GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Lecturas y Liturgia del 17 de Febrero de 2017

Lecturas del Viernes de la 6ª semana del Tiempo Ordinario


Fuente: Ciudad Redonda
MISA:http://magnificat.tv/es/taxonomy/term/1
EVANGELIO http://www.radiopalabra.org/IMG/mp3/viernes_6_TO.mp3

Viernes, 17 de febrero de 2017
Primera lectura
Lectura del libro del Génesis (11,1-9):

Resultado de imagen para TODA la tierra hablaba una misma lengua con las mismas palabras.TODA la tierra hablaba una misma lengua con las mismas palabras.
Al emigrar los hombres desde oriente, encontraron una llanura en la tierra de Senaar y se establecieron allí.
Se dijeron unos a otros:
«Vamos a preparar ladrillos y a cocerlos al fuego».
Y emplearon ladrillos en vez de piedras, y alquitrán en vez de argamasa.
Después dijeron:
«Vamos a construir una ciudad y una torre que alcance el cielo, para hacernos un nombre, no sea que nos dispersemos por la superficie de la tierra».
El Señor bajó a ver la ciudad y la torre que estaban construyendo los hombres.
Y el Señor dijo:
«Puesto que son un solo pueblo con una sola lengua y esto no es más que el comienzo de su actividad, ahora nada de lo que decidan hacer les resultará imposible. Bajemos, pues, y confundamos allí su lengua, de modo que ninguno entienda la lengua del prójimo».
El Señor los dispersó de allí por la superficie de la tierra y cesaron de construir la ciudad.
Por eso se llama Babel, porque allí confundió el Señor la lengua de toda la tierra, y desde allí los dispersó el Señor por la superficie de la tierra.

Palabra de Dios

Salmo
Sal 32,10-11.12-13.14-15

Resultado de imagen para Sal 32,10-11.12-13.14-15R/. Dichoso el pueblo que el Señor se escogió como heredad

V/. El Señor deshace los planes de las naciones,
frustra los proyectos de los pueblos;
pero el plan del Señor subsiste por siempre;
los proyectos de su corazón, de edad en edad. R/.

V/. Dichosa la nación cuyo Dios es el Señor,
el pueblo que él se escogió como heredad.
El Señor mira desde el cielo,
se fija en todos los hombres. R/.

V/. Desde su morada observa
a todos los habitantes de la tierra:
él modeló cada corazón,
y comprende todas sus acciones. R/.

Evangelio
Lectura del santo evangelio según san Marcos (8,34–9,1):
Resultado de imagen para Marcos (8,34–9,1)
EN aquel tiempo, llamando a la gente y a sus discípulos, Jesús les dijo:
«Si alguno quiere venir en pos de mí, que se niegue a sí mismo, tome su cruz y me siga. Porque, quien quiera salvar su vida, la perderá; pero el que pierda su vida por mí y por el Evangelio, la salvará. Pues ¿de qué le sirve a un hombre ganar el mundo entero y perder su alma? ¿O qué podrá dar uno para recobrarla? Quien se avergüence de mí y de mis palabras en esta generación adúltera y pecadora, también el Hijo del hombre se avergonzará de él cuando venga con la gloria de su Padre entre sus santos ángeles».
Y añadió:
«En verdad os digo que algunos de los aquí presentes no gustarán la muerte hasta que vean el reino de Dios en toda su potencia».

Palabra del Señor

Liturgia Viva del Viernes de la 6ª semana del Tiempo Ordinario

Viernes, 17 de febrero de 2017
MARCADOS CON LA CRUZ
(Año I. Gen 11,1-9; Mc 8,34-39)

Introducción
Resultado de imagen para torre de BabelAño I. La Primera Lectura de hoy, relato de la torre de Babel, expresa el deseo de comprensión mutua, respeto y tolerancia: “¡Ojalá pudiéramos todos hablar la misma lengua!” El autor aprovecha la ocasión para ridiculizar a la soberbia Babilonia, que destruía naciones y culturas. “Babel” significa “confusión”, en lengua Asiria. Los habitantes de Babilonia merecieron un monumento por confundir a la gente.
Evangelio. Ser discípulo de Jesús implica caminar con Jesús por el camino de la cruz. Los cristianos, seguidores de Cristo, son personas marcadas con la cruz. Hacemos la señal de la cruz no meramente como gesto simbólico cuando rezamos, sino también, nos guste o no, aceptamos la cruz en la vida real. Tenemos que aprender a aceptar la cruz con Jesús.

Oración Colecta
Oh Dios de poder y de amor:
Por tu misericordia
nos enviaste a tu Hijo
para liberarnos, por su cruz,
de nuestro egoísmo
y del miedo, del pecado y de la muerte.
Haz que crezcamos
asimilando las actitudes y la mentalidad de Jesús
y llénanos con la fuerza de su Espíritu,
para que sepamos llevar las cargas de la vida con él
y con él también aceptar los sufrimientos
para así vivir para otros y llevarles esperanza y alegría.
Y de este modo caminemos
por el camino de Jesucristo nuestro Señor.

Intenciones
Por la Iglesia, nuevo Pueblo de Dios, para que por medio de ella Cristo se haga más visible, gracias a su compromiso de servir a Dios y al pueblo, por su preocupación bondadosa por los pobres y por su continua conversión al evangelio, roguemos al Señor.
Por todos los cristianos que afirman seguir a Cristo, para que vivan y cumplan las exigencias del evangelio y den testimonio de Cristo crucificado, roguemos al Señor.
Por todos los que sufren en su cuerpo y en su corazón, para que se percaten de que son uno con el Señor en su pasión y muerte, roguemos al Señor.

Oración sobre las Ofrendas
Oh Dios Señor nuestro:
Traemos ahora estos humildes dones ante ti.
En estos signos de pan y vino
Jesús, tu Hijo, se nos dará a sí mismo.
Que él nos dé fuerza
para caminar con valor
en nuestro viaje a través de la vida,
también cuando la misma vida se convierte
en camino de cruz,
para que le sigamos hasta el fin,
hasta ti, nuestro Dios de bondad y amor,
por los siglos de los siglos.

Oración después de la Comunión
Padre bondadoso:
Hemos sido uno con Jesús
en esta santa mesa de la eucaristía;
que estemos también unidos a él
en su camino hacia ti y hacia los hermanos.
Que le sigamos a dondequiera que él nos lleve
tanto en días de alegría
como en días oscuros y de dolor.
Y envíanos a donde nuestros hermanos nos necesiten
para llevarles tu palabra liberadora y tu ayuda eficaz,
incluso aunque nos cueste esfuerzo y sacrificio.
Te lo pedimos en el nombre de Jesús, el Señor.

Bendición
Hermanos: No tenemos que pedir cruces. En el Huerto de Getsemaní Jesús pidió que le quitaran la cruz y el sufrimiento. --- Pero nosotros tenemos que aceptarla cuando lo exijan nuestra fe y amor, y las circunstancias de la vida. Que en esos momentos el Señor nos fortalezca.
Y que la bendición de Dios todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo descienda sobre nosotros y permanezca para siempre.

Comentario al Evangelio del 

Julio Corredor Sáenz, cmf
Apreciados amigos y amigas de la Palabra hecha Vida:

Las palabras que Jesús nos dice hoy de salvar y perder la vida no hacen otra cosa que infundir ansiedad en nuestra mente si no pensamos más que en el dolor y la pérdida. Pero eso no es todo. El seguimiento de Jesús tiene exigencias concretas y radicales. Seguirlo no es una cuestión fácil. Tampoco es “una moda”. Seguir a Jesús, es asumir su causa, integrar su proyecto, es estar dispuesto a ir en contra de las “buenas propuestas” de este mundo de consumo, exclusión y marginación.

Las palabras de Jesús tenían que oírse como el restallido de un latigazo en quienes le escuchaban. La cruz era el emblema abominado y abominable tanto para romanos como judíos. Para los unos era el símbolo mismo de la ignominia que sólo podían merecer los esclavos rebeldes; para los otros, el espanto de una muerte atroz y la señal de la garra implacable del águila imperial de Roma. Jesús toma ese signo detestable, casi repugnante, y lo asocia con la vida de sus discípulos. ¿Por qué?

Porque trata de mostrar que el evangelio conlleva pérdidas y no de cualquier orden: pérdidas radicales. Esto es algo que podía no ser obvio a quienes veían cómo este profeta maravilloso, este Jesús de Nazaret sanaba toda clase de enfermedades y expulsaba todo tipo de demonios. Nada parecía quedarle grande y nada parecía costar demasiado trabajo. Todo parecía ganancia y no se veían las pérdidas. Pues bien, este profeta portentoso en obras nos quiere bien despiertos con sus palabras. Y nos advierte que no todo es ganancia; que hay un precio, y es tan alto como la propia vida.

No se trata de que estemos "comprando" la salvación sino de que la condición misma de salvados es algo dinámico, algo que ha de realizarse más de una vez, o por mejor decir, de un modo continuo. La vida "salvada" es una vida de continuo "ofrecida," y ello entraña una actitud de permanente gracia, gratuidad y gratitud. El discípulo no es el que disfruta de una vida sin problemas sino el que puede hacer de su vida y de sus problemas algo nuevo y fecundo, algo significativo y hermoso, algo entrañable y cargado de amor y sentido.

El gran problema del cristianismo, de todos los tiempos, es bajar la intensidad a la exigencia del seguimiento de Jesús, volviéndolo una realidad intelectual o una cuestión de carácter espiritual. Seguir a Jesús, es “negarse a sí mismo” y “cargar con su cruz”. Lo más complicado del asunto es que los cristianos, por lo general, nos acercamos a la vida de oración con la intención que Dios nos libre de todas las cruces. Y Jesús dice totalmente lo contrario. Pide asumir “la causa” con todas sus consecuencias.

¿Estamos dispuestos a vivir la radicalidad del seguimiento de Jesús? ¿Somos conscientes que la experiencia de adhesión a la persona de Jesús tiene implicaciones existenciales profundas? Ser cristiano no consiste en librarnos de problemas, sino en asumir un problema mayor.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified