GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Lecturas y Liturgia del 7 de Enero de 2017

Lecturas del 7 de Enero. Feria de Navidad

Fuente: Ciudad Redonda
MISA:http://magnificat.tv/es/taxonomy/term/1
EVANGELIO:

Sábado, 7 de enero de 2017
Primera lectura
Lectura de la primera carta del apóstol san Juan (3,22–4,6):

Resultado de imagen para Cuanto pedimos lo recibimos de Dios, porque guardamos sus mandamientos y hacemos lo que le agrada.Cuanto pedimos lo recibimos de Dios, porque guardamos sus mandamientos y hacemos lo que le agrada. Y éste es su mandamiento: que creamos en el nombre de su Hijo Jesucristo, y que nos amemos unos a otros, tal como nos lo mandó. Quien guarda sus mandamientos permanece en Dios, y Dios en él; en esto conocemos que permanece en nosotros: por el Espíritu que nos dio. Queridos: no os fiéis de cualquier espíritu, sino examinad si los espíritus vienen de Dios, pues muchos falsos profetas han salido al mundo. Podréis conocer en esto el espíritu de Dios: todo espíritu que confiesa a Jesucristo venido en carne es de Dios; y todo espíritu que no confiesa a Jesús no es de Dios: es del Anticristo. El cual habéis oído que iba a venir; pues bien, ya está en el mundo. Vosotros, hijos míos, sois de Dios y lo habéis vencido. Pues el que está en vosotros es más que el que está en el mundo. Ellos son del mundo; por eso hablan según el mundo y el mundo los escucha. Nosotros somos de Dios. Quien conoce a Dios nos escucha, quien no es de Dios no nos escucha. En esto conocemos el espíritu de la verdad y el espíritu del error.

Palabra de Dios

Salmo
Sal 2,7-8.10-12a

R/. Te daré en herencia las naciones

Voy a proclamar el decreto del Señor;
él me ha dicho: «Tú eres mi Hijo:
yo te he engendrado hoy.
Pídemelo: te daré en herencia las naciones,
en posesión, los confines de la tierra.» R/.

Y ahora, reyes, sed sensatos;
escarmentad, los que regís la tierra:
servid al Señor con temor,
rendidle homenaje temblando. R/.

Evangelio
Lectura del santo evangelio según san Mateo (4,12-17.23-25):

En aquel tiempo, al enterarse Jesús de que habían arrestado a Juan se retiró a Galilea. Dejando Nazaret, se estableció en Cafarnaún, junto al lago, en el territorio de Zabulón y Neftalí. Así se cumplió lo que había dicho el profeta Isaías: «País de Zabulón y país de Neftalí, camino del mar, al otro lado del Jordán, Galilea de los gentiles. El pueblo que habitaba en tinieblas vio una luz grande; a los que habitaban en tierra y sombras de muerte, una luz les brilló.»
Entonces comenzó Jesús a predicar diciendo: «Convertíos, porque está cerca el reino de los cielos.»
Recorría toda Galilea, enseñando en las sinagogas y proclamando el Evangelio del reino, curando las enfermedades y dolencias del pueblo. Su fama se extendió por toda Siria y le traían todos los enfermos aquejados de toda clase de enfermedades y dolores, endemoniados, lunáticos y paralíticos. Y él los curaba. Y le seguían multitudes venidas de Galilea, Decápolis, Jerusalén, Judea y Trasjordania.

Palabra del Señor

Liturgia Viva del 7 de Enero. Feria de Navidad

Sábado, 7 de enero de 2017
EL REINO DE LOS CIELOS ESTÁ CERCA

Introducción

El Evangelio de hoy trata de los comienzos del ministerio de Jesús. Predica su evangelio de arrepentimiento-conversión, primero a los semi-paganos judíos de Galilea: él llega a ser su luz.
Los signos de que el reino de Dios ha comenzado con él son que cura a los enfermos, que se acerca a los pobres y los que sufren. Juan dice en la primera lectura que nuestro amor al prójimo y nuestra obediencia a los mandamientos serán también señales de que el reino de Dios ha venido a nosotros.

Oración Colecta
Señor Dios nuestro:
Tu reino comenzó a tomar forma
cuando tu Hijo mostró su cuidado
por los enfermos y por todos los que sufren.

Ayúdanos a auxiliar a nuestros hermanos
y a preocuparnos de ellos,
especialmente de los pobres, los desposeídos,
y los inadaptados a la vida.

Que ésta sea la señal
de que su Espíritu está obrando en nosotros
y de que tu mismo Hijo está presente entre nosotros,
él que es nuestro Señor y Salvador
por los siglos de los siglos.

Intenciones
Para que el pueblo de Dios sea en este mundo como una gran luz que brilla en la tiniebla, mujeres hombres y comprometidos por un mundo mejor de compasión y misericordia, roguemos al Señor.
Para que los gobernantes y líderes del mundo lleven rayos de esperanza a la vida de los que sufren, dándoles justicia a los oprimidos y dignidad humana a todos, roguemos al Señor.
Para que todos los que buscan y van a tientas en la vida descubran a Cristo como la respuesta a su búsqueda de amor, bondad y verdad, roguemos al Señor.

Oración sobre las Ofrendas
Señor Dios nuestro:
Este pan y este vino sobre esta mesa-altar
expresan que estamos dispuestos
a que tu reino crezca entre nosotros.

Danos el Espíritu de tu Hijo
para compartir nuestras posesiones y a nosotros mismos
con los hermanos menos afortunados,
no con una actitud de condescendencia o menosprecio,
sino como tu pueblo sabio,
para quien cada persona pobre
aparece con el rostro de Jesucristo,
tu Hijo y Señor nuestro,
por los siglos de los siglos.

Oración después de la Comunión
Señor Dios nuestro:
Que el evangelio de tu Hijo Jesucristo
dé fruto en nosotros, que somos gente ordinaria.
Que tu Hijo sea la luz que ilumina nuestras vidas;
y no permitas que ocultemos su brillo
a la gente que nos rodea.

Que la misma gente le reconozca
en la simplicidad de nuestra vida
y en nuestro cuidado mutuo,
para que, con nuestra ayuda,
le puedan ver y experimentar en este mundo
como nuestro Señor y Salvador,
por los siglos de los siglos.

Bendición
Hermanos: Jesús nos ha mandado que nos amemos unos a otros
y él mismo fue nuestro modelo curando a los enfermos y afligidos.
Que sepamos nosotros continuar su trabajo.
Para ello, que la bendición de Dios todopoderoso,
Padre, Hijo y Espíritu santo
descienda sobre nosotros y nos acompañe siempre.



Comentario al Evangelio del 

José María Vegas, cmf
¡Convertíos!

Tras celebrar la manifestación del Señor, la fiesta de la Epifanía, la Palabra empieza a hablar, Jesús comienza su ministerio. Las palabras y las acciones de Jesús son como una luz que brilla en la oscuridad. La profecía de Isaías, que recogía la liturgia de la Vigilia de Navidad, se está haciendo realidad visible. Es importante caer en la cuenta de este contraste entre la luz y las tinieblas. Jesús actúa en un medio hostil, en un mundo dividido por fuerzas en oposición y en lucha. Y esto impone la necesidad de discernir. No todo es compatible con la fe en Jesucristo. Algunas veces el discernimiento resulta fácil, pues la oposición al espíritu del evangelio es frontal; pero es frecuente que cosas (actitudes, ideas, modos de actuación, etc.) en apariencia inocentes o incluso positivas (por ejemplo, ciertas formas de espiritualidad), sean, en realidad, contrarias a él (si, por ejemplo, nos conducen a una forma panteísta de entender a Dios y al mundo, o reducen el amor a una impersonal “energía positiva”).

El criterio de discernimiento que nos propone Juan en su primera Carta no puede ser más claro y sencillo: la fe en Jesucristo y el amor mutuo. El amor y la verdad no pueden ir por separado: la verdad de Jesucristo no puede no traducirse en actitudes concretas de apertura y entrega a los hermanos; el amor cristiano no puede no sustentarse en la fe en Jesucristo. Es esta misma fe la que nos sostiene frente a posibles desalientos; si a veces nos parece que las fuerzas del mal son más poderosas y tienen las de ganar, disponemos de un modo para superar esa tentación y comprobar que el espíritu de la verdad es más grande que el espíritu del error: volvernos a Jesucristo, que se ha acercado a nuestra vida cotidiana (a nuestro particular Cafarnaún), y dejarnos iluminar por su luz, permitiéndole que cure nuestras enfermedades. Esto es, podemos comprobar en nosotros mismos cómo el bien triunfa sobre el mal. Y es que en Jesús se ha hecho cercano y accesible el Reino de Dios, y es posible, en consecuencia, vivir en la luz, aunque reine la oscuridad, es posible vivir ya como ciudadanos del Reino en medio del mundo, como hermanos de todos, pese a las divisiones reinantes. Al acoger en nosotros por la fe y el amor el mensaje de Jesús, ensanchamos las fronteras de ese Reino y contribuimos a su victoria.

Cordialmente

José M. Vegas CMF
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified