GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Lecturas y Liturgia del 14 de Noviembre de 2016

Lecturas del Lunes de la 33ª semana del Tiempo Ordinario

Fuente Ciudad Redonda
MISA http://magnificat.tv/es/taxonomy/term/1
EVANGELIO  http://www.radiopalabra.org/IMG/mp3/33_2_TO.mp3

Lunes, 14 de noviembre de 2016
Primera lectura
Comienzo del libro del Apocalipsis (1,1-4;2,1-5a):

Resultado de imagen para Ésta es la revelación que Dios ha entregado a Jesucristo, para que muestre a sus siervos lo que tiene que suceder pronto.Ésta es la revelación que Dios ha entregado a Jesucristo, para que muestre a sus siervos lo que tiene que suceder pronto. Dio la señal enviando su ángel a su siervo Juan. Éste, narrando lo que ha visto, se hace testigo de la palabra de Dios y del testimonio de Jesucristo. Dichoso el que lee y dichosos los que escuchan las palabras de esta profecía y tienen presente lo que en ella está escrito, porque el momento está cerca. Juan, a las siete Iglesias de Asia: Gracia y paz a vosotros de parte del que es y era y viene, de parte de los siete espíritus que están ante su trono. Oí cómo el Señor me decía: «Al ángel de la Iglesia de Éfeso escribe así: "Esto dice el que tiene las siete estrellas en su mano derecha y anda entre los siete candelabros de oro: Conozco tus obras, tu fatiga y tu aguante; sé que no puedes soportar a los malvados, que pusiste a prueba a los que se llamaban apóstoles sin serlo y descubriste que eran unos embusteros. Eres tenaz, has sufrido por mí y no te has rendido a la fatiga; pero tengo en contra tuya que has abandonado el amor primero. Recuerda de dónde has caído, arrepiéntete y vuelve a proceder como antes."»

Palabra de Dios

Salmo
Sal 1,1-2.3.4.6
Resultado de imagen para Al que salga vencedor le daré a comer del árbol de la vida
R/. Al que salga vencedor le daré a comer del árbol de la vida

Dichoso el hombre que no sigue el consejo de los impíos,
ni entra por la senda de los pecadores,
ni se sienta en la reunión de los cínicos;
sino que su gozo es la ley del Señor,
y medita su ley día y noche. R/.

Será como un árbol,
plantado al borde de la acequia:
da fruto en su sazón
y no se marchitan sus hojas;
y cuanto emprende tiene buen fin. R/.

No así los impíos, no así;
serán paja que arrebata el viento.
Porque el Señor protege el camino de los justos,
pero el camino de los impíos acaba mal. R/.

Evangelio
Lectura del santo evangelio según san Lucas (18,35-43):

Resultado de imagen para En aquel tiempo, cuando se acercaba Jesús a Jericó, había un ciego sentado al borde del camino, pidiendo limosna.En aquel tiempo, cuando se acercaba Jesús a Jericó, había un ciego sentado al borde del camino, pidiendo limosna.
Al oír que pasaba gente, preguntaba qué era aquello; y le explicaron: «Pasa Jesús Nazareno.»
Entonces gritó: «¡Jesús, hijo de David, ten compasión de mí!»
Los que iban delante le regañaban para que se callara, pero él gritaba más fuerte: «¡Hijo de David, ten compasión de mí!»
Jesús se paró y mandó que se lo trajeran. Cuando estuvo cerca, le preguntó: «¿Qué quieres que haga por ti?»
Él dijo: «Señor, que vea otra vez.»
Jesús le contestó: «Recobra la vista, tu fe te ha curado.»
En seguida recobró la vista y lo siguió glorificando a Dios. Y todo el pueblo, al ver esto, alababa a Dios.

Palabra del Señor

Liturgia Viva del Lunes de la 33ª semana del Tiempo Ordinario

Lunes, 14 de noviembre de 2016
JESÚS, LUZ PARA NUESTROS OJOS
(Ap 1,1-4; 2,1-5a; Lc 18,35-43)

Introducción
Resultado de imagen para En aquel tiempo, cuando se acercaba Jesús a Jericó, había un ciego sentado al borde del camino, pidiendo limosna.Desde hoy hasta el fin del año litúrgico o año de la Iglesia leemos el libro del Apocalipsis. El autor quiere expresar su confianza en Dios y en el futuro, porque finalmente Dios vencerá en la lucha entre el bien y el mal, involucrando no sólo a la tierra, sino también al cielo. No sabe cómo sucederá (en gran medida está adivinando) y entonces recurre a imágenes tradicionales apocalípticas, muchas inspiradas por experiencias religiosas del pueblo de Dios en el pasado , tratando de aplicarlas al presente e incluso al futuro. Pero subyacente a todo esto, incluso cuando describe calamidades, está la fe firme y la esperanza de que Dios vencerá y de que, por lo tanto, no hay razón para temer.
Evangelio. Después de que Jesús reprendió a los apóstoles por su falta de comprensión y de fe, Lucas lo muestra curando al ciego. ¿Es quizás para enseñar a los apóstoles una lección y para mostrarles que necesitan curarse de su ceguera espiritual por medio de la fe? De todos modos, Jesús se convierte en luz e ilumina al ciego. Le pedimos al Señor que nos dé ojos de fe.

Oración Colecta
Oh Dios, Padre todopoderoso:
Cada uno de nosotros podría también decir:
“Señor, que vea de nuevo, porque estoy ciego
al amor que me muestras en la gente que me rodea.
Que vea de nuevo,
porque estoy ciego a tu bondad y belleza
que me revelas en tu creación
y en los acontecimientos de la vida.”
Que nosotros también oigamos de los labios de tu Hijo:
“Tu fe te ha salvado.”
Te lo pedimos por el mismo Jesucristo, nuestro Señor.

Intenciones
Señor, mira los ojos de los niños que están abiertos a la vida; mira también los ojos llenos de esperanza de los que creen en tu futuro esperanzador; llénalos con tu luz. Roguemos.
Señor, mira los ojos llenos de odio o despecho de los que se sienten frustrados en la vida; mira la alegría en los ojos de los que saben amar. Roguemos.
Señor, mira los ojos de los que sufren; mira también los ojos de los que están cerrados a los demás. Roguemos.

Oración sobre las Ofrendas
Oh Dios, Padre todopoderoso:
Por medio de este pan y vino te pedimos
que nos des a tu Hijo Jesucristo,
luz que ilumine nuestra vida:
Por medio de él, el Hijo de David,
ten piedad de nosotros,
para que podamos alabarte
por la bondad salvadora que tú nos muestras
en el mismo Jesucristo nuestro Señor.



Oración después de la Comunión
Señor Dios nuestro:
en esta eucaristía nos has dejado experimentar tu bondad
por medio de la presencia salvadora de Jesús.
No permitas que ocultemos su luz
o que ensombrezcamos las vidas de nuestros prójimos.
Danos unos ojos claros y limpios,
y haz que seamos luz
para los que viven sin conciencia ni esperanza.
Te lo pedimos por el poder de Jesucristo nuestro Señor.

Bendición
Hermanos: Cuando a veces estamos ciegos para lo que Dios nos pide, también nosotros gritamos: “Jesús, Hijo de David, ten piedad de nosotros. Que yo vea de nuevo.” Y que ojalá él nos responda: “Recupera tu visión. Tu fe te ha salvado.”
Y que la bendición de Dios todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo descienda sobre todos nosotros y nos acompañe siempre.


Comentario al Evangelio del 

José Luis Latorre, cmf
Queridos amigos

Nos narra Lucas el encuentro de “un ciego” que es curado por Jesús física –recobra la vista- y espiritualmente –tu fe te ha salvado-. Una persona sin nombre, sin identidad, sin casa ya que está al borde del camino; nadie le hace caso, marginado, olvidado… y a quien desprecian -le regañan- porque gritaba desesperado a Jesús que tuviera compasión de él. Un hombre que, a pesar de las prohibiciones sigue gritando más fuerte si cabe “ten compasión de mi”, hasta que consigue que Jesús se detenga y mande que se lo traigan.

El ciego pregunta, pide con todas sus fuerzas, insiste, vence los obstáculos, se deja guiar y se acerca a Jesús para expresarle su deseo. El encuentro con Jesús le devuelve la vista y le da la fuerza para seguirle. El ciego es un maestro de oración: el encuentro con Jesús nos hace recobrar la vista del corazón y el corazón nos lleva al seguimiento cada vez más auténtico de Jesús. Rezamos bien cuando somos más fieles y comprometidos. La auténtica oración no es sólo decir palabras o tener buenos pensamientos, sino un comportamiento bueno, honesto, solidario y compasivo con los demás.

Para tomar buenas decisiones en nuestra vida necesitamos orar muchas veces. Ya se dice que la oración es como el aire que respiramos, es decir el aire le proporciona al cuerpo el oxígeno para vivir, y la oración le proporciona al espíritu la fuerza para vencer al maligno. Sin aire no existimos, sin oración nos volvemos estériles. “El ángel a la Iglesia de Éfeso… has abandonado tu amor primero. Acuérdate, pues, de dónde has caído; conviértete y haz las obras primeras” (Ap 2, 5). A esto nos llama el Señor.

Última semana del Jubileo de la Misericordia, de este año especial. Un año que nos ha invitado constantemente a la conversión al Dios de la Misericordia y del Perdón, al Dios que quiere que seamos misericordiosos como Él. ¡Qué importante este pasaje de hoy para ayudarnos a ser como Jesús: en constante oración con su Padre Dios y en sintonía perfecta con los hombres necesitados! Así debemos ser los cristianos: unidos constantemente con Dios y cercanos y sensibles a los pobres; sin separar la oración del amor afectivo y efectivo al prójimo. ¿Os animáis a hacer alguna obra de misericordia hoy? Pues ¡fuerza y adelante!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified