GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Lecturas y Liturgia del 28 de Mayo de 2016

Lecturas del Sábado de la 8ª semana de Tiempo Ordinario

Fuente: Ciudad Redonda
MISA http://magnificat.tv/es/taxonomy/term/1
EVANGELIO   http://evangeli.net/_mp3/daily/es/IV_78.mp3

Sábado, 28 de mayo de 2016
Primera lectura
Lectura de la carta del apóstol san Judas (17.20b-25): 


Acordaos de lo que predijeron los apóstoles de nuestro Señor Jesucristo. Continuando el edifico de nuestra santa fe y orando movidos por el Espíritu Santo, manteneos en el amor de Dios, aguardando a que nuestro Señor Jesucristo, por su misericordia, os dé la vida eterna. ¿Titubean algunos? Tened compasión de ellos; a unos, salvadlos, arrancándolos del fuego; a otros, mostradles compasión, pero con cautela, aborreciendo hasta el vestido que esté manchado por la carne.
Al único Dios, nuestro salvador, que puede preservaros de tropiezos y presentaros ante su gloria exultantes y sin mancha, gloria y majestad, dominio y poderío, por Jesucristo, nuestro Señor, desde siempre y ahora y por todos los siglos. Amén.

Palabra de Dios

Salmo
Sal 62,2.3-4.5-6

R/. Mi alma está sedienta de ti, Señor, Dios mío

Oh Dios, tú eres mi Dios, por ti madrugo,
mi alma está sedienta de ti;
mi carne tiene ansia de ti,
como tierra reseca, agostada, sin agua. R/.

¡Cómo te contemplaba en el santuario
viendo tu fuerza y tu gloria!
Tu gracia vale más que la vida,
te alabarán mis labios. R/.

Toda mi vida te bendeciré
y alzaré las manos invocándote.
Me saciaré como de enjundia y de manteca,
y mis labios te alabarán jubilosos. R/.

Evangelio
Lectura del santo evangelio según san Marcos (11,27-33):

En aquel tiempo, Jesús y los discípulos volvieron a Jerusalén y, mientras paseaba por el templo, se le acercaron los sumos sacerdotes, los escribas y los ancianos y le preguntaron: «¿Con qué autoridad haces esto? ¿Quién te ha dado semejante autoridad?»
Jesús les respondió: «Os voy a hacer una pregunta y, si me contestáis, os diré con qué autoridad hago esto: El bautismo de Juan ¿era cosa de Dios o de los hombres? Contestadme.»
Se pusieron a deliberar: «Si decimos que es de Dios, dirá: "¿Y por qué no le habéis creído?" Pero como digamos que es de los hombres...» (Temían a la gente, porque todo el mundo estaba convencido de que Juan era un profeta.)
Y respondieron a Jesús: «No sabemos.»
Jesús les replicó: «Pues tampoco yo os digo con qué autoridad hago esto.»

Palabra del Señor

Liturgia Viva del Sábado de la 8ª semana de Tiempo Ordinario

Sábado, 28 de mayo de 2016
AUTORIDAD Y PERSONA DE JESÚS

Introducción

Lecturas. La carta de Judas se sitúa muy cercana a la literatura apocalíptica y es más bien dura contra los mundanos, los no espirituales y los causantes de divisiones. Pero al mismo tiempo pide que se muestre misericordia a los que vacilan.
Evangelio. El evangelio nos muestra a los líderes judíos desafiando la autoridad de Jesús por lo que enseña y hace, porque ellos mismos se sienten amenazados en su propia autoridad. Jesús no les responde, ya que no están dispuestos a aceptarle, de todos modos, y sólo tratan de justificarse a sí mismos. --- Ni ellos ni nosotros podemos entender a Jesús a no ser que le encontremos, le acojamos y le amemos como a una persona.

Oración Colecta
Señor Dios nuestro:
Tú eres la fuente de toda sabiduría.
Proclámanos tu palabra hoy
y abre nuestros corazones a la misma,
para que aprendamos a mirar con tus ojos
al mundo y a la gente,
y para que tu sabiduría nos guíe
en todo lo que hacemos.
Te lo pedimos por medio de aquel
que tú nos enviaste en medio de nosotros
y en quien creemos firmemente,
Jesucristo nuestro Señor.

Intenciones

Para que la Iglesia imite a Jesús y fundamente su autoridad en el servicio y en la sanación, roguemos al Señor.
Para que los que tienen legítima autoridad sean humildes y sencillos, roguemos al Señor.
Para que nosotros sepamos reconocer la auténtica autoridad más en la bondad y compasión de los que mandan que en su poder, roguemos al Señor.

Oración sobre las Ofrendas
Señor Dios nuestro:
Tú nos has dado a tu Hijo Jesús
para que esté con nosotros
y para mostrarnos el camino hacia ti.
Que él llegue a ser para nosotros una persona viva,
presente ahora aquí en medio de nosotros
en estos signos de pan y vino;
presente también en la gente que nos rodea,
presente en nuestras vidas
como nuestro compañero en el camino hacia ti,
porque él es nuestro Señor y Salvador
por los siglos de los siglos.

Oración después de la Comunión
Señor Dios nuestro, Padre amoroso:
Tu Hijo Jesús ha estado con nosotros
en esta celebración eucarística.
Danos sabiduría y humildad
para aceptar siempre a tu Hijo
en sus propios términos y condiciones
y con su propia autoridad.
Que así logremos conocerle,
amarle cada día más
y vivir la clase y el estilo de vida
que él vivió en medio de los hombres
como la verdad, la vida y el camino hacia ti,
Dios nuestro, lleno de vida y amor,
por los siglos de los siglos.

Bendición
Hermanos: Demos gracias a Dios porque creemos en Jesús. Que sepamos aceptar también a los que hablan en su nombre. Le pedimos al Señor que aumente nuestra fe.
Y que la bendición de Dios todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo descienda sobre nosotros y nos acompañe siempre.

Comentario al Evangelio del 

Eguione Nogueira Ricardo, cmf
¡Estimados Hermanos y Hermanas en Cristo! ¡Paz y Bien!


Puede ser que nos sorprenda la actitud de Jesús hacia sus interlocutores. Este mismo Jesús que había sido compasivo con Bartimeo no admite el sarcasmo de los jefes religiosos. Una de las cosas que Jesús más combatió en su tiempo fue la hipocresía de los que se consideraban dueños de la verdad.

Los sacerdotes, escribas y ancianos preguntan por la autoridad de las obras de Jesús. Ellos eran las autoridades de Jerusalén. El acto de Jesús, especialmente la expulsión de los comerciantes en el Templo era una clara subversión a su autoridad. Jesús vuelve al punto de partida de su misión: al bautismo de Juan. Allí se había revelado su autoridad: “Tu eres mi Hijo amado, en ti me complazco” (Mc 1,11). A aquellos que se sentían autorizados por Dios para imponer leyes y juzgar, que tenían las cosas muy claras se ven cuestionados por la autoridad de Jesús dada por el propio Dios, autoridad que no se ejerce por la fuerza, sino por el confronto con las intenciones de sus interlocutores. Ellos prefirieron quedarse en la duda, en el autoengaño.

El Evangelio nos plantea dos modos de ejercer la autoridad: con la arrogancia de quien se deja llevar por el poder o con la serenidad de quien sabe ejercer el puesto que le corresponde. Jesús está siempre dispuesto a ofrecernos la verdad, pero es necesario que estemos dispuestos a acogerla. Ante todo que seamos sinceros con él. Entre la oración del fariseo que se enorgullece de sus actos y la del publicano que se confronta con su realidad de pecado Jesús prefiere siempre la sinceridad de corazón (cf. Lc 18,9-14). Decirle lo que pensamos, abiertamente, sin miedo, aunque no sean las mejores intenciones que un cristiano pueda tener, es la oración que Él desea de nuestros labios.

Fraternalmente,
Eguione Nogueira Ricardo, cmf
eguionecmf@gmail.com
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified