GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Lecturas y Liturgia del 14 de Julio de 2016

Lecturas del Jueves de la 15ª semana del Tiempo Ordinario

Fuente: Ciudad Redonda
MISA http://magnificat.tv/es/taxonomy/term/1
EVANGELIO  http://www.radiopalabra.org/mp3/radiopalabra/tiempo_ordinario/15_5_TO.mp3

Jueves, 14 de julio de 2016
Primera lectura
Lectura del libro de Isaías (26,7-9.12.16-19):

La senda del justo es recta. Tú allanas el sendero del justo; en la senda de tus juicios, Señor, te esperamos, ansiando tu nombre y tu recuerdo. Mi alma te ansía de noche, mi espíritu en mi interior madruga por ti, porque tus juicios son luz de la tierra, y aprenden justicia los habitantes del orbe. Señor, tú nos darás la paz, porque todas nuestras empresas nos las realizas tú. Señor, en el peligro acudíamos a ti, cuando apretaba la fuerza de tu escarmiento. Como la preñada cuando le llega el parto se retuerce y grita angustiada, así éramos en tu presencia, Señor: concebimos, nos retorcimos, dimos a luz... viento; no trajimos salvación al país, no le nacieron habitantes al mundo. ¡Vivirán tus muertos, tus cadáveres se alzarán, despertarán jubilosos los que habitan el polvo! Porque tu rocío es rocío de luz, y la tierra de las sombras parirá.

Palabra de Dios

Salmo
Sal 101

R/. El Señor desde el cielo se ha fijado en la tierra

Tú permaneces para siempre,
y tu nombre de generación en generación.
Levántate y ten misericordia de Sión,
que ya es hora y tiempo de misericordia.
Tus siervos aman sus piedras,
se compadecen de sus ruinas. R/.

Los gentiles temerán tu nombre,
los reyes del mundo, tu gloria.
Cuando el Señor reconstruya Sión,
y aparezca en su gloria,
y se vuelva a las súplicas de los indefensos,
y no desprecie sus peticiones. R/.

Quede esto escrito para la generación futura,
y el pueblo que será creado alabará al Señor.
Que el Señor ha mirado desde su excelso santuario,
desde el cielo se ha fijado en la tierra,
para escuchar los gemidos de los cautivos
y librar a los condenados a muerte. R/.

Evangelio
Lectura del santo evangelio según san Mateo (11,28-30):

En aquel tiempo, exclamó Jesús: «Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os aliviaré. Cargad con mi yugo y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y encontraréis vuestro descanso. Porque mi yugo es llevadero y mi carga ligera.»

Palabra del Señor

Liturgia Viva del SAN CAMILO DE LELIS, presbítero

Jueves, 14 de julio de 2016
Introducción
Después de una juventud más bien turbulenta y de una carrera militar, Camilo de Lelis se vio obligado a internarse en un hospital de Roma para un tratamiento prolongado. Allí descubrió por sí mismo la incompetencia y falta de dedicación de los enfermeros de su tiempo. Más tarde se ordenó sacerdote y fundó una congregación (Camilos) para ayudar a los enfermos, especialmente los incurables. Uno de sus compañeros escribió su biografía. En ella describe cómo trataba a los enfermos, como si fueran otros Cristos, incluso pidiéndoles perdón.


Colecta

Oh Dios, Padre de vida y amor:
Hoy te damos gracias por San Camilo,
que visitó a tu Hijo en los enfermos.
Él hubiera querido tomar sobre sí mismo
sus enfermedades y sufrimientos,
o al menos mitigar sus dolencias
y aliviar sus debilidades.
Esta es, Señor, la clase de amor
que pedimos para nosotros
y para la que no nos sentimos todavía capaces.
Pero haz que en el rostro de los que sufren
veamos el rostro mismo de Jesús
que provoque en nosotros un amor generoso
que se olvida de sí mismo y se entrega a los demás.
Te lo pedimos por el mismo Jesucristo,
tu Hijo, nuestro Señor.

Oración sobre las Ofrendas
Oh Dios y Padre nuestro:
Unimos nuestras voces y nuestros corazones
para participar en el sacrificio de tu Hijo.
Te pedimos que sepamos asimilar en nosotros
su disposición interior y sus actitudes;
que con él te amemos intensamente a ti
y te sirvamos generosamente en nuestros hermanos.
Te lo pedimos en el nombre de Jesús, el Señor.

Oración después de la Comunión
Oh Dios Padre nuestro:
Tú nos muestras en tu Hijo Jesús y en los santos
lo lejos a que puede llegar el amor.
Por la fuerza de esta eucaristía,
y motivados por el ejemplo de San Camilo,
ayúdanos a no poner límites ni condiciones
a nuestro afecto y generosidad
y ayúdanos también a arriesgarnos, con Jesús,
a entregarnos generosamente
en las manos de nuestros hermanos.
Que los abusos de confianza no nos desalienten,
que la indiferencia de los otros
no provoquen rechazo en nosotros,
ya que tú nos has amado hasta el fin
en Cristo Jesús, nuestro Señor.

Comentario al Evangelio del 

José Luis Latorre, cmf
Queridos amigos

Jesús siempre está atento a las personas y sus necesidades. Una vez más el evangelista Mateo nos lo recuerda: “Dijo Jesús: venid a mi todos los que estáis cansados y agobiados y yo os aliviaré”. Jesús siempre dispuesto a brindar ayuda; siempre disponible para servir y darse. Jesús dispuesto a ejercer el ministerio de la consolación, a ofrecer misericordia, a hacer de buen samaritano. En muchas ocasiones habla Mateo de que la gente acudía en masa a Jesús, que le buscaban e incluso que eran tantos que no le dejaban descansar. Cuantas personas cansadas o agobiadas por los problemas de la vida: personas sin esperanza y sin ánimo para seguir viviendo, personas necesitadas de amor y consuelo, de orientación, de ser escuchadas, a quienes tender una mano…

San Pablo dice que Dios nos consuela para que nosotros repartamos ese consuelo con los demás. Las gracias o dones que recibimos de Dios son para compartirlos con los demás; el amor siempre busca darse y comunicarse; reservarse los dones de Dios para uno mismo, es egoísmo y éste procede del diablo. Hoy Jesús sigue ejerciendo el ministerio de la consolación y la misericordia a través de tus manos y la mías, tus pies y los míos, tu boca y la mía, tu corazón y el mío…; somos “los sacerdotes” de Jesús que, a través de nosotros, se acerca a los cansados y agobiados de hoy, que no están lejos de nosotros, al contrario bien cerca: en tu casa, en tu trabajo, en el autobús, en el metro, en la calle, en la plaza… El discípulo de Jesús le imita y no escatima tiempo y ocasión para llevar a los demás las bendiciones y los dones que continuamente recibe de Dios.

“Cargad con mi yugo y aprended de mi”: el amor al hermano es el yugo de Jesús. De ahí la invitación a vivirlo todos los días con todos y especialmente con los más pobres y necesitados. Amar no es fácil, y amar siempre menos todavía. Pero Jesús dice que es un yugo llevadero, porque el amor tiene también su recompensa y satisfacción; amar como nos ama Jesús, es lo único que nos llena de alegría, paz y tranquilidad; sólo el amor hace que cuanto más des, más tengas.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified