GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Lecturas y Liturgia del 7 de Julio de 2016

Lecturas del Jueves de la 14ª semana del Tiempo Ordinario


Fuente: Ciudad Redonda
MISA http://magnificat.tv/es/taxonomy/term/1
EVANGELIO http://www.radiopalabra.org/mp3/radiopalabra/tiempo_ordinario/14_5_TO.mp3

Jueves, 7 de julio de 2016
Primera lectura
Lectura de la profecía de Oseas (11,1-4.8c-9):


Así dice el Señor: «Cuando Israel era joven, lo amé, desde Egipto llamé a mi hijo. Cuando lo llamaba, él se alejaba, sacrificaba a los Baales, ofrecía incienso a los ídolos. Yo enseñé a andar a Efraín, lo alzaba en brazos; y él no comprendía que yo lo curaba. Con cuerdas humanas, con correas de amor lo atraía; era para ellos como el que levanta el yugo de la cerviz, me inclinaba y le daba de comer. Se me revuelve el corazón, se me conmueven las entrañas. No cederé al ardor de mi cólera, no volveré a destruir a Efraín; que soy Dios, y no hombre; santo en medio de ti, y no enemigo a la puerta.»

Palabra de Dios

Salmo
Sal 79


R/. Que brille tu rostro, Señor, y nos salve

Pastor de Israel, escucha,
tú que te sientas sobre querubines, resplandece;
despierta tu poder y ven a salvarnos. R/.

Dios de los ejércitos, vuélvete:
mira desde el cielo, fíjate,
ven a visitar tu viña,
la cepa que tu diestra plantó,
y que tú hiciste vigorosa. R/.

Evangelio
Lectura del santo evangelio según san Mateo (10,7-15):


En aquel tiempo, dijo Jesús a sus apóstoles: «Id y proclamad que el reino de los cielos está cerca. Curad enfermos, resucitad muertos, limpiad leprosos, echad demonios. Lo que habéis recibido gratis, dadlo gratis. No llevéis en la faja oro, plata ni calderilla; ni tampoco alforja para el camino, ni túnica de repuesto, ni sandalias, ni bastón; bien merece el obrero su sustento. Cuando entréis en un pueblo o aldea, averiguad quién hay allí de confianza y quedaos en su casa hasta que os vayáis. Al entrar en una casa saludad; si la casa se lo merece, la paz que le deseáis vendrá a ella. Si no se lo merece, la paz volverá a vosotros. Si alguno no os recibe o no os escucha, al salir de su casa o del pueblo, sacudid el polvo de los pies. Os aseguro que el día del juicio les será más llevadero a Sodoma y Gomorra que a aquel pueblo.»

Palabra del Señor

Liturgia Viva del Jueves de la 14ª semana del Tiempo Ordinario

Jueves, 7 de julio de 2016
ENVIADOS EN POBREZA

Introducción:
Primera Lectura: Con palabras patéticas, Oseas describe de qué modo ama Dios a su hijo Israel, incluso cuando tiene que reprender a su pueblo, Dios será misericordioso, porque todavía lo ama, aunque el pueblo sea rebelde. Él es Dios, no un mero ser humano.
Evangelio. Jesús envía a sus doce apóstoles a anunciar el reino de los cielos. Tienen que estar desprendidos de posesiones, e incluso de gente, de sus propios familiares. Tienen que ser pobres también en el sentido de que deben aceptar la inseguridad de no ser bien recibidos. Quizás podríamos retener hoy estas palabras de Jesús: “Gratis lo recibieron, denlo gratis”: su amor, su servicio, su entrega.



Colecta
Señor Dios nuestro: Tú nos envías a todos en misión; la misión formidable de dar a conocer tu reino por la forma cómo vivimos el evangelio de Jesucristo tu Hijo. Te rogamos que nos des un profundo sentido de misión y no permitas que los afanes de cada día o el peso pegajoso de nuestras posesiones nos alejen de dar testimonio de que tú eres nuestro Dios y de que Jesús es el Señor que vive y reina contigo y con el Espíritu Santo por los siglos de los siglos.

Intenciones

Para que, tanto los pastores y ministros como los simples laicos en la Iglesia, anuncien sin descanso la Buena Nueva de salvación, como fuente de felicidad y de paz para todos. Roguemos al Señor.

Para que encontremos alegría y paz interior, aprendamos a aceptarnos a nosotros mismos, y dejemos a un lado la soberbia y el hambre de poder, para buscar una paz genuina y duradera. Roguemos al Señor.

Para que los misioneros, en cualquier parte del mundo, presenten de forma creíble el evangelio, sobre todo por su estilo evangélico de vida. Roguemos al Señor.

Oración sobre las Ofrendas
Señor Dios nuestro: Jesús, tu Hijo, viene a nosotros en la pobreza de un trozo de pan y de un sorbo de vino. Así como él se nos da a sí mimo gratis y por puro amor, te pedimos que nosotros aprendamos a compartir también gratis todo lo que tenemos y lo que somos. Que esto sea nuestra mejor ofrenda a ti por Jesucristo nuestro Señor.

Oración para después de la Comunión
Oh Dios, Padre generoso: Ésta ha sido una eucaristía, es decir, una verdadera acción de gracias por tu amor misericordioso sobre nosotros. Movidos por gratitud, queremos realizar el trabajo que tu Hijo asignó a sus discípulos: luchar contra las fuerzas del mal dentro de nosotros y en nuestro entorno para sanar y curar, y así proclamar con nuestra conducta y nuestra vida que tú eres un Dios que ama y que tu Hijo Jesucristo es nuestro Señor y Salvador por los siglos de los siglos.

Bendición
Hermanos: Hemos recibido gratis todo el perdón y la vida de Dios. Sepamos compartirlos gratis también, y pasarlos generosamente a nuestros hermanos, con la bendición de Dios todopoderoso, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.





Comentario al Evangelio del 

Fernando Torres cmf

Tengo un amigo sacerdote que es especialista en Derecho Canónico. Y de los buenos. Ya saben ustedes lo que es el Código de Derecho Canónico. Es un libro muy gordo en el que están puestas en orden todas las leyes internas de la Iglesia Católica. Trata de muchas cosas. Desde las condiciones que hay que cumplir para que los sacramentos sean válidos hasta cómo hay que administrar los bienes de la Iglesia. Muchas cosas. No es un libro que se pueda leer de una sentada.

Pero dice mi amigo que, en el fondo, todo lo que se dice en el libro se condensa en una única norma o ley. Es la norma básica desde la que se entiende todo el resto. Y esa norma es precisamente el comienzo del Evangelio de hoy: “En aquel tiempo, dijo Jesús a sus apóstoles: «Id y proclamad que el reino de los cielos está cerca.”

Esa es la norma básica a que debe obedecer todo cristiano. Todo el que quiera ser seguidor de Jesús, todos los creyentes en él, están obligados a proclamar a todo el mundo que el reino de Dios está cerca. Eso es lo que tenemos que hacer los cristianos. A cumplir esa norma se ordena toda la vida de la Iglesia. Porque la Iglesia no está para servirse a sí misma sino para servir al Evangelio y hacer que la buena nueva de la salvación llegue a todos.

Pasa que eso se hace de muchas maneras. No siempre es necesario hablar ni predicar ni estudiar teología. Lo que es necesario es vivir dando testimonio del reino. De forma que los que nos rodean, los que ven nuestra vida en familia, en el trabajo, en la comunidad cristiana, con los amigos e, incluso, al viajar en el tren o en el colectivo, se den cuenta al vernos de lo que es el reino: un estilo de vida como el de Jesús, donde todos son acogidos con el amor con que Dios nos ama, donde nadie es excluido, donde a todos se les escucha, donde todos tienen voz, donde todos reciben lo que necesitan y todos también comparten lo que tienen. Es un reino de justicia y fraternidad. Eso y mucho más es el reino. Eso es lo que tenemos que anunciar siempre porque es el mandato primero que nos hizo Jesús.

¡Atención! Que no se trata de imponer u obligar sino de anunciar, comunicar y testimoniar. Y no siempre es necesario hablar. Voy a recordar una anécdota de san Francisco de Asís que ya he recordado alguna vez en estas páginas. Dicen que una vez envió a dos de sus frailes a evangelizar en tierra de musulmanes. Cuando dejaban el convento para empezar su viaje, les dijo: “Id y evangelizad siempre pero hablar sólo cuando sea necesario”. Es que el Evangelio se anuncia más con la vida que con la palabra.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified