.org/IMG/mp3/7_3_TO.mp3


Martes, 17 de mayo de 2016
Primera lectura
Lectura de la carta del apóstol Santiago (4,1-10):

¿De dónde proceden las guerras y las contiendas entre vosotros? ¿No es de vuestras pasiones, que luchan en vuestros miembros? Codiciáis y no tenéis; matáis, ardéis en envidia y no alcanzáis nada; os combatís y os hacéis la guerra. No tenéis, porque no pedís. Pedís y no recibís, porque pedís mal, para dar satisfacción a vuestras pasiones. ¡Adúlteros! ¿No sabéis que amar el mundo es odiar a Dios? El que quiere ser amigo del mundo se hace enemigo de Dios. No en vano dice la Escritura: «El espíritu que Dios nos infundió está inclinado al mal.» Pero mayor es la gracia que Dios nos da. Por eso dice la Escritura: «Dios se enfrenta con los soberbios y da su gracia a los humildes.» Someteos, pues, a Dios y enfrentaos con el diablo, que huirá de vosotros. Acercaos a Dios, y Dios se acercará a vosotros. Pecadores, lavaos las manos; hombres indecisos, purificaos el corazón, lamentad vuestra miseria, llorad y haced duelo; que vuestra risa se convierta en llanto y vuestra alegría en tristeza. Humillaos ante el Señor, que él os levantará.

Palabra de Dios

Salmo
Sal 54,7-8.9-10a.10b-11.23


R/. Encomienda a Dios tus afanes, que él te sustentará

Pienso: «¡Quién me diera alas de paloma
para volar y posarme!
Emigraría lejos,
habitaría en el desierto.» R/.

«Me pondría en seguida a salvo de la tormenta,
del huracán que devora, Señor;
del torrente de sus lenguas.» R/.

Violencia y discordia veo en la ciudad:
día y noche hacen la ronda
sobre sus murallas. R/.

Encomienda a Dios tus afanes,
que él te sustentará;
no permitirá jamás que el justo caiga. R/.

Evangelio
Lectura del santo evangelio según san Marcos (9,30-37):




En aquel tiempo, Jesús y sus discípulos se marcharon de la montaña y atravesaron Galilea; no quería que nadie se enterase, porque iba instruyendo a sus discípulos.
Les decía: «El Hijo del hombre va a ser entregado en manos de los hombres, y lo matarán; y, después de muerto, a los tres días resucitará.» Pero no entendían aquello, y les daba miedo preguntarle.
Llegaron a Cafarnaún, y, una vez en casa, les preguntó: «¿De qué discutíais por el camino?»
Ellos no contestaron, pues por el camino habían discutido quién era el más importante.
Jesús se sentó, llamó a los Doce y les dijo: «Quien quiera ser el primero, que sea el último de todos y el servidor de todos.»
Y, acercando a un niño, lo puso en medio de ellos, lo abrazó y les dijo: «El que acoge a un niño como éste en mi nombre me acoge a mí; y el que me acoge a mí no me acoge a mí, sino al que me ha enviado.»

Palabra del Señor

Liturgia Viva del Martes de la 7ª semana del Tiempo Ordinario

Martes, 17 de mayo de 2016
¡SEAN LOS ÚLTIMOS Y SIRVAN!
(Sant 4,1-10; Mc 9,30-37)

Introducción
Santiago señala las causas de conflicto y laxitud dentro de la comunidad cristiana: no son tanto las malas influencias de fuera, ni las diferentes opiniones, sino el mal anidado en el corazón de cada uno, como el amor al placer y a los valores mundanos, la envidia, la soberbia…
Evangelio. (Jesús anuncia su pasión y resurrección por segunda vez, pero los discípulos no le entienden. --- ¿Y nosotros, ya le entendemos? Hemos comenzado esta eucaristía poniéndola bajo el signo de la cruz. ¿Entendemos el sentido de la cruz, especialmente cuando pesa sobre nuestros propios hombros?) Los futuros líderes de la Iglesia, los discípulos, no están libres de defectos peligrosos, como la ambición; buscan el poder del primer puesto en el reino, no entienden que Jesús -y ellos también- tienen que sufrir, y que se requiere humilde servicio y sencillez para promover el reino.

Oración Colecta
Señor Dios nuestro:
Tú sabes lo que hay en nuestros corazones.
Purifica nuestros pensamientos,
transforma nuestra mente,
y danos las mismas actitudes y mentalidad de Jesús, tu Hijo.
Ayúdanos a identificarnos con él,
a aceptar el sufrimiento como parte de nuestra vida
y de nuestros esfuerzos para establecer tu reino.
En cualquier cargo o posición social en que estemos,
consérvanos humildes, sencillos y confiados
y que no tengamos otra ambición
que servir a tu Hijo Jesús
en nuestros hermanos y hermanas,
ya que él fue el servidor de todos
y por ello le hiciste nuestro Señor y Salvador
por los siglos de los siglos.

Intenciones
Por los que tienen posiciones o ministerios más elevados en la Iglesia, para que sirvan a los hermanos con mayor dedicación y humildad, sin menospreciar a los más débiles, a los más pobres, y a los heridos por la dureza de la vida, roguemos al Señor.
Por los poderosos de este mundo, para que se preocupen de los derechos, la dignidad y el bienestar de todos, especialmente de las masas socialmente inferiores que están bajo su cuidado, roguemos al Señor.
Por los que trabajan en empleos considerados más bajos o humillantes, por los que se dedican a tareas insalubres o peligrosas, para que nosotros apreciemos con gratitud su trabajo y que el Señor les ayude y proteja, roguemos al Señor.

Oración sobre las Ofrendas
Señor Dios nuestro:
Te presentamos sobre el altar
bebida y alimento ordinarios -pan y vino-, signos de la vida de cada día;
y sin embargo, en ellos se va a hacer presente
tu Hijo Jesucristo.
¿Acaso nos quisiste enseñar
que no tenemos que buscarte
ni en lugares ni en cosas importantes
sino en la sencillez de lo ordinario y familiar?
A causa de tu Hijo Jesús, acéptanos como somos,
sólo gente sencilla y ordinaria
que quiere servirte de todo corazón.
Te lo pedimos en el nombre de Jesús, el Señor.

Oración después de la Comunión
Oh Dios y Padre nuestro:
Tú has sido paciente con nosotros
como Jesús lo fue con sus discípulos.
Cuando nos sentíamos orgullosos
de nuestros propios logros
tú pusiste ante nosotros
a tu perfecto Siervo, Jesucristo,
y nos hiciste mirarle atentamente
y participar en su banquete eucarístico.
Haznos como él, sinceros, francos, espontáneos,
y deseosos de servirte a ti en nuestros hermanos y hermanas.
Sabemos que estamos en tus manos
y que tú nos vas a ayudar y apoyar
a causa de Jesucristo, tu Hijo, nuestro Señor.

Bendición
Hermanos: ¡Esa hambre terrible de poder y de prestigio está haciendo mucho daño en el mundo; pero también en la Iglesia, en nuestras comunidades cristianas! Que Dios nos dé más bien un espíritu de servicio generoso, humilde y sincero.
Y que la bendición de Dios todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo descienda sobre nosotros y permanezca para siempre.

Comentario al Evangelio del 

Alejandro Carbajo, cmf
Queridos amigos, paz y bien..


Algo imprescindible para obrar inteligentemente como personas y como cristianos, ante las dificultades que salen a nuestro encuentro desde la mañana hasta la noche, es proceder con humildad; con aquella actitud que llevó a Jesús a aceptar la muerte en la cruz. Si no aprendemos a ser humildes, no podremos entender la cruz y, mucho menos, aceptarla.
Para ser humilde, hay que conocerse a uno mismo, y conocer a Dios. Además, hay que ser agradecido por los dones recibidos de Él y saber aceptar las limitaciones, para vivir con lo que tenemos, sin envidiar a los demás e intentando mejorar poco a poco. Además, implica aceptar que necesitamos a los otros para poder vivir como Dios quiere. Solos estamos perdidos.

Y en el Evangelio, otra ayuda para ser humildes: ser los últimos para ser los primeros. A Dios lo que menos le interesa de cada uno de nosotros son los títulos, los sueldos y las posiciones sociales. A Él le preocupa sobre todo lo que somos en realidad, nuestra persona, el lugar donde Él habla y tú escuchas; donde Él espera nuestra atención y oración y tú te comunicas con Él.

Este segundo anuncio de la Pasión es más duro que el primero. Y con todo, los discípulos continúan en su incapacidad de comprender. Tenían miedo, porque conocían el carácter de Jesús y, al mismo tiempo, eran conscientes de su propia ceguera.

Marcos nos presenta el motivo profundo de su falta de «inteligencia». Los discípulos sabían que Jesús intentaba fundar una comunidad, cuyos elementos fundadores eran precisamente ellos. Desde entonces empezaron a figurarse la organización de la nueva comunidad mesiánica. Ellos de lo que discutían era de la primacía en la comunidad. Jesús no niega que tenga que haber un jefe, pero quiere hacer saber a sus discípulos que en la nueva comunidad el primer puesto es el del servicio y de la humildad.

Jesús abraza a niño y lo pone en medio de ellos. Sobre los niños no se puede ejercer una autoridad que no sea la del amor y de la humildad. Jesús mismo y el Padre se sienten representados por los niños. Pero los miembros de la comunidad tienen esta tarea específica: deben representar a Jesús y al Padre. Exigiendo que el “primero” sea servidor de todos, Jesús no impone a un hombre la sumisión a otro, ya que los miembros de la comunidad, a los que el «primero» tiene que servir, son representantes de Dios. El cargo en la Iglesia es una forma de continuar la obra creadora de Dios, con su mismo espíritu, el amor por todos y la intención de construir un mundo mejor.

Vuestro hermano en la fe, Alejandro, C.M.F.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified