GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Lecturas y Liturgia del 5 de Mayo de 2016

Lecturas del Jueves de la 6ª semana de Pascua

Fuente: Ciudad Redonda
MISA http://magnificat.tv/es/taxonomy/term/1
EVANGELIO http://www.radiopalabra.org/IMG/mp3/0605_Pascua.mp3

Jueves, 5 de mayo de 2016
Primera lectura
Lectura del libro de los Hechos de los apóstoles (18,1-8):

En aquellos días, Pablo dejó Atenas y se fue a Corinto. Allí encontró a un tal Aquila, judío natural del Ponto, y a su mujer Priscila; habían llegado hacía poco de Italia, porque Claudio había decretado que todos los judíos abandonasen Roma. Se juntó con ellos y, como ejercía el mismo oficio, se quedó a trabajar en su casa; eran tejedores de lona. Todos los sábados discutía en la sinagoga, esforzándose por convencer a judíos y griegos. Cuando Silas y Timoteo bajaron de Macedonia, Pablo se dedicó enteramente a predicar, sosteniendo ante los judíos que Jesús es el Mesías.
Como ellos se oponían y respondían con insultos, Pablo se sacudió la ropa y les dijo: «Vosotros sois responsables de lo que os ocurra, yo no tengo culpa. En adelante me voy con los gentiles.»
Se marcho de allí y se fue a casa de Ticio justo, hombre temeroso de Dios, que vivía al lado de la sinagoga. Crispo, el jefe de la sinagoga, creyó en el Señor con toda su familia; también otros muchos corintios que escuchaban creían y se bautizaban.

Palabra de Dios

Salmo
Sal 97,1-2ab.2cd-3ab.3cd-4

R/. El Señor revela a las naciones su victoria

Cantad al Señor un cántico nuevo,
porque ha hecho maravillas:
su diestra le ha dado la victoria,
su santo brazo. R/.

El Señor da a conocer su victoria,
revela a las naciones su justicia:
se acordó de su misericordia
y su fidelidad en favor de la casa de Israel. R/.

Los confines de la tierra han contemplado
la victoria de nuestro Dios.
Aclama al Señor, tierra entera;
gritad, vitoread, tocad. R/.

Evangelio
Lectura del santo evangelio según san Juan (16,16-20):

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Dentro de poco ya no me veréis, pero poco más tarde me volveréis a ver.»
Comentaron entonces algunos discípulos: «¿Qué significa eso de "dentro de poco ya no me veréis, pero poco más tarde me volveréis a ver", y eso de "me voy con el Padre"?»
Y se preguntaban: «¿Qué significa ese "poco"? No entendemos lo que dice.»
Comprendió Jesús que querían preguntarle y les dijo: «¿Estáis discutiendo de eso que os he dicho: "Dentro de poco ya no me veréis, pero poco más tarde me volveréis a ver"? Pues sí, os aseguro que lloraréis y os lamentaréis vosotros, mientras el mundo estará alegre; vosotros estaréis tristes, pero vuestra tristeza se convertirá en alegría.»

Palabra del Señor

Liturgia Viva del Jueves de la 6ª semana de Pascua

Jueves, 5 de mayo de 2016
SU TRISTEZA SE CONVERTIRÁ EN GOZO
(Hch 18,1-8; Jn 16,16-20)
Introducción

Mucha gente se lamenta de que no siente la presencia de Dios, especialmente en momentos de gran tristeza y aflicción. Con ocasión de la muerte de una persona querida uno oye con frecuencia: “¿Dónde está Dios ahora? ¡Nos ha abandonado!” Este era un pensamiento que muchos judíos expresaban durante el “Shoah” (holocausto, literalmente “destrucción”). Sin embargo algunos se aferraban tenazmente a Dios, diciendo que fue Dios mismo quien sufrió allí a manos del pueblo.

Oración Colecta
Señor Dios nuestro:
Cuando sufrimos profundamente
tendemos a clamar:
“Dios mío, ¿dónde estás?”

Danos a nosotros, como a pueblo que cree
que tu Hijo murió por nosotros
y por tu poder resucitó de entre los muertos,
una fe suficientemente profunda y firme
para comprender que tú estás con nosotros
incluso en las dificultades y aflicciones de la vida,
y hasta en la misma muerte.
Danos esta fe por medio de Jesucristo nuestro Señor.

Intenciones
Por los responsables de nuestra tierra, por los gobernantes de las naciones, para que el Espíritu Santo les guíe para que respeten el trabajo de la creación de Dios, roguemos al Señor.

Por los enfermos terminales y por los agonizantes, para que su esperanza en la resurrección les dé la seguridad de que Dios les concederá la vida eterna, roguemos al Señor.
Por todos los que sufren, para que tengan conciencia de que Dios conoce y les da fuerza en su sufrimiento, y de que el Espíritu Santo puede convertir su pena en fortaleza y alegría, roguemos al Señor.

Oración sobre las Ofrendas
Oh Dios nuestro de vida y amor:
Cuando el pueblo que elegiste e hiciste tuyo
marchaba a través del inhóspito desierto,
tú estabas allí con ellos
y les diste el maná para comer.
Líbranos de quejarnos y de murmurar
cuando las dificultades de la vida
se cruzan en nuestro camino.
En nuestros desiertos,
susténtanos con el maná de hoy,
el cuerpo y la sangre de tu Hijo,
Jesucristo, nuestro Señor.

Oración después de la Comunión
Señor Dios nuestro:
No lo tomes a mal, cuando clamamos a ti
en los desiertos de nuestras penas y soledades.
Sigue fortaleciéndonos con el alimento reconfortante
y con la bebida de alegría de Jesús.
Y haz que percibamos también tu presencia
en la gente buena que nos rodea,
en sus palabras de consuelo y esperanza.
Danos la certeza de que tú nos conduces firmemente
hacia una alegría y una felicidad sin fin.
Concédenos esto por medio de Jesucristo nuestro Señor.

Bendición
Como cristianos, estamos de camino en nuestra peregrinación hacia Dios. A veces caminamos en la oscuridad, aun cuando hagamos lo mejor que podamos para hacer del camino de Cristo nuestro propio camino. Pero confiamos que Dios nos dará su Espíritu para mantenernos en marcha y para guiarnos hacia nuestra meta en la vida.
Para ello, que la bendición de Dios todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo descienda sobre nosotros y nos acompañe siempre.

Comentario al Evangelio del 

Julio Corredor, cmf

Queridos hermanos (as) nos encontramos en la mitad del camino de la sexta semana del tiempo pascual, preparando la celebración, la fiesta del terremoto que sacudió y sacude las estructuras físicas, sociales, mentales y espirituales de todo el que cree en Jesús Resucitado.

Primera lectura: « […] Allí encontró a un judío llamado Aquila, natural de Ponto y a su mujer Priscila, que habían llegado hacía poco de Italia, porque Claudio había expulsado de Roma a todos los judíos». (Hch 18, 1-2).

Corinto, la comunidad que mejor conocemos por la significativa e importante correspondencia de Pablo. Y sobre todo por el ejemplar matrimonio, el de Aquila y Priscila o Prisca como la menciona Pablo en sus cartas. En este matrimonio la mujer es una de las colaboradoras más importantes de Pablo. Su casa-hogar, lugar de la primera Iglesia o lo que se llama también Iglesia doméstica. Volver a la familia, como fundamento para la evangelización, bien lo apunta la Exhortación Apostólica del Papa Francisco, Amoris Laetitia, desde la perspectiva bíblica en el numeral 8: « La Biblia está poblada de familias, de generaciones, de historias de amor y de crisis familiares, desde la primera página, donde entra en escena la familia de Adán y Eva con su peso de violencia pero también con la fuerza de la vida que continúa (cf. Gn 4), hasta la última página donde aparecen las bodas de la Esposa y del Cordero (cf. Ap 21,2.9).». Y además desde la perspectiva pastoral, afirma el Papa Francisco que es desde el interior de la familia donde nace, la alegría de la evangelización: «Se trata de hacer experimentar que el Evangelio de la familia es alegría que “llena el corazón y la vida entera”, porque en Cristo somos “liberados del pecado, de la tristeza, del vacío interior, del aislamiento” (Evangelii Gaudium, 1).».

Evangelio: « Pues sí, os aseguro que lloraréis y os lamentaréis vosotros, mientras el mundo estará alegre; vosotros estaréis tristes, pero vuestra tristeza se convertirá en alegría». (Jn 16, 20).
La pedagogía de Jesús con sus discípulos desconcierta, genera muchos interrogantes y preocupaciones. Aún el Espíritu Santo no los ha conducido a la Verdad Plena, a la verdad sobre la misión de Jesús en el mundo y su partida al Padre. Por eso se llenan de tristeza, porque aún sus corazones no alcanzan a entender el “poco” de tiempo anterior a la muerte o de tristeza y el “poco” posterior a la misma, caracterizado por la alegría de la resurrección. Tristeza y gozo, partida y regreso del Maestro, es la dinámica de esta pedagogía. La alegría suscitada en la resurrección es la misma esencia de la vida cristina, es la alegría del encuentro y la certeza de que Él está vivo en medio de los discípulos y de la comunidad, y de que la soledad no puede existir. La dinámica del proyecto salvífico de Dios comprende la cruz y la resurrección o presencia del Resucitado y el envío del Espíritu Santo. Todo esto se realiza dentro del “poco” tiempo, es lo que llamamos el misterio pascual. Las apariciones del resucitado, es lo que cambia la tristeza en gozo, es un encuentro colectivo y personal, dando a conocer su misterio como Dios y hombre, y a partir de esta experiencia, ya no habrá más preguntas. Todo es alegría porque ya lo comprendieron y lo pregonan a los cuatro vientos.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified