GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Lecturas y Liturgia del 22 de Junio de 2017

Lecturas del Jueves de la 11ª semana del Tiempo Ordinario

Fuente: Ciudad Redonda
MISA: http://magnificat.tv/es/taxonomy/term/1
EVANGELIO http://evangeli.net/_mp3/daily/es/IV_103.mp3

Jueves, 22 de junio de 2017
Primera lectura
Lectura de la segunda carta del apóstol san Pablo a los Corintios (11,1-11):


Resultado de imagen para Ojalá me toleraseis unos cuantos desvaríos; bueno, ya sé que me los toleráis.Ojalá me toleraseis unos cuantos desvaríos; bueno, ya sé que me los toleráis. Tengo celos de vosotros, los celos de Dios; quise desposaros con un solo marido, presentándoos a Cristo como una virgen intacta. Pero me temo que, igual que la serpiente sedujo a Eva con su astucia, se pervierta vuestro modo de pensar y abandone la entrega y fidelidad a Cristo. Se presenta cualquiera predicando un Jesús diferente del que yo predico, os propone un espíritu diferente del que recibisteis, y un Evangelio diferente del que aceptasteis, y lo toleráis tan tranquilos. ¿En qué soy yo menos que esos superapóstoles? En el hablar soy inculto, de acuerdo; pero en el saber no, como os lo he demostrado siempre y en todo. ¿Hice mal en abajarme para elevaros a vosotros? Lo digo porque os anuncié de balde el Evangelio de Dios. Para estar a vuestro servicio, tuve que saquear a otras Iglesias, aceptando un subsidio; mientras estuve con vosotros, aunque pasara necesidad, no me aproveché de nadie; los hermanos que llegaron de Macedonia proveyeron a mis necesidades. Mi norma fue y seguirá siendo no seros gravoso en nada. Lo digo con la verdad de Cristo que poseo; nadie en toda Acaya me quitará esta honra. ¿Por qué?, ¿porque no os quiero? Bien lo sabe Dios.

Palabra de Dios

Salmo
Sal 110,1-2.3-4.7-8

Resultado de imagen para Sal 110,1-2.3-4.7-8
R/. Justicia y verdad son las obras de tus manos, Señor

Doy gracias al Señor de todo corazón,
en compañía de los rectos, en la asamblea.
Grandes son las obras del Señor,
dignas de estudio para los que las aman. R/.

Esplendor y belleza son su obra,
su generosidad dura por siempre;
ha hecho maravillas memorables,
el Señor es piadoso y clemente. R/.

Justicia y verdad son las obras de sus manos,
todos sus preceptos merecen confianza:
son estables para siempre jamás,
se han de cumplir con verdad y rectitud. R/.

Evangelio
Lectura del santo evangelio según san Mateo (6,7-15):


Resultado de imagen para En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Cuando recéis, no uséis muchas palabras
En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Cuando recéis, no uséis muchas palabras, como los gentiles, que se imaginan que por hablar mucho les harán caso. No seáis como ellos, pues vuestro Padre sabe lo que os hace falta antes que lo pidáis. Vosotros rezad así: "Padre nuestro del cielo, santificado sea tu nombre, venga tu reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo, danos hoy el pan nuestro de cada día, perdónanos nuestras ofensas, pues nosotros hemos perdonado a los que nos han ofendido, no nos dejes caer en la tentación, sino líbranos del Maligno." Porque si perdonáis a los demás sus culpas, también vuestro Padre del cielo os perdonará a vosotros. Pero si no perdonáis a los demás, tampoco vuestro Padre perdonará vuestras culpas.»

Palabra del Señor

Liturgia Viva del Jueves de la 11ª semana del Tiempo Ordinario

Jueves, 22 de junio de 2017

Colecta
Oh Dios y Padre nuestro,
aprendemos a conocerte mejor
y a estimarte más profundamente
a través de las vidas de los santos,
como la de Luis Gonzaga.
Que su vida y su muerte nos inspiren.
Ayúdanos a ser austeros y frugales como él,
pero también fuertes y recios de carácter.
Ayúdanos a poner totalmente nuestra vida
al servicio de los otros.
Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor.

Oración sobre las Ofrendas
Señor Dios nuestro,
por los signos de pan y vino
tu Hijo Jesús celebra con nosotros
cómo ofreció él su vida y su muerte
al servicio de los hombres.
Ayúdanos a decirnos unos a otros,
en nuestras comunidades:
“Heme aquí, aquí estoy para servirte!”
Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor.

Oración después de la Comunión
Señor Dios nuestro,
San Luis Gonzaga imitó a tu Hijo en su total entrega,
incluso a costa de su vida.
Ayúdanos a superar el miedo
de ponernos en manos de los hermanos
para servirles sin reservas.
Que sepamos amarlos y servirlos
mientras, con la mayor confianza,
nos ponemos también en tus manos.
Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor.

Bendición
Esta celebración de hoy nos ha mostrado el ejemplo de alguien que entendió radicalmente lo que significa el mandato de Jesús: “Amen a su prójimo como a ustedes mismos.”
Que el Señor nos haga capaces de amar profundamente a nuestros hermanos, aun a costa de nosotros mismos.
Y la bendición de Dios todopoderoso, Padre, Hijo, y Espíritu Santo descienda sobre ustedes y permanezca para siempre.

Comentario al Evangelio del 

Fernando Torres cmf


Conviene de vez en cuando en la vida centrarse en lo fundamental y dejar lo accesorio. No vaya a ser que vayamos a terminar confundiendo lo uno con lo otro. Lo que se dice de la vida se aplica también a la vida cristiana y a la Iglesia.

Podemos llegar a pensar que en la vida cristiana es importante la forma de colocar las flores en el altar, el tamaño de la iglesia, la longitud de las oraciones, ponerse de rodillas o sentado, hacer peregrinaciones, rezar esto o lo otro, hacer el mes de ejercicios o practicar el retiro mensual, saberse las diversas devociones y para qué sirve cada santo, que el sacerdote lleve las vestimentas adecuadas y que se arrodille en su momento y pronuncie las palabras justas.

Pero Jesús nos centra en lo fundamental y en muy pocas palabras. Nos enseña a orar y nos da una indicación interesante. De entrada que no hay que usar muchas palabras, que nuestro Padre del cielo ya sabe lo que nos hace falta, que para eso es nuestro Padre y nos quiere bien. Hay que tenerlo en cuenta no vaya a ser que pensemos que a base de repetir Dios nos va a hacer más caso.

Y luego nos deja una oración de ejemplo. La oración por excelencia. El Padrenuestro. Es una oración de petición pero que al mismo tiempo nos compromete. Nos enseña a pedir lo fundamental. Nada de aprobar el examen o que mañana haga buen tiempo. Que venga su reino, que se haga su voluntad –y la voluntad de Dios no se refiere sino a que seamos capaces de amar como él nos amó, y de perdonar, y de ser misericordiosos, y de luchar por la justicia...–. Cuando rezamos el padrenuestro nos dirigimos a Dios pero también nos comprometemos con él solemnemente a perdonar y amar como hemos sido perdonados y amados. Así de simple. Así de claro.

Rezar el Padrenuestro nos saca del ese mundito cerrado, consolador e íntimo en que a veces convertimos la oración. Y nos lleva directamente a la calle, a la relación con los hermanos, a trabajar en todo momento por construir el reino.

Por eso decía al principio de este comentario, que el Evangelio de hoy nos centra en lo fundamental, en lo verdaderamente importante. No vale la oración que no nos lleva a vivir como Jesús. No vale la oración que nos aleja de los hermanos. No vale la oración que no nos compromete en nuestra vida práctica con el reino, con nuestros hermanos y hermanas. El Padrenuestro se puede rezar cuantas veces se quiera pero sólo será válido si se hace vida, si se hace compromiso práctico en favor del amor y de la justicia, en favor del Reino.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified