GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Lecturas y Liturgia del 8 de Julio de 2016

Lecturas del Viernes de la 14ª semana del Tiempo Ordinario

Fuente: Ciudad Redonda
MISA http://magnificat.tv/es/taxonomy/term/1
EVANGELIO  http://www.radiopalabra.org/mp3/radiopalabra/tiempo_ordinario/14_6_TO.mp3

Viernes, 8 de julio de 2016
Primera lectura
Lectura de la profecía de Oseas (14,2-10):

Así dice el Señor: «Israel, conviértete al Señor Dios tuyo, porque tropezaste por tu pecado. Preparad vuestro discurso, volved al Señor y decidle: "Perdona del todo la iniquidad, recibe benévolo el sacrificio de nuestros labios. No nos salvará Asiria, no montaremos a caballo, no volveremos a llamar Dios a la obra de nuestras manos. En ti encuentra piedad el huérfano." Yo curaré sus extravíos, los amaré sin que lo merezcan, mi cólera se apartará de ellos. Seré para Israel como rocío, florecerá como azucena, arraigará como el Líbano. Brotarán sus vástagos, será su esplendor como un olivo, su aroma como el Líbano. Vuelven a descansar a su sombra: harán brotar el trigo, florecerán como la viña; será su fama como la del vino del Líbano. Efraín, ¿qué te importan los ídolos? Yo le respondo y le miro: yo soy como un ciprés frondoso: de mí proceden tus frutos. ¿Quién es el sabio que lo comprenda, el prudente que lo entienda? Rectos son los caminos del Señor: los justos andan por ellos, los pecadores tropiezan en ellos.»

Palabra de Dios

Salmo
Sal 50

R/. Mi boca proclamará tu alabanza, Señor

Misericordia, Dios mío, por tu bondad,
por tu inmensa compasión borra mi culpa;
lava del todo mi delito,
limpia mi pecado. R/.

Te gusta un corazón sincero,
y en mi interior me inculcas sabiduría.
Rocíame con el hisopo: quedaré limpio;
lávame: quedaré más blanco que la nieve. R/.

Oh Dios, crea en mí un corazón puro,
renuévame por dentro con espíritu firme;
no me arrojes lejos de tu rostro,
no me quites tu santo espíritu. R/.

Devuélveme la alegría de tu salvación,
afiánzame con espíritu generoso.
Señor, me abrirás los labios,
y mi boca proclamará tu alabanza. R/.

Evangelio
Lectura del santo evangelio según san Mateo (10,16-23):

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus apóstoles: «Mirad que os mando como ovejas entre lobos; por eso, sed sagaces como serpientes y sencillos como palomas. Pero no os fiéis de la gente, porque os entregarán a los tribunales, os azotarán en las sinagogas y os harán comparecer ante gobernadores y reyes, por mi causa; así daréis testimonio ante ellos y ante los gentiles. Cuando os arresten, no os preocupéis de lo que vais a decir o de cómo lo diréis: en su momento se os sugerirá lo que tenéis que decir; no seréis vosotros los que habléis, el Espíritu de vuestro Padre hablará por vosotros. Los hermanos entregarán a sus hermanos para que los maten, los padres a los hijos; se rebelarán los hijos contra sus padres, y los matarán. Todos os odiarán por mi nombre; el que persevere hasta el final se salvará. Cuando os persigan en una ciudad, huid a otra. Porque os aseguro que no terminaréis con las ciudades de Israel antes de que vuelva el Hijo del hombre.»

Palabra del Señor

Liturgia Viva del Viernes de la 14ª semana del Tiempo Ordinario

Viernes, 8 de julio de 2016
ENVIADOS SIN SEGURIDAD

Introducción
Primera Lectura. El último capítulo de Oseas es un llamado emocional a la conversión, a un fiel retorno al Señor. Él solamente puede salvar, solamente él es el Señor de la historia, y solamente él puede otorgar la felicidad que el pueblo busca tan frenética y desesperadamente.
Evangelio. Lo que Jesús dice de sus apóstoles_misioneros se aplica también a todos los que les siguen: tienen que vivir con inseguridad. Serán contradichos, ridiculizados, quizás perseguidos. El evangelio, que se supone debe unir y llevar paz, en realidad frecuentemente divide, y lleva guerra. Trae división incluso entre aquellos que aclaman a Cristo como a su Señor. Jesús prometió a sus discípulos --de entonces y de ahora-- su Espíritu Santo, para que esté a su lado en las pruebas y tribulaciones.

Colecta
Señor Dios nuestro: Con frecuencia sentimos que nuestra fe es puesta a prueba en la confusión de nuestro tiempo. Te pedimos que el Espíritu Santo hable en nosotros cuando encontremos contradicciones a causa del evangelio de tu Hijo. Qué él sea nuestra fortaleza y nuestra paz cuando tenemos que vivir con nuestras incertidumbres e inseguridades que son parte y herencia de los que creemos en ti. Permanece con nosotros cuando la marcha sea dura, y llévanos contigo a tu casa, por Jesucristo nuestro Señor.

Intenciones

Por todas las Iglesias e instituciones misioneras, para que sepan proclamar a Cristo no por medio de poder y prestigio, sino con humilde servicio. Roguemos al Señor.

Por los misioneros, para que descubran lo bueno que hay en las mentes y corazones de los misionados y en su cultura, para curarlo, ennoblecerlo y perfeccionarlo todo en Cristo Jesús. Roguemos al Señor.

Por todas nuestras iglesias jóvenes, todavía en formación, para que estén profundamente encarnadas y arraigadas en su propio pueblo como comunidades de fe y de amor, que enriquezcan a la Iglesia Universal. Roguemos al Señor.

Oración sobre las Ofrendas
Señor Dios nuestro: Jesús, tu hijo, se sentía indefenso contra los que le rechazaban; sin embargo se confió plenamente a ti y lo resucitaste de entre los muertos. Que él se haga presente sobre el altar en estos signos de pan y vino y que nos acompañe en el camino hacia ti, para que podamos permanecer fieles y perseverantes hasta el fin. Y de este modo podamos vivir también con él que es nuestro Señor por los siglos de los siglos.

Oración después de la Comunión
Señor Dios nuestro: Te damos gracias por alentarnos a través de la palabra y del ejemplo de tu Hijo Jesucristo. Su palabra no siempre es cómoda y agradable, como tampoco lo fue su ejemplo. Envíanos a anunciar su evangelio, sobre todo por la forma cómo lo vivimos. Y cuando nuestro ardor se esté enfriando, recuérdanos que tú eres nuestro Dios que nos envías y acompañas por medio del mismo Jesucristo nuestro Señor.

Bendición
Hermanos: Los que hablan en nombre de Dios no deberían preocuparse por lo que han de decir, ya que Cristo nos asegura que el Espíritu Santo hablará por ellos. Que el Señor les bendiga a ustedes, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.







Comentario al Evangelio del 

Fernando Torres cmf


Casi parece de chiste lo que dice hoy Jesús a sus discípulos. Está claro que, a poco que sus discípulos sean de verdad discípulos y traten de seguir de verdad los pasos del maestro, lo van a tener muy difícil. La razón es muy sencilla: les va a pasar lo mismo que le pasó a Jesús, que sus palabras no gustaron a mucha gente de su tiempo. Pero sobre todo no les gustaron a los que estaban arriba en la escala social, a los ricos y poderosos.

¿Cómo les va a gustar a los de arriba, a los que disfrutan casi con exclusividad de los bienes de este mundo, a los que se aprovechan de los demás, que alguien venga a decirles que todos somos hermanos, que lo que hacen es injusto, y que se tendrían que bajar del pedestal y compartir lo que tienen? Decía Mafalda, el famoso personaje de los dibujos de Quino, que “nadie puede amasar una fortuna sin antes hacer harina a los demás.” Y un algo mucho de razón tenía. Lo que propone Jesús es precisamente repartir esa fortuna amasada entre todos y, sobre todo, entre los más pobres y los más excluidos (en lenguaje de Mafalda, entre los que “han sido hechos harina”).

Pues de eso va el reino de Dios del que tanto habló Jesús: de compartir, de hacer justicia, de que nadie se quede fuera del banquete. Porque lo de que Dios es el padre de todos tiene necesariamente consecuencias prácticas en la vida económica de las personas, de las familias y de los pueblos. A no ser que nos quedemos en consideraciones meramente espirituales. ¡Los que compartimos el pan de la Eucaristía no podemos dejar que nuestros hermanos pasen hambre!

Pasa que a los que están arriba no les gusta nada que les digan esas cosas. Porque ven que su vida y sus comodidades van a cambiar. Y a nadie le gusta dejar la buena vida y bajar de nivel.

A Jesús le pasó lo que le pasó porque se convirtió en una figura incómoda para los poderosos. Sus palabras, su modo de comportarse, su forma de vivir, eran testimonio claro de que otra sociedad era posible. Eso incomodó lo suficiente a los poderosos como para ponerse como primer objetivo eliminarlo. Debieron pensar que a “grandes problemas, grandes soluciones”. No contaron con que detrás de Jesús estaba Dios mismo y que la respuesta de Dios –la resurrección– iba a ser el comienzo de una historia nueva y de una esperanza nueva para toda la humanidad.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified