GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Lecturas y Liturgia del 17 de Marzo de 2017

Lecturas del Viernes de la 2ª semana de Cuaresma

Fuente: Ciudad Redonda
MISA:http://magnificat.tv/es/taxonomy/term/1
EVANGELIO  http://www.radiopalabra.org/IMG/mp3/02_CUA_06.mp3

Viernes, 17 de marzo de 2017
Primera lectura
Lectura del libro del Génesis (37,3-4.12-13a.17b-28):

Resultado de imagen para Génesis (37,3-4.12-13a.17b-28)
Israel amaba a José más que a todos los otros hijos, porque le había nacido en la vejez, y le hizo una túnica con mangas.

Al ver sus hermanos que su padre lo prefería a los demás, empezaron a odiarlo y le negaban el saludo.

Sus hermanos trashumaron a Siquén con los rebaños de su padre. Israel dijo a José:
– «Tus hermanos deben estar con los rebaños en Siquén; ven, que te voy a mandar donde están ellos».

José fue tras sus hermanos y los encontró en Dotán. Ellos lo vieron desde lejos y, antes de que se acercara, maquinaron su muerte. Se decían unos a otros:
– «Ahí viene el soñador. Vamos a matarlo y a echarlo en un aljibe; luego diremos que una fiera lo ha devorado; veremos en que paran sus sueños».

Oyó esto Rubén, e intentando salvarlo de sus manos, dijo:
– «No le quitemos la vida».

Y añadió:
– «No derraméis sangre; echadlo en este aljibe, aquí en la estepa; pero no pongáis las manos en él».

Lo decía para librarlo de sus manos y devolverlo a su padre. Cuando llegó José al lugar donde estaban sus hermanos, lo sujetaron, le quitaron la túnica, la túnica con mangas que llevaba puesta, lo cogieron y lo echaron en un pozo . El pozo estaba vacío, sin agua.

Luego se sentaron a comer y, al levantar la vista, vieron una caravana de ismaelitas que transportaban en camellos goma, bálsamo y resina de Galaad a Egipto. Judá propuso a sus hermanos:

-«¿Qué sacaremos con matar a nuestro hermano y con tapar su sangre? Vamos a venderlo a los ismaelitas y no pongamos nuestras manos en él, que al fin es hermano nuestro y carne nuestra.»

Los hermanos aceptaron.

Al pasar unos mercaderes madianitas, tiraron de su hermano; y sacando a José del pozo, lo vendieron a unos ismaelitas por veinte monedas de plata . Estos se llevaron a José a Egipto.

Palabra de Dios

Salmo
Sal 104,16-17.18-19.20-21
Resultado de imagen para Recordad las maravillas que hizo el Señor.  Llamó al hambre sobre aquella tierra:
R. Recordad las maravillas que hizo el Señor.

Llamó al hambre sobre aquella tierra:
cortando el sustento de pan;
por delante había enviado a un hombre,
a José, vendido como esclavo. R.

Le trabaron los pies con grillos,
le metieron el cuello en la argolla,
hasta que se cumplió su predicción,
y la palabra del Señor lo acreditó. R.

El rey lo mandó desatar,
el Señor de pueblos le abrió la prisión,
lo nombró administrador de su casa,
señor de todas sus posesiones. R.

Evangelio
Lectura del santo evangelio según san Mateo (21,33-43.45-46):

Resultado de imagen para En aquel tiempo, dijo Jesús a los sumos sacerdotes y a los ancianos del pueblo:En aquel tiempo, dijo Jesús a los sumos sacerdotes y a los ancianos del pueblo:

– «Escuchad otra parábola:
“Había un propietario que plantó una viña, la rodeó con una cerca, cavó en ella un lagar, construyó una torre, la arrendó a unos labradores y se marchó lejos.

Llegado el tiempo de los frutos, envió sus criados a los labradores para percibir los frutos que le correspondían. Pero los labradores, agarrando a los criados, apalearon a uno, mataron a otro, y a otro lo apedrearon.

Envió de nuevo otros criados, más que la primera vez, e hicieron con ellos lo mismo. Por último les mandó a su hijo, diciéndose: “Tendrán respeto a mi hijo.”

Pero los labradores, al ver al hijo se dijeron: “Éste es el heredero: venid, lo matamos y nos quedamos con su herencia.”

Y, agarrándolo, lo sacaron fuera de la viña y lo mataron.

Cuando vuelva el dueño de la viña, ¿qué hará con aquellos labradores?”»

Le contestan:
– «Hará morir de mala muerte a esos malvados y arrendará la viña a otros labradores, que le entreguen los frutos a sus tiempo».

Y Jesús les dice:
– «¿No habéis leído nunca en la Escritura:

“La piedra que desecharon los arquitectos es ahora la piedra angular. Es el Señor quien lo ha hecho, ha sido un milagro patente”?

Por eso os digo que se os quitará a vosotros el reino de Dios y se dará a un pueblo que produzca sus frutos.»

Los sumos sacerdotes y los fariseos, al oír sus parábolas, comprendieron que hablaba de ellos.

Y, aunque intentaban echarle mano, temieron a la gente, que lo tenía por profeta.

Palabra del Señor

Liturgia Viva del Viernes de la 2ª semana de Cuaresma

Viernes, 17 de marzo de 2017
EL SUFRIMIENTO SALVA
(Gen 37,3-4.12-13.17-28; Mt 21,33-43.45-46)

Introducción
Resultado de imagen para En aquel tiempo, dijo Jesús a los sumos sacerdotes y a los ancianos del pueblo:José tuvo que sufrir porque sus hermanos eran celosos. Sin embargo, más tarde él los sacaría de la penuria y de la hambruna. --- Jesús, por su parte, fue también rechazado y murió por nuestros pecados. Él se convirtió en la piedra angular del nuevo reino, establecido para dar vida a todos. --- ¿Y nosotros, qué? Nosotros ilusoriamente queremos felicidad sin dolor, sin pagar el precio necesario; aunque sacrificio y felicidad son parientes cercanos. “Si el grano de trigo no muere…” Sabemos esto…, pero llevarlo a la práctica es demasiado desagradable e incómodo, a no ser que nos veamos forzados por las circunstancias.

Oración Colecta
Oh Dios, Padre nuestro:
Nosotros no queremos morir;
queremos más bien vivir.
Queremos ser felices,
pero sin pagar precio alguno.
Pertenecemos a nuestro tiempo,
en el que sacrificio y sufrimiento
no están precisamente de moda.
Oh Dios nuestro,
haz que percibamos claramente
que el sufrimiento vale la pena
para dar más profundo sentido a nuestra vida.
Danos la gracia de comprender
que, como antiguamente,
vivir significa nacer repetidamente
pero siempre con dolor y sacrificio,
para que la misma vida llegue a ser de nuevo
un viaje de esperanza y alegría hacia ti,
unidos a Jesucristo, muerto y resucitado,
nuestro Señor.

Intenciones
Por los que son traicionados en su amistad y confianza, roguemos al Señor.
Por los niños de la calle y por los jóvenes abandonados a su suerte y desatendidos, o incluso ignorados por sus propias familias, roguemos al Señor.
Por los que por la enfermedad sufren en sus cuerpos, y por los enfermos graves y agonizantes, para que encuentren fuerza y consuelo en la cruz de nuestro Señor, roguemos al Señor.

Oración sobre las Ofrendas
Señor Dios nuestro:
Celebramos en esta eucaristía
la victoria de tu Hijo contra la muerte.
Por su medio tú nos das vida
y nos enseñas a aceptar la muerte.
Señor, ayúdanos a amar la vida
sin rechazar el sufrimiento, cuando sea necesario,
en beneficio del amor y la renovación.
Que percibamos el miedo a la muerte
y el deseo irrefrenable de la vida
a la luz de la vida, muerte y resurrección
de Jesucristo nuestro Señor.

Oración después de la Comunión
Señor Dios nuestro:
Haz que aceptemos plenamente
las realidades fundamentales de la vida:
que no hay nacimiento sin dolor,
ni crecimiento sin esfuerzo,
ni edad madura sin lucha,
ni sabiduría sin experiencia y dura práctica.
Oh Dios, aúpanos por encima de nosotros mismos,
para que entendamos y aceptemos
la sabiduría de la cruz
de nuestro Señor y Salvador Jesucristo,
que vive y reina por los siglos de los siglos.

Bendición
Hermanos: José perdonó a sus hermanos y se convirtió en gran bendición para ellos. --- En la cruz, Jesús nos otorgó perdón y nos trajo vida. Y el signo hermoso de esto fue cómo perdonó a los que le habían conducido a la cruz y a la muerte.
Que la bendición de Dios todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo descienda sobre nosotros y permanezca para siempre.

Comentario al Evangelio del 

Freddy Ramírez, cmf
Queridos amigos y amigas:

En el Evangelio de hoy, Jesús dialoga con los sumos sacerdotes y autoridades y les narra la parábola de los viñadores asesinos. Los profetas del Antiguo Testamento solían representar al pueblo Israel como una viña plantada y custodiada por Dios. Hasta el momento, debido a su egoísmo y dureza de corazón, los líderes del pueblo no han sabido acoger la Buena Noticia de Jesús. No han sido capaces de percibir la hora de la salvación. Es más, como líderes, “viñadores arrendatarios”, han rechazado, maltratado y asesinado a los “sirvientes”, los profetas, que han sido enviados en el transcurso de la historia para percibir el fruto de las cosechas. Y en esta hora decisiva, con la presencia del Hijo de Dios frente a sus ojos, tampoco abren su corazón y se mantienen enceguecidos por la incredulidad. Jesús intuye el final de su vida en manos de los poderosos de la nación y, por eso, la parábola no sólo es un juicio para la incredulidad de los sumos sacerdotes y autoridades sino el anuncio de la sustitución del pueblo de la antigua Alianza por un nuevo pueblo de Dios.

Nosotros somos este nuevo pueblo de Dios, nacido del costado abierto de Cristo crucificado. Somos la Iglesia, la viña del Señor. Somos los nuevos servidores comprometidos en estos campos donde fructifica la obra del Mesías. Nuestras familias siguen siendo tierra fértil donde la semilla del Evangelio debe ser acogida. Sin embargo, todos comprobamos cómo el panorama social es sumamente adverso para fundar y consolidar familias cristianas. En la fe hay asuntos innegociables: la protección a la vida en todas sus etapas, la educación cristiana de las nuevas generaciones, la fidelidad matrimonial, el trabajo realizado con dignidad y la responsabilidad compartida en el hogar.

Sólo desde Jesús y su generosa entrega podremos entender que lo tenemos en casa es sumamente valioso. Nuestras familias son la viña del Señor. No permitamos que el enemigo ni los “arrendatarios” se roben el fruto de la cosecha que le pertenece únicamente a Dios.

Su hermano en la fe, Freddy Ramírez, cmf.
radioclaret@gmail.com
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified