GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Lecturas y Liturgia del 21 de Febrero de 2017

Lecturas del Martes de la 7ª semana del Tiempo Ordinario

Fuente: Ciudad Redonda
MISA:http://magnificat.tv/es/taxonomy/term/1
EVANGELIO http://evangeli.net/_mp3/daily/es/IV_65.mp3

Martes, 21 de febrero de 2017
Primera lectura
Resultado de imagen para Eclesiástico (2,1-11)Lectura del libro del Eclesiástico (2,1-11):

HIJO, si te acercas a servir al Señor,
permanece firme en la justicia y en el temor,
y prepárate para la prueba.
Endereza tu corazón, mantente firme y no te angusties en tiempo de adversidad.
Pégate a él y no te separes,
para que al final seas enaltecido.
Todo lo que te sobrevenga, acéptalo,
y sé paciente en la adversidad y en la humillación.
Porque en el fuego se prueba el oro,
y los que agradan a Dios en el horno de la humillación.
Confía en él y él te ayudará, endereza tus caminos y espera en él.
Los que teméis al Señor, aguardad su misericordia
y no os desviéis, no sea que caigáis.
Los que teméis al Señor, confiad en él, y no se retrasará vuestra recompensa.
Los que teméis al Señor, esperad bienes, gozo eterno y misericordia.
Los que teméis al Señor, amadlo y vuestros corazones se llenarán de luz.
Fijaos en las generaciones antiguas y ved:
¿Quién confió en el Señor y quedó defraudado?,
o ¿quién perseveró en su temor y fue abandonado?,
o ¿quién lo invocó y fue desatendido?
Porque el Señor es compasivo y misericordioso,
perdona los pecados y salva en tiempo de desgracia,
y protege a aquellos que lo buscan sinceramente.

Palabra de Dios

Salmo
Sal 36,3-4.18-19.27-28.39-40
Resultado de imagen para Sal 36,3-4.18-19.27-28.39-40
R/. Encomienda tu camino al Señor, y él actuará

V/. Confía en el Señor y haz el bien,
habitarás tu tierra y reposarás en ella en fidelidad;
sea el Señor tu delicia,
y él te dará lo que pide tu corazón. R/.

V/. El Señor vela por los días de los buenos,
y su herencia durará siempre;
no se agostarán en tiempo de sequía,
en tiempo de hambre se saciarán. R/.

V/. Apártate del mal y haz el bien,
y siempre tendrás una casa;
porque el Señor ama la justicia
y no abandona a sus fieles.
Los inicuos son exterminados,
la estirpe de los malvados se extinguirá. R/.

V/. El Señor es quien salva a los justos,
él es su alcázar en el peligro;
el Señor los protege y los libra,
los libra de los malvados y los salva
porque se acogen a él. R/.

Evangelio
Lectura del santo evangelio según san Marcos (9,30-37):

Resultado de imagen para EN aquel tiempo, Jesús y sus discípulos atravesaron Galilea;
EN aquel tiempo, Jesús y sus discípulos atravesaron Galilea; no quería que nadie se enterase, porque iba instruyendo a sus discípulos.
Les decía:
«El Hijo del hombre va a ser entregado en manos de los hombres y lo matarán; y después de muerto, a los tres días resucitará».
Pero no entendían lo que decía, y les daba miedo preguntarle. Llegaron a Cafarnaún, y una vez en casa, les preguntó:
«¿De qué discutíais por el camino?».
Ellos callaban, pues por el camino habían discutido quién era el más importante.
Jesús se sentó, llamó a los Doce y les dijo:
«Quien quiera ser el primero, que sea el último de todos y el servidor de todos».
Y tomando un niño, lo puso en medio de ellos, lo abrazó y les dijo:
«El que acoge a un niño como este en mi nombre, me acoge a mí; y el que me acoge a mí, no me acoge a mí, sino al que me ha enviado».

Palabra del Señor

Liturgia Viva del Martes de la 7ª semana del Tiempo Ordinario

Martes, 21 de febrero de 2017
¡SEAN LOS ÚLTIMOS Y SIRVAN!
(Año I. Eclo 2,1-11; Mc 9,30-37)
Resultado de imagen para EN aquel tiempo, Jesús y sus discípulos atravesaron Galilea;Introducción
Año I. Hoy el autor del Eclesiástico, Ben Sirach, habla de sufrimientos que afectan a los hombres y los prueba y purifica, como hace el fuego con el oro.
Evangelio. (Jesús anuncia su pasión y resurrección por segunda vez, pero los discípulos no le entienden. --- ¿Y nosotros, ya le entendemos? Hemos comenzado esta eucaristía poniéndola bajo el signo de la cruz. ¿Entendemos el sentido de la cruz, especialmente cuando pesa sobre nuestros propios hombros?) Los futuros líderes de la Iglesia, los discípulos, no están libres de defectos peligrosos, como la ambición; buscan el poder del primer puesto en el reino, no entienden que Jesús -y ellos también- tienen que sufrir, y que se requiere humilde servicio y sencillez para promover el reino.

Oración Colecta
Señor Dios nuestro:
Tú sabes lo que hay en nuestros corazones.
Purifica nuestros pensamientos,
transforma nuestra mente,
y danos las mismas actitudes y mentalidad de Jesús, tu Hijo.
Ayúdanos a identificarnos con él,
a aceptar el sufrimiento como parte de nuestra vida
y de nuestros esfuerzos para establecer tu reino.
En cualquier cargo o posición social en que estemos,
consérvanos humildes, sencillos y confiados
y que no tengamos otra ambición
que servir a tu Hijo Jesús
en nuestros hermanos y hermanas,
ya que él fue el servidor de todos
y por ello le hiciste nuestro Señor y Salvador
por los siglos de los siglos.

Intenciones
Por los que tienen posiciones o ministerios más elevados en la Iglesia, para que sirvan a los hermanos con mayor dedicación y humildad, sin menospreciar a los más débiles, a los más pobres, y a los heridos por la dureza de la vida, roguemos al Señor.
Por los poderosos de este mundo, para que se preocupen de los derechos, la dignidad y el bienestar de todos, especialmente de las masas socialmente inferiores que están bajo su cuidado, roguemos al Señor.
Por los que trabajan en empleos considerados más bajos o humillantes, por los que se dedican a tareas insalubres o peligrosas, para que nosotros apreciemos con gratitud su trabajo y que el Señor les ayude y proteja, roguemos al Señor.

Oración sobre las Ofrendas
Señor Dios nuestro:
Te presentamos sobre el altar
bebida y alimento ordinarios -pan y vino-,
signos de la vida de cada día;
y sin embargo, en ellos se va a hacer presente
tu Hijo Jesucristo.
¿Acaso nos quisiste enseñar
que no tenemos que buscarte
ni en lugares ni en cosas importantes
sino en la sencillez de lo ordinario y familiar?
A causa de tu Hijo Jesús, acéptanos como somos,
sólo gente sencilla y ordinaria
que quiere servirte de todo corazón.
Te lo pedimos en el nombre de Jesús, el Señor.

Oración después de la Comunión
Oh Dios y Padre nuestro:
Tú has sido paciente con nosotros
como Jesús lo fue con sus discípulos.
Cuando nos sentíamos orgullosos
de nuestros propios logros
tú pusiste ante nosotros
a tu perfecto Siervo, Jesucristo,
y nos hiciste mirarle atentamente
y participar en su banquete eucarístico.
Haznos como él, sinceros, francos, espontáneos,
y deseosos de servirte a ti en nuestros hermanos y hermanas.
Sabemos que estamos en tus manos
y que tú nos vas a ayudar y apoyar
a causa de Jesucristo, tu Hijo, nuestro Señor.

Bendición
Hermanos: ¡Esa hambre terrible de poder y de prestigio está haciendo mucho daño en el mundo; pero también en la Iglesia, en nuestras comunidades cristianas! Que Dios nos dé más bien un espíritu de servicio generoso, humilde y sincero.Y que la bendición de Dios todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo descienda sobre nosotros y permanezca para siempre.

Comentario del Martes de la 7ª semana del Tiempo Ordinario

«El Hijo del hombre será entregado»
Rev. D. Jordi PASCUAL i Bancells
(Salt, Girona, España)

Hoy, el Evangelio nos trae dos enseñanzas de Jesús, que están estrechamente ligadas una a otra. Por un lado, el Señor les anuncia que «le matarán y a los tres días de haber muerto resucitará» (Mc 9,31). Es la voluntad del Padre para Él: para esto ha venido al mundo; así quiere liberarnos de la esclavitud del pecado y de la muerte eterna; de esta manera Jesús nos hará hijos de Dios. La entrega del Señor hasta el extremo de dar su vida por nosotros muestra la infinidad del Amor de Dios: un Amor sin medida, un Amor al que no le importa abajarse hasta la locura y el escándalo de la Cruz.

Resulta aterrador escuchar la reacción de los Apóstoles, todavía demasiado ocupados en contemplarse a sí mismos y olvidándose de aprender del Maestro: «No entendían lo que les decía» (Mc 9,32), porque por el camino iban discutiendo quién de ellos sería el más grande, y, por si acaso les toca recibir, no se atreven a hacerle ninguna pregunta.

Con delicada paciencia, Jesús añade: hay que hacerse el último y servidor de todos. Hay que acoger al sencillo y pequeño, porque el Señor ha querido identificarse con él. Debemos acoger a Jesús en nuestra vida porque así estamos abriendo las puertas a Dios mismo. Es como un programa de vida para ir caminando.

Así lo explica con claridad el Santo Cura de Ars, Juan Bautista Mª Vianney: «Cada vez que podemos renunciar a nuestra voluntad para hacer la de los otros, siempre que ésta no vaya contra la ley de Dios, conseguimos grandes méritos, que sólo Dios conoce». Jesús enseña con sus palabras, pero sobre todo enseña con sus obras. Aquellos Apóstoles, en un principio duros para entender, después de la Cruz y de la Resurrección, seguirán las mismas huellas de su Señor y de su Dios. Y, acompañados de María Santísima, se harán cada vez más pequeños para que Jesús crezca en ellos y en el mundo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified