GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Lecturas y Liturgia del 7 de Junio de 2017

Lecturas del Miércoles de la 9ª semana del Tiempo Ordinario

Fuente: Ciudad Redonda
MISA: http://magnificat.tv/es/taxonomy/term/1
EVANGELIO  http://www.radiopalabra.org/IMG/mp3/09_4_TO.mp3

Miércoles, 7 de junio de 2017
Primera lectura
Lectura del libro de Tobías (3,1-1a.16-17a):

Resultado de imagen para Tobías (3,1-1a.16-17a)En aquellos días, profundamente afligido, sollocé, me eché a llorar y empecé a rezar entre sollozos: «Señor, tú eres justo, todas tus obras son justas; tú actúas con misericordia y lealtad, tú eres el juez del mundo. Tú, Señor, acuérdate de mí y mírame; no me castigues por mis pecados, mis errores y los de mis padres, cometidos en tu presencia, desobedeciendo tus mandatos. Nos has entregado al saqueo, al destierro y a la muerte, nos has hecho refrán, comentario y burla de todas las naciones donde nos has dispersado. Sí, todas tus sentencias son justas cuando me tratas así por mis pecados, porque no hemos cumplido tus mandatos ni hemos procedido lealmente en tu presencia. Haz ahora de mí lo que te guste. Manda que me quiten la vida, y desapareceré de la faz de la tierra y en tierra me convertiré. Porque más vale morir que vivir, después de oír ultrajes que no merezco y verme invadido de tristeza. Manda, Señor, que yo me libre de esta prueba; déjame marchar a la eterna morada y no me apartes tu rostro, Señor, porque más me vale morir que vivir pasando esta prueba y escuchando tales ultrajes.»
Aquel mismo día, Sara, la hija de Ragüel, el de Ecbatana de Media, tuvo que soportar también los insultos de una criada de su padre; porque Sara se había casado siete veces, pero el maldito demonio Asmodeo fue matando a todos los maridos, cuando iban a unirse a ella según costumbre.
La criada le dijo: «Eres tú la que matas a tus maridos. Te han casado ya con siete, y no llevas el apellido ni siquiera de uno. Porque ellos hayan muerto, ¿a qué nos castigas por su culpa? ¡Vete con ellos! ¡Que no veamos nunca ni un hijo ni una hija tuya!»
Entonces Sara, profundamente afligida, se echó a llorar y subió al piso de arriba de la casa, con intención de ahorcarse.
Pero lo pensó otra vez, y se dijo: «¡Van a echárselo en cara a mi padre! Le dirán que la única hija que tenía, tan querida, se ahorcó al verse hecha una desgraciada. Y mandaré a la tumba a mi anciano padre, de puro dolor. Será mejor no ahorcarme, sino pedir al Señor la muerte, y así ya no tendré que oír más insultos.»
Extendió las manos hacia la ventana y rezó. En el mismo momento, el Dios de la gloria escuchó la oración de los dos, y envió a Rafael para curarlos.

Palabra de Dios

Salmo
Sal 24,2-3.4-5ab.6-7bc.8-9
Resultado de imagen para A ti, Señor, levanto mi alma  Dios mío, en ti confío, no quede yo defraudado,
R/. A ti, Señor, levanto mi alma

Dios mío, en ti confío, no quede yo defraudado,
que no triunfen de mí mis enemigos;
pues los que esperan en ti no quedan defraudados,
mientras que el fracaso malogra a los traidores. R/.

Señor, enséñame tus caminos,
instrúyeme en tus sendas:
haz que camine con lealtad;
enséñame, porque tú eres mi Dios y Salvador. R/.

Recuerda, Señor,
que tu ternura y tu misericordia son eternas;
acuérdate de mí con misericordia,
por tu bondad, Señor. R/.

El Señor es bueno y es recto,
y enseña el camino a los pecadores;
hace caminar a los humildes con rectitud,
enseña su camino a los humildes. R/.

Evangelio
Lectura del santo evangelio según san Marcos (12,18-27):

En aquel tiempo, se acercaron a Jesús unos saduceos, de los que dicen que no hay resurrección, y le preguntaron: «Maestro, Moisés nos dejó escrito: "Si a uno se le muere su hermano, dejando mujer, pero no hijos, cásese con la viuda y dé descendencia a su hermano." Pues bien, había siete hermanos: el primero se casó y murió sin hijos; el segundo se casó con la viuda y murió también sin hijos; lo mismo el tercero; y ninguno de los siete dejó hijos. Por último murió la mujer. Cuando llegue la resurrección y vuelvan a la vida, ¿de cuál de ellos será mujer? Porque los siete han estado casados con ella.»
Jesús les respondió: «Estáis equivocados, porque no entendéis la Escritura ni el poder de Dios. Cuando resuciten, ni los hombres ni las mujeres se casarán; serán como ángeles del cielo. Y a propósito de que los muertos resucitan, ¿no habéis leído en el libro de Moisés, en el episodio de la zarza, lo que le dijo Dios: "Yo soy el Dios de Abrahán, el Dios de Isaac, el Dios de Jacob"? No es Dios de muertos, sino de vivos. Estáis muy equivocados.»

Palabra del Señor

Liturgia Viva del Jueves de la 9ª semana del Tiempo Ordinario

Miércoles, 7 de junio de 2017

Colecta
Señor, tú eres el Dios vivo y el Dios de la alianza de la vida y del amor leal. Guárdanos en tu amor y guarda la promesa de vida que nos has dado por medio de tu Hijo Jesucristo. Que su vida brote en nosotros a borbotones, fuerte y con plena riqueza, hasta que florezca y dé frutos ubérrimos de vida eterna. Te lo pedimos en el nombre de Jesucristo, nuestro Señor. R/ Amén.

Intercesiones Generales
Para que sepamos seguir luchando valerosamente contra todo lo que causa muerte a nuestra vida cristiana: como trabajos inhumanos, supresión indebida de la libertad, miedo paralizante, amor espurio y destructor. Roguemos al Señor.
Que nuestros queridos difuntos puedan pervivir todavía en nosotros: en la vida que recibimos de ellos, en el bien que hacemos, y sobre todo en nuestro amor íntimo con Dios mismo. Roguemos al Señor.
Que todos los que sufren y están agonizando participen en nuestra fe en la resurrección y encuentren fortaleza al saber que Dios les ama aquí en la vida y más allá de la muerte. Roguemos al Señor.

Oración sobre las Ofrendas
Dios y Señor nuestro, tu Hijo Jesucristo nos trajo la buena noticia de vida e inmortalidad. Que por medio de tu Espíritu Santo, Espíritu de poder y de vida, este pan y este vino se conviertan en el cuerpo y en la sangre de tu Hijo, para que nosotros venzamos a la muerte con Jesús y vivamos su vida de resucitado hasta que nos llames a participar en la plenitud de tu gloria y felicidad, por los siglos de los siglos.R/ Amén.

Oración después de la Comunión
Oh Dios de los vivos: por la fuerza de esta eucaristía, aviva en nosotros la llama de tus dones. Cámbianos -tímidos como somos- en miembros valientes de tu Iglesia, llenos de vida, audaces, sin miedo ni vergüenza
para dar testimonio ante todos los que quieran ver y oír tu Buena Noticia acerca de nuestro Señor Jesucristo, Hijo tuyo y Salvador nuestro, por los siglos de los siglos. R/ Amén

Bendición
Algunos grupos de la primitiva comunidad cristiana se llamaban a sí mismos "Los Vivientes". Que nuestra fe y nuestra participación en la resurrección de Cristo nos hagan a nosotros "pueblo vivo", que viva siempre en favor de la vida. Que Dios les bendiga, el Padre, y el Hijo y el Espíritu Santo.R/ Amén.

Comentario al Evangelio del 

Fernando Prado, cmf.
Saludos, amigos,

Un día más –esta vez son los saduceos- aparece Jesús ante una pregunta un tanto capciosa que quiere desviar la atención del problema fundamental. Los saduceos quieren reducir la cuestión de la resurrección y de la fe en Dios a una mera cuestión de lógica humana. Dios, sin embargo, no puede ser “atrapado” en lógicas humanas, como este caso de la viuda que proponen los saduceos.

Jesús les dice que están equivocados. Muy equivocados. La lógica humana no alcanza a comprender la grandeza de este Dios que es Dios de vivos, no de muertos. Hablar de la resurrección y del horizonte de gloria al que nos encaminamos no es una cuestión de cálculos humanos o, si se quiere, mundanos. Ahí está, precisamente la clave correcta de comprensión: se trata de tomar conciencia de que no se puede creer en la resurrección –ni en Dios- si no somos capaces de confiar en un Dios que es mucho más grande y más poderoso de lo que somos capaces de comprender.

Cuando reconocemos nuestra pequeñez ante la inmensa grandeza de Dios, entonces, sólo entonces, nos hacemos capaces de aceptar que sólo Dios tiene poder y nos ponemos en el lugar correcto. Nuestra actitud solamente puede ser la de la confianza y la del asentimiento de su omnipotencia sobre nosotros. A la mente humana y a la razón se les hace difícil aceptar el discurso de la omnipotencia de Dios. Pero, siendo honestos, sabemos que el corazón tiene otras razones.

Precisamente estas, las que mueven nuestros mecanismos más profundos, más allá de la lógica de la razón, nos llevan a esperar de Dios todo lo que, por experiencia, sabemos que nosotros mismos no nos podemos dar. La actitud más sencilla y más pura del creyente es la de esperar en Dios, más allá de toda razón intelectual y de nuestras propias fuerzas.

Pidamos hoy al Señor la gracia de ser humildes para aceptar que Dios siempre es más grande y más poderoso que nosotros, aunque no sea fácil.

Que tengamos un buen día. Vuestro hermano y amigo,
Fernando Prado, cmf.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified