GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Lecturas y Liturgia del 18 de Noviembre de 2016

Lecturas del Viernes de la 33ª semana del Tiempo Ordinario

Fuente Ciudad Redonda
MISA http://magnificat.tv/es/taxonomy/term/1
EVANGELIO  http://evangeli.net/_mp3/daily/es/IV_302.mp3

Viernes, 18 de noviembre de 2016
Primera lectura
Lectura del libro del Apocalipsis (10,8-11):

Resultado de imagen para Yo, Juan, oí cómo la voz del cielo que había escuchado antes se puso a hablarme de nuevoYo, Juan, oí cómo la voz del cielo que había escuchado antes se puso a hablarme de nuevo, diciendo: «Ve a coger el librito abierto de la mano del ángel que está de pie sobre el mar y la tierra.»
Me acerqué al ángel y le dije: «Dame el librito.»
Él me contestó: «Cógelo y cómetelo; al paladar será dulce como la miel, pero en el estómago sentirás ardor.»
Cogí el librito de mano del ángel y me lo comí; en la boca sabía dulce como la miel, pero, cuando me lo tragué, sentí ardor en el estómago.
Entonces me dijeron: «Tienes que profetizar todavía contra muchos pueblos, naciones, lenguas y reyes.»

Palabra de Dios

Salmo
Sal 118,14.24.72.103.111.131
Resultado de imagen para Sal 118,14.24.72.103.111.131
R/. ¡Qué dulce al paladar tu promesa!

Mi alegría es el camino de tus preceptos,
más que todas las riquezas. R/.

Tus preceptos son mi delicia,
tus decretos son mis consejeros. R/.

Más estimo yo los preceptos de tu boca
que miles de monedas de oro y plata. R/.

¡Qué dulce al paladar tu promesa:
más que miel en la boca! R/.

Tus preceptos son mi herencia perpetua,
la alegría de mi corazón. R/.

Abro la boca y respiro,
ansiando tus mandamientos. R/.

Evangelio
Lectura del santo evangelio según san Lucas (19,45-48):


Resultado de imagen para En aquel tiempo, entró Jesús en el templo y se puso a echar a los vendedores
En aquel tiempo, entró Jesús en el templo y se puso a echar a los vendedores, diciéndoles: «Escrito está: "Mi casa es casa de oración"; pero vosotros la habéis convertido en una "cueva de bandidos."»
Todos los días enseñaba en el templo. Los sumos sacerdotes, los escribas y los notables del pueblo intentaban quitarlo de en medio; pero se dieron cuenta de que no podían hacer nada, porque el pueblo entero estaba pendiente de sus labios.

Palabra del Señor

Liturgia Viva del Viernes de la 33ª semana del Tiempo Ordinario

Viernes, 18 de noviembre de 2016
LIMPIANDO EL TEMPLO
(Año II. Ap 10,8-11; Lc 19,45-48)

Introducción
Resultado de imagen para En aquel tiempo, entró Jesús en el templo y se puso a echar a los vendedoresAño II. Hoy el autor del Apocalipsis reflexiona, como Jeremías y Ezequiel antes que él, sobre su rol como profeta. La palabra de Dios le sabe dulce a él, pero contiene un mensaje amargo de reprensión para el pueblo, que él tiene que proclamar.
Evangelio. Jesús arrojó del Tempo a los comerciantes. --- Es para nosotros un buen momento para preguntarnos: ¿Qué es lo que el Señor tiene que arrojar fuera de nosotros para llegar a ser mejores cristianos? ¿Qué obstáculos encontramos en el camino que nos llevaría más cerca de Dios en la vida de cada día? Lo que realmente nos importa a los cristianos es que estemos adheridos espiritualmente al Señor y cercanos a la gente que nos ha confiado. Entonces podemos darle culto con toda nuestra vida.

Oración Colecta
Oh Dios y Padre nuestro:
Con frecuencia convertimos nuestros corazones
en casas de orgullo y avaricia
más que en hogares de amor y de bondad,
donde tú puedes sentirte a gusto, como en tu casa.
Destruye el templo del pecado en nosotros,
arroja toda clase de mal de nuestros corazones,
y haznos piedras vivas de una comunidad
en la que pueda vivir y reinar
tu Hijo Jesucristo, Señor nuestro
que vive y reina por los siglos de los siglos.

Intenciones
Para que en nuestras iglesias la comunidad cristiana experimente hondamente la presencia de Dios en la oración y en el culto gozoso, roguemos al Señor.
Para que hagamos nuestras casas de oración lugares de encuentro cordial con Dios y con su pueblo, roguemos al Señor.
Para que, como piedras vivas de la Iglesia, construyamos nuestras comunidades como gente que sabe amar y servir, roguemos al Señor.

Oración sobre las Ofrendas.
Oh Dios, Padre nuestro:
Con el pan de vida
y con el vino de salvación y alegría,
tu Hijo va a renovar su Alianza con nosotros.
Que Jesús nos dé la fuerza de voluntad y el amor
para ser fieles a sus exigencias,
de la misma manera como él fue fiel a la Alianza,
incluso cuando ello implicó la muerte en cruz.
Que sepamos darte verdadero culto
por Jesucristo nuestro Señor.


Oración después de la Comunión
Oh Dios, Padre nuestro siempre fiel:
Nos has dado en esta eucaristía
a tu Hijo Jesucristo
para enseñarnos en él
qué significa la obediencia leal.
Que tu Hijo viva en nosotros
de modo que nuestra comunidad cristiana
sea el templo donde él viva
y donde nos reúna a todos juntos
como sus hermanos y hermanas.
Guárdanos de todo formalismo,
para que te rindamos culto auténtico con nuestras vidas,
por el poder y sabiduría de Jesucristo nuestro Señor.

Bendición
Hermanos: Por su palabra y acciones Jesús nos ha hablado hoy que tenemos que servir a Dios como él mismo hizo: en espíritu y en verdad, es decir: nuestro vivir de cada día debe corresponder a lo que nosotros creemos, en servicio leal a Dios y al pueblo.
Que Dios les bendiga y les guíe, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo


Comentario al Evangelio del 

José Luis Latorre, cmf
Queridos hermanos:

El Evangelio nos presenta a Jesús purificando el templo y enseñando en él. Purificar es una acción simbólica de profundo significado, que intenta hacer del templo un verdadero lugar de oración y culto a Dios, no lugar de mercadeo. Con este gesto Jesús nos quiere decir que Él es el nuevo templo del encuentro de Dios con los hombres: “quien me ve a mí, ve al Padre”; “el Padre y yo somos uno”; “¿no crees que yo estoy en el Padre y el Padre en mí?”.

En Jesús Dios se ha hecho cercano, sencillo, asequible, compasivo, misericordioso, tierno, bondadoso, dispuesto siempre al perdón y nos ha entregado a su Hijo no para condenar al mundo sino para salvarlo. Jesús es la imagen visible de cómo es Dios y cómo nos quiere y se interesa por cada uno de nosotros y que para Él todos somos iguales. Jesús está siempre con nosotros –“no os dejaré huérfanos”- y nos acompaña en todo momento y circunstancia –“yo estaré con vosotros hasta el fin del mundo”-. Jesús es el amigo fiel que no falla y en quien podemos confiar plenamente. Jesús es el buen pastor que con infinito cariño cuida de nosotros y nos libra de los lobos rapaces. Jesús es el que nos conduce hacia fuentes tranquilas y repara nuestras fuerzas. Jesús es el pastor que da la vida por sus ovejas para que tengamos vida y ésta abundante. Jesús es el que nos dice: “venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados y yo os aliviaré”.

Este Jesús sigue estando hoy entre nosotros en los sacramentos, de un modo especial en la Eucaristía donde escuchamos a Jesús Maestro que proclama la Palabra y nos dice “tomad y comed, esto es mi Cuerpo” y también “yo soy el pan de vida, el que me come tiene vida en sí mismo”-.Jesús también está en los hermanos y de un modo especial en los pobres: “tuve hambre, tuve sed, estaba desnudo… Cada vez que lo hicisteis con uno de estos humildes hermanos a Mí me lo hicisteis”. El verdadero encuentro con Jesús termina cuidando a los hermanos más pobres.

¿El Señor no tendrá que “purificarnos” también, porque nos refugiamos en el templo de piedra, en el grupo parroquial, en el movimiento, en una fe intimista y sin compromiso social y transformador? ¿Una fe de muchos rezos y pocas obras? ¿Una fe de costumbres rutinarias y falta de empuje, creatividad y dinamismo? ¿No tendremos que volver a escuchar sin glosa el núcleo del Evangelio: “Amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a nosotros mismos”?

Última semana del Jubileo de la Misericordia: dos días faltan para clausurar este Año Santo. Todavía tenemos tiempo para practicar alguna obra de misericordia que nos descubra “qué dulce al paladar es tu promesa, Señor” como reza el Salmo de la Misa de hoy. ¡Qué bien tan grande nos hace el practicar la misericordia! Ya decía Jesús: “hay más alegría en dar que en recibir”.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified