GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Lecturas y Liturgia del 19 de Julio de 2017

Lecturas del Miércoles de la 15ª semana del Tiempo Ordinario

Fuente: Ciudad Redonda
MISA: http://magnificat.tv/es/taxonomy/term/1
EVANGELIO http://www.radiopalabra.org/mp3/radiopalabra/tiempo_ordinario/15_4_TO.mp3

Miércoles, 19 de julio de 2017
Primera lectura
Lectura del libro del Éxodo (3,1-6.9-12):


Resultado de imagen para En aquellos días, Moisés pastoreaba el rebaño de su suegro JetróEn aquellos días, Moisés pastoreaba el rebaño de su suegro Jetró, sacerdote de Madián; llevó el rebaño trashumando por el desierto hasta llegar a Horeb, el monte de Dios. El ángel del Señor se le apareció en una llamarada entre las zarzas. Moisés se fijó: la zarza ardía sin consumirse.
Moisés se dijo: «Voy a acercarme a mirar este espectáculo admirable, a ver cómo es que no se quema la zarza.»
Viendo el Señor que Moisés se acercaba a mirar, lo llamó desde la zarza: «Moisés, Moisés.»
Respondió él: «Aquí estoy.»
Dijo Dios: «No te acerques; quítate las sandalias de los pies, pues el sitio que pisas es terreno sagrado.»
Y añadió: «Yo soy el Dios de tus padres, el Dios de Abrahán, el Dios de Isaac, el Dios de Jacob.»
Moisés se tapó la cara, temeroso de ver a Dios.
El Señor le dijo: «El clamor de los israelitas ha llegado a mí, y he visto cómo los tiranizan los egipcios. Y ahora marcha, te envío al Faraón para que saques a mi pueblo, a los israelitas.»
Moisés replicó a Dios: «¿Quién soy yo para acudir al Faraón o para sacar a los israelitas de Egipto?»
Respondió Dios: «Yo estoy contigo; y ésta es la señal de que yo te envío: cuando saques al pueblo de Egipto, daréis culto a Dios en esta montaña.»

Palabra de Dios

Salmo
Sal 102,1-2.3-4.6-7

Resultado de imagen para El Señor es compasivo y misericordioso  Bendice, alma mía, al Señor, y todo mi ser a su santo nombre.
R/. El Señor es compasivo y misericordioso

Bendice, alma mía, al Señor,
y todo mi ser a su santo nombre.
Bendice, alma mía, al Señor,
y no olvides sus beneficios. R/.

Él perdona todas tus culpas
y cura todas tus enfermedades;
él rescata tu vida de la fosa
y te colma de gracia y de ternura. R/.

El Señor hace justicia
y defiende a todos los oprimidos;
enseñó sus caminos a Moisés
y sus hazañas a los hijos de Israel. R/.

Evangelio
Lectura del santo evangelio según san Mateo (11,25-27):


Resultado de imagen para En aquel tiempo, exclamó Jesús: «Te doy gracias, PadreEn aquel tiempo, exclamó Jesús: «Te doy gracias, Padre, Señor de cielo y tierra, porque has escondido estas cosas a los sabios y entendidos y se las has revelado a la gente sencilla. Sí, Padre, así te ha parecido mejor. Todo me lo ha entregado mi Padre, y nadie conoce al Hijo más que el Padre, y nadie conoce al Padre sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar.»

Palabra del Señor

Liturgia Viva del Miércoles de la 15ª semana del Tiempo Ordinario

Miércoles, 19 de julio de 2017
LA ZARZA ARDIENTE: AQUÍ ESTOY PARA USTEDES
(Año I. Ex 3:1-6, 9-12; Mt 11:25-27)

Introducción
Resultado de imagen para LA ZARZA ARDIENTEAño I. Dios se revela a sí mismo como Yahvé, “el que está ahí para ustedes”, para su pueblo. Dios creó a los hombres libres. Cuando la gente se priva a si misma o a otros de su libertad, el amor de Dios queda herido. Porque está totalmente comprometido con el pueblo, con sus luchas y sufrimientos, con su preciosa libertad. Cuando su pueblo no es libre, podríamos decir que Dios tampoco lo es. Dios se comprometió tanto con nuestra libertad, que envió a su Hijo Jesús a nosotros para liberarnos del pecado por medio de su muerte en la cruz.

Evangelio. Los que tienen corazón abierto entenderán a Jesús y le responderán.

Colecta
Oh Dios, fuego que se quema sin consumirse, Dios de Abrahán, Isaac y Jacob: Tú eres nuestro Dios, el Dios del pueblo. Danos plena consciencia de que tú te has comprometido con nosotros de modo irrevocable y sin reservas. Continúa con nosotros tu aventura de amor, sigue liberándonos hoy del mal en nosotros y en el mundo, y condúcenos a tu tierra de perenne libertad, por medio de Jesucristo nuestro Señor.

Intenciones
Para que todas las personas se inspiren en un sentido profundo de respeto y admiración de Dios, y gratitud por su cuidado amoroso. Roguemos al Señor.
Para que nunca permitamos que a nadie le roben la libertad que Dios nos ha otorgado por medio de Jesucristo. Roguemos al Señor.
Para que el amor a Dios y al prójimo siga ardiendo en nosotros sin que se extinga jamás. Roguemos al Señor.

Oración sobre las Ofrendas
Señor, Dios todopoderoso: Tú eres nuestro “Dios-con-nosotros” por Jesucristo, tu Hijo, siervo de Dios y el servidor del pueblo. Contigo y con él, queremos escuchar el clamor del pueblo y partir y repartir para él el pan que somos nosotros mismos, como Cristo parte el pan de sí mismo entre nosotros. Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor.

Oración después de la Comunión.
Señor Dios muestro, Padre todopoderoso: Hemos celebrado la memoria de la muerte liberadora de tu Hijo. Él murió para que nosotros vivamos y seamos libres. Acepta nuestra acción de gracias, y haznos comprender que nuestro amor está herido cuando la gente sufre a causa del mal. Danos la gracia de comprometernos a trabajar con seriedad y valentía para que nuestros hermanos sean verdaderamente libres. Te lo pedimos por Jesucristo nuestro Señor.

Bendición
Hermanos: Dios afirma que ha oído el clamor de su pueblo. ¿Oímos nosotros el clamor de nuestro pueblo cuando nos grita que vive en humillante necesidad o en degradante miseria?
Que Dios todopoderoso nos bendiga, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Amén.

Comentario al Evangelio del 

Queridos hermanos:

La primera lectura nos regala hoy una de las escenas bíblicas más conocidas, más conmovedoras y de mayor hondura: la vocación de Moisés junto a la zarza ardiendo. Algunos acentos:

Curiosidad, dinamismo, decisión: ¿quiénes seríamos hoy sin esos momentos en los que nos hemos dejado llevar por un deseo interior profundo, un impulso a conocer, a no dejar pasar lo que nos llama la atención y nos interpela aunque no sepamos qué es? Esas pequeñas zarzas ardiendo nuestras, donde Dios nos espera cada día… y esa gran zarza ardiendo que dio sentido a nuestra vida en un momento concreto…
Escuchar y responder: si no hubiera estado atento, se hubiera quedado en una anécdota, en un espectáculo… pero Moisés escuchó… y escuchó de tal manera que respondió. No se fue ni se recluyó en sí mismo… Respondió!

Respeto amoroso al Misterio: descalzarse… desprotegerse… tomar contacto con la realidad piel a piel… Y desde ahí, en esa humildad, respetar el Misterio que nos hace entender que nada realmente importante se reduce a nosotros mismos… Nos sobrepasa, es mayor… es otra cosa…
Entrar en contacto con la tradición y con el dolor actual de nuestros hermanos y hermanas: porque ¡no estamos solos!. Muchos nos preceden, a muchos debemos parte de lo que somos hoy, de muchos hemos recibido. Dios es todo menos mío… y es todo menos ajeno al clamor de quienes sufren. ¡Dios llama a hombres y mujeres porque no soporta los gritos de angustia de su pueblo! ¿Y yo…?

Envío misionero y liberador, teniendo a Dios como única señal y garantía: Yo estoy contigo. Y la señal es tan decisiva como desestabilizadora: hacer realidad el reto y la misión que hoy se nos encomienda, será señal de que Dios ha estado con nosotros. No hay garantías previas… Hay que vivirlo primero. No hay red para saltar, o mejor aún, la red no la vemos hasta que no hayamos pasado.

¿No os parece que desde aquí, podemos orar con luz nueva el evangelio de hoy? «Te doy gracias, Padre, Señor de cielo y tierra, porque has escondido estas cosas a los sabios y entendidos y se las has revelado a la gente sencilla. Porque sigues acompañándonos en zarzas ardientes que nos descalzan de nuestros propios temores, ideas, prejuicios y planes. Porque siempre que nos llamas, nos envías y no hay envío cristiano que no conlleve liberar un poquito del sufrimiento y la injusticia de nuestros hermanos. Gracias, Señor. Sigue haciéndonos pequeños. Sigue revelándonos tu amor»
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified