GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Lecturas y Liturgia del 1 de Octubre de 2016

Lecturas del Sábado de la 26ª semana del Tiempo Ordinario

Fuente: Ciudad Redonda
MISA http://magnificat.tv/es/taxonomy/term/1
EVANGELIO  http://www.radiopalabra.org/IMG/mp3/26_7_TO.mp3

Sábado, 1 de octubre de 2016
Primera lectura
Lectura del libro de Job (42,1-3.5-6.12-16):

Resultado de imagen para Job respondió al Señor: «Reconozco que lo puedes todo, y ningún plan es irrealizable para ti
Job respondió al Señor: «Reconozco que lo puedes todo, y ningún plan es irrealizable para ti, yo, el que te empaño tus designios con palabras sin sentido; hablé de grandezas que no entendía, de maravillas que superan mi comprensión. Te conocía sólo de oídas, ahora te han visto mis ojos; por eso, me retracto y me arrepiento, echándome polvo y ceniza.»
El Señor bendijo a Job al final de su vida más aún que al principio; sus posesiones fueron catorce mil ovejas, seis mil camellos, mil yuntas de bueyes y mil borricas. Tuvo siete hijos y tres hijas: la primera se llamaba Paloma, la segunda Acacia, la tercera Azabache. No había en todo el país mujeres más bellas que las hijas de Job. Su padre les repartió heredades como a sus hermanos. Después Job vivió cuarenta años, y conoció a sus hijos y a sus nietos y a sus biznietos. Y Job murió anciano y satisfecho.

Palabra de Dios

Salmo
Sal 118

R/. Haz brillar, Señor, tu rostro sobre tu siervo

Enséñame a gustar y a comprender,
porque me fío de tus mandatos. R/.

Me estuvo bien el sufrir,
así aprendí tus mandamientos. R/.

Reconozco, Señor, que tus mandamientos son justos,
que con razón me hiciste sufrir. R/.

Por tu mandamiento subsisten hasta hoy,
porque todo está a tu servicio. R/.

Yo soy tu siervo: dame inteligencia,
y conoceré tus preceptos. R/.

La explicación de tus palabras ilumina,
da inteligencia a los ignorantes. R/.

Evangelio
Lectura del santo evangelio según san Lucas (10,17-24):

Resultado de imagen para En aquel tiempo, los setenta y dos volvieron muy contentos y dijeron a Jesús:En aquel tiempo, los setenta y dos volvieron muy contentos y dijeron a Jesús: «Señor, hasta los demonios se nos someten en tu nombre.»
Él les contestó: «Veía a Satanás caer del cielo como un rayo. Mirad: os he dado potestad para pisotear serpientes y escorpiones y todo el ejército del enemigo. Y no os hará daño alguno. Sin embargo, no estéis alegres porque se os someten los espíritus; estad alegres porque vuestros nombres están inscritos en el cielo.»
En aquel momento, lleno de la alegría del Espíritu Santo, exclamó: «Te doy gracias, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has escondido estas cosas a los sabios y a los entendidos, y las has revelado a la gente sencilla. Sí, Padre, porque así te ha parecido bien. Todo me lo ha entregado mi Padre, y nadie conoce quién es el Hijo, sino el Padre; ni quién es el Padre, sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo se lo quiere revelar.»
Y volviéndose a sus discípulos, les dijo aparte: «¡Dichosos los ojos que ven lo que vosotros veis! Porque os digo que muchos profetas y reyes desearon ver lo que veis vosotros, y no lo vieron; y oír lo que oís, y no lo oyeron.»

Palabra del Señor

Liturgia Viva del SANTA TERESA DEL NIÑO JESÚS, Virgen, Doctora de la Iglesia

Resultado de imagen para santa teresiSábado, 1 de octubre de 2016
Introducción
Teresa Martín entró en el Carmelo a los 15 años. Nueve años después murió de tuberculosis. En estos pocos años vivió el “caminito de la infancia espiritual”. No se trata de un camino infantil o pueril, sino de un camino que exige mucha gracia y gran fortaleza. Tuvo que esforzarse contra su terquedad o tozudez, y luchar contra la aridez y la depresión. El suyo fue un camino de los pequeños, los pobres de las bienaventuranzas. Santa Teresita nos muestra lo que Dios puede hacer en nosotros a pesar de nuestras limitaciones humanas, con tal que le dejemos actuar.


 
Oración Colecta
Padre nuestro que estás en el cielo:
Tu Hijo nos recomienda
tener la actitud de un niño
si deseamos entrar en el reino de los cielos.
Te damos gracias por Santa Teresa (o Teresita),
que vivió generosa y confiadamente
el pequeño camino de las bienaventuranzas.
Ya que tienes preferencia por los niños y los humildes
te pedimos que nos des el corazón de un niño
sencillo, sin pretensiones y receptivo al amor,
que confíe y crea en ti y en la gente,
para que lleguemos a ser sabios con tu sabiduría
y crecer hasta la talla perfecta
de Jesucristo nuestro Señor.

Oración sobre las Ofrendas
Oh Dios, todopoderoso y eterno
Tu Hijo Jesús renunció voluntariamente
a todos los honores y privilegios divinos
para convertirse humildemente en uno de nosotros
y morir nuestra muerte.
Él se nos da aquí en la eucaristía
en la forma de un humilde trozo de pan.
Danos la actitud de Jesús,
que seamos humildes y respetuosos
ante ti y ante los hermanos
y disponibles para todos los llamados y necesidades.
Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor.

Oración después de la Comunión
Señor Dios nuestro:
Nadie tan grande como tú
se ha hecho a sí mismo tan pequeño como tú;
nadie tan distante como tú
se ha hecho a sí mismo
tan cercano a nosotros en nuestras debilidades
como tú, en tu Hijo Jesucristo.
Que sepamos ver a tu Hijo, como Santa Teresita,
y crecer constantemente en él.
Haznos modestos y espontáneos
contigo y con los demás,
viviendo con confianza, esperanza y alegría
como Jesucristo tu Hijo, nuestro Señor.



Comentario al Evangelio del 

Eguione Nogueira, cmf
¡ Queridos hermanos y hermanas en Cristo!

Después de acompañar el drama de Job llegamos al desenlace de su vida: Job da respuesta a su propio problema. El libro de Job es un camino para todos aquellos que tratan de adecuar su vida personal y su experiencia del sufrimiento a las exigencias de su fe. Cómo decía un teólogo, el libro de Job está “inconcluso”, a la espera de que sea terminado por todos los que se acercan a él, dejándose afectar por el dolor su dolor, sus cuestionamientos y su experiencia de fe. El libro no responde a todas las dudas, pero el autor nos enseña algo precioso: las respuestas no las encontramos en la ciencia o en la teología, sino en la poesía. Además de ser una terapia, la poesía es el modo más eficaz para hablar de lo inefable.

La lectura que nos acompaña termina con una bellísima oración cuando Job descubre la respuesta a sus preguntas ante el misterio: “Sólo de oídas te conocía, pero ahora te han visto mis ojos” (Job 42, 5). Una fe madura es capaz de pasar del conocimiento de “oídas” a lo que los ojos pueden ver, es decir, la fe que nos transmitieron necesita pasar por la experiencia personal del encuentro con el Señor. Infelizmente muchos viven de una fe de “oídas”, en la que no son protagonistas, que no se dejan afectar por la fe que profesan. Conocí a algunos católicos que participan frecuentemente en la misa, escuchan la Palabra y reciben la Eucaristía, pero nunca tuvieron un encuentro personal con Jesús. Viven una fe superficial, de ritos y de cumplimientos religiosos, pero no de un encuentro personal y gozoso con Jesús.
La experiencia personal es insustituible en la vida cristiana. Job encontró a Dios en su viaje por la creación, que es un viaje interior, en la profundidad de su ser. Quizás el Camino de Santiago sea algo parecido al itinerario de Job en el que el peregrino va descubriéndose a sí mismo a lo largo de cada etapa del camino, muchas veces muy duras por la soledad, el cansancio y el sufrimiento. Al final el peregrino siente que no fue él quien hizo el camino, sino que el camino quien lo hizo a él.

La Iglesia celebra la memoria de Santa Teresa del Niño Jesús, patrona de las misiones. Ella también hizo su itinerario de fe, llamada por ella de “pequeño caminito”. El pequeño caminito es el amor, las pequeñas obras del cotidiano, los gestos sencillos de acogida, de una sonrisa amable… Pidamos su intercesión por nosotros, para que descubramos también nuestro propio itinerario espiritual si aun no lo tenemos, que interceda por todos los misioneros que llevan la Buena Noticia del Reino, como los discípulos del Evangelio, y sientan la alegría de saber que sus nombres están escritos en el corazón de Dios.

Fraternalmente,
Eguione Nogueira, cmf
eguionecmf@gmail.com
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified